fbpx Habla por primera vez el vocero presidencial: "Renuncio" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 19.09.2021
Habla por primera vez el vocero presidencial: "Renuncio"

¡Qué semanita, señores! Sucedieron tantas cosas que pareciera lejana la votación del domingo pasado. Groncho Mars arranca desde ahí para darnos un paso a paso de lo que ocurrió hasta que le conocimos la voz a Biondi.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

"¿Vos escuchaste el dicho ese de que ladrón que roba a un ladrón tiene 100 años de perdón?", pregunta Gregor. Me agarra dudando si presentar mi renuncia o no al cargo de ministro de la Venganza, pero giro mi cuerpo hacia donde me parece que viene su voz y le presto toda la atención. “Esta semana fue detenido en Usuahia, Petrov Stoyanov, un ciudadano búlgaro que sería un hacker que habría estafado al mismísimo Bill Gates. Lo cual me hace preguntar ¿No sería mejor guardárnoslo en vez de deportarlo a EEUU, donde lo están esperando para juzgarlo? Aunque, pensándolo bien, el tipo cayó porque quiso pasar unas tarjetas de crédito truchas y saltó una alarma de la Red Link. Eso ya me hace dudar de su eficacia. Y encima estaba acompañado por Bárbara Alejandrina Borges Pantoja; Borges por parte de Giorgi y Pantoja por Isabel. Mejor, se lo mandamos a los Yankees, nomás”, cierra mi amigo y me deja con las ganas de preguntarle qué es un hacker. ¿Qué soy un dinosaurio electrónico? El otro día estaba viendo un partido de la NFL y apareció un holograma de una pantera gigante que recorrió todo el estadio y yo pensé que era una de verdad… Así que mejor, empezar.

No hay más espacio, ya no existe el ruido

Llegaron las PASO, nomás, y si usted está interesado en los resultados va a tener que esperar porque antes pasaron cosas. Por ejemplo, que un “carpincho” se presentó a votar en una de las escuelas de Nordelta, pidiendo la liberación de sus “congéneres”. Las autoridades le exigieron que revelara cuál era su identidad secreta, algo a lo que todo superhéroe debe negarse. “Yo voto sí o sí”, se despachó atrincherándose, aunque no hubo pero que valga y no lo dejaron pasar. ¿Metáfora realista? Quién sabe. Contradiciendo a aquellos que dicen que “ni para tener una variante propia, servimos”, el coronavirus se presentó a sufragar en Jujuy de poncho, jogging y zapatillas de marca. 100% argento. En un acto que lo honra, el payaso Marulito se presentó a votar a pesar de que su lista fue prescripta. Después dicen que estas elecciones fueron una payasada. Las autoridades de mesa también tuvieron lo suyo, no vaya a creer. En Mar del Plata, un hombre de 60 años se dio a la fuga cuando fue anoticiado de que debía suplir al presidente de mesa ausente. “A mi no me van a agarrar”, grito el sexagenario y partió sin que los policías lograran detenerlo. “Una saeta, parecía un pibe”, se excusaron los oficiales para tapar sus pocas ganas de correrlo. Al que sí agarraron fue a un individuo que se presentó en Santa Clara del Mar para cumplir con su deber de presidente de mesa y allí se constató que tenía un pedido de captura en Salta. Sin palabras.

Salir a asustar te protege más

La ansiedad le jugó una mala pasada a Luis Majul y al club del millón de pesos al mes, ya que denunció fraude antes de que se publicaran los resultados. A Alfredo Leuco, Jonatan Viale, Eduardo Feinmann, Pablo Rossi y Pirincho se les volaron los pelos cuando escucharon a Wado de Pedro decir que “tras haberse escrutado el 60% de las mesas iban a aparecer los primeros datos”. El grupete entró en emoción violenta y hasta llegaron a señalarle a los partidos de la oposición la parsimonia “de no salir a denunciar lo que estaba pasando”. Por supuesto, a medida que los números empezaron a ser conocidos, recularon en chancleta. Lo cierto es que éstos fueron una sorpresa para propios y extraños. Un piñazo. Y eso que el escritor Marcelo Birmajer afirmó minutos antes del comienzo de la veda electoral que los K “armaron el partido de la selección para ganar votos”. Es así, el gobierno habría coimeado a la FIFA para poner el partido con Bolivia días antes de las elecciones y así llegar con mejor clima. No sé cómo nadie investigó esta denuncia. Eso si, impresiona que ni con Messi entongado para meter 3 goles ganemos una elección de término medio. El que sí las gana todas es Luis Juez, a quien su rival le reconoció el triunfo aún antes de empezar a contar los porotos. “Yo mido más que Negri, mido más que el negro de WhatsApp. Yo la peleó muerta”. Y sí, ha renovado banca, pero no los chistes machistas.

