fbpx Lula: "Estoy listo para volver" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 11.05.2017
Lula: "Estoy listo para volver"

Una multitud se trasladó a Curitiba a dar apoyo al ex presidente, que fue citado a declarar en la causa Lava Jato. El MST pidió que Temer renuncie y llame a elecciones para octubre. Después de cuatro horas de indagatoria Lula habló a la multitud: "esperaba que mostraran alguna prueba, no quiero que me juzguen con interpretaciones"

Por Santiago Gómez
Desde Curitiba - Brasil

El juez Sérgio Moro llamó a declarar ayer (10) a Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de la causa Lava Jato, y Curitiba amaneció movilizada. El juzgado federal fue rodeado por un dispositivo de seguridad de película, con formaciones con armas largas y caras tapadas. Por el centro de la ciudad miles de personas que viajaron a brindar apoyo al ex presidente se movilizaron hasta la plaza donde se montó un acto que duró más de diez horas, en el que también habló Dilma Rousseff. Lula llegó al juzgado acompañado de unas 500 personas, entre las que se encontraban los principales dirigentes de los principales movimientos sociales, así como legisladores, intendentes y militantes. João Pedro Stédile, líder del MST,señaló: “le dijimos a la policía que unos cientos veníamos acompañar a Lula hasta el juzgado, pero que si no respetan la ley vendrían los 50.000”.

El día 9 el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) montó un campamento en la ciudad de Curitiba, que fue punto de encuentro para los cientos de micros que llegaron desde distintos puntos del país para dar apoyo al ex presidente. Por el mismo se vio circular a senadores, diputados, concejales y presidentes de algunos de los principales partidos de izquierda del país, entre ellos Jamil Murad, presidente del PCdoB de San Pablo, quien compartió con APU su optimismo ante la actual situación: “la resistencia que hay en las calles es inmensa, esto en el golpe de 1964 no se vio, los vamos a voltear, no tengo dudas”.

A las 10 de la mañana los manifestantes salieron del campamento para recorrer el kilómetro que los separaba de la Plaza de la Democracia, donde se montó un escenario. A medida que la columna avanzaba, se abrían ventanas desde las que se vieron innumerables muestras de apoyo. No se registraron agresiones de quienes apoyan al juez Moro, que fracasaron en su intento de convocatoria para un acto paralelo. La militancia estuvo de pie casi diez horas esperando las palabras del ex presidente, durante las cuales distintos artistas pasaron  por el escenario a brindar apoyo y compartir su arte, entre ellos el grupo de rap Cronica Mendes, de San Pablo, y el cantante, Jorge Pereira, que entonó “Sólo le pido a Dios”, de León Gieco y “Si se calla el cantor”, de Horacio Guaraní. "Nuestro cantor hoy es Lula", señaló Pereira.

Entre quienes hicieron uso de la palabra estuvieron la senadora Gleisi Hoffmann, próxima presidenta del PT, y el senador Linderbergh Farias, quien también disputa la presidencia partidaria. Hoffmann señaló que en Curitiba fue donde se desarrolló el primer acto pidiendo “Direitas já!”, en relación al movimiento creado durante la última dictadura para llamar a elecciones, y Farias expresó que cuando volviera el PT al gobierno aplicarían impuestos a las riquezas más importantes del país. “Saben que vamos a ir por ellos, saben que vamos a ir por O Globo”, señaló el senador.

El joven líder del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) Guilherme Boulos, uno de los dirigentes políticos con más proyección del país, señaló “queremos investigar la corrupción, la de los empresarios que se enriquecen con ella, pero queremos investigación, no linchamiento. El juez no se puede poner la camiseta de uno de los equipos, actúa como un acusador con ruleros, desmoraliza la justicia. Queremos saber cuándo va a llamar a a Beto Richa (gobernador de Paraná), Aécio Neves para declarar, pero no, lo llama para el te de las cinco o para sacarse fotos sonrientes”.

Tras Boulos hizo uso de la palabra Ana Julia Ribeiro, estudiante secundaria que se hizo popular por un discurso que brindó ante el congreso de Paraná, que tuvo más de 12 millones de visualizaciones. La joven subió con una remera del Che Guevara envuelto con el pañuelo palestino, que vendía el MST, y señaló que la juventud salió a la calle a resistir la reforma constitucional que le puso un techo al gasto público, pero que después siguieron resistiendo y lo seguirán haciendo. “El poder judiciario quiere acabar con el hombre que más hizo por Brasil”, afirmó.

