fbpx La Nación+: “Alberto de Kirchner y Cristina dicen ‘Malvinas nos une’, pero realizan homenajes por separado” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Humor Político //// 10.04.2022
La Nación+: “Alberto de Kirchner y Cristina dicen ‘Malvinas nos une’, pero realizan homenajes por separado”

Así llamaron al presidente en el canal subvencionado por Mauricio Macri y así habrían buscado alimentar la grieta en el gobierno, una vez más. Un psi a la derecha. No, esa no, la otra derecha. Esto y mucho más, de la mano de Groncho Mars.

Por Groncho Mars |​ Ilustración: Leo Olivera

“Ya fuimos por ese lado con el título cuando la cúpula del FdT se sacó una foto para mostrarse unidos, unas semanas antes de las PASO, manteniendo la distancia de 2 metros que requería la pandemia, entonces”, advierte Gregor cuando Norman Petrich, nuestro empecinado editor, insiste en ir por ahí. “Como si ustedes no repitieran fórmulas dentro del texto, y como si esas fórmulas no dieran resultado y crearan una relación con los lectores y lectoras que los siguen todos los findes que aparecen. Encima, es un golazo porque es casi un textual. Tranquilamente lo podrían haber escrito en el diario que intenta recuperar Esmeralda Mitre. Además, como enuncia el dicho, el público se renueva”, nos dice. “Pero el discurso de la opo mediática no, y pareciera que también les da resultado”, agrego. Él extiende sus brazos por sobre nuestros hombros, nos da unas palmaditas y da por concluida la discusión diciéndonos “mejor, empezar”. 

Yo no voy a correr, yo no voy a correr ni escapar 

Un hecho insólito ocurrió en Uruguay. Allí se estaban llevando a cabo las sesiones del Parlamento del Mercosur y apareció Fabián “Pepín” Rodríguez Simón a ejercer su función de diputado. Claro, debe haber pensado que al hacerse en Montevideo y él estar refugiado allí, las fechas de suspensión no corrían. Eso molestó mucho a los diputados del Frente de Todos presentes. La que llevó la voz cantante fue Elena Corregido, quien afirmó “No podemos consentir que un prófugo de la Justicia argentina esté sentado aquí, decidiendo cuestiones vitales”. “¡No estoy prófugo!”, gritó Pepin, “solamente no vuelvo porque me gusta demasiado no estar preso”, completó por lo bajo. “Soy un perseguido”, insistió. “No te persigás más y presentate ante la jueza, máquina”, le retrucaron. Furioso, Simón pidió “sus 3 minutos”. Y antes de que alguien interpretara que estaba exigiendo un round de boxeo para dirimir el tema, tomó la palabra María Luisa Storani. La vicepresidenta de la UCR le pidió “como miembro de la coalición de la cual formamos parte, encarecidamente que se presente ante la Justicia”, y el exoperador de Macri hizo lo que mejor sabe hacer: ausentarse. Interesante interpretación realizaron en La Nación. “Escandalosa sesión en el Parlasur: el kirchnerismo no dejó hablar a Pepín Rodríguez Simón por estar prófugo y el denunció censura”. Son jodidos, estos K. Mirá que no dejarlo hablar por una nimiedad como la de estar en falta con las leyes de tu país.

