fbpx Brasil: manual para detener un ex presidente sin pruebas | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 19.07.2017
Brasil: manual para detener un ex presidente sin pruebas

AGENCIA PACO URONDO desgrabó y tradujo la declaración de Lula. Las palabras del juez donde reconoce no tener pruebas contra Lula. Las preguntas sobre su mujer fallecida para poner nervioso al ex Presidente.

Por Santiago Gómez
Desde Florianópolis – Brasil

El ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue sometido a cuatro horas y media de interrogatorio por indicación del juez de la operación Lava Jato, Sérgio Moro, acusado de ser dueño de un departamento que le habría entregado la empresa OAS como coima. La estrategia del juez, cuanto del Ministerio Público, fue sacar de quicio al acusado repitiéndole una y otra vez las mismas preguntas al menos veinte veces. “Vine preparado para no ponerme nervioso”, dijo el ex mandatario. Tanto las preguntas del juez, como los fiscales, estaban basadas en artículos de la prensa. “No me están juzgando a mí, están juzgando una manera de gobernar”, señaló Lula.

La citación del día 10 de marzo correspondía a tres acusaciones contra Lula relacionadas a un departamento triplex y dos acusaciones por casos de corrupción de la Petrobras. La base de la primera acusación es que el departamento fue construido por la empresa OAS, una de las constructoras más grandes de Brasil y por lo tanto, como sucede en cualquier país del mundo, una de las constructoras con la estructura suficiente para ser contratada por el Estado. La lógica argumentativa del juez Moro es la misma que la del juez Bonadío: se trata de personas que estuvieron militando más de treinta años en política simplemente para llegar al gobierno, montar un esquema de corrupción y enriquecerse.

El edificio donde está el departamento que le adjudicaron a LUla, sin que en las 238 páginas de la sentencia el juez Sérgio Moro haya podido probar que pertenece al ex Presidente, en un inicio perteneció a la Bancoop, una cooperativa del sindicato de bancarios, que comenzó la obra pero no consiguió finalizarla y a la OAS le compró la obra en el estado que estaba y la finalizó.

Mariza Letícia Rocco Casa, casada con Lula, quien falleció de un ACV condicionado por la presión que vivió su familia, tras las filtraciones de Moro a la prensa que ella había mantenido con sus hijos, invirtió en lo que se conoce como "de pozo" en Bancoop, pagó una primera cuota para invertir en un departamento a construirse en Guarujá, municipio costero de la provincia de San Pablo. Con la interrupción de la obra también interrumpió el pago de las cuotas, cuando la OAS se hizo propietaria del predio le ofreció a quienes habían invertido continuar la inversión con ellos. Doña Mariza no decidió qué hacer, fue con Lula a visitar el departamento, decidieron no comprarlo. Como le explicó el ex presidente a Moro, es imposible para una figura pública como él ir a la playa, sólo podría hacerlo los lunes por la mañana con lluvia o los miércoles de ceniza.

Para el juez Moro esa visita certifica que fueron a comprarlo y aunque no hay prueba alguna de que ese departamento pertenezca a Lula y sí que la OAS utilizó al menos 50 veces el título de propiedad del mismo para hacer operaciones financieras él, Moro sostuvo durante todo el interrogatorio y en la sentencia, que el departamento era de Lula y se prestó a la operación de los medios de comunicación que instalaron en la sociedad que la prueba de que le pertenecía a Lula el departamento era que no estaba a su nombre.

Este mismo fue el argumento utilizado para sacarle un titular contra Lula a Joesley Batista, el empresario de la carne que grabó conversaciones con Michel Temer, presidente de facto, y Aécio Neves, candidato a presidente que disputó el ballotage con Dilma, en el que acordaban el pago de coimas. Batista dijo que tenía dos cuentas en Suiza a su nombre, desde las que hizo donaciones declaradas a distintos partidos políticos, la mayor parte al PMDB de Michel Temer, Eduardo Cunha (detenido), pero que las cuentas en realidad pertenecían a Lula y Dilma, desde las que transfirió más dinero al PMDB que al PT por orden del PT. Fue tan difícil hacer creer ese capítulo de la novela que O Globo tuvo que salir a desmentir que las cuentas pertenecieran a Lula.

