fbpx “Usar el BID como instrumento de subversión política en la región es muy grave” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 31.07.2020
“Usar el BID como instrumento de subversión política en la región es muy grave”

Las fuerzas progresistas de la región a través de Celso Amorim, Jorge Taiana y Ernesto Samper alertaron sobre el intento de Estados Unidos de quedarse con la presidencia del BID, violando un acuerdo fundacional del banco: la presidencia es para un latinoamericano. "Mantener el Mercosur, resucitar Unasur y fortalecer CELAC", es la consigna.

Por Santiago Gómez
Desde Salvador da Bahía

Tres de las máximas referencias del progresismo latinoamericano mantuvieron una conversación pública a través de las redes sociales del Grupo de Puebla: Ernesto Samper, expresidente de Colombia y exsecretario de UNASUR; Jorge Taiana, excanciller de Néstor y Cristina Kirchner y presidente de la comisión de relaciones exteriores del Congreso, y Celso Amorim, excanciller de Luiz Inácio Lula da Silva y exministro de Defensa de Dilma Rousseff. Informaron que la decisión de Estados Unidos de proponer un candidato a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo viola el acuerdo no escrito desde su creación sobre la presidencia para un latinoamericano y denunciaron que el motivo es el interés de Estados Unidos de financiar la subversión en Venezuela, mantener la subversión en Bolivia, a través de ONGs y fundaciones. Sobre el futuro de la integración regional Amorim dio la consigna: Mantener el Mercosur, resucitar UNASUR y fortalecer la CELAC. Samper anunció que la sede de UNASUR pasará a ser en Buenos Aires.

La única política es la internacional

El Grupo de Puebla, que reúne a las fuerzas progresistas de la región, envió un claro mensaje juntando a Samper, Amorim y Taiana: América Latina es territorio de paz. Samper representa el resultado exitoso de la integración regional para resolver el conflicto que existió entre la Colombia de Uribe que autorizaba bases militares y la Venezuela gobernada por Hugo Chávez. Samper medió la exposición entre las dos máximas referencias de la diplomacia latinoamericana. “El Messi y el Pelé de la diplomacia”, los presentó el colombiano. Lo interesante del Grupo de Puebla es la institucionalización de relaciones entre las fuerzas progresistas de la región que se mantienen más allá de quién esté en el gobierno y donde se observa la jerarquía dentro de cada fuerza independientemente de quién esté en el Estado. La presencia de Jorge Taiana recordó a Marco Aurélio García, que era el máximo representante del PT en relaciones internacionales cuando el canciller era Amorim.

La propuesta del evento fue analizar la integración regional en medio de la disputa por la hegemonía mundial entre Estados Unidos y China. Celso Amorim señaló “la integración ya era fundamental para Brasil porque se diseñaba un mundo de grandes bloques donde ni siquiera países grandes como Brasil son lo suficientemente grandes para relacionarse de forma equilibrada con China, Estados Unidos y la Unión Europea, pero América Latina como bloque sí puede tener esa capacidad. Eso será muy importante en el futuro”.

Samper caracterizó que existen dos visiones de la integración, una que sería la neoliberal, que es la integración como acuerdo de libre comercio y la otra la integración regional no comercial, que involucra la movilidad de personas, el concepto de ciudadanía, la ciencia y tecnología, la integración como condición para el desarrollo. Al respecto Amorim quiso destacar la importancia del Mercosur. “La unión aduanera fue lo que hizo a Europa mantenerse, las uniones aduaneras tienen mucha fuerza. Si pensamos en el sueño de una integración más fuerte la unión aduanera es fundamental. No son sólo dos visiones, para Brasil y para Argentina, desde el inicio era un proceso político pero el comercio era un instrumento indispensable para llevar adelante el proceso político. El acuerdo entre el Mercosur y la Comunidad Andina fue fundamental para la creación de UNASUR. No se trata de anteponer el comercio a la política, sino de una utilización del comercio como instrumento de una  integración política”, señaló el excanciller brasilero.

El representante de Brasil expresó que “en el nuevo mundo que se avecina la esfera pública va a ocupar una parte mucho más grande que la esfera privada y entonces los acuerdos de libre comercio no serán suficiente”. Destacó que será fundamental la participación del Estado en áreas como las de Defensa y Salud. “Eso nos habilita a tener relaciones con otras áreas del mundo en desarrollo y con eso cooperar con un mundo que sea más justo y equilibrado. Hay una trampa real que es el de la nueva guerra fría. A nosotros no nos interesa la guerra fría, tenemos que trabajar para fortalecer la multipolaridad y eso implica China, Rusia y Unión Europea”, definió el excanciller brasilero.

Para finalizar su exposición Amorim definió cuál es la consigna para las fuerzas progresitas de la región permitiéndose también un chiste. “En la revolución rusa, no voy a hablar del comunismo porque sino en mi país me van a meter preso, se decía que era pan, tierra y paz.  Acá es: Preservar Mercosur, resucitar Unasur, fortalecer CELAC”, para luego llamar la atención sobre que: “en el Grupo de Puebla siempre hago una observación y es que dejamos de hablar del Caribe y no podemos. Es importante estratégicamente, es importante geográficamente, para Colombia, Venezuela. Para Brasil es importante por afinidades étnicas, culturales, y para ellos es importante para que no los dejemos a la mano de las grandes potencias”, señaló el representante brasilero.

El colombiano antes de pasarle la palabra a Taiana reclamó que el comercio de Brasil con la región es ínfimo comparado a Europa. Amorim cuando tuvo la oportunidad le respondió “Ernesto decís que nuestro comercio es super pequeño, pero creció mucho, yo no puedo mirar desde el punto de vista de otros países, sólo desde Brasil, pero cuando llegamos América Latina y Caribe representaban 4%, cuando salimos representaba el 20%. Argentina estaba al borde de pasar a Estados Unidos como segundo socio, Mercosul era equivalente a Estados Unidos”.

BIDanciando golpes

El excanciller Jorge Taiana comenzó su exposición anticipando que el crecimiento económico pos pandemia será muy lento por lo que la integración resultará imprescindible en un mundo que estará menos interconectado, por lo que habrá una pausa en las cadenas de valor global, por razones políticas y técnicas, lo que genera condiciones que favorecen el desarrollo regional. Mencionó la necesidad de realizar cruces fronterizos con Chile, más allá de las diferencias políticas que puedan existir con el gobierno chileno. Taiana señaló que hoy es fundamental defender el cuestionado multilateralismo  para no entrar en el esquema de guerra fría propuesto.

El excanciller de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner propuso la realización de acuerdos para obra pública con países de la región más allá de las diferencias ideológicas. “Integración práctica desideologizada” la llamó el excanciller y dio ejemplos de inversiones energéticas binacionales entre países antes del Mercosur y la cantidad de pasos fronterizos con Chile que están pendientes de realizar.  “Son proyectos con los que estamos en condiciones de avanzar y que no requieren de mucho debate ideológico” afirmó Taiana, para luego agregar:  “quien ideologizó la integración fue la derecha que diabolizó los organismos y salieron. UNASUR nace con la regla del consenso, nadie va a ser obligado a concordar con lo que no quiera ni a apoyar lo que no esté de acuerdo”.

Sobre el agrupamiento de las fuerzas de derecha de la región en el PROSUR, Taina expresó “Mas que Prosur son pro norte”. Al respecto Amorim anfirmó que “el PROSUR es un bloque ideológico que tienen en común el ataque a Venezuela y el apoyo a la intervención. UNASUR fue conformado por fuerzas progresistas pero tenía gobiernos conservadores como el de Uribe, que tuvo al principio resistencia a la creación del Consejo de Defensa pero terminó aceptando”.

El representante argentino alertó sobe el silencio de los presidentes de América Latina respecto a que Estados Unidos envío un candidato para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo. Existía un acuerdo no escrito de que la presidencia siempre sería para América Latina. Al respecto Celso Amorim comentó “es un escándalo sin dimensiones, es una rotura de toda la tradición, del acuerdo no escrito que existe desde la creación del banco en la que Brasil tuvo participación”.

Respecto a la causa del cambio de postura de los Estados Unidos el excanciller de Lula y exministro de Defensa de Dilma consideró “¿Es un capricho? No, quien toma la decisión es una persona que viene del Consejo de Seguridad Nacional (N.E: Mauricio Claver-Carone), del lobby de cubanos de Miami, se destacó por acciones contra Venezuela. Quieren la presidencia del BID para hacer cosas que un presidente latinoamericano, ni aún  conservador haría. Promover la subversión en Venezuela, mantener la subversión en Bolivia, que irán disfrazadas de apoyo a ONGs. El BID hasta ahora tenía el “soft power” latinoamericano. Ahora es el “hard-power”. Usar el BID como instrumento de subversión política e ideológica en la región es muy grave, es lo más grave que está pasando.

Debates post pandemia

Taiana y Amorim reflexionaron sobre la importancia de fortalecer localmente la integración regional como condición para la soberanía y Samper consideró que en Argentina la idea de la Patria Grande está muy arraigada. El representante argentino propuso comenzar a debatir ahora la post pandemia que nos mostró la importancia de la solidaridad, el Estado y la coordinación de la cooperación. “Esto no logramos ponerlo en la escena política con la relevancia que tiene, al contrario, escuchamos a Trump que dice que hay que irse de la OMS u de otros organismos, cuando la verdad es que si podemos salir de la pandemia será por el intercambio de experiencias, la coordinación de esfuerzos, de los investigadores. Deberíamos recuperar el concepto de solidaridad y el del rol central del Estado en un bien como la salud”, indicó Taiana.

El excanciller argentino también analizó las posibles vías para la recuperación económica. “Lo más fácil es poner en marcha capacidad ociosa de la pequeña y mediana industria a la que hay que estimular para que pueda dotar primero su mercado interno, después para la región y dotar muchos de los bienes a un precio razonable y tener una reactivación económica por ese lado. Eso es lo que deberíamos hacer  y no solo en la visión de sustitución de importaciones hacia adentro sino ver cómo logramos que esas pymes apoyadas por el Estado y con políticas de integración puedan tener un rol regional más fuerte. Es parte de la respuesta indudable que hay que hacer”, señaló Taiana.

“Tenemos que contribuir a fortalecer la idea de soberanía. Integración antes era visto como renunciar a cuotas de soberanía. La única forma de la efectiva soberanía es a través de la integración, por eso tiene que ser entre pares y no subordinación a una gran potencia. La integración entre pares es la única forma de que resguardemos espacios de soberanía. Sino tendremos solo vasallaje”, afirmó el excanciller argentino.

Amorim continuó el hilo de Taiana señalando “Quiero combinar esas ideas, porque acentuamos la soberanía pero en nuestra región no tendremos soberanía sino tenemos solidaridad, la soberanía no es contradictoria con la amistad, con la cooperación, ella es contradictoria con la sumisión a una potencia extranjera. La integración con base en la solidaridad y una visión de la soberanía nacional que se alimenta de la solidaridad, porque a la cooperación le hace más fácil alcanzar los objetivos”.

UNASUR en Buenos Aires

Durante la transmisión Ernesto Samper informó que la sede de UNASUR será trasladada de Quito a Buenos Aires. “Voy a contar un secreto a voces y es que Alberto Fernández me anticipó que dio primeros paseos para reabrir la casa del pueblo que fue donde nació UNASUR”, señaló el exsecretario del organismo. Taiana le recordó que el nombre era “La casa de la Patria Grande”. Samper informó que se trasladarán los archivos desde Ecuador a Argentina, para “que Néstor Kirchner vuelva a su patria”, señaló, recordando que el expresidente argentino fue el primer secretario del organismo.