fbpx Mario Flores: "La poesía es un acto de insurrección, de resistencia’’ | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Fractura //// 17.03.2019
Mario Flores: "La poesía es un acto de insurrección, de resistencia’’

Fractura, suplemento literario de APU, entrevistó al poeta y narrador salteño Mario Flores. Hablamos de su obra, la realidad editorial y la literatura atravesada por el movimiento feminista.

Por Araceli Lacore

Agencia Paco Urondo: Mario, sos poeta, editor y coordinador de talleres.

Mario Flores: Sí, ex editor en realidad, ya no estoy editando, ni siquiera a mi mismo.

APU: ¿Por qué dejaste de editar?

MF: Fue una combinación de factores personales y sociales: la industria del libro en Argentina como está, el precio del papel y la crisis económica. Las cosas no llegan y se tarda mucho en concretar el trabajo, la mayoría de las editoriales sufren esa pérdida económica, la dificultad de seguir produciendo tiene que ver con vivir lejos, no contar con el material y porque, como lector, me estaba repreguntando qué tipo de material estaba publicando.

APU: ¿Podemos pensar que la poesía es un acto de rebeldía?

MF: Es así, suena a slogan, pero para mí es como un acto de insurrección, de resistencia. Como todo arte tiene cuota de bohemia y solemnidad, pero se pueden utilizar recursos bellos sobre la hermosura del mundo que sean capaces de interpelar al que lee. Yo me dirijo todo el tiempo a un Mario flores que no existe y quizás no exista nunca. Hablo hacia un lugar y ese lugar soy básicamente yo mismo.

APU: ¿Leés más de lo que escribís?

MF: Siempre leo más de lo que escribo. En mi casa no había libros. Lo único que tenia mi madre era una novela erótica que le llegaba con un fascículo de tejido. Fui criado por mujeres en un ambiente de completa libertad. Leia las novelas eróticas de mi vieja. Después de los 9 años inventaba historias. Mi niñera era una pantalla de tv y veía anime, películas y telenovelas mexicanas que me influyeron en la manera de articular mis historias. Veo más de lo que escribo, escucho música más de lo que escribo, el material de afuera se cuela de alguna manera. Siempre lo que escribo y hago nacer está relacionado con algún elemento del exterior que me provocó algo.

APU: Escribiste Manual de Origami; Poesía para pasajeros urbanos con auriculares; Cuando llegue el fin de los tiempos; Borrosos pueblos; Un silencioso modo de arder y Hikaru (novela). ¿Te sentís orgulloso de alguno más que de otro?

MF: Poesía para pasajeros urbanos… lo edité yo mismo. Es importante porque es un libro editado de forma unipersonal y me hace sentir orgulloso por los poemas y porque me ayudó a salir de Salta. A mucha gente le gustó y hasta ahora es uno de los más compartidos. Ahí es donde yo veo una tentativa de estadística de cómo se leyó. A diferencia de otros trabajos, Un silencioso modo de Arder es más heavy, menos directo.

APU: ¿Cuánto hay realmente de vos en tu poesía?

MF: Cualquier texto habla de nosotros, no importa que me quiera alejar, en algún momento el autor va a aparecer. En el poema Ayer, de Poesía para pasajeros urbanos… quise hacer un poema himno, de justicia para los que estuvimos en ese rincón de sombra.

APU: Editaste Un Silencioso modo de Arder con Peces de Ciudad. En este libro hay un lenguaje poético distinto, ¿Qué cambió en tu forma de escribir y por qué?

MF: La mayoría de los libros que he hecho los hice así, escribo y hago libros, no escribo para reunir poemas y a una cantidad de páginas. Diagramo una página y escribo a mano libros completos, Poesía para pasajeros urbanos… nació así y Un Silencioso modo de Arder también. Entre ambos hay 8 o 9 meses de diferencia. Hay otros lugares, códigos, estructuras. Ya no apelé tanto al efectismo, la mayoría delos poemas de Poesía para pasajeros… fueron escritos para ser leídos oralmente. En cambio, los otros, no los leo nunca en público salvo un par. Cambió la manera que yo quería que este libro fuese leído. Es más abstracto, hay poemas sin título. Siento que es un libro hecho y derecho. Hay sangre, lluvia y fantasmas. Poesía… es el libro de la ciudad y el otro más meditabundo, contemplativo.

APU: ¿Estás escribiendo actualmente?

MF: Este año saldrá publicado Necrópolis, un libro de cuentos que el año pasado ganó el premio literario provincial. Es un libro de 10 cuentos. Es la primera vez que voy a publicar relatos, pasar de la poesía a la novela no me fue problemático.

APU: ¿Creés que es más fácil pasar de la poesía a la narrativa que al revés?

MF: Conozco narradores excelentes que son grandes lectores de poesía. No la escriben, no la critican. Pero poetas que se pasan a la narrativa, sí. Mi poesía tiene una influencia narrativa, eso ayuda. En este caso, al editar la novela con Editorial Nudista, hicimos un trabajo muy integral. El libro de cuentos sale en abril a través del Fondo Editorial de la Provincia de Salta. Tiene mucho que ver con la muerte, por eso el nombre. Es el primer trabajo en el que hablo directamente de mi ciudad, Tartagal. Tiene mucho que ver con lo ritual, con la religión, es una critica a la iglesia y al ritualismo de los pueblos pequeños. También estoy preparando un libro de poemas nuevos que ya está más terminado y está relacionado con la tecnología y la música electrónica. Quizás sale este año, pero no tengo fecha, estoy buscando editorial.

APU: Estás dando talleres. Quien quiera participar ¿Qué tiene que hacer?

MF: El contacto es mariosucede@gmail.com. Son para mayores de 15, por una cuestión de material, lenguaje y de dónde viene. Acá en Salta es más complicado leer autores con un uso del lenguaje más libre, disidente, connotado a cuestiones de lucha, raza, integración. Los dicto en la biblioteca Juan Bautista Alberdi de Tartagal.

APU: Las grandes editoriales casi no publican autores nuevos de poesía ¿Qué opinas al respecto?

MF: En la literatura pasa que los escritores que tienen presencia en las redes son fáciles de identificar y no es sorpresa que se vendan en grandes sellos que los buscan. Ser un youtuber también es reseñar: no desmerecería el trabajo de alguien que reseña en Ñ o en YouTube, he visto reseñas geniales en YouTube. Cuando eso pasa al formato libro, dice mucho sobre cómo se arma un catálogo, tendencia, tráfico en las redes, visualizaciones, el país de donde viene. España es por ejemplo el país de la poesía 2.0. Argentina está dentro de otro tipo de difusión.

APU: Hablás de jurados que están acusados de abuso ¿Qué opinás del movimiento feminista que no dejó al ambiente literario fuera de sus reclamos?

MF: Desde el principio me sentí muy señalado al ver tanta información, enseñanza, material, testimonios, violencia, impunidad. Es algo que te toca de cerca y a veces corrés el riesgo de querer ser compañero. Pero como varones heterosexual no debemos buscar ningún protagonismo. No juzgo la lucha compartida pero, para mí, sumar es callarse, ver y aprender. Hay poetas varones que hacen poemas feministas, es un retroceso, no es ese el sentido. La mejor idea es salir del foco. Esa para mí es la verdadera batalla contra el silenciamiento y eso incluye dejar círculos donde había acosadores.