fbpx La Suprema Corte brasilera anuló la causa de Moro contra Lula | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 15.04.2021
La Suprema Corte brasilera anuló la causa de Moro contra Lula

El plenario del Supremo Tribunal Federal brasileño ratificó la incompetencia de Moro para juzgar a Lula, anuló el proceso, reconoció la injusta prisión y le restituyó los derechos políticos pudiendo participar de la próxima elección.

Por Santiago Gómez
Desde San Pablo

El Supremo Tribunal Federal de Brasil ratificó la decisión del ministro del supremo, Edson Fachin, de anular la condena al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y también todo lo actuado contra él por el exjuez Sérgio Moro, por no haber tenido competencia para ello. Ocho de los once ministros votaron por la anulación de lo actuado por el juez de Curitiba contra Lula, reconociendo la injusticia de haberlo mantenido preso 580 días y retribuyéndole sus derechos políticos, pudiendo participar de la próxima elección.

El 8 de marzo pasado el ministro del Supremo Tribunal Federal, Edson Fachin, anuló el proceso judicial de Moro por reconocer que el juez no tenía competencia para juzgar al expresidente dentro de la operación Lava Jato. La acusación fue que Lula se benefició ilegalmente de contratos entre Petrobras y la constructora OAS con un departamento triplex en la ciudad de Guarujá, ciudad litoral de la provincia de San Pablo. El departamento no estaba a nombre de Lula, de hecho fue usado como garantía en operaciones inmobiliarias y fue vendido por otra persona (su propietario) mientras Lula estaba preso. El expresidente no vive en Curitiba, el hecho inventado no ocurrió en Curitiba, por lo que no había razón alguna para que se juzgue en esa ciudad. La excusa fue que la Petrobras estaría involucraba, el juez investigó casos de corrupción en los que la empresa está vinculada, pero teminó reconociendo en respuesta a un recurso presentado por los abogados de Lula que el tribunal nunca dijo que el triplex fuera producto de contratos entre Petrobras y la constructura. Aún así, condenó a Lula sin tener competencia para juzgarlo, sin pruebas y la sentencia fue ratificada por la segunda instancia.

En el año 2016, los abogados de Lula presentaron un habeas corpus en el que pidieron la incompetencia de Moro. Fue juzgado recién en marzo. El ministro Fachin anuló el proceso, sometió la decisión a una de las dos salas en la que el supremo está divido. La sala ratificó la anulación de la condena, la votación fue 3 a 2 y pasaron la decisión al plenario del supremo para que sea juzgado por los once ministros que la componen. Sólo tres ministros votaron por mantener la competencia en Curitiba sin realizar la defensa de sus votos en el debido proceso. El ministro Nunes Marques, nombrado por el presidente Jair Messias Bolsonaro, dijo que hay conexión entre Lula y Petrobras, y expresó que el derecho a la defensa de Lula no fue perjudicado.

El propio ministro Marques fue quien provocó llevar el caso al plenario del supremo. El día que se votó ratificar el voto de Fachin, Marques dijo que no tenía conocimiento sobre la causa, provocando que el habeas corpus sea tratado por el plenario. Cabe recordar que a través de la publicación del portal The Intercept Brasil se pudo tener acceso a los chats del fiscal Deltan Dellagnol con el exjuez Sérgio Moro y los otros fiscales del grupo de tareas de la Lava Jato. Quedó probado que el juez dirigia la causa, los proveia de pruebas, articulaba las acciones con los medios de comunicación y entre fiscales pensaban procesar a ministros del Supremo Tribunal Federal que se opusieran a lo hecho por la Lava Jato.

Por su parte, el ministro Marco Aurélio votó pidiendo "no decepcionar a la sociedad brasilera". Se inclinó por mantener la competencia de Curitiba porque allá existía un grupo especializado en investigar corrupción y acató el pedido de la Procuración General de la República de que "no se podía volver todo a cero". No importa el debido proceso. Para el ministro del supremo lo importante parece ser mantener el acuerdo con los grupos mediáticos. Como bien señaló Moro, una operación como la Lava Jato no podía realizarse sin el apoyo de los medios de comunicación.

Por último, el ministro Luiz Fux votó contra la anulación de la competencia porque no fue demostrado que hubo perjuicio para la defensa de Lula. La principal violación al derecho de defensa de Lula es que no tuvo derecho a defenderse donde debía, delante de un juez natural con competencia para juzgarlo.

Con la decisión de hoy, Lula recuperó sus derechos políticos para participar en las próximas elecciones. El expresidente, desde que salió de la prisión, ha manifestado que sería candidato sólo en última instancia, si no hubiera otra persona para competir. Sin embargo, desde que comenzó la pandemia, ha dicho que hasta 2022 no corresponde hablar de elecciones, que lo principal es luchar por el cuidado de la población, con transferencia de recursos para los más necesitados y comprar vacunas. Lula y el Partido de los Trabajadores están trabajando en la construcción de un frente amplio para las próximas elecciones del año próximo. Por su parte, Guilherme Boulos, la joven promesa del progresismo brasilero, que fue candidato a presidente por el PSOL en la elección pasada, manifestó que en la próxima competirá como candidato a gobernador de San Pablo.