fbpx Micrófono de C5N: "Temí lo peor, que me había agarrado para ponerse a cantar" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 07.11.2021
Micrófono de C5N: "Temí lo peor, que me había agarrado para ponerse a cantar"

Declaraciones exclusivas, luego de ser violentado por Macri. La novela de la presentación de Mauricio en Dolores y mucho más, de la mano de Groncho Mars.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“Hagamos un juego”, me propone Gregor, sabiendo que eso me puede. “Te voy a dar 3 opciones y vos me tenés que decir quién, para Javier Milei, es un político que no pertenece a la casta. 1, el payaso Muralito; 2, el Mago sin dientes; 3, Mauricio Macri”. Estoy indeciso entre elegir 1 o 2, pero veo la sonrisa sarcástica de mi amiguito y temiendo el ridículo le pregunto “¿la 3?”. Ante su confirmación, sólo puedo preguntarme cómo el hijo de un empresario que desde joven tuvo compañías para juntar y tirar, que cuando quiso jugar a ser político los amigos financistas de papá pusieron la tarasca una arriba de la otra para sostener sus campañas y que ahora tiene más domicilios en Panamá que acá no es parte de la casta política. ¿A dónde quedó ese muchachito gritón que se paseaba por los canales de televisión diciéndole a sus rivales “vos sos del frente de chorros” y “vos sos de juntos por el cargo?”. Capaz que lo considera de la empresarial y él, con esa, no se mete. Pero no, la razón parece ser puramente avícola. “Siempre dije que con los halcones del PRO puedo dialogar, no con las palomas”. Claro, le deben dejar mucho popó en ese pelo rebelde. “Cuando Macri llegó al gobierno, su discurso era liberal”, me grita al oído Milei que no sé de dónde salió. “Y tu ídolo Carlo decía que iba a hacer la revolución productiva”, le contesto. Y antes de que agregue algo, le muestro la palma de mi mano y le digo “mejor, empezar”.

Tengo la barriga llena de pastillas sin receta

Mauricio Macri, después de avisarnos que siempre se presenta a declarar, se dio cuenta que con este juez no había jugado al tenis en Olivos, pintó desconfianza y se borró. Eso desató el enojo de algunos candidatos de su alianza, como Facundo Manes. “No me parece bien, se debería presentar a declarar como cualquiera de nosotros, necesitamos ejemplaridad”. “¡Epa! Debe ser cosa de la neurociencia, eso”, me dije y ahí nomás le escribí a la RAE desde dónde me desasnaron contándome que es cualidad de ejemplar que posee alguien por ser modélico o por servir de escarmiento. Y bueno, Manes no puede afirmar que Mufaza no cumple con esto último. En un acto de ejemplaridad extrema, el presidente de la Fundación FIFA explicó por qué se ponía a ver Netflix a las 19 horas. Aseguró haber sido sacado de contexto y aclaró que en política “hay que saber cortar” porque “quedarse hasta las 2 de la mañana meta champán y vino no es sano”. Digamos, Mauricio, que para sacarte de contexto vos la dejás picando. Parece ser que, en la fantasía de Macri, el presidente de una nación si se queda después de hora trabajando es porque tiene una reunión de negocios o una visita importante que se lleva adelante hasta esa hora meta escabio. Por suerte no hizo el chiste de aclarar que no tomaba, que lo suyo era la heroína y el crack. ¿Sí lo hizo? ¿Y en Rosario, justamente? El oportunista del gol. Me gustaría saber quién lo provee de drogas que acá no hay…

Son muchos pensamientos para una sola cosa

En esa entrevista realizada en el Twitch del PRO por Rosendo Grobocopatel, hijo del empresario, pero que llegó solito a ganarse ese lugar de “joven streamer” que nadie le regaló, el papá de Antonia aseguró no tener amigos kirchneristas, hacer terapia desde los 50 años y amar el baile y canto. “Tendría que haber sido cantante, definitivamente era lo mío” dijo entre risas. De él. Nosotros, con el perdón de la música, hubiésemos deseado que ese sueño se le cumpliera. “Fui a una profesora de canto y lo mejor fue que me enganché, fue como una terapia para mí”. Eso explicaría por qué el psicoanálisis no le estaría funcionando. También reconoció que le gusta manejar y destacó que fue algo que recuperó después de 4 años de gobierno, donde estaba “siempre rodeado de gente que te hacía todo”. “Hasta gobernar”, habría agregado por lo bajo, algo que no se escuchó nítido por ese canal. Como el reportaje fue largo, tuvo tiempo de hacer más ejemplaridad con su sentido del humor, otro rasgo que destacó sobre su carácter. Fue así cómo rememoró su anécdota con Manuela Ledesma, la mujer tucumana a la que le besó el pie durante la campaña 2019. “Los que la subieron pasaron parte de hernia”, comentó gordofóbicamente alguien que en su vida va a saber lo que es tener una hernia, si no es producido por una reposera. El que se quema con ejemplaridades ve un Macri y llora.

Yo me fui y volví, yo no tengo más miedos

A pesar de las quejas de parte de la oposición, Macri fue citado nuevamente por el juez Martín Bava y esta vez se presentó. No sin antes pedir hinchada para un banderazo. Prometieron llevar 400 colectivos para no dejar solo al exmandatario. No tengo la información si llegó esa cantidad de buses hasta Dolores, pero pude concluir pegando un rápido vistazo a la plaza con ojo de buen cubero, que si arribaron en ese número lo hicieron con una persona por micro. Y… el que puede, puede. Allí lo esperaba un escenario montado por el intendente de Dolores, Luis María Camilo Echevarren, quien lo recibió al grito de “No se toca, Mauricio no se tooooca”. Está bien que pedíamos la declaración de Mufaza, pero tampoco queríamos saber tanto. No nos interesa su vida privada. Bueno, un poquito sí. También lo acompañaron Patricia Bullrich, Guillermo Dietrich, Luis María Etchevere, Nicolás Dujovne y el pibe maravilla Darío Nieto. No sabemos si fueron a mostrarle su apoyo o estaban practicando para cuando les llegue el turno. “Hay gente que lamentablemente está en la ruta porque había más controles policiales que los normales”, se excusó por el poco acompañamiento el presidente de la Fundación FIFA. Seguro que por eso no llegaron ni Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Diego Santilli, Alfredo Cornejo y Martín Lousteau. Lástima, feo día de sol. Ellos hubieran querido estar. Ponele.

Cuando me llamó, allá fui

Ni siquiera tuvo que entrar a declarar ya que Pablo Lanusse, el abogado de Macri, pidió se suspenda considerando necesario se le levantara a su cliente el deber de guardar secreto sobre asuntos de inteligencia antes de hacerlo, lo cual dejó entrever que si pensaban usar esa carta, lo de afuera fue puro circo. Algunos dicen que el juez, primero, estalló en una carcajada y estuvo a punto de declarar la incompatibilidad entre secreto e inteligencia en la persona del exmandatario, pero luego revisó los papeles y le terminó dando la razón al boga. Declaración suspendida y sin tener que arrojar gas mostaza. “Ha sido todo muy poco serio”, dijo poco después el papá de Antonia. Y tengo que estar de acuerdo, aunque no creo que sea por lo mismo. Con la que no puedo estar de acuerdo es con Viviana Canosa, quien pidió “no joder más con la tragedia del ARA San Juan que, finalmente, a esta altura, creo que no le importa a nadie”. La altura de Canosa ya no le importa a nadie, de tan rastrera. Lo cierto es que Alberto Fernández no estuvo ni lento ni perezoso y dejó un decreto firmado donde eximió a Mufaza del secreto de Estado. La respuesta por parte de su abogado fue pedir nuevamente la recusación del juez y, por las dudas, una autorización para que Mauricio viaje, por invitación del príncipe, entre el 15 y 25 de noviembre a Arabia Saudita.

Es causa y es efecto

Cuando vi a Macri comiendo solo con Juana Viale, pensé que canal 13 estaba reponiendo la mesaza de hace unas semanas atrás, pero luego lo escuché cometer sincericidios nuevos y me di cuenta que era en vivo y en directo. Me gustaría saber cuánto le estarían saliendo los cubiertos. “Si ganábamos la elección, lo arreglábamos en 5 minutos”, declaró sobre el posible acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Juanita no se animó a preguntarle cómo lo hubiese hecho por miedo a que se mostrara genuflexo tratando de ejemplificar. Veamos el cronograma de vencimientos con el FMI para el 2022. Enero, US$731 millones; febrero, US$372 millones; marzo, US$2873 millones, abril, US$731 millones, mayo, US$330 millones, junio, US$2873 millones, julio, US$2122 millones; agosto, US$301 millones; septiembre, US$2873 millones; octubre, US$2817 millones; noviembre, US$248 millones y diciembre, US$2873 millones. En total son unos U$19.142 millones. Ni el FMI le puede pagar eso, en un año, al FMI. No entiendo cómo no está siendo procesado, junto a sus amigos, por esto. Quiero cadena nacional todos los primero de mes que diga: “hoy le pagamos tantos miles de dólares al Fondo por el arreglo que hizo Macri en 300 segundos. Gracias, Mauricio, por tu ejemplaridad”. Ellos lo cerraron en 5 minutos y el pueblo va a tardar más de 100 años en volverlo a abrir. Al futuro, digo.

Y si tenés miedo a perderte lo más fácil es seguir la corriente

Pero el punto máximo de ejemplaridad sucedió cuando le preguntaron qué opinaba sobre la jubilación que recibía Cristina Fernández de Kirchner. “Es esta cultura del poder de la que estamos hablando. Es soy yo y no me importa nada”, atacó el exmandatario a la actual vicepresidenta, sintiéndose habilitado. “¿Vos cobrás jubilación como expresidente?”, lo interrumpió Viale. Y al papá de Antonia no le quedó otra que contestar que “sí”. “Cobro aproximadamente lo que tenía como presidente, menos de 1 millón de pesos”. Paaabre, ¿qué puede hace con eso? Ahí, la conductora se dio cuenta que tenía que tirarle un salvavidas. “¿Es verdad que vos donabas la mitad de tu sueldo a Margarita Barrientos?”, intentó acomodarla la nieta de Mirtha. “Siempre doné”, la agarró al vuelo Mauricio. “No se si la mitad”, se sinceró luego. Unos segundos más y decía “no sé si siempre, quizás fue una vez”. Quién la manda a Juanita a repreguntar, si sabe con quién está cenando.

Remontar el barrilete en esta tempestad

El pueblo argentino pagó la campaña de Macri y estamos intentando refinanciarla en cuotas”, afirmó Martín Guzmán, casi como respuesta a sus declaraciones, para luego cerrar con contundencia: “Acabar con la dependencia del FMI es un acto de soberanía”. Parece que va a tomar un poco más de 5 minutos, como debe ser. Más cuando el G20 pidió la revisión de sobrecargos, algo que reclama Argentina. Clarín, por supuesto, declaró que eso no realmente no sucedió. Y textualmente no lo pide, sí respalda debatir y modificarlos. El gran diario sosteniendo su discusión semánticamente. Lo que no tiene más discusión es la ley de etiquetado frontal, que fue aprobada. Los libertarios pusieron el grito en el cielo porque el conejo de Nesquik se quedó sin laburo. Les tocaron la chocolatada y saltaron como leche hervida. Raro que Nik todavía no hizo un “chiste” con Gaturro consolando a los animalitos que ya no aparecerán en los envases. Si de vender envasado el rechazo a todo lo que se parezca a festejo popular se trata, Clarín es el que más sabe. “Si Charly García no puede cantar como antes ¿por qué se sigue subiendo a un escenario?”, se preguntó. ¿Tal vez porque era los festejos de su 70º cumpleaños? Ahora, para promocionar el nuevo juego de mesa creado Jorge Lanata, página entera tienen para darle. “Indios al ataque”, se llama. Como “El estanciero”, pero con mucha más sangre. ¿El mapa llega hasta el conurbano?

Pedimos perdón, corriendo, enmascarando el fin

La cosa es que Macri tuvo que presentarse, nuevamente, en el Juzgado de Dolores y esta vez sí declaró. Antes, se dio el gusto de arrancarle el micrófono al cronista de C5N, para luego dejarlo caer al agua. ¡Eso es libertad de expresión! La del papá de Antonia, por supuesto, que demostró una vez más hacer lo que se le canta. Y ya dijo que para eso es bueno. Espero que no salga corriendo a pedir perdón en su canal, La Nación+. ¿Ya lo hizo? Tiempo récord. Igual, hasta ahí le corrieron el bochín. Esta vez no llevó hinchada y los representantes de Juntos que se acercaron fueron menos que los de la semana pasada. Que no lo hagan volver la semana que viene porque, a este ritmo, van a ser contados con la mano los que asistan. Amenizó la velada nuevamente el intendente Etchevarren, quien afirmó que “el gabinete es todo del conurbano y el conurbano es una fábrica de pobres y de drogas”. Datos, no opinión, le faltó decir. Mufaza estuvo menos de una hora ante el magistrado, tiempo suficiente para acusarlo de estar apurado en procesarlo, negarse a contestar preguntas y a declarar por escrito. Astuto, su abogado, si con lo poquito que dijo recorrió un límite peligroso. Mauricio, en su escrito, pidió que se cite a declarar como testigos a los exministros Patricia Bullrich y Oscar Aguad. Yo que Bava los llamo: esta gente suele meter la pata más que seguido. Es más, ya no deben tener tantas ganas de querer acompañarlo a declarar.

Tratando de cambiar el mundo

Mientras Mark Zuckerberg planea llevarnos a una realidad virtual 100% y Elon Musk se hace el canchero asegurando que si con 6 millones de dólares se resuelve el hambre en el mundo, vendería acciones de Tesla ya mismo, Joe Biden se quedó dormido en la apertura de la COP26. Qué mundo de morondanga están creando estos niños ricos. A uno parece que el cambio climático le pegó mal, el otro está metaverso y el tercero no quiere darte pescado sino pedir que te enseñen a pescar No es un planeta mucho mejor para el que se están preparando en Austria. Las autoridades han lanzado una campaña alertando a los ciudadanos a disponerse para un gran apagón de duración indefinido. La ministra de Defensa, Klaudia Tanner afirmó que “la cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuándo”. La boca se te haga a un lado. La instrucción, básicamente es tener agua y comida para varios días. Haberlo sabido. En América hace décadas que intentamos conseguir regularmente eso. 

Di sis di end

Y llegamos una vez más al podio de las noticias más destacadas de la semana. En el tercer escaño, esta noticia de Crónica: “Nunca más compro un libro a ciegas”. Un usuario de Twitter contó que compró un libro a $50 con esta modalidad a sobre cerrado y le tocó Simplemente Tini, de Martina Stoessel. El posteo se volvió viral. Voy a recurrir a la sabiduría de los libreros para explicar este equívoco. Uno de ellos había puesto una mesa de oferta en la puerta con libros a $10. Pasa un cliente, pispea y se lleva uno. Al rato vuelve y le reclama “pero a este libro le falta el final”. A lo que el librero le contesta “¿y por diez pe querés que tenga final?”. En el segundo lugar vuelve a estar Crónica. “Se tiró al río para escapar de un enjambre de abejas y se lo devoraron las pirañas”. Búsquenlá al ángulo, guionistas de Destino Final. Y en lo más alto del podio se anota FM La Patriada con esta entrevista a Cristian Ritondo: “Yo no sé si usted está seguro de eso”. El diputado estaba afirmando que Macri no tenía “nada que ver” y el periodista Gabriel Sanfilippo le recordó que formaba parte de una lista de 400 personas que fueron espiadas por la AFI. “Yo no sé si usted está seguro de eso”, contestó. Miren que la gente está todo el tiempo “a seguro se lo llevaron preso”, pero esto lo supera ampliamente.