fbpx El Frente Brasil Propular presentó su plan de gobierno | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 22.05.2017
El Frente Brasil Propular presentó su plan de gobierno

El FBP difundió el Plan Popular de Emergencia. El documento fue elaborado para interpelar a la población a derrocar a Temer y llamar a elecciones. Proponen democratizar la justicia, los medios de comunicación y regular el sistema financiero. Despenalizar el aborto y el consumo de drogas también está entre las propuestas.

Por Santiago Gómez
Desde Florianópolis – Brasil

El Frente Brasil Popular, compuesto por ochenta movimientos sociales, entre ellos el Partido dos Trabalhadores, el Movimiento de Trabajadores Rurarales sin Tierra, el Movimiento de Trabajadores Sin Techo, difundió su Plan Popular de Emergencia con el que busca interpelar al población para poner fin al gobierno de Michel Temer, llamar a elecciones presidenciales para 2017, Asamblea Constituyente para el 2018, revocar las leyes anti populares que se votaron durante el gobierno de facto y promover una reforma estructural de las reglas del Estado de derecho, reforma tributaria, incorporación a la Constitución de la expropiación de tierras y empresas vinculadas a casos de corrupción.

“El Frente Brasil Popular presenta sus propuestas para restablecer el orden constitucional democrático, defender la soberanía nacional, enfrentar la crisis económica, revertir el desmonte del estado y salvar las conquistas históricas del pueblo trabajador”. Así comienza el documento. Establece que la precondición para ello es el llamado a elecciones y el establecimiento de un gobierno de fuerzas políticas y sociales progresistas y democráticas, a las que reconocen quieren influir con sus 76 propuestas. Propone una reforma política que establezca el voto en lista partidaria, la mal llamada "lista sábana".

El Plan Popular de Emergencia está dividido en 10 puntos: 1) Democratización del Estado; 2) Política de Desarrollo, Empleo y Renta; 3) Reforma Agraria y Agricultura Familiar; 4) Reforma Tributaria; 5) Derechos Sociales y Laborales; 6) Derecho a la Salud, Educación, Cultura y Vivienda; 7) Seguridad Pública; 8) Derechos Humanos y Ciudadanía; 9) Defensa del Medio Ambiente y 10) Política Externa Soberana.

En términos económicos en Plan Popular de Emergencia (PPE)se sostiene sobre la base de la transferencia de recursos públicos a los sectores populares para que a través del consumo dinamicen la economía mientras el Estado promueve la industria nacional a través del otorgamiento de créditos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social a micros, pequeñas y medianas empresas, junto con una política cambiaria y de tasas de interés que prioricen la sustentabilidad y crecimiento del mercado interno.

El FBP destaca en el PPE la trascendencia de la articulación regional, el fortalecimiento institucional del Mercosur, la Unasur y la Celac, poniendo la prioridad en la consolidación del Banco del Sur. Reafirma los deseos de un orden mundial basado en la paz, la autodeterminación de los pueblos y el respeto a las soberanías nacionales.

Entre las propuestas que más amplificación tendrán en la población está la reducción de la jornada máxima de trabajo a 40 horas semanales, la incorporación a la Constitución del derecho a un ingreso mínimo, la penalización de quién no pague igual salario a una mujer que a un hombre por la misma tarea, la despenalización del aborto, la legalización progresiva de las drogas que despenalice al usuario, reformar el artículo 243 de la Constitución para que no sólo haya derecho a que el Estado expropie bienes y propiedades empresariales a quienes fueron condenados por trabajo esclavo y drogas, sino que se extienda a “los condenados por corrupción, cuyos activos serían incorporados a la economía estatal, garantizando la continuidad de esas empresas y el empleo de sus trabajadores”.

El PPE en su primer punto, Democratización del Estado, apunta directamente a los mecanismos y actores que hicieron posible el derrocamiento del gobierno de Dilma Rousseff y la quita de derechos que padeció la población brasilera desde que Temer está al frente del Ejecutivo por lo que propone la democratización del sistema judicial, el establecimiento de un plazo de mandato para los jueces y la democratización de los medios de comunicación.

El Plan Popular de Emergencia elaborado por el Frente Brasil Popular fue traducido por Agencia Paco Urondo para colaborar en la difusión del mismo en América Latina.