fbpx ¿Trasladan a Lula? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 12.04.2018
¿Trasladan a Lula?

El Sindicato de Policías pidió que lo trasladen con el argumento de temer por la seguridad de los uniformados. ¿Lo llevan a un cuartel militar? APU desde Curitiba.

Por Santiago Gómez
Desde Curtiba

“Querían a Lula en Curitiba, ya lo tienen. Pero Lula viene con los amigos y la militancia”, señaló ayer el Dr. Rosinha, presidente de Partido de los Trabajadores de Paraná, quien dio un discurso en el acto frente a la sede policial donde mantienen detenido al expresidente. En el día de ayer el Sindicato de Delegados de la Policía Federal de Paraná solicitó que trasladen al ex mandatario porque afirman que corren riesgo los uniformados, sus familias y exponen que el acampe altera el normal funcionamiento de la sede policial y la tranquilidad de los vecinos. Circula la posibilidad de que lo trasladen a un cuartel militar, lo que garantizaría mejores condiciones de detención y seguridad para el expresidente.

Desde el sábado en que Lula cumplió con la orden de detención, se montó un acampe frente a la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde sería encerrado. Antes de que el helicóptero aterrice, la policía comenzó a reprimir, pero no pudo dispersar a los manifestantes que se mantienen en el lugar esperando la libertad del dirigente. En el día de ayer comenzó a circular con fuerza la posibilidad de que Lula sea trasladado a un cuartel militar, ya sea del ejército o de la policía militar. En el caso de que lo lleven a una sala del Estado Mayor, las condiciones de detención, la comodidad y la seguridad del expresidente sería mejor.

Según estableció el Supremo Tribunal Federal, una sala del Estado Mayor debe ser una verdadera sala y no una celda o cárcel; debe estar instalada en el Comando de las Fuerzas Armadas o de otras instituciones militares. Debe ser un tipo heterodoxo de prisión, pues no debe tener rejas ni puertas cerradas del lado de afuera. Cabe destacar que una detención de ese tipo representaría una mayor restricción para las visitas del expresidente. De cualquier manera, el día martes nueve gobernadores intentaron visitar a a Lula y, contrariando lo dispuesto por la ley respecto al derecho del detenido a ser visitado por familiares y amigos, les fue denegado el ingreso.

Hasta ahora no se sabe dónde podría ser trasladado Lula. El hecho de que no lo puedan mantener en un lugar es un buen signo para la resistencia. Pocas provincias más reaccionarias que Paraná para mantenerlo detenido y se lo quieren sacar de encima. Al sur está Santa Catarina donde fueron 10 mil personas al acto que ex mandatario dio en su capital, Florianópolis, por lo que la movilización sería mayor. Al norte está San Pablo, donde se rumorea que podría ir. Esto sería una buena noticia porque se le garantiza el derecho de todo ciudadano de estar detenido lo más próximo de su familia y porque la fuerza de resistencia en San Pablo es mayor. Es donde Lula hizo su carrera, donde pesa más la Central Única de los Trabajadores y donde pisa más fuerte el Movimiento de Trabajadores Sin Techo, de Guilherme Boulos.

Que no tenga ni para defenderse

La justicia federal bloqueó ayer las cuentas del expresidente, de la empresa L.I.L.I.S con la cual el ex mandatario brindaba conferencias, del Instituto Lula y del presidente de la institución, Paulo Okamotto. El argumento: deudas fiscales con el Estado. El objetivo: dejar a Lula sin la posibilidad de pagar a sus abogados, frente al proceso judicial que tiene por delante.

“La medida es otro ataque de Lawfare, la guerra jurídica contra Lula con fines políticos, para asfixiar las actividades del Instituto Lula y dificultar el derecho del expresidente a defenderse. Estamos recurriendo la medida, porque los impuestos fueron pagados, así como también recurriremos el bloque de bienes”, señaló Okamoto en un comunicado de prensa.

El abogado del expresidente, Cristiano Zanin Martins, afirmó que además de condenarlo sin pruebas y privarlo de su libertad, la Operación Lava Jato quiere sacarle a Lula cualquier posibilidad de defenderse al privarlo de sus bienes, “para garantizar un débito tributario que aún está siendo discutido en la esfera administrativa y que no mantienen ninguna relación con los valores reales donados al Instituto Lula”.

La fuerza de la resistencia

AGENCIA PACO URONDO volvió ayer a Curitiba para participar del campamento. En el lugar hay una permanencia constante durante el día de entre 700 y 1.000 personas. En su mayoría de la provincia de Santa Catarina, vecina al sur de Paraná, provincia de la cual Curitiba es Capital. Son varias las personas de Florianópolis que recorren cuatro horas de viaje para llegar y otras cuatro para volver en el día. Los manifestantes, siguiendo una práctica inaugurada por el MST, le dan el buenos días, las buenas tardes y buenas noches al expresidente, desde una esquina que queda a 150 metros de donde tienen a Lula retenido. Los abogados del ex mandatario dijeron que él los escucha.

Lejos del riesgo que la policía afirma que los militantes representan para los vecinos del lugar, lo que se observa es que no paran de llegar donaciones. Además, muchos de los vecinos de las cuatro manzanas por las que se despliega la ocupación, abrieron sus casas para que las personas puedan bañarse, cargar agua o lo que fuera necesario. En el acampe reina la armonía y la alegría también se hace presente, a pesar del mal momento. Mañana, tarde y noche siempre está sonando un samba, un forró o alguna música típica gaucha para levantar la moral de la tropa.

Actos todo el día todos los días

En la esquina en que la militancia se agrupa para enviarle fuerzas al expresidente, durante todo el día se organizan rondas para mandarle fuerzas. Diversos artistas han pasado para alegrar el día y dirigentes sindicales, sociales y políticos se hicieron presentes para mantener la actividad. En el día de ayer pasaron Fernando Hadad y Jaques Wagner, el primero ex Ministro de Eduacación de Lula e intendente de San Pablo, el segundo fue gobernador de Bahía y ex Jefe de Gabinete de Dilma Rousseff. Ambos suenan como posibles candidatos, en caso de que Lula no pueda competir.

Wagner recordó cuando conoció a Lula, cuarenta años atrás, cuando ambos eran dirigentes sindicales y el hoy ex mandatario le dijo que el movimiento sindical no conseguiría colocar a la clase trabajadora donde correspondía. “Fue ahí cuando Lula quiso crear un partido político para disputar la conducción del Estado y fue desde ahí que pudimos cambiarle la vida a millones de brasileros”, señaló.

Ambos dirigentes recordaron que la tarea es organizar actividades en todas las ciudades del país, de la intensidad que sean, pero que la gente salga a la calle a pedir por la libertad del expresidente. “Sea dos, tres personas o una con una remera roja”, señaló Wagner. Para el día de hoy se espera que lleguen más manifestantes, entre ellos estaría fortaleciendo su presencia el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra (MST), que, cumpliendo con la historia que la caracteriza, está llamando a intensificar la lucha para garantizar la libertad de Lula.

Campaña internacional

La dirigencia del PT, como de todas las fuerzas políticas que están exigiendo la libertad de Lula, están poniendo mucha atención en la campaña internacional por su liberación. Dilma Rousseff viajó a España, donde se encuentra denunciando el abuso cometido contra el ex mandatario. En el día de hoy se espera la llegada de Manuela D’Avila, candidata a presidenta por el Partido Comunista de Brasil a Buenos Aires. Se están organizando actos alrededor del mundo, por lo que es fundamental promover la denuncia en cualquier ciudad de los cinco continentes. Consultado un abogado cercano a la defensa del expresidente sobre la importancia que le darán en Brasil, señaló que varios de los ministros del STF le prestan atención a ese tipo de cosas. “Ellos y Fernando Henrique Cardoso van a tener que dar explicaciones cuando salgan a dar conferencias y no saben bancarse esas críticas”, señaló.