fbpx Groncho Awards: los premios que andaba necesitando este país inviable | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Humor Político //// 16.01.2022
Groncho Awards: los premios que andaba necesitando este país inviable

Un resumen de lo más destacado del año que se fue y algunos pronósticos de lo que sucederá en el 2022. Todo, de la mano de... Gregor Samsa y AM.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“Groncho, me prometiste que ibas a hacer un resumen de lo más destacado del año”, me dice Norman Petrich, el editor encargado de esta columna. “Ya fue, el año se terminó y estoy de vacaciones”, le contesto. “Quiero ese informe para el domingo, aunque tengas que recular desde la pileta en chancletas”, replica y ya no me queda escapatoria. O si. Recordé que para los 50, Gregor se mandó flor de introducción haciendo un detallado inventario de lo ocurrido desde que aparecimos hasta esa fecha. “Amigo ¿qué te parece si entregamos los premios Groncho a lo más destacado del 2021?, le pregunto. Se enganchó al vuelo. “Bueno, pero vas a tener que escribir el guión vos porque acá no hay buena señal de wi fi”. Acepta, no sin antes aclararme que se va a ocupar de ternas en temas puntuales y un segmento especial a gente que fue importante y ya se está retirando. “Que recule desde la pileta en chancletas tu madre”, pienso mientras le escribo un mensajito de texto al pequeño diciéndole “me parece bien, mejor empezar”.

Libertad dentro mío llevo

Muchos creen que Milei dio un salto hacia delante (en convocatoria y votos) trastocando el sentido ya conocido de libertario e innovando sobre el tema. Pero no podemos olvidar que a principios del 2021 Juan José Sebreli, luego de denunciar una “infectadura” e infectarse de covid, bogó por un “liberalismo de izquierda” (signifique eso lo que signifique) y por una desobediencia civil. Si tenemos en cuenta que a renglón seguido declaró que no puede sentirse compatriota de un formoseño, esa desobediencia terminaba en la General Paz. Lo que despertó su gran idea para salvar a CABA de sus “problemas económicos": “Que el provinciano pague un impuesto por no ser porteño”. Así como la libertad de Sebreli quiso tomar por izquierda y se encontró con dos derechas, Pablo Sirven intentó hacerla correr por el medio y aseguró que en el futuro sufragio, “la madre de todas las batallas ocurriría en la provincia de Buenos Aires, ese territorio inviable en cuyo africanizado conurbano se deciden electoralmente los destinos de la patria”. Por supuesto que las críticas llovieron desde todos los rincones, a lo que el periodista salió a pedir disculpas: “no fue mi intención ofender a los africanos diciéndoles peronistas”. Sin embargo todo quedó chiquito comparado con “la gira de la Libertad” que se mandó Patricia Bullrich por Formosa. Allí la vimos salir a hablar con el traje de presa y no somos pocos los que queremos que esta escena se repita.

Ella baila con todos 

"Les pido a los medios que saquen esta foto y no se la olviden nunca porque es la foto de nuestra unidad, dijo Alberto Fernández en una aparición junto a Sergio Massa, Cristina Kirchner y Axel Kicilloff, pero la que dio vueltas fue la del cumpleaños de Fabiola Yañez con 10 invitados y Dylan con cara de ser el único conciente de que estábamos en pandemia. Parece que la fotografía habría salido de Juan Pablo Biondi, el vocero presidencial al que no se le conocía la voz. Dada las circunstancias, habló por primera vez. “Renuncio”, fue su contundente declaración. En el medio se votó en las PASO con un triunfo opositor. La reacción del gobierno no se hizo esperar. La de Clarín tampoco, que sólo le faltó titular “Fernández cambia el gabinete, pone platita y se embaraza para dar vuelta la elección”. En el medio, una carta de Cristina que sonó como a cachetazo que algunos vieron como pase de cuentas y otros como intento de hacer reaccionar. Lo cierto que llegamos a la elección que vale, la que suma porotos y nada cambió, pero fue extraño porque en el bunker de Juntos había caras largas y en el nuestro jolgorio. “¿Y cuánto vale esta derrota victoriosa? Tu transición de moco supercaro ¡Vamos las bandas! ¡Sale festejo!”, casi se escuchó decir al presidente, a quien se lo vio retirarse cantando “¡Maldición, es una derrota hermosa, oh maldiciooooón!”, en un día que las cosas pudieron ser peores.