Tras la viralización en Argentina de partes de la declaración de Lula al juez Moro, dejamos parte de la desgrabación de la misma, para dejar expuesta la lógica con la que operan los agentes del capital transnacional en el poder judicial. La declaración se puede ver completa en Youtube, con la imagen centrada en Lula o desde la cámara que está en una esquina de la sala, lo que permite también ver a los representantes del Ministerio Público, aunque el fiscal Deltan Dallagnol, a cargo de la causa, no tuvo el coraje de asistir cada vez que declaró Lula, y al juez Moro, acodado como un adolescente aburrido en clase de geografía, tratando sin decoro alguno al ex Presidente y su defensa. Recordemos que el juez le dedicó más de veinte páginas en su sentencia  a atacar a los abogados de Lula.

Que la corten con Doña Mariza

Lo primero que le pidió al juez Moro uno de los abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, es que saque el nombre de Mariza de las actas, ya fallecida la persona acaban todos los procesos judiciales o penales que existieran contra ella. Al inicio de la declaración se puede ver un Lula inquieto, que no puede dejar de mover las manos abriendo y cerrando los anteojos, moviendo las hojas. Era previsible que la muerte de su mujer lo impactara, poco tiempo antes había declarado en una entrevista que no imaginó que podía ser tan difícil vivir sin ella.

A pesar de que Lula y su abogado le pidieron a Moro que dejara de nombrarla el juez en ningún momento lo hizo. De nada sirvió que Lula le pidiera que entienda que para él es muy difícil escuchar hablar de ella en esos términos. Moro siguió, no le importó. El ex presidente le señaló su responsabilidad en la muerte de su esposa.

Las farsas de la seguridad para evitar filtraciones

Los abogados debieron entrar a la sala sin teléfonos celulares, sólo estuvo permitido el ingreso de grabadoras mientras no transmitieran en simultáneo al exterior, pero estaba permitidas las computadoras. La audiencia fue grabada por las distintas cámaras que había en la sala. Las primeras imágenes difundidas eran la de la cámara de frente al acusado pero luego socializaron en las redes el video donde se puede ver al juez Moro y los distinto representantes del Ministerio Público mientras preguntaban una y otra vez las mismas cosas. Todos en la sala sabían que estaban siendo filmados y no se dirigían a quien tenían enfrente sino a quienes estaban del otro lado de la cámara.

Moro comenzó aclarando con un tono de calma impostada que trataría con respeto a Lula, aclaró que no tenía nada contra él, que se comportaría como con cualquier otro acusado, que lo que determinaría su culpabilidad no sería él sino las pruebas. Lula escuchó sin responder. “Dejemos claro que quien hace la acusación es el Ministerio Público y no el juez”, dijo Moro. Luego agregó: “quiero dejar claro, debido a los rumores de que podría ser decretada su detención, que esos son rumores sin fundamento, me imagino que sus abogados ya le habrán alertado que no existía esa posibilidad, pero para dejarlo tranquilo le aseguro que eso no va a pasar”. Tenía conciencia de eso, respondió Lula firme.

Lula llegó a la audiencia acompañado de 500 dirigentes, entre sindicales, de movimientos sociales y partidarios. A cuadras del lugar esperaban 50.000 militantes. João Pedro Stédile, líder del Movimiento de Trabajadores sin Tierra, una vez que ingresó Lula le mandó un mensaje al juez desde los medios de comunicación: si no cumple con la ley vendremos con los 50.000.

No es difícil para quien dice la verdad

“Quiero avisarle que en el proceso de acusación puede haber preguntas difíciles para usted, no significa que esas preguntas contengan afirmaciones de actos que sean verdaderos, las preguntas pueden ser difíciles pero el objetivo de eso es esclarecer la verdad y darle la oportunidad de que de una repuesta a cada una”, continúo Moro en su introducción y Lula le contestó “no hay preguntas difíciles, doctor, para quien dice la verdad”.

La acusación fue: Lula tendría conocimiento y participación en un esquema de corrupción que habría victimado a Petrobras con la división de coimas entre directores de la petrolera y agentes políticos. En una segunda parte el Ministerio Público argumentó que Lula habría sido beneficiado por la constructora OAS, con una ventaja indebida de cerca R$ 2,4 millones (cerca de US$800 mil), las que estarían constituidas del traspaso a Lula de un departamento triplex 164 a em Guarujá y la realización de reformas en el departamento: la instalación de un ascensor. Lula habría pagado por una unidad simple, recordemos que Doña Mariza sólo pagó una cuota, pero la OAS le destinó un departamento superior, además de que lo reformaron sin que Lula cargue con la diferencias y el costo de las reformas. Eso estaría relacionado con corrupción de la Petrobras.