Parece que en el final no me saldré con la mía, mi amor 

El que no pudo seguir en la condición de evadido fue Leonardo Cositorto, de quien finalmente nos enteramos que estaba haciendo home office en una playa de República Dominicana. Para no perder la costumbre, ingresó a ese país en forma ilegal desde Colombia. Parece que el CEO de Generación Zoe, acusado de una megaestafa piramidal, se ocultaba utilizando un “disfraz virtual” para evitar ser descubierto. “A quién se le ocurre esconderse en una playa vestido como el Zorro de Villa María”, me dice un policía de la Federal. Le explico que es un truco tecnológico, para que no le detecten el IP. “No sé que es eso, pero más le hubiera valido tapar el fondo de sus videoconferencias, así no nos dábamos cuenta dónde estaba”, me responde y tiene razón. Si todo va encaminado, en 5 meses está extraditado. Da cosita que Pepín Simón lleve 16 en Uruguay ¿no? Mientras tanto, en la causa conocida como “Cuadernos”, una pericia privada habría detectado que en su confección se utilizaron cuatro estilos distintos, al menos dos autores diferentes, tachaduras, borrados y tendría un origen oscuro. En mi vida había visto algo que se asemejara tanto al antiguo testamento. Lo más grave de todo es que ni el juez Claudio Bonadio ni Carlos Stornelli habían pedido una pericia sobre los dichosos cuadernos. “Se me olvidó que me olvidé, a mí que nada se me olvida”, se lo habría escuchado tararear al fiscal por los pasillos de Comodoro Py. 

Memoria hostil de un tiempo de paz, sin paz

Se cumplió un nuevo aniversario de algo que nunca tendría que haber sucedido: la guerra de Malvinas. Si pensaron que iba a decir el nacimiento de Alberto Fernández, todavía no aprendieron nada. El presidente estuvo en el acto central en el Museo Malvinas y Cristina Fernández lo hizo en el Congreso de la Nación. Esto que sería una simple agenda desdoblada, fue tomado por la opo mediática como una nueva fisura en la grieta. “Ponen el lema ‘Malvinas nos une’ y se presentan por separado”, aguijonearon sigilosos desde La Nación. Ni qué decir cuando la vicepresidenta comentó sobre el obsequio que le hizo al primer mandatario, el libro Diario de una temporada en el quinto piso, del sociólogo e historiador Juan Carlos Torres. “Hoy se lo mandé de regalo al presidente, para que después la vocera no diga que no le regalo nada en el cumpleaños”, disgregó CFK y Clarín, ni lerdo ni perezoso, tituló “Cristina usó el discurso de Malvinas para ironizar sobre el presidente”. Bien por Cerruti que les explicó lo que es humor a los que no tienen humor. Lo cierto es que se dispararon las ventas del libro recomendado. Influencers, tomen nota. Pero no intenten aprender con Boris Johnson. “Esta primavera vamos a agradecer y recordar a todos aquellos que lucharon y murieron para liberar a estas islas y a su gente”, aseguró. Liberar a los invasores que fueron invadidos, no es algo que se ve todos los días. Por suerte.

Salta la cuerda, se enrieda y cae de boca 

Hablando de invasores, la diputada por la Coalición Cívica, Mónica Frade, mostró su indignación en Twitter al entender que el billete de $1000 tenía un mapa que mostraba a la Patagonia como parte del territorio chileno. “Tendrán que explicarlo”, agregó. Y la que tuvo que explicar cómo veía “territorio chileno” en un mapa en el cual sólo aparece Argentina, fue ella. Y yo que creía que la gente de Juntos, si algo sabía, era leer los billetes. Claro, capaz que sólo los números. Creo que consiguió más apoyo en el 2020 cuando intentó autorizar de emergencia el uso de dióxido de cloro para combatir el coronavirus. Mortal el posteo de Edu Tonioli: “Mónica, ojo que te hackearon el tuiter. Un abrazo”. Porque es de peronista siempre mostrar una salida. Aplausos. Mientras tanto, Mauricio Macri se reunió con Donald Trump en la residencia de Palm Beach del expresidente de EEUU. “Hoy compartí un almuerzo con Donald Trump, donde intercambiamos opiniones sobre el contexto global, el vínculo entre Argentina y Estados Unidos y todo lo que nuestros países pueden seguir construyendo juntos”, posteó Mufaza en la red del pajarito. Me parece perfecto, mientras esa construcción sea sin ellos. Iba a decir que verlos juntos me hacía acordar a Pinky y Cerebro, pero después recordé que los dos quieren conquistar el mundo como el segundo mientras lo intentan llevar a cabo como el primero y entonces me doy cuenta que es mejor guardar ese pensamiento.

