fbpx “Los medios de comunicación influyen los juicios penales” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 09.03.2018
“Los medios de comunicación influyen los juicios penales”

Organizador del libro “El caso Lula”, en  EXCLUSIVA con APU. Por qué la Operación Lava Jato le allanó el estudio a Rafael Valim. ¿Puede ser Lula candidato?

Por Santiago Amillano
Desde Neuquén

El  abogado y Doctor en Derecho Administrativo brasilero visitó la ciudad de Neuquén, donde presentó la edición en castellano del libro "El Caso Lula. La lucha por la afirmación de los derechos fundamentales en Brasil". Valim fue convocado por el Programa de Especialización en Derecho Administrativo de la UNCo, dirigido por Pablo Gutiérrez Colantuono, para presentar el libro que organizó junto con los abogas de Lula, Valeska Teixeira Martins y Cristiano Zanin Martins. En diálogo exclusivo con nuestra agencia, aseguró que el gobierno de facto de Michel Temer es el más impopular del mundo y que no puede ganar elecciones, por lo que debe apelar a métodos inconstitucionales para mantenerse.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo surge la necesidad de volcar el caso del ex presidente Lula Da Silva a un Libro?

Rafael Valim: El proyecto de esta obra nació hace unos dos años en Brasil, en diálogos con los dos abogados del ex presidente,  Cristiano Zanin Martins y Valeska Teixeira Zanin Martins, y partió de la idea de reunir estudios y reflexiones objetivas y científicas sobre los diversos aspectos del caso. Cómo los medios influyen en el caso. Cómo estas tales “operaciones” (que son en realidad reuniones entre policía y fiscalías) pueden ser examinadas desde el punto de vista constitucional.

Invitamos a grandes juristas de Brasil. Pablo (Colantuono) fue el único extranjero que participó del libro. Y fue esta la idea, que podamos ofrecer una reflexión científica sin pasiones sobre el caso. Y me parece que lo logramos. No es para hacer proselitismo, para hacer política, sino un documento histórico que trata este caso de manera objetiva.

Además, una persona que no pertenece al ámbito jurídico puede comprender el mensaje de la obra y lo que está pasando sin problemas. Los múltiples aspectos del caso contra Lula da Silva.

APU: Lo publicaron en 2017. ¿Por qué editarlo en ese momento y no esperar a que la causa avance un poco más?

RV: La idea era que este libro presente batalla en la guerra de información que hay sobre el proceso contra Lula. Fue una herramienta para aclarar. Que las personas puedan entender lo que está pasando.

Sirve para que la opinión pública, que está siempre contaminada por los medios de comunicación, pueda tener una fuente de información fidedigna y confiable. En Brasil, los medios importantes están en manos de poquísimas personas, poquísimas familias. Y ellos controlan la información de forma muy dura, por lo que acaban influyendo en los juicios penales. Y en el caso de Lula, el ex presidente sufre una presión muy fuerte para que haya una condena en su contra.

APU: Ustedes hablan de la necesidad de reafirmar los “derechos fundamentales”. La necesidad de defenderlos ¿Indica un retroceso en la situación política de Brasil, de Latinoamérica?

RV: Sí, en Brasil es notorio el retroceso. Como siempre digo, la defensa de derechos fundamentales no es una cuestión ideológica. No es una cuestión de derecha o izquierda. Se ubican en una esfera que están al margen del juego democrático. No hay que cuestionarlos.

En nuestro país el poder Judicial decide quién merece la protección de los derechos fundamentales. Y eso no se puede dimitir. El Estado Constitucional de Derecho debe pertenecer a todos. Por lo que me parece que hay un retroceso muy claro, en particular aquellos que están dentro de la cláusula del debido proceso.

Los pobres en Brasil, por ejemplo, nunca tuvieron derechos fundamentales. Para ellos siempre fueron meras declaraciones. El país tiene dos órdenes jurídicos: uno para afuera y otro para adentro. Porque estas personas nunca conocieron la fase protectora del Estado. Lo que pasa ahora es que todas las instituciones están destruidas, fuera de lugar. Y los derechos fundamentales no sólo les son negados a los pobres, sino a todos. Afectan incluso a aquellos que hoy fomentan esta violación. Es como el poema de Bertolt Brecht. Primero se llevaron a los negros; como yo no era negro, no me preocupé. Después se llevaron a los judíos; como tampoco lo era, no me preocupé. Y ahora me están llevando, ¿y a mí quién me defiende?

APU: En estos días transitamos el 8 de marzo, con un nuevo Paro Internacional de Mujeres. Hablando sobre género, ¿cómo analiza usted hoy la situación de la ex presidenta Dilma Rousseff?

RV: El caso de Dilma fue el punto inicial de este retroceso fuerte y rápido que se produjo en Brasil. El proceso en su contra tiene mucho de misoginia. Pero ella puede andar en las calles, los golpistas no. Entonces todo esto está pasando, pero la historia no la escriben los golpistas. La victoria de estas personas es efímera, porque ya perdieron en la narrativa histórica. Dilma sigue siendo un símbolo de la resistencia, habiendo sufrido un golpe de estado.

Michel Temer es el presidente más impopular del mundo. Tiene un 4% de aprobación. Por lo que se sabe que en Brasil la derecha no gana las elecciones. Por vía democrática no se sostiene. Y esto preocupa, porque ellos no dieron un golpe de estado para salir en dos años. Inquieta que la intervención en Río de Janeiro, por ejemplo, sea sólo el principio de algo más grave. Esta intervención es inconstitucional.

APU: ¿Lula se podrá presentar este año como candidato presidencial?

RV: Nadie puede impedir la presentación. Lo que puede ocurrir es que el Tribunal Superior Electoral la rechace. Pero creo que nada evitará que él presente su candidatura.

Incluso en el caso de que le rechacen la presentación, él mismo podría nombrar un candidato sustituto. Entonces, se da hoy también una discusión sobre “quién podría reemplazarlo”. Pero el Partido de los Trabajadores (PT) quiere que el candidato sea Lula Da Silva.

APU: Allanaron su estudio de San Pablo, en el marco del operativo por el Lava Jato de Río de Janeiro. ¿Qué argumentos esgrimieron las autoridades?

RV: Yo tenía un cliente en Río y cuando desplegaron este operativo por el Lava Jato me ponen a mí también en condición de “investigado”. Y ahí, sin motivo me niegan la posibilidad de exigir el derecho de privacidad de mi teléfono. Todas mis conversaciones con el cliente y otras personas fueron violadas. Y también la policía federal invadió mi estudio para sacar documentos que podrían haber sido solicitados con una simple intimación. Muy violento. Fue algo muy grave, que generó una repercusión muy grande en Brasil y afuera. Ahora los colegios de abogados de Río y de San Pablo lograron presentar un habeas corpus para combatir estas decisiones arbitrarias.

APU: ¿El allanamiento responde también a que usted pertenece a lo que llaman, junto a Pablo Colantuono, la “resistencia democrática”?

RV: Me parece que sí. Porque no hay otra explicación para justificar una medida tan surreal. Es algo sinsentido lo que hicieron. Entonces sólo puedo atribuir esta acción a la necesidad de intimidarme, de causar miedo.