fbpx Stornelli advierte: "Investigaré el accionar del fiscal Stornelli hasta las últimas consecuencias" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 21.02.2021
Stornelli advierte: "Investigaré el accionar del fiscal Stornelli hasta las últimas consecuencias"

Eso pareciera esperar Casación al darle la investigación de las escuchas ilegales. Cómo sigue esta causa, las repercusiones de la muerte de Menem, los sueños de Fernández Díaz con Cristina y más, de la mano de Groncho Mars

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“Estuve de luto porque partió una persona que admiro”, me dice Gregor, “alguien que demostró ser un guerrero, un luchador, que siempre dejó todo por este país, lo llevó a lo más alto, aunque también supo ponerse la camiseta del enemigo. Hasta fue secuestrado por la dictadura, que se yo, se ganó mi respeto. Te voy a extrañar, Leopoldo Jacinto Luque”, cierra, y debo asegurar que respiré aliviado. Recupero rápidamente la compostura porque quiero decirle ¡feliz cumple! a la Jefa, antes de anunciar que ya es momento de empezar.

Mi plan jamás falló y me mostró mil y un recodos, y más

Murió Carlos Menem, el presidente que marcó una época”, confluyeron en sus titulares varios de los diarios e instintivamente, la mayoría de los argentinos, nos acariciamos la cicatriz con una mano, sea el lugar que sea donde cada uno la tenga y nos llevamos la otra a un lugar sagrado. Lo cierto es que no se le puede negar al expresidente que conservó su cintura política hasta el final. Entre el día del soltero y el del “pata de lana”, promedió y partió el día de los enamorados, tomado de la mano de Zulema. La muerte de Carlo I de Anillaco mereció avisos fúnebres de políticos, empresarios, jueces e instituciones deportivas y profesionales (129 sólo en la edición de La Nación) que lamentaron su partida, y unos cientos de miles de posteos de ciudadanos que lamentaron la tardanza de la partida de aquel cuyo nombre está ligado a la peor etapa de sus vidas donde, al igual que el país, descubrieron lo que es ser “privados”. Aunque no pocos también fueron privados de recordar haberlo votado… algunos hasta 3 veces. En ese sentido, hubo quienes prefirieron conmemorarlo asegurando que “ha muerto un caballero”, como Carlos Stornelli. “No recurrió a operaciones mafiosas para intentar impunidad”, enfatizó el fiscal que se declaró en rebeldía para esquivar la citación de un juez como por 7 meses, “si aferrarse al sillón y no perder los fueros hasta el final se lo dejaba resuelto”, pareció completar por lo bajo. En cambio, las referentes de los organismos de Derechos Humanos aclararon que ni olvidan, ni perdonan los indultos con que benefició a los jefes de la dictadura cívico militar. Y después está, también, Graciela Fernández Meijide, quien afirmó que “la corrupción en el menemismo fue un juego de niños comparado con lo que vino después”. Alguien que le avise a esta señora que lo que vino después fue el gobierno de la Alianza, del cual ella formó parte. Aunque viendo cómo dejaron el país en el 2001, quizás estaba realizando una autocrítica. Debe ser por eso que Juan Yofre enunció que “para una gran parte de la sociedad, su período presidencial fue recordado por la tranquilidad social de los primeros años”, mientras que el pueblo de pie no se puede sacar de la cabeza cómo el país quedó rematado, algo que plumas como la del “Tata” pudieron tapar por un tiempo, pero quedó en evidencia en los últimos años. El economista superestrella de televisión, Javier Milei, aseguró que “se fue el mejor presidente de la historia” y en la localidad de Río Tercero lo estarían esperando para darle una clase práctica, invitándolo a dar un recorrido por las calles donde Menem habría volado por los aires una parte de la historia. Eso si, debo decir que una injusticia se ha cometido con este riojano, suertudo lector de la novela de Borges. Mientras tomo el libro de La revolución productiva de unos de los estantes de mi biblioteca, me pregunto por qué no fue reconocido como una de las obras maestras de la ciencia ficción vernácula. Yo lo guardo entre Opus Dos, de Angélica Gorodischer, y Plop, de Rafael Pinedo.

Dejé todo sin resolver, qué otra cosa puedo hacer

Sobre el fin de semana pasado nos enteramos que la Sala IV de la Cámara de Casación decidió pasar la causa por espionaje ilegal durante el gobierno de Macri a la órbita de Comodoro Py, por considerar que les correspondía, dirimiendo así un conflicto de competencia. Para Clarín fue tal la alegría que le mandó el adjetivo “supuesto” a todo lo que se le cruzaba (espionaje, maniobras, lawfare) y casi se le pasa aclarar que los mismos jueces validaron lo actuado hasta el momento, dejando en claro que todo no es tan supuesto aunque los periodistas de este medio se muestren firmes en su puesto. Daniel Santoro le saca cuadras al resto. Razones no le faltan. Resulta llamativo descubrir que la causa quedará ahora en manos de María Eugenia Capuchetti, quien se reunió en numerosas oportunidades con Silvia Majdalani y una vez con Gustavo Arribas antes de ser designada jueza; y que el fiscal encargado de continuar las investigaciones será Carlos Stornelli, quien tendrá la complicadísima labor de seguir la línea de investigación para averiguar, entre otras cosas, si los hechos delictivos estarían vinculados con la actuación del fiscal Carlos Stornelli. Algo que olvidó anoticiar Clarín, aunque eso no fue en desmedro de aclarar que “la resolución se tomó por mayoría con los votos de los jueces Borinsky y Carbajo y la disidencia de la tercera integrante de la sala IV de Casación, Ángela Ledesma, cercana a los K”. Está clarísimo, si votó en contra seguro debe ser kirchnerista y, por lo tanto, esta implicada en la búsqueda de impunidad y venganza. ¡Que suerte tuvieron Borinsky y Carbajo de votar a favor! Conocido el fallo, Cristina Fernández de Kirchner lo apeló, Casación frenó el traslado quedando la causa a la espera, parada así la investigación de casi un año. Probablemente la Corte Suprema termine teniendo que decidir la competencia y la única apuesta que paga segura es la de que los supremos se van a tomar su buen tiempo. No olvidemos que es la misma Corte que, al dejar firme la sentencia de Milagros Sala, argumentó su rechazo a cambiarla en que “la extensión del último recurso presentado superó el límite de 40 páginas (tenía 52) y que la defensa se olvidó de adjuntar una fotocopia”. Parece que para los supremos son más importantes las causas que se sostienen con fotocopias. Mientras tanto, en aquella que se conoce como “Ruta del Dinero K”, a pesar de que las acusaciones día tras día son demolidas, se prepara una condena a Lázaro Báez que, en realidad, es un tiro por elevación a CFK: ya que no pudieron involucrarla en el expediente, lo harían en la sentencia. El Presidente Alberto Fernández advirtió que “es imperioso abordar cambios que le devuelvan a la Justicia el prestigio que unos pocos jueces y fiscales le han hecho perder”. Como si fuera poco, tras el pedido de indulto de los presos políticos por parte de reconocidas personalidades, la opo mediática salió con los tapones de punta a pedir “que la gente diga si los ‘K’ son inocentes”, después de que su fogoneo constante fue lo que alimentó el lafware. Por suerte, el enterarse de la confirmación de que el monto de la condonación de la deuda de Correo Argentino era de un 92% como decía la fiscal Gabriela Boquin, esos mismos periodistas no tiraron un "que la gente diga si 'los M' son inocentes". Por suerte para Mauricio, digo. Aunque Mufaza parece estar en el Hornos. 6 veces reunido con el titular de Casación en la misma Casa Rosada antes de algún caso rutilante. Cero carpa, se ve que estaban muy seguros de que no se iban más. Nos dan murra, nos hacen la “gran Krupoviesa”, no cobran nada, y seguimos con el discurso de respetar el reglamento y las formas… Capaz que en ese principio de “por dentro, todo; por afuera, nada” se entiende la movida de la ANSES que intimó a 200 jueces y fiscales para que regularicen su situación ya que iniciaron la jubilación pero siguen en funciones. No sé cómo van a hacer para tapar todo estas noticias. Ah, si, Horacio Verbitsky, haz lo tuyo. Pero no se preocupen, que la infodemia va a quedar acorralada, ya que Google firmó un contrato donde “sumó a los tres productores de contenidos líderes en Argentina para combatir la desinformación y ofrecer periodismo de calidad a sus usuarios”. Estos serían Clarín, La Nación y Perfil. Estamos salvados. No me vengan, después, a hablarme de construcción del relato kirchnerista. 

Porque es un chico yeah yeah

Una serie de notas acapararon mi atención ya que profundizan la línea de exaltación de ciertos privilegios en las páginas de los medios, algo que empecé a notar con mayor intensidad la semana pasada. Abrió el juego el “reconocido” DJ Hernán Cattáneo (que tal, mucho gusto) quien asegura “el mejor regalo que te podés hacer es vivir afuera, todos los argentinos deberían tener esa posibilidad”. Lo que no aclaró es si se imaginaba a todos haciéndolo al mismo tiempo. “El Estado argentino debería subsidiar a los ciudadanos para que, de jóvenes, tengan la posibilidad de vivir uno o dos años fuera del país. Y después vuelvan”. Y yo que creía que estábamos luchando por tener la posibilidad de vivir uno o dos años tratando de tener un país al cual, tipos como éste, después vuelvan. Por suerte, proporciona lo que el periodista de Infobae considera una argumentación sólida: “Cuando viviste afuera te transformas en otra persona, te das cuenta de que sos otra persona. Yo de joven fumaba y tiraba el cigarrillo por la ventana, sin dudarlo. Llegué a Londres y era inaceptable. En menos de un año me civilicé”, aseguró, y uno puede deducir que el problema no es que los argentinos necesitemos irnos para volver siendo mejores, sino que hay un sector cuya pertenencia de clase les permite creer que, en estas tierras, están habilitados para hacer lo que se les da la gana. No muy lejos está Jorge Fernández Díaz, el mismo que semana tras semana viene dejando asentado el buen funcionamiento del “ministerio de la Venganza” (a cargo de la odiadora serial, que vendría a ser la vicepresidenta Kirchner) El escritor se soltó en un reportaje y confesó que “durante años tuve el sueño recurrente que iba a Olivos, Cristina me recibía y discutíamos”. Si me guío por lo que viene publicando en La Nación, me imagino en qué términos. Pero no voy a esquivar el bulto y voy a destacar que Fernández Díaz remarcó tener cuidado con “eso de la grieta”, para luego agregar que “en el kirchnerismo hay grandes escritores que admiro, aunque ahora estamos alejados. José Pablo Feinmann es como un mentor, el Negro Sasturain, sigo admirándolos y queriendo ser ellos. Que adscriban al kirchnerismo no borra lo maravilloso de Ni el tiro del final ni Últimos días de la víctima o Manual de perdedores”. “¡Perfecto!, eso está bien. Nos pasa lo mismo con Borges o Vargas Llosa, por nombrar también dos”, reflexiono. Sin embargo el hombre, en ese intercambio onírico, le dice a la Jefa “pero vos me decís que te gusta Jorge Abelardo Ramos, no entendés lo que Ramos significó, lo que realmente pensaba de la JP, que era un desastre, que lo hecho por Montoneros era un desastre”, y lo que especula para él parece ser que no estaría permitido para Cristina, ya que sería contradictorio que ella sienta admiración por alguien con quien no está en todo de acuerdo. En fin, en vano seguir por esta línea cuando el vate considera que esta soñada entrevista ya se la llevó Calderón en su barca. Privilegios de escritores que venden un montón y recibieron dos premios Konex, un Martín Fierro, la Medalla del Bicentenario, el Laurel de Plata del Rotary Club y la Cruz de la Orden de Isabel la Católica. Sólo le faltó el premio que daba “Fútbol de Primera” al gol de la fecha. Da para invitarlo a comer algo. Quizás carne porque, según agrovoz, “en dólares, el precio del novillo es uno de los más bajo de la historia”. Si a este título no le alcanzaba para hacerte sentir, a vos argentino que comiste carne esta semana, una persona afortunada, existe la bajada que te aclara que dicha conclusión se obtiene midiéndolo a dólar blue de diciembre. Un verdadero texto fuera de contexto.

Y la verdad no sé por qué se me olvidó que te olvidé

Mientras Elisa Carrió “cree que se olvidó” del cumpleaños de Mauricio Macri, la opo mediática se escandalizó porque los movimientos sociales salieron a controlar los precios cuidados (a tal punto que el gran diario argentino los denominó “controles piqueteros”) y la justicia le clavó el freno de mano al excorredor Oscar “Popi” Larrauri al allanar su casa bajo la sospecha de que formaría parte de un entramado que compra lotes, inmuebles y vehículos de alto valor con dinero de origen ilegal, Infobae se descuelga con un titular superimportante: “Vivió en la calle, trabaja desde los 12 años y quiere terminar el secundario: El Dipy, ese fenómeno popular que inquieta al poder político”. La primera parte está muy bien, pero a la segunda parte de este titular le faltan muchas comillas. Dipy, fenómeno y popular son tres palabras que no congenian sin ellas. Y con eso de “inquieta al poder político” pareciera que se tomaron en serio los memes en que las personas que deciden a alto nivel están esperando la vital opinión de este personaje. El portal más visto de nuestro país tratando de construir una figura con un millón de me gusta que después no llenan ni la plaza de mi barrio. Plaza que perdió su silencio con el comienzo de las clases. "Las aulas están listas para recibir a los alumnos", aseguró el ministro de educación Nicolás Trotta, pero "no para recibir las urnas", según lo manifestado por el ministro de Salud, Ginés González García". Muchachos, levanten el tubo y pónganse de acuerdo porque, como están declarando, parece que se reunieran a tratar los asuntos de gobierno adentro del cono de silencio. Y los gorilas serán gorilas, pero no tontos.

Como algo que existe, que parece mentira

Lindo lío se está armando en Ecuador. Parece ser que el Concejo Nacional Electoral pactó un recuento de votos con sólo dos de los candidatos (Lasso y Pérez) sin consultar a los otro 14, incluyendo al candidato ganador, Arauz. El resultado final fue anunciado por el CNE al finalizar la tarde: un recuento de votos del 100% en Guayas y del 50% de 16 provincias. El recuento podría llevar 15 días y sólo está prevista la participación de los delegados de estos dos partidos acordantes. Como si esto no fuera suficiente para generar sospechas, apareció Luis Almagro aplaudiendo “a los dos candidatos reunidos y al consejo por garantizar la transparencia”. Total normalidad… por lo menos, la normalidad a las que nos tiene acostumbrado el secretario general de la OEA. Y encima llegó a estas tierras el fiscal general de la Nación de Colombia, quien había afirmado en la revista Semana que Arauz había recibido financiamiento para su campaña por parte del Ejército de Liberación Nacional. La información fue marcada por la directora del medio de comunicación como “no absolutamente cierta” pero, al igual que acá con los códigos rojos, fue un dato irrelevante para la fiscal ecuatoriana Diana Salazar. Después de todo, esa es la atildada manera de manejarse, en América, de un fiscal de la Nación. Lo cierto es que alguien debe haber aconsejado a Guillermo Lasso porque volvió a dar un nuevo giro y envió una carta al CNE pidiendo se convaliden los resultados del domingo ya que, ahora sí, “se estaría fraguando un fraude”. “La idea era que no lo cuente, querido”, les pareció escuchar quienes estaban cerca de Almagro. Por supuesto, esto no termina así nomás, acá. Mientras caía la ministra de Salud de Perú luego de que varios medios revelaran que el entonces presidente Martín Vizcarra se vacunó en secreto en octubre pasado y que ella ocultó la información, nos enteramos que, por primera vez en la historia, China desplazó a Estados Unidos como principal socio comercial de la Unión Europea. Me imagino que la opo mediática salió en cadena nacional privada a avisarles de que se están suicidando. Ah, ¿no? Capaz están ocupados con cosas más importantes, como las secuelas provocadas en España por la condena del rapero que tuiteó contra la monarquía y la fuerzas de seguridad. Gud saiv de cuin.

Di sis di end

Sin embargo, la noticia que se lleva el destacado de la semana es la que nos cuenta que un influencer se grabó durmiendo, lo transmitió en vivo por Twitch y ganó 16 mil dólares. Y no, no insistan, no era Mauricio Macri. Aunque después de leer esto… ¿Se viene “el reposera challenge”?