Es una lluvia de piedras martillando alrededor 

Netflix estrenó Granizo, la película con protagónico de Guillermo Francella, y se armó una batahola gigantesca porque hay una actriz porteña que (cómo decirlo finamente) no acertó en imprimirle el acento cordobés necesario a su personaje. “Ese fui yo”, me dice un productor de esa cadena. “¿Y lo decís orgulloso?”, pregunto, sorprendido. “¿No hubiese sido mejor contratar a una actriz de esa provincia?”. ¡Ni a palos!”, me contesta. “¡Por queeeé!”, grito desesperado por saber. “Cuando vi el guión y la preproducción, me di cuenta que estábamos poniendo plata en una comedia costumbrista como las de la dictadura, con clichés conocidos de memoria, que apela a la superstición por sobre la ciencia, ubicando la indignación y la cancelación como mecanismos de vinculación social y recurriendo a las resoluciones fáciles y efectistas, pero sin sustento. Me dije algo tengo que hacer. Ahí metí a esta piba y le pedí a Francella que prepare un ferné. ¿Resultado? La gente habla de esto último y no de todo el resto. La peli es un éxito mundial, la ven hasta los que no les gusta para poder opinar”. Me deja con la boca abierta, pero me da una gran idea. Hay que resaltar fuertemente la relación que tiene el capocómico hincha de Racing con el macrismo, a ver si en esta indignación generalizada que recorre toda la provincia mesopotámica se le piantan unos votos a Juntos. Porque en eso, también, le meten 70/30. Y nosotros venimos siendo la Coca.

Hoy voy a bailar a la nave del olvido

Se iba la semana en serapio de política cuando el Senado aprobó el proyecto para reformar el Consejo de la Magistratura. “Con estricta mayoría (37 a 33) y con pocas probabilidades de que se convierta en ley”, resaltó La Nación, quien parece estar haciendo fuerza para que esto último suceda. Es que si para el 15 de abril no hay una nueva, el Consejo volvería a su vieja formación de 20 integrantes y ahí entraría a tallar la Corte Suprema. Los de Juntos la intentaron picar aduciendo que Rosatti fue ministro de Néstor y ahora lo señalan como el malo de la película. La respuesta llegó en la voz de Anabel Fernández Sagasti, quien les recordó que Patricia Bullrich, en 1997, cuando se votó la ley a la que se volvería, estaba muy preocupada de que el Consejo de la Magistratura recayera en el presidente de los cortesanos. “Esa era la actual presidenta del PRO, aunque no recuerdo a quién representaba en ese momento porque tiene más transferencias que un Corsa”, y ese noble vehículo se despistó con semejante chicana. Y lo de noble es decir mucho, perteneciendo a una alianza donde Federico Sturzenegger se anima a decir que en Juntos apoyaron la reestructuración de la deuda porque le tienen más miedo a Macri en las internas que al gobierno en las generales. El expresidente del Banco Central de reestructuración y canjes algo sabe, diría megasabe. Por suerte para él, el blindaje judicial fue mejor que aquel que crearon con Domingo Cavallo para el país.

Estoy vencida porque el mundo me hizo así 

Por la masacre en Bucha, la ONU suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos. Con 93 votos a favor, 24 en contra y 58 abstenciones, se concluyó suspender “los derechos de membresía de Rusia en el Consejo por cometer violaciones graves y sistemáticas a los derechos humanos”. Ahí nomás, Infobae fue a la caza de quienes no sufragaron por la suspensión. “Los 23 países que apoyaron a Putin en la votación de la ONU”, tituló. ¿No será mucho? El tema es que aparecieron, primero, videos de soldados ucranianos fusilando a efectivos rusos. Y luego, cada vez más voces indicando el posible armado del escenario que se ve en los videos y fotos que se usaron para llegar a semejante decisión. Lindo lío se le viene a la ONU si siguen apareciendo estas cosas. Como el que se le viