fbpx Bolsonaro dejó a 29 millones de brasileros sin salud | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 22.11.2018
Bolsonaro dejó a 29 millones de brasileros sin salud

Antes de asumir y con un tweet dejó sin atención médica a 29 millones de brasileros. El 90% de la población indígena no tenía otro acceso a la salud pública. 1.575 municipios dependían del Programa.

Por Santiago Gómez
Desde San Pablo

El presidente electo brasilero, Jair Bolsonaro, acabó con el Programa Más Médicos, creado por Dilma Rousseff tras las manifestaciones de junio de 2013, contra la Copa del Mundo, O Globo y una forma de hacer política. El 80% de los municipios brasileros sólo tienen médicos gracias al programa y el 90% de las atenciones realizadas a la población indígena son realizados por cubanos. El Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud (Conasems) informó que 29 millones de personas quedarán sin atención médica.

El Programa Mais Médicos fue creado por Dilma Rousseff tras las movilizaciones del 2013, cuando la indignación que promovieron los medios de comunicación por lo los gastos para organizar la Copa del Mundo, llevó a que la clase media que fue a la calle pidiera “salud padrón FIFA”. Hubo un intento anterior de llevar médicos a la región central de Brasil, el Amazonas, el nordeste, las regiones más pobres, las favelas, en 2011, que fue el Programa de Valorización de los Profesionales de Atención Básica (PROVAB), pero no fueron muchos los médicos que se inscribieron. Como informamos en APU “La demanda de los municipios ante la iniciativa fue de 13 mil médicos. Sólo 4.392 médicos se inscribieron y 3.800 firmaron contrato, lo que significa un 29% de las bacantes disponibles”. La fuerza de las manifestaciones le dieron a Dilma Rousseff el impulso político para realizar un acuerdo con Cuba, a través de la Organización Panamericana de la Salud, mediante el cual el país caribeño enviaría profesionales.

La corporación médica respondió cuestionando la idoneidad de los profesionales cubanos, se negaron a otorgarles matrícula para que ejercieran, por lo que el gobierno los reconoció profesionalmente limitando su accionar al programa. La campaña mediática fue feroz, llegaron a afirmar que no eran médicos. Cuando los cubanos comenzaron a trabajar, los intendentes que se habían negado a recibir profesionales llamaban al Ministerio de Salud pidiendo que abrieran la inscripción otra vez. El 85% de quienes se atienden en el Sistema Único de Salud, que no es único porque también existen las prepagas, afirma que la salud mejoró con la implantación del Mais Médicos.

29 millones de personas sin asistencia médica

El Conasem informó que “los cubanos representan, actualmente, más de la mitad de los médicos del programa. Por eso, la rescisión repentina de esos contratos lleva a un escenario desastroso, en por lo menos 3.423 municipios. De los 5.570 municipios del país, 3.228 (79,5%) sólo tienen médico por el programa y el 90% de las atenciones a la población indígena son realizados por profesionales de Cuba”. Había más de 700 municipios que no tenían un sólo médico antes del programa.

La transformación social y las mejoras que mostró el Mais Médicos en poco tiempo forzaron a que Folha de São Paulo y O Globo tuvieran que reconocer que la salud había mejorado, que la población estaba contenta con los médicos cubanos, lo que llevó a acabar con una fake news a base de realidad. Los brasileros se sorprendieron con la humanidad de los profesionales, que se sientan al lado y no en frente del paciente, que cumplen el horario de trabajo, lo que significó doblar el número de atenciones por unidad sanitaria.

Destrucción en 140 caracteres

Pero Bolsonaro lo destruyó con un tweet. Escribió: “Condicionamos la continuidad del programa Más Médico a la aplicación de un test de capacidad, salario integral a los profesionales cubanos, hoy la mayor parte destinados a la dictadura, y a la libertad para traer a sus familias. Infelizmente, Cuba no aceptó”.

El Ministerio de Salud cubano difundió una nota en la que afirmó “El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual”.

Cuba informó que no aceptaría las nuevas condiciones, las cuales habían sido revalidadas por el gobierno golpista de Michel Temer, con la renegociación del Término de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud de Brasil y el Convenio de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud Pública de Cuba. Brasil no contrata directamente a los médico de Cuba, sino que realiza un acuerdo con la OPS, que es quien hace el acuerdo con Cuba.

“No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países. En 55 años se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión”, afirmó el Ministerio de Salud Pública cubano e informó que se retiraba del programa.