Tras Ribeiro habó  Camila Lanes, presidenta de la Unión Brasilera de Estudiantes Secundarios, oriunda de Paraná, estado del que Curitiba es capital, y recordó que fue en este estado donde hubieron más ocupaciones en el país, fueron más de 1.000 escuelas ocupadas. Ambas coincidieron en que el estudiantado seguirá resistiendo y ocupando para evitar retrocesos.

Cuando subió João Pedro Stédile, dirigente del MST, la plaza lo ovacionó. “La plaza es el bestiario de la lucha de clases y este es un período muy complejo de esa lucha”, señaló y agregó: “en el país mandan los bancos, las multinacionales y el agronegocio, el resto no cuenta. Hablan de corrupción porque la corrupción es la forma de los empresarios para robar los recursos públicos. Gastaron 6 mil millones de reales para elegir ese congreso y ahora no saben cómo salir de la situación en la que están”.

El líder del MST señaló que el golpe fue el “7-1” de la burguesía, que para completarlo necesita imposibilitar la candidatura del ex presidente. “Pero les decimos que Lula es nuestro candidato y no permitiremos que lo inviabilicen.  Acompañamos hoy a Lula hasta el juzgado para decirles que nos respeten, que respeten la ley, porque si no lo hacían vendrían los 50.000 que estaban en la plaza”.

Stédile señaló que lo que quieren es que Michel Temer renuncie, que asuma Carmen Lucia, presidenta del Supremo Tribunal Federal de Justicia y llame a elecciones para octubre de 2017. “Y hagamos una vaquita para que Temer se vaya a Miami, que es el lugar de todos los hijos de puta de este planeta”, para luego agregar “las prostitutas no tienen la culpa, ahí están todos los canallas”.

“Necesitamos elegir a Lula cuanto antes, vuelvan a las bases, vayan casa por casa a explicar a cada trabajador y trabajadora que este es un país rico, que podemos estar mejor. Hay que ir a ocupar Brasilia para derrotar el intento de reforma laboral”, señaló el máximo dirigente del MST. Tras sus palabras habló Vagner Freitas, presidente de la Central Única de Trabajadores, quien felicitó a los presentes por la huelga general del pasado 28 de abril y llamó a movilizarse a Brasilia los próximos 17 y 24 de junio. Freitas no pudo extenderse porque llegaron los ex presidentes, Dilma Rousseff y Lula da Silva.

La ex mandataria no se extendió en su discurso, nunca se sintió cómoda como oradora, y  señaló que hubo un primer golpe que fue su destitución, un segundo que fue el techo al gasto social y que el tercero sería el intento de reforma laboral que el gobierno de Temer impulsa. “Ni la dictadura se atrevió a tanto”, afirmó la ex mandataria. Dilma señaló que la fuerza y movilización popular era lo que le daban fuerzas para seguir luchando.

El discurso de Luiz Inácio Lula da Silva no fue muy extenso, debido a que debía tomar un vuelo para volver a San Pablo. “Participé de manifestaciones con un millón de personas, quinientas mil personas, con el número que se imaginen, pero ninguna fue tan importante como esta, jamás imaginé que un ómnibus saldría de Acre para venir hasta acá, hay personas de todos los puntos del país que se movilizaron para brindarme su solidaridad. Yo con ustedes no tengo una relación de candidato a elector, lo nuestro es una relación de compañero a compañero”, expresó.

“La historia va a mostrar que nunca antes hubo alguien tan perseguido como yo, ojalá esté vivo para verlo. Fui a declarar esperando que me mostraran una escritura, un documento, alguna prueba de que el departamento es mío, pero no tenían nada. No quiero ser juzgado por interpretaciones, quiero ser juzgado por pruebas. Yo soy el ciudadano más interesado en la verdad”, señaló el ex presidente y su voz sonó dolida, recordemos que perdió a su mujer por un accidente cerebro vascular hace pocos meses.

“Sólo les puedo decir una cosa, si un día tuviera que mentirles antes prefiero morir”, dijo el ex presidente y se quebró, ante una multitud que comenzó a gritar su nombre. “Estoy vivo y listo para ser candidato a presidente de este país. Si esa elite no consigue arreglar esto, que salgan que acá hay un metalúrgico que sabe cómo gobernar”, señaló.