La defensa del presidente Lula no reconoce la primea parte de la acusación, porque ese afirmado esquema de corrupción es objeto de una causa que tramita en el Supremo Tribunal Federal. El objeto de la denuncia, la acusación que consta en la denuncia, de la que el acusado se defiende se refiere a: tres contratos firmados entre la OAS y la Petrobras y un departamento triplex en Guarujá, esta es la acusación que consta en la denuncia, a pesar de otras eventuales cuestiones periféricas que fueron tratadas.

Qué dijo Lula y qué dijo Moro

A continuación fragmentos de la desgrabación de la declaración de Lula a Moro, que muestra que sin tener prueba alguna el juez, lo que queda claro en cuanto no tiene cómo presentar un título de propiedad que adjudique el departamento a Lula, lo condenó igual.

Sérgio Moro: Es una cuestión colocada en la buena parte de la denuncia de que el ex presidente tendría conocimiento de ese esquema delictivo relacionando esas coimas a la cuestión del dolo que está involucrado.

Zanin Martins (Abogado de Lula): Hay una causa en el Supremo Tribunal a pedido del Procurador General de la Repúblicca que trata sobre lo que usted señaló al comienzo de su intervención, la acusación se restringe  a los tres contratos y el departamento y usted lo dejó reconoció con claridad cuando decidió negar pruebas a la defensa.

SM: Vamos a dejar registrado su punto ¿Pero podemos seguir para oír al acusado?

ZM: Lo vamos a oír está aquí el ex presidente para eso.

SM: Si él no quiere responder preguntas tiene la posibilidad de no hacerlo – dijo el juez gozando al abogado.

ZM: Lo que quiero es hacer una aclaración técnica, el presidente va a hacer su autodefensa, pero la defensa técnica informa a vuestra excelencia que reconoce en este proceso, tal como decisiones proferidas por vuestra excelencia, sólo las acusaciones que señalé.

SM: En el proceso evento 3 archivo COMP12 consta un término de adhesión con fecha 1/04/2005 que habría sido firmado por su esposa Mariza Letícia con Bancoop, correspondiente a la adquisición de una cuota correspondiente a un departamento unidad simple de 3 dormitorios en Guarujá del condominio Solares, en esa época identificado como Mar Cantábrico. Le muestro el documento si usted lo quiere ver.

Lula: Yo lo sé, está declarado en mi impuesto de rentas, doctor.

SM: El precio de ese inmueble es  R$ 195mil.

ZM: Excelencia cuota no es inmueble, el documento no dicen inmueble, el documento dice cuota.

SM: El precio total de la cuota que llevaría a la adquisición del inmueble serían R$195 mil y la identificación del departamento como 141 del edificio Navia, que después viró a edificio Salinas, cuando el emprendimiento pasó a la OAS. ¿Usted podría describirme las circunstancias de la adquisición de esa cuota?

Lula: simplemente mi mujer decidió comprar una cuota de la cooperativa Bancoop.

SM: ¿Usted acompañó a su esposa en esa oportunidad?

Lula: No.

SM: ¿Ella le relató cómo habría hecho esa adquisición?

Lula: Me dijo que compró de la cooperativa de los bancarios la cuota de un departamento.

SM: ¿De una unidad simple?

Lula: Ella me habló de cuota, no me dijo qué compró.

SM: ¿Usted podría decirme si desde el inicio había la intención de comprar una unidad triplex en vez de una simple?

Lula: No la había al inicio y no la había al fin. (Minuto 12’29´´)

SM: ¿Nunca hubo intención de comprar ese triplex?

Lula: Nunca hubo intención de comprar el triplex.

SM: ¿En algún momento de esa relación con la Bancoop y después con la OAS hubo una manifestación de cambiar ese departamento simple por el triplex?    

Lula: Nunca

SM: En la misma localización de los autos hay una propuesta de adhesión sujeta a aprobación, relativamente al mismo departamento, firmado por la señora Mariza Letícia, en el que consta una tachadura: el número 174 correspondiente al triplex fue tachado y encima se escribío arriba 141, eso fue objeto de un laudo policial.

Lula: ¿Quién lo tachó?

SM: Eso no está identificado.

Lula: A mí también me gustaría identificar quién tachó eso.

SM: ¿El señor sabía de esa propuesta, de esa tachadura y sabría explicarla?

Lula: Doctor Moro supe de ese departamento en 2005 y volví a discutir ese departamento en 2013.

SM: ¿Siempre en referencia a la unidad simple del departamento?

Lula: Recién en 2013 fui a ver el triplex

SM: ¿Antes de 2013 su esposa nunca le mencionó de la intención de…?

Lula: Nunca lo mencionó.

SM: En los autos consta un término de adhesión con fecha 1/01/ 2004 sin firma con la Bancoop relativo a un departamento de unidad duplex, con tres dormitorios, en ese edificio en Guaruá, unidad 174 que después con la transferencia del imprendimiento a la OAS se transformó en un triplex.

Lula: ¿En 2004 y firmado por quién?

SM: Eso no está firmado.

Lula: Entonces no sé, doctor

SM: Consta que ese documento fue aprehendido en su departamento en San Bernardo do Campo

Lula: No me lo mostraron eso.

SM: ¿Quiere darle una mirada?

Lula: Quien lo agarró no me mostró un departamento en San Bernardo do Campo. (Lula mira el documento) ¿Y está firmado por quién?

SM: No está firmado.

Lula: ¿Entonces doctor?

SM: ¿Tiene alguna explicación de ese documento retirado de su departamento?

Lula: No sé, tal vez quien me acusa sepa cómo eso fue a parar allá. Yo no sé cómo va a haber un documento en mi casa sin firma de 2004 cuando mi mujer compró en el 2005.

SM: (Moro lee sosteniendo con un brazo bajo un libro de actas y con el otro sosteniendo su cabeza apoyada en la mano) Consta en la acusación que ese emprendimiento del Condominio Solares fue transferido de la Bancoop a la OAS. ¿El señor ex presidente tuvo conocimiento de los hechos y participó de alguna forma de las negociaciones?

Lula: No.

SM: Consta que la OAS asumió formalmente ese emprendimiento el 8/08/2009, en esa misma época concedió a los cooperados de la Bancoop sobre el emprendimiento del mar cantábrico un plazo de 30 días para optar por el resarcimiento de los valores pagos a la Bancoop o celebrar compromiso de compra-venta de la unidad continuando el pago al nuevo deudor. Eso fue objeto de una asamblea de los cooperados del 27/10/2009.

Lula: Le voy a repetir lo siguiente: supe de departamento en el 2005, cuando compró y lo declaró en los impuestos de renta de 2006, y volví a saber en 2013 cuando Lauperdi me buscó.

SM: ¿El señor ex presidente y su esposa realizaron alguna opción en ese plazo de treinta días?

Lula: No.

SM: ¿Se acuerda cuánto fue pago por el señor ex presidente y su esposa por el total de ese departamento contratado unidad simple?

Lula: No, no me acuerdo, está todo declarado en los impuesto y debe estar en el expediente que lo que se ha dicho no son más que malas noticias.

SM: El MP dice que fueron pagados R$209 mil hasta septiembre de 2009 ¿Sabe si es aproximadamente eso?

Lula: No sé.

SM: ¿Sabe decirme si después de que la OAS asumió el emprendimiento en octubre de 2009 fueron hechos nuevos pagos por el departamento?

Lula: Creo que no

SM ¿Me puede explicar por qué a diferencia de todos los cooperados de la Bancoop, que en 2009 tuvieron que elegir por la continuidad de la compra celebrando contratos con la OAS o pedir la devolución del dinero, inclusive con plazo de 30 días a partir de la asamblea del 27/10/2009, usted y su esposa no tuvieron que hacer esa elección?

Lula: Tengo una hipótesis, Doña Mariza puede no haber recibido la invitación para participar de la asamblea .

SM: ¿Eso es una hipótesis o tiene conocimiento específico?

Lula: La única que puedo imaginar.

SM: ¿Nunca le fue informado nada al respecto?

Lula: Nunca.

SM: ¿Ni por su señora esposa?

Lula: Le vuelvo a repetir: supe del departamento en el acto de la compra, que era una inversión, y en 2013 cuando me buscaron otra vez.

SM: Consta que ese departamento 141, al que se refiere la cuota cuyo término de adhesión fue firmado por su esposa, fue alienado por la OAS emprendimientos, con número 131, en virtud del cambio del número del edificio a una tercera persona el 26/04/2014. ¿Usted sabía de la venta de ese departamento en la época?

Lula: No

SM: ¿Fue consultado sobre la venta de esa venta, siendo que se refería al departamento correspondiente a su cuota?

Lula: Doctor Moro, como yo no pedí el departamento ni recibí un departamento no tenía por qué ser informado.

SM: Pero ese departamento se refiere a aquel que estaba vinculado a su cuota en la Bancoop.

Lula: No fui informado, no fui informado.

SM: ¿Su señora esposa fue informada?

Lula: No creo. Por lo que escuché en las declaraciones que hubo aquí ese departamento fue dado de garantía unas cincuenta veces para otras personas que la OAS decía.

SM: La OAS presentó una contestación en la demanda judicial, 18/09/2013 en que los cooperados habrían aprobado un acuerdo con la OAS para transferir la inversión, con tres abstenciones y ningún  voto en contra. Usted ya respondió pero le pido que confirme ¿Usted o su esposa o algún representante participó de la asamblea?

Lula: No

SM: La OAS 28/8/2011 declaró “el emprendimiento del condominio solares está compuesto por dos edificios, 112 unidades autónomas. Todas las unidades fueron vendidas 111 a los cooperados de la Bancoop así como una nueva unidad para un nuevo adquiriente. ¿Podría explicarme por qué la OAS declaró eso si usted afirma que no había ejercido esa opción de compra del departamento?

Lula: Yo supe por una de las declaraciones que se dieron aquí que recién en 2012, o final de 2011, Doña Mariza habría autorizado a la OAS vender el departamento a causa de mi cáncer. Vi eso en una declaración aquí, no se de quién, pero lo vi.

SM: Pero la OAS afirma que en 2011 habría vendido todos los departamentos

Lula: Entonces lo habrán vendido, habrán hablado con Doña Mariza

SM: Consta en autos, según el Ministerio Público, la afirmación de que el triplex 168 A, antiguo 174, nunca fue puesto en venta por la OAS al público desde 2009 hasta hoy. ¿Sabía de eso?

Lula: No

SM: ¿Sabe  por qué?

Lula: No.

SM: ¿Usted visitó el triplex 164 A condominio solares?

Lula: Estuve en 2014

SM ¿Cuántas veces?

Lula: Una

SM: ¿Me puede describir las circunstancias el motivo de la visita?

Lula: Leo estuvo en mi oficina, diciendo que el departamento había sido vendido y creo que tenía otro departamento de los normales y el triplex y fui a ver el departamento. Vi 500 defectos en el departamento, volví y nunca más conversé con Leo del departamento.

SM ¿Se acuerda con quién fue?

Lula: Él y mi mujer

SM: ¿Se acuerda quién de la OAS estaba presente?

Lula: No sé, sé que estaba Leo Pinheiro

SM: ¿Se acuerda el contenido de la conversación?

Lula: El contenido de la conversación es con Leo, él quería vender el departamento y usted sabe que como cualquier vendedor quiere vender de cualquier forma, no sé si el doctor ya buscó una casa para comprar para saber cómo es que le vendedor hace. Le dije a Leo que el departamento tenía 500 defectos.

SM: ¿Usted lo rechazó de plano la adquisición de ese departamento?

Lula: No lo rechacé de plano porque Leo me dijo “voy a dar una revisada y después hablo con vos”.

SM: ¿El señor Leo Pinheiro le dijo que haría alguna reforma?

Lula: No, no dijo. Me dijo que iba a mirar y después me llamaba para conversar. Eso fue en febrero de 2014, si no me falla la memoria.

SM: ¿Usted o su esposa solicitaron reformas en ese departamento?

Lula: No.

SM: ¿Usted sabe si su esposa, familiares o personas a su servicio estuvieron nuevamente en el departamento?

Lula: Me parece que mi mujer estuvo una vez más.

SM: El señor presidente dice me parece ¿O tiene certeza?

Lula: Me parece, me parece que fue con mi hijo Flavio y llegó hasta allá y el departamento desmontado, información que tengo por mi hijo y no por ella.

SM: ¿Por qué propósito ella habría hecho la visita?

Lula: Ciertamente ella iba a decir que yo no quería más el departamento, porque cuando fui vi que ese departamento era prácticamente inutilizable por mí por el hecho de ser, independientemente de mi voluntad, una figura pública y yo podría ir a esa playa o el lunes o el miércoles de ceniza.

SM: Consta en el proceso que la visita de su esposa fue 21 o 22 de agosto de 2014.

Lula: No sé la fecha, fue en agosto.

SM: Ya se lo pregunté pero sólo para que quede claro ¿Usted, su esposa o familiares indicaron la realización de reformas en el triplex, instalación de cocina, ascensor privado?

Lula: Yo no indiqué, lo que sé es que el día que fui había muchos defectos, defectos de escalera, de cocina.

SM: ¿Cuándo decidió que no se quedaría con el departamento?

Lula: El día que fui a verlo me di cuenta que no era posible que yo tuviera un departamento en la Plaza de las Asturias en ese lugar, no tendría cómo ir a la playa. Segundo, el departamento era muy chico para una familia de cinco hijos, ocho nietos y una bisnieta.

SM: Después de su primera visita usted entendió que no se lo quedaría

Lula: Yo ya fui consciente de que no podría

SM: ¿Transmitió esa información?

Lula: Nosotros discutimos eso, porque hasta Doña Mariza tenía una cosa importante, a ella no le gustaba la playa, ella quería un departamento para hacer inversiones.

SM: ¿Usted le informó al señor Leo Pinheiro que no se quedaría con el departamento?

Lula: No, no sé por qué pero no se lo comuniqué.

SM: ¿Entendió que no se quedaría con el departamento pero no se lo comunicó?

Lula: Yo no me quería quedar con el departamento pero Doña Mariza todavía tenía dudas si se lo iba a quedar para hacer negocios o no.

SM: ¿Ella en algún momento decidió que no se lo quedaría?

Lula: No conversó más conmigo al respecto.

SM: ¿Sabe si ella después de esa segunda visita ella decidió quedarse con el deparamento¿

Lula: No.

SM: ¿No tiene conocimiento o no decidió?

Lula: Yo no supe que Mariza fue la segunda vez, lo supe después y que ella tampoco tenía interés de comprar.

SM: ¿Cuándo supo que ella fue la segunda vez?

Lula: Un día, no fue en agosto, no fue el día que fue, fue después.

SM: ¿Después de cuánto tiempo, aproximadamente?

Lula: No sé, difícil precisar si fueron diez, quince, veinte días.

SM: Cuando señor declaró en una indagatoria sobre esos hechos usted dijo “Cuando fui la primera vez le dije a Leo que el edificio era inadecuado, porque además de ser chico un triplex de 215mts era un triplex Minha Casa Minha Vida. Ahí la autoridad policial preguntó ¿Eso es bueno o es malo? Usted respondió era muy chico, las escaleras, yo le dije a Leo es inadecuado para un viejo como yo, Leo dijo “voy a intentar pensar un proyecto para acá”. Cuando Mariza volvió no habían hecho nada aún y ahí le dije a Mariza “voy a tomar a decisión de no hacer, yo no quiero, una de las razone es porque yo llegué a la conclusión de que sería inútil para mí un departamento en la playa, solo podría  ir a la playa el día de los muertos si estuviera lloviendo. Yo decidí    no quedarme con el departamento”. ¿Usted podría esclarecer esto?

ZM: Excelencia, usted dice “un inquérito”. ¿Podría identificar cuál y dos, esclarecer si esa es la declaración dada el día que su excelencia ordenó la declaración por la fuerza del interrogado?

SM: Sí, es esa, la declaración recolectada por la policía en esa oportunidad. Por lo que dice aquí el que tomó la decisión de no quedarse con el departamento fue usted, que ya tendría manifestado reservas en la primera visita y que en la segunda de su esposa, porque las reformas no estaría hechas, usted decidió no quedarse con el departamento.

Lula: Yo dije las dos veces lo mismo la dos veces, claro que es difícil si no estoy leyendo repetir las mismas palabras. Yo vi todos los defectos del departamento y Leo me dijo “pienso una propuesta y te hago”, yo nunca más hablé con Leo del departamento.

SM: ¿Pero una propuesta de reforma?

Lula: Yo no sé cuál era la propuesta él me dijo que me iba a hacer una propuesta, no me dijo que de hacer reformas.

SM: Yo le hacía esas preguntas porque todavía no quedó claro para mí quién quedó con la decisión de no comprar el departamento (31’) o si la misma fue de hecho tomada, porque en su declaración en su detención por la fuerza usted utilizó esa expresión en que habría decidido no quedarse con el departamento después de la segunda visita de su esposa a ese departamento. ¿Fue así o cómo fue?

Lula: Repetí las mismas cosas, sólo no tengo claro, Doña Mariza no me dijo en el mismo día “yo no me voy  quedar con el departamento”. Yo ya le había mostrado que era inadecuado el departamento, ella fue allá porque creo que quería ver si se lo podía quedar para vender, porque el departamento en verdad es lo siguiente: el departamento nunca me fue ofrecido antes de la fecha en que lo fui a ver y cuando lo fui a ver no me gustó.

SM: ¿El señor  Leo no le avisó que iría a reformar el departamento?

Lula: Leo dijo que iba a volver a hablar conmigo, después de todos los defectos que le señalé me dijo que me haría una propuesta y nunca más conversé con Leo.

SM: Cuando su señora esposa fue al departamento por la segunda vez y volvió de la visita le habló o le preguntó por las reformas.

ZM: Eso lo acaba de explicar, vuestra Excelencia, él ya respondió esa pregunta varias veces.

Lula: Ella dijo que no le había gustado el departamento otra vez, y como le había insistido que a ella no le gustaba la playa, y que yo sí, pero que era inadecuado para mí, creo que ella tomó la decisión no comprar.

SM: Pero aún la indagación que yo hago es si ella le dijo sobre las reformas

Lula: No, no dijo, querido y lamentablemente ella no está viva para que le pregunte.

SM: Consta que en su declaración en esa declaración cohercitiva el delegado de la policía le preguntó: “Doña Mariza cuando fue eventualmente para ver si tenía interés, como usted explicó, ya tenía instalada la cocina y el ascensor”, usted respondió “no tenía nada, según ella no tenía nada”. Ahí él le preguntó nuevamente “¿En la segunda visita nada, ni un mueble?” y usted respondió “nada, nada”. ¿Ella se lo contó o no el estado de las reformas?

Lula: No, no

SM: ¿Y cómo explica esa respuesta que dio?

Lula: ¿Que ella dijo que no había nada?

SM: Sí

Lula: Ella dijo que no tenía nada

SM: Entonces ella mencionó

Lula: Ya le dije que después de unos diez días, no precisé la fecha, ella dijo que no tenía nada y que no quería el departamento.

SM: ¿Entonces ella relató que las reformas no habían sido hechas, que la cocina no había sido instalada?

Lula: Yo no sé si las reformas, ella dijo que no tenía nada en el departamento estaba de la misma forma que cuando fuimos nosotros.

SM: ¿Usted sabe decirme si la falta de realización de las reformas o de la instalación de la cocina, del ascensor, en agosto de 2014, fueron los motivos por los cuales usted decidió no quedarse con el inmueble?

Lula: Yo no me lo iba a quedar porque no tenía cómo estar ahí.

SM: ¿Ese fue un motivo que también influyó en la decisión o no?

Lula: Ese motivo fue que yo no lo había pedido ni quise el departamento.

ZM: Yo sé que vuestra excelencia tiene un listado de preguntas previamente seleccionadas (Moro mira a la cámara), pero le pediría que adaptase ese rol de preguntas previamente formuladas a las respuestas ya dadas por el ex presidente Lula, porque usted está repitiendo muchas preguntas que en respuestas anteriores ya respondió.

SM: (Con displicencia Moro le conteste) Es así, pero estoy precisando de aclaraciones aquí, doctor, pero le agradezco su consideración. ¿El señor ex presidente comunicó formalmente a la OAS su decisión de no quedarse con el departamento?

Lula: Ya le dije que no – contesta Lula molesto.

SM: ¿Usted se lo comunicó de alguna otra forma?

Lula: (Lula se acomoda en la silla y empieza) Doctor se lo voy a repetir: el departamento estaba a nombre de mi mujer…

SM: Lo sé

Lula: … yo le había dicho en febrero que no quería el departamento, ella pensaba en hacer negocios si se quedaba con el departamento.

SM: ¿Usted sabe si su esposa le comunicó formalmente a la OAS que decidió no quedarse con el inmueble?

Lula: No sé, no sé, no sé.

SM: ¿Hubo más visitas al departamento del señor ex presidente o su familia después de agosto de 2014?

Lula: Nunca

SM: ¿Cómo se desarrollaron después de la visita de febrero y agosto de 2014 en relación al inmueble?

Lula: Para mí no sucedió nada nuevo porque yo no lo seguí.

SM: Después que José Leo Pinheiro fue preso ¿Tuvo algún desdoblamiento el asunto del triplex?

Lula: No

SM: ¿En algún momento de las conversaciones con Leo Pinheiro o con otros representantes de la OAS hubo alguna discusión respecto al pago de la diferencia entre el precio de la unidad simple, cuya cuota había sido adquirida, y el precio de la unidad triplex?

Lula: Hubo, hubo en la reunión de 2013 que Leo Pinheiro fue al Instituto (Lula) a conversar conmigo y estaba junto a mí el compañero Paulo Okamotto y Leo empezó a mostrar la idea del departamento y Paulo Okamotto preguntó “¿Leo cuánto es el metro cuadrado del departamento?”. Yo no sé si él dijo seis mil o siete mil reales, ocho, sé que Paulo Okamotto le dijo “entonces sabés que al vender el departamento tiene que ser vendido a precio de mercado, yo le digo a Lula a comprar pero si él compra al precio del mercado”. Fue la única vez que se discutió dinero.

SM: ¿Entonces fue en esa reunión de 2013 la primera vez que se habló de triplex?

Lula: Fue la primera vez.

SM: ¿Antes no?

Lula: No

SM: ¿Se acuerda si en esa oportunidad fue mencionada la diferencia de precio, los valores?

Lula:  Fue mencionado por el compañero Paulo Okamotto.

SM: ¿Pero el valor exacto de la diferencia de precio?

Lula: No, no

SM: ¿En algún momento de las conversaciones con Leo Pinheiro o con otros representantes de la OAS hubo alguna discusión sobre el precio de las reformas del triplex y el precio a ser pago?

Lula: No, nunca y hasta porque no me hablaron de reformas

SM: El MP dice que el costo de las reformas fueron de R$1. 277.000, lo que incluiría instalación de ascensor privado, cocina, adecuación de los dormitorios. ¿No hubo ninguna discusión sobre eso?

Lula: Ninguna y como considero, doctor, este proceso ilegítimo y la denuncia una farsa estoy aquí respetando a la ley, en respeto a nuestra Constitución (37’50´´) pero con muchas críticas al comportamiento de los fiscales del Lava Jato
 
SM: Esta es la oportunidad que usted tiene para defenderse, por lo que le voy a pedir un poco de paciencia

Lula: Paciencia yo tengo pero preguntarme cosas de una persona que ya murió para mí es muy difícil

SM: Sí, me imagino – dice Moro y toma un sorbo de agua

Lula: Es muy difícil

SM: Me imagino, pero lamentablemente hay que insistir (“ficar batendo”, dijo Moro, que también podría ser traducido por “seguir golpeando”) por el contexto. En la misma época de esas visitas que el señor ex presidente hizo al triplex, después de su esposa. ¿Hubo reformas costeadas por la OAS en el departamento de Atibaia

Lula: Ese es otro juicio doctor que cuando llegue la citación yo voy a tener mucho placer de hablar sobre el asunto.

SM: Existe un contexto aquí, y yo lo indago por ese motivo, unos mensajes

ZM: Excelencia, por la orden, una vez más, como fue dicho al inicio por la defensa técnica y basados en decisiones que vuestra excelencia profirió en esos autos, cuando vuestra excelencia negó pruebas a la defensa dejó claro que esta acusación se refiere a tres contratos firmados entre la OAS y Petrobras y un departamento en Guarujá, por lo que le pido a su Excelencia que eso que ya fue decidido sea respetado en este acto, porque el ex presidente está acá para hacer su autodefensa en relación a esas acusaciones. Si hay otros procesos de investigación que fueron abiertos en relación a otros temas no podemos tratar aquí de esos otros temas. Hasta porque tenemos competencias diferentes a temas tratados en el Supremo Tribunal Federal, en Brasilia y otros lugares, por lo que le pido a vuestra Excelencia que el interrogatorio, el momento de la autodefensa fuese en relación, exclusivamente, a la delimitación ya hecha por vuestra excelencia en decisiones anteriores, si fuese necesario podemos rever la decisión de vuestra excelencia para tener aquí presente cuál es el real asunto de la acción.

SM: Hay algunos mensajes adjuntados a este proceso en los cuales ejecutivos de la OAS se refieren a reformas a ese departamento de Guarujá en conjunto con departamentos de ese edificio de Atibaia, sólo por ese motivo es que introduzco el tema, pero señor ex presidente siéntase a voluntad de ejercer el derecho al silencio y no responder si usted entiende que no tiene que responder.

ZM: La defensa técnica ya le ha dicho su posición a vuestra excelencia y orientó al ex presidente promover su autodefensa con relación al objeto de la acción que fue indicada en las decisiones de vuestra excelencia y que están ahí bien delimitados. Entonces le informo que la orientación dada para la defensa técnica esclarezca todo lo que sea preguntado en relación al tema de la acción, por lo que no podemos traer otros temas que no son objeto de este proceso de acuerdo a sus decisiones.