Silencio dijo el juez

Con respecto a las noticias judiciales también hubo tela para cortar. En las causas de las escuchas ilegales, Carlos Stornelli estuvo a punto de recibirla en sus manos detectivescas luego de mostrarse en rebeldía para responder a las acusaciones que lo involucran como parte de una asociación ilícita en la misma. Por suerte, nos advirtió: "Investigaré el accionar del fiscal Stornelli hasta las últimas consecuencias". El diputado Waldo Wolff (quien le había festejado un posteo a Fernando Iglesias con una frase machista que logró ruborizar a este último) en un hecho sin precedentes, se autodenunció. Es decir que Waldo Wolff denunció a Waldo Wolff por lo que había escrito un tal Waldo Wolff. “¿Me quieren juzgar a mí porque no les gusta un tuit? No hay problema. Pero lo que está en tela de juicio es la libertad de expresión”, se expresó libremente Waldo Wolff, no sabemos si el que hizo la denuncia, el denunciado o el que escribió el tuit. La Corte Suprema eligió su nuevo presidente. Sin la presencia de Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco pidió posponer la votación y los otros tres supremos le contestaron que no hacía falta, que salía un 2x1 express. Así fue como Juan Carlos Maqueda propuso a Horacio Rosatti como presidente y a Carlos Rosenkrantz como vice. A estos dos le pareció que estaba bien y se votaron a ellos mismos. Resumiendo: de 5 votaron 3 de los cuales 2 dijeron “yo me voto”. Total normalidad. 

Te grita el titular, mentiras sin picar

Uno de los momentos más increíbles de este año lo tuvo Infobae, en cuyo portal escribió una columna… la carta magna. “Soy la Constitución Nacional, y quiero contarles que estoy un poco triste y desanimada. Sé que muchos de ustedes no me conocen; otros sí, pero no saben para qué existo, con qué objetivo nací y cuál es mi rol en la vida política e institucional de nuestro país”. Y lo peor de todo es que esta nota no era una columna de humor. Como se dijo que en el 2019 CFK les ganó con un tuit y un libro, toda la oposición fue por ese lado. Macri presentó Primer Tiempo; Patricia Bullrich, Guerra sin cuartel. María Eugenia Vidal lanzó Mi Camino. Lilita dijo “voy a ser breve” y sacó una biografía enciclopédica de 27 tomos y 18 mil páginas. Tenemos una ganadora. No tanto como para superar el momento que nos regaló Alfredo Casero, entrevistado por A24. “Cada tanto tiene que haber una gran guerra en el mundo para que la gente quepa en el mundo”. Ponele. Si todo lo marcado hasta acá no le pareció bizarro, carpinchos invadieron Nordelta y las tintas de la opo mediática, dividiendo aguas. “¿Y si los carpinchos no son kirchneristas?”, interpelaron en La Nación; Jorge Lanata comparó “la invasión de los roedores” con los festejos en Olivos. “Son un grupo que no respeta nada”. Increíble. Por suerte, la gente de Cadena 3 aportó una solución al alcance de todos. “Recetas con carne de carpincho: asado, milanesas y empanadas”.

La indómita luz se hizo carne en mí

Elisa Carrió comenzó el año recibiendo el anuncio de La República para ser candidata de la provincia de Buenos Aires y, como buena sierva, aceptó cargar esa piedra, muy a su pesar. Todo iba por buen carril hasta que descubrió que “se olvidó” el cumpleaños de Mauricio Macri y fue como una señal que la hizo arrimarse a la basílica de Luján “para rezar por la salvación de la Argentina”. Algunos presentes creyeron escucharle decir “Señor, ¿qué tiene ella que no tenga yo?”. Al salir de allí, supo lo que tenía que hacer: una denuncia por el canje de YPF, contra la compra de Edenor, por envenenamiento, por la falta de información de la vacuna rusa, contra el Gobierno ante la GAFI, los controles de precios implementados por el Estado y un pedido de juicio político a Cristina Kirchner. Lo mejor estaba por venir. Rechazó vacunarse con la Sputnik V “en un acto de protesta contra la dictadura de Putin”. En medio de la escalada de contagios de la segunda ola, aseguró “prefiero un chico con covid, pero que socialice”. Antes de las PASO, como dentro de Juntos empezó a volar munición gruesa, renunció en un “gesto heroico” no sin antes proponer que todos realizaran un “compromiso ético”, el cual fue rechazado por ridículo. “Propuse un pacto para vivir y quedé más sola que el pelado Cordera”, se lamentó Carrió, cuya estrella declinó desde ese instante. Queda esta foto exclusiva del decálogo de convivencia como testimonio de ese “loable” intento.

Si hablamos de matar, mis palabras matan

Mauricio Macri lanzó su libro Primer Tiempo donde contó “su historia tal y como la vivió” y no era un libro para colorear. Es más, se parecía a una producción de Netflix. 4 años de investigación, puntual, a las 19, y dos ghostwriter después, salió esto que no dio para partido completo. Algunos lo criticaron aduciendo que el país se incendiaba y el se “desconectaba” para ver series, pero el presidente de la Fundación FIFA fue claro sobre el tema: “No cortaba porque no quería laburar, es que Netflix no me daba respiro”. Por suerte, él hacía “multicasting”, que era lo que le indicaban las hijas. Eso sí, se vio totalmente sorprendido cuando aparecieron videos de muchos jueces yendo a la quinta presidencial bajo su administración y fue acusado de tener allí una cocina judicial. “¿Olivos tiene cocina? No sé, esa te la debo”. Enojado, amagó con irse a vivir a Córdoba pero no resultó. Para independizarse le faltaba salida al mar. Como es una persona muy comprometida aseguró no ponerse la vacuna contra la covid “hasta que el último de los trabajadores esenciales lo hiciera” y a la semana viajó a EEUU y se colocó un monodosis en una farmacia. “Yo dije que hasta el último de los trabajadores, pero no aclaré de dónde”, fue la explicación del papá de Antonia. “Nadie invierte en un país en un país en el que para ganar plata tenés que evadir impuestos”, afirmó a los pocos días una de las personas más ricas de Argentina.

Yo no entiendo qué hay en mí, yo no sé qué pasa aquí

Como si fuera poco, se descubrió que le había mandado municiones al gobierno defacto de Bolivia. Mucho no lo ayudó que Patricia Bullrich alardeara "metimos gendarmes en Bolivia, dimos armas a Añez y jamás lastimamos a nadie", pero él supo defenderse de las acusaciones. "Respeten mi derecho a defensa, esperen a ver qué dice el VAR", habría sido su respuesta. En nuestro país también fue requerido por la Justicia por las escuchas ilegales. Primero amagó a no ir, después fue, pero se llevó un montón de dirigentes de su partido que uno no sabía si lo iban a apoyar o iban a ver cómo era el tema para cuando les tocara declarar a ellos. Como esa se suspendió, lo citaron otra vez y no fue muy contento porque le secuestró el micrófono de C5N al periodista para luego arrojarlo al agua. Ese día pudimos obtener la declaración exclusiva del perjudicado: “Temí lo peor, que me había agarrado para ponerse a cantar”. El juez de la causa terminó procesándolo por “realizar tareas ilegales”, a lo que Mufaza se defendió asegurando “resulta que es ilegal hacer la tarea, a Antonia esto no le pasa”. “Tantos palos en la rueda que se puso a él mismo, hizo que desde sus fuerzas le cambiaran el rol dentro de la campaña en una idea genial de Horacio Rodríguez Larreta: convertirlo en el saludador oficial de Juntos, puesto en el cual no necesita hablar.

José es licenciado en economía, pasa la vida comprando porquerías

En marzo el Fondo Monetario anunció que iba a revisar el préstamo que le realizó a Mauricio Macri. Se tomó su tiempito, casi te diría que esperó a que pasaran las elecciones para, en diciembre, publicar un informe en tono crítico. En el mismo aseguró que el diagnóstico de la administración macrista sobre la inflación “era equivocado”, y que el mismo “se vio agravado por las limitaciones en el diseño de políticas y por la interacción entre la política y la confianza del mercado”. Ahí lo tenés al mejor equipo de los últimos 50 años. Otro punto indicó que “los intentos del programa por proteger a los vulnerables resultaron insuficientes a medida que se desarrollaba la crisis”. “¿Pero cómo? ¡Si yo con ese dinero hice todo lo posible para evitar que los bancos se fueran del país! Ah, ¿no eran esos los vulnerables? El Nico me dijo que los programas de protección del Fondo siempre eran por ahí”, se habría defendido el presidente de la Fundación FIFA sobre esta acusación en particular. Antes, Alberto Fernández y Martín Guzmán viajaron a Europa en busca de apoyo de otros mandatarios para negociar esa deuda. Fue así cómo recibieron un fuerte respaldo del primer ministro de Portugal, António Costa, algo que se repitió con Pedro Sánchez, el primer ministro de España, y con el Papa Francisco. Sin embargo, el que tuvo la posta fue Carlos Pagni: lo que fue a hacer el mandatario es tratar de recolectar apoyos para enfrentarse a Cristina. Ni el reclamo del G20 pidiendo la revisión de sobrecargos conmovió a los técnicos del Fondo, que nos quieren mandar de nuevo al fondo.

Dejame ver qué hay para saborear esta vuelta

Y como todo ha sido bastante previsible, me animo a tirar unos pronósticos para el 2022. Jorge Fernández Díaz ya no soñará con la vicepresidenta pero sacará una nueva editorial sobre el odio que ella despierta y seguirá intentando encontrar el Ministerio de la Venganza. Joaquín Morales Solá no va a anunciar nuevamente el fin del peronismo, va a esperar hasta 2023. Alfredo Leuco intentará batir su propio record de cantidad de veces en nombrar a Cristina. Jorge Lanata continuará haciendo Periodismo para Todos sin nombrar a Horacio Rodríguez Larreta. Tal vez, un poquito a Macri. Nicolás Wiñazki, “el periodista que inquieta al poder”, proseguirá dando cátedra sobre cómo habla el silencio de Cristina. Nelson Castro diagnosticará esas imágenes televisivas. Luis Majul y Fernando Carnota seguirán presentando denuncias que en el mismo informe conseguirán desestimar. Beatriz Sarlo ya no rechazará “vacunarse por debajo de la mesa” porque, desde el año pasado, está “autocriticándose” debajo de una. Larreta volverá a viajar a Brasil en pleno pico de la Omicron para comprobar personalmente si viajar sigue siendo peligroso. Fernando Iglesias seguirá con la duda existencial de, si para pensar, hay que pedirle permiso a Alejandro Dolina… y, por las dudas, no lo hará efectivo. Eduardo Feinmann seguirá encontrando charutos y marías en las letras de L-Gante. El FIT va a seguir absteniéndose de abstener la abstención y votará como Milei.

Disis di end

Y así como Gregor se encargó de los nominados a este informe anual, el podio de lo más destacado del año estuvo a cargo de AM, mi fiel diler de noticias falopas. El tipo me lo cambió por un top ten, así que a agarrarse de sus asientos. En el puesto número 10, “López Murphy se comparó con una tarta”. Parece que se cansó de andar con cara de perro. De Guatemala a Guatepeor. En el noveno lugar, “La estatua viviente que quiere ser concejal: No me voy a quedar quieto”. Parece salido de Capusotto, pero es realidad. Única en el mundo y es nuestra. En el octavo escalón, “Una papa peronista en La Plata: vecino indignado porque le vino la V de la Victoria”. Si bien yo veo un conejito sin rostro, ojota con estas papas. Pueden funcionar como detectores de boludos. En la séptima ubicación, “Elon Musk sugiere que un parásito cerebral está forzando a todos los humanos a crear inteligencia artificial”. Si, y ese parásito se llama Elon Musk. En el sexto lugar, “Ganó u$s 600.000 en la lotería, el agenciero le robó el boleto y huyó en moto”. Qué quieren que les diga ¿en serio pensaba que lo iba a poder cobrar? Cómo está de pesado el conurbano italiano. En el puesto número 5, “La pregunta que expuso doblemente a Canosa”. La conductora mantuvo un móvil en vivo desde Villa Lugano con la hermana de una menor que había desaparecido. Luego de que desde el móvil pidieran por la aparición de la niña, Viviana preguntó, “¿Cómo se llama el intendente del lugar?, claramente con intenciones de exponer a la autoridad. Se ve que le chiflaron que, a menos de que Villa Lugano se haya independizado, seguía siendo Larreta. Fue la ida a un corte más rápida del 2021. Cuarta, esta entrevista inolvidable: Eduardo Feinmann se puso a analizar las letras de L-Gante y se volvió viral. "Con Cristina y L-Gante, somos la patria narcotraficante". En el tercer escalón, “escuchate esta”. Si, no podía faltar el hijo de “la petisa”, quien reforzó sus convicciones en contra del IVE llamándola, preguntándole si estaba a favor de las dos vidas y al tener una respuesta positiva insistió repreguntando si la ley se hubiese dado cuando se casó con el padre, si los hubiese tenido a los 10 hermanos y ahí se enteró de que “la petisa” no hubiese tenido a Natalia. Ni a Diego. Ni a Esteban. Qué linda habrá sido la cena familiar esa noche. En la segunda ubicación, “Patricia Bullrich le dio clase de Tik Tok a Axel Kicillof por su video de los boliches: lo usó mal”. “Yo tengo TikTok y hay veces que le pregunto a los que me manejan la cuenta '¿qué te parece esto?'. 'Una estupidez', me contestan”, afirmó la Pato para luego completar “ahora que lo pienso, nunca obtuve una respuesta diferente”. Y en lo más alto del podio, “Mercedes Ninci y su nuevo amor: Me recita por whatsapp a Neruda cuando estoy en un corte del puente Pueyrredón”. Cada uno escucha poesía donde quiere, pero la periodista Mercedes Ninci haciendo una nota donde Mercedes Ninci cuenta lo bien que le va en el amor a Mercedes Ninci, sólo en Infobae. Igualmente, el "Pocho de oro" a la trayectoria se lo lleva el mundo Fantino. Nadie sabe qué está tomando el conductor, pero no importa. Cada posteo proviene de la fantasía pura. Es más, olvídese del mundo Gaturro y venga a este que es más divertido, gratis y no tiene que pagar con bitcoins. Como muestra, esta toma de juramento a Scaloni, el Leónidas de Pujato,