fbpx Lula ganaría en primera vuelta | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 22.12.2021
Lula ganaría en primera vuelta

Una reciente encuesta muestra que el expresidente brasilero ganaría en primera vuelta y en segunda vuelta contra cualquier candidato. El 60% no votaría a Bolsonaro. Moro será candidato y sólo tiene 9% de intención de votos.

 

Por Santiago Gómez
Desde Salvador de Bahía

Las elecciones brasileras serán en octubre y según una encuesta publicada por Datafolha, consultora del diario Folha de São Paulo, si las elecciones fuesen el próximo domingo el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ganaría en primera vuelta, ya que tiene una ventaja de 26% en intención de voto sobre Jair Messías Bolsonaro. Entre los candidatos presidenciales está el exjuez Sérgio Moro, con una intención de voto del 9%. Ciro Gomes, que fue ministro de Lula e intenta construir la tercera vía, tiene una intención de voto del 7%. El 60% de las personas encuestadas afirman que de ninguna manera votaría en Bolsonaro en la primera vuelta.

La consultora Datafolha realizó una encuesta presencial sobre intención de voto a presidente entre el 13 y el 16 de diciembre, fueron entrevistadas personas mayores de 16 años. El expresidente Lula ganaría las elecciones en primera vuelta si el escrutinio fuese hoy. Lula está primero en las encuestas, con una intención de voto del 48%, seguido por Bolsonaro con 22%. Entre los candidatos que la consultora consideró, además del expresidente y el actual mandatario, colocaron entre las opciones a Sérgio Moro, el exjuez que condenó a Lula para después ser nombrado ministro de justicia por Bolsonaro, João Doria, actual gobernador de São Paulo, con una intención de voto del 4%, y Ciro Gomes, quien fuera ministro de Integración Nacional de Lula y candidato en las últimas elecciones presidenciales, donde obtuvo el 12,47% de los votos y en la segunda vuelta se fue a París, sin llamar a su electorado a votar contra Bolsonaro.

La derecha brasilera tiene un problema para la próxima elección. El 60% de las personas entrevistadas no votaría a Bolsonaro y las otras opciones neoliberales, como Moro y Doria, hoy no están en condiciones de disputar la elección. Si se sumaran la intención de voto al exjuez y el actual gobernador no superan el 13%. Moro se afilió al partido Podemos, así como también lo hizo el exfiscal de la Lava Jato, Deltan Dellagnol. Doria es candidato por el PSDB, el partido que más se vio perjudicado electoralmente por la Lava Jato. En 2014 el PSDB con Aécio Neves como candidato consiguió ir a la segunda vuelta con Dilma Rousseff. En 2018, con Geraldo Alckmin como candidato presidencial, el PSDB obtuvo el 4,76% de los votos. En la agenda política actual se cogita la posibilidad de que Alckmin, que fue tres veces gobernador de San Pablo, sea candidato a vicepresidente de Lula. El exmandatario brasilero se mostró esta semana con el exgobernador paulistano en un evento organizado por el Grupo Perrogativas, un colectivo de abogados y abogadas que militan la defensa del Estado de derecho y denunciaron la injusta prisión de Lula.

¿Quién apoya a quién?

Según la encuesta publicada la diferencia de Lula sobre Bolsonaro aumenta a 37% entre los más jóvenes (54% a 17%). Cuando se considera el grupo de desempleados que buscan empleo la diferencia entre la intención de voto al petista y al genocida son 44 puntos (56% a 16%). De la población encuestada con escolaridad básica el 56% votaría a Lula y sólo el 17% al actual presidente. La diferencia en la intención de voto entre los más pobres, con un ingreso mensual hasta 2 salarios mínimos, es de 40 puntos (56% a 16%). Cuando se analizan los votos por región, en el nordeste (compuestos por 9 provincias: Bahía, Sergipe, Alagoas, Pernambuco, Paraíba, Rio Grande do Norte, Ceará, Piauí y Maranhão) la diferencia entre Lula y Bolsonaro es de 44 puntos. El 60% de las personas negras encuestadas votarían al candidato del PT y sólo el 15% por la reelección de Bolsonaro.

Las diferencias entre la intención de voto entre Lula y Bolsonaro se acortan entre la población más vieja (41% a 23%), la más escolarizada (39% a 24%), entre la población blanca (41% a 27%) y hay 6 puntos de diferencia a favor de Lula entre las personas evangélicas (39% a 33%). Entre las personas que ganan entre cinco y diez salarios mínimos, Bolsonaro tiene el 32% de los votos y Lula el 31%. Bolsonaro sólo tiene más intención de voto que el candidato del Partido de los Trabajadores entre los más ricos (34% a 26%) y entre los empresarios brasileros (47% a 21%).

Rechazo a Bolsonaro

Según Datafolha el 60% encuestado no votaría de ninguna manera a Bolsonaro en primera vuelta. El rechazo a Bolsonaro es del 67% entre los más jóvenes, 67% en el nordeste, 67% en la población negra y 83% entre homosexuales y bisexuales. Entre las personas que votaron a Bolsonaro en la segunda vuelta de 2018, el 28% rechaza su candidatura en 2022 y el 64% no votaría a Lula de ninguna manera. Entre quienes votaron a Bolsonar, el gobernador de San Pablo, Doria, tiene un rechazo del 42% y Ciro Gomes de 35%.

Lula le gana a todos

En caso de que hubiera segundo turno, Lula vencería a cualquier candidato, así como Bolsonaro perdería con cualquier candidato que fuese con él a la segunda vuelta. En una segunda vuelta entre Lula y Bolsonaro, el petista obtendría un 59% de los votos, el actual presidente el 30% y habría un 10% de votos en blanco o nulos. Entre quienes manifiestan que votarían a Moro en la primera vuelta, el 31% votaría a Lula en la segunda. Entre quienes votarían a Ciro Gomes en la primera vuelta, el 38% votaría a Lula en la segunda y el 20% a Bolsonaro.

Si fuese el actual gobernador de San Pablo quien accediese a la segunda vuelta, Lula obtendría el 60% de los votos y Doria el 20%, pero aumentaría el voto blanco o nulo al 20%. Cabe destacar que entre los bolsonaristas hubo una gran campaña contra el gobernador paulistano porque tomó las medidas correspondientes de cuidado contra el coronavírus, además de que el laboratorio público paulistano Butantan fue el primero a producir la vacuna en el país.

En caso de que aconteciese que Ciro Gomes fuese a una segunda vuelta con Lula, el expresidente obtendría el 56% de los votos, y el candidato del PDT el 26%. Si fuesen a un segundo Lula y Moro, el exjuez que lo condenó y cuya condena fue anulada por el Supremo Tribunal Federal, también perdería con Lula por 57% a 31%.