Y te llevaste en andas al ángel de los perdedores

Antes de seguir con los grandes ganadores, amerita hacer un racconto de los que quedaron afuera de la contienda. No superaron el piso de 1,5% de los votos entre otros, los siguientes partidos: +Valores (que postulaba a Cynthia Hotton); Vocación Social (Cinthia Fernández); Frente Unión por el Futuro (José Gómez Centurión), Republicano Federal (Guillermo Moreno), el Movimiento al Socialismo (Manuela Castañeira), Frente Patriota (Alejandro Biondini), Popular (Santiago Cúneo), Política Obrera (Jorge Altamira) ni “Vamos con vos” (Florencio Randazzo). “¡Es un bochorno! ¿Cómo quieren tener unas generales interesantes sin los videos de Cinthia, Moreno o la mamá de Floro, el nazismo autóctono y no el importado de peluca, sin el carapintadismo residual o el vejete youtuber al que le cambiaron la cerradura? Espero no se les ocurra hablar de política”, me dice un productor de uno de los grandes canales dedicados al periodismo y coso. Más coso que periodismo. A tal punto de que, como Cinthia y Moreno se quejaron sobre la ausencia de sus boletas en el cuarto oscuro, planea hacer un spot de protesta con ambos. Esperamos ansiosos. Ahora, si Alberto Fernández termina subiendo el salario básico a $100 mil… ¿se puede decir que Manuela ya ganó? Por lo menos, los periodistas que fueron al bunker de Florencio comieron hasta reventar. Parece que hasta la madre prefirió insultar por teléfono antes que ir.

El grito efímero, el ritmo efímero, pero te creo

En el bunker de Juntos por la Foto la sorpresa se transformó en felicidad al enterarse de que la sumatoria de sus listas superaba a la del Frente de Todos. Sin embargo, Patricia Bullrich sintió necesario aclarar algunas cositas. La titular del PRO sostuvo que Mauricio Macri “sabe que su lugar ahora es colaborar, asesorar, ayudar y así lo siente”. Bueno, esperamos verlo en alguna de esas funciones, por ahora sólo lo vimos saludar. “No creo que se sienta menospreciado porque no le toque hablar”. Eso quedó claro, tanto como que Horacio Rodríguez Larreta le negó el micrófono. Control de daños, le llaman. Golpecitos en la espalda y a la cama a ver Netflix. Mientras tanto, el radicalismo se sintió fortalecido por salir segundo en la interna. Y si bien es cierto que la provincia se pintó de rojo, el que festejó fue el “Colo” Santilli. Eso sí, Facundo Manes se cortó solo y salió a pedir que el gobierno “convoque a un pacto con la mayor cantidad de fuerzas políticas para hacer un rumbo de país”. Imaginen lo que va a pedir si confirman resultados en las generales cuando ya exigen esto. Alcanza con escuchar a Juan José Campanella, quien al conocer los resultados afirmó “Lo que más me gustó del Gobierno de Cambiemos que poco se habla, es que por primera vez en mi vida empezó a ir gente presa que uno decía 'estos no van presos nunca", para luego agregar “espero ese proceso vuelva”. O sea, de Mufaza, ni hablar. Si no es K, no vale.

¿A dónde ves ahora en mí algo que no detestes?

El investigador del Conicet y doctor en Ciencias Sociales, Juan Lucca, fue consultado sobre los comicios de este domingo y los puso en contexto. “Esto tiene una escala global, porque en la pandemia, en el mundo, siempre perdieron los oficialismos. Era un dato que había que tener antes de que empezaran las elecciones”. Haberlo sabido ¿Por qué estas cosas llegan siempre tarde? “La derrota del oficialismo ha sido pseudo humillante”, aseguró Carlos Melconian y todavía estoy intentando entender lo de pseudo. El expresidente del Banco Central en la gestión anterior pidió salir juntos de “este problema”, para luego advertir “no salgan a repartir plata ahora porque se pueden quedar sin los votos y nos podemos ir al carajo”. “No es una amenaza, lo digo de onda. Nosotros con Mauricio lo hicimos y mirá cómo nos fue y el país cómo quedó”, completó por lo bajo. “Histórico: el peronismo perdió en casi todo el país. El fin del kirchnerismo?”, publicó Laura Di Marco y con ese tuit anunció el estreno de la nueva temporada de SVNVM: Se van y no vuelven más. Algo a lo que estaría apostando también Clarín con una tapa en la que titula “Fernández resiste la presión kirchnerista para cambiar el gabinete tras la derrota” y la ilustra con una foto del presidente subiéndose al helicóptero ¿No será mucho para unas PASO? Todavía quedan dos años. 

Víctima de libertad, víctima de un sol extraño

Otro que sacó una carretillada de votos fue Javier Milei y su despertador de leones. El tipo que se la pasa atacando a la casta política, gritándole que tiene miedo, apenas la vio a Patricia Bullrich se fundió en un abrazo mientras recibía con regocijo las alabanzas y muestras de cariño de Mauricio Macri y Domingo Cavallo. Hay castas y castas. A Milei sólo le molesta la zuuuurda, que incluye todo lo que no está a la par de él y se posiciona a su derecha. Esa no, su otra derecha. Eso sí, cuando algún iluminado toma el mapa de CABA y empieza a marcar los lugares donde el libertario sacó votos y a señalar a sus jóvenes seguidores como cabezas huecas, les recuerdo que cuando tenían esa edad les preocupaba ver cómo hacer para irse a vivir solo, despegarse de los padres, conseguir un empleo de verdad, que no sea a comisión, y si tenían esa suerte que no los tuvieran en negro una decena de años. Habría que preguntarles a estos pibes, pero de verdad, si hay algo de eso en la vida que soñaron. Capaz que en sus respuestas encontremos el rumbo que estamos buscando. Trabajando en eso se van a achicar los márgenes para estos felinos que le rugen a parte de la casta política y ronronean mansitos ante la casta empresarial. Si lo único a lo que podemos apelar es señalar como fascista a un tipo que declara sin empacho que “Bolsonaro tiene cosas interesantes”, es como que estamos gastando pólvora en chimangos. Para encasillarlo como un libertario ya existen intelectuales como Beatriz Sarlo, que tiene miedo de llamarlo populista. Ese término ya sabemos para quién lo tiene reservado.

Para ganar o empatar, prefiero sonreír

Primero puso a disposición la renuncia todo el gabinete de Axel Kicillof. Más tarde lo hizo parte del gabinete de Alberto Fernández, el que responde a La Cámpora, en el intento por presionar otras renuncias y así conseguir un cambio de rumbo. Algunos apuntan que la foto que se sacó el presidente con los ministros cuestionados fue la gota que rebalsó el vaso. Tensión al máximo, reuniones de urgencias y aliados inesperados. Elisa Carrió volvió a encender su detector de golpes y aseguró que “un vicepresidente que vacía el poder del presidente está haciendo un golpe de Estado”. Y le pidió al primer mandatario que “resista”. Como a los jueces. Como a los fiscales amigos. Como a los 70 invitados a su clandestina. Hasta acá, total normalidad. Pero los ministros que no renunciaron salieron a bancar a Alberto, el Evita movilizó en ese sentido y lo que parecía una disputa interna por reclamos de cambio de rumbo no sé en qué momento se convirtió en proteger al presidente cuya vida corría peligro. Absolutamente una locura. Por suerte llegó Eduardo Duhalde para calmar las aguas pidiendo “que no pase lo que pasa en Colombia. En cualquier momento puede haber enfrentamientos entre sectores, entre gente con distintas posiciones”. El bombero siempre está cuando lo necesita… Magnetto.

El tiempo que se acaba y aumenta la presión

Como si fuera poco, salió Federico Martelli a decir que “está claro que acá está operando La Cámpora para llevárselo puesto a Santiago Cafiero”. ¿No te parece mucha movida para un jefe de Gabinete? Ay, la asesoría del Grupo Callao. Por suerte, cuando entender se me estaba poniendo complicado, apareció Eduardo Feinmann y con un ajedrez clarificó mis ideas. “Quería mostrar esto. La famosa jugada se llama gambito de dama, que está dentro de las jugadas magistrales, que fue utilizada por la mayoría de maestros del mundo”, dijo. “Esta primera movida llamada ‘gambito de dama’ fuerza a las negras a hacer determinadas jugadas que terminan beneficiando a las blancas. Y te fuerzan a entregar piezas que son fundamentales. Esa es la jugada que le hizo Cristina al presidente”. Aplausos para la mejor peor improvisación de periodismo. Otra que se destacó fue Carolina Losada. “En el marco de la delicada situación institucional, mi contribución personal, será hacer SILENCIO”, tuiteó. La candidata que propone dejar atrás a “la que habla con el silencio” necesita hablar hasta para decir que va a callar. Mientras tanto, Clarín dejó abierto un link para seguir “minuto a minuto” lo que estaba pasando con “la grave crisis institucional” y la ilustró con una foto… ¡del presidente en cercanías de un helicóptero! Ah, no, cuando a los muchachos se les mete una idea, no hay quién los pare.

Despiértame, cuando pase el temblor

Alberto Fernández supo ponerle paños fríos a la situación y aseguró que las renuncias eran “una estudiantina”. “Me llamaron todos los gobernadores, me decían que les aceptara las renuncias” y calificó a los apoyos recibidos como “impactantes”. “Con presiones no me van a obligar”, aseveró ofuscado para pedir “tiempo al tiempo, el que se apura se equivoca”. Y cocodrilo que se duerme es cartera. Al ratito nomás apareció una carta de Cristina Fernández de Kirchner. “Al día siguiente de semejante catástrofe política, uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones”. “Fui, soy y seré peronista. Por eso pensaba que no podíamos ganar. Y se lo decía no sólo al Presidente. Muchos escucharon mis temores”. Me imagino este diálogo. Alberto: “Cristina, a mí por las buenas me sacás todo”. CFK: “¡Alberto! ¡Si hace un año que te vengo diciendo que hay funcionarios que no funcionan, perdimos las elecciones y todavía están ahí!” Alberto: “¡Ahh! ¿Era eso? Las metáforas las entiendo sólo en las letras de Lito. Vos dejame que lo arreglo”. “No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político”, se quejó Cristina. Y al otro día Juan Pablo Biondi renunció ¡Patapúfete para el vocero! Yo llego hasta aquí, pero seguro va a haber más.

Di sis di end

Y si usted se está preguntando “¿y las internacionales?”, déjeme que le diga “con todo lo que le vengo contando ¿no le parece que están todos mirando para acá?”. Bueno, si, es una excusa, no me quedaba más espacio. Esa te la debo. ¡Pero lo que nunca va a faltar es el podio de las noticias más destacadas de la semana! En el puesto número 3, TN nos cuenta que “científicos entrenaron a vacas para ir al baño: buscan reducir en forma drástica las emisiones de gases invernaderos”. Tremendo. En Argentina, mientras dejamos las formas drásticas para otras cosas como renunciar, no somos científicos pero sí especialistas en entrenar a las vacas para ir a la cocina. Suele ser un viaje de ida. En el segundo lugar, TN mete doblete de científicos y nos cuenta que estos “confirmaron que el coronavirus afecta a los testículos”. Acá ya lo habíamos comprobado antes, y déjenme decirles que prefiero no aclarar. Y en lo más alto del podio, se encuentra esta nota de Infobae: “Antes los carpinchos, ahora los gansos silvestres”. En un barrio cerrado en Mendoza propusieron trasladar a estas aves que allí aparecen a una reserva, aunque al no ser su hábitat tengan pocas posibilidades de sobrevivir. Espero que aquellos que compararon a los carpinchos con los kirchneristas, por encontrarse estos animalitos que intentan reproducirse como lo hicieron siempre en tierra de vendimias, no digan que los gansos silvestres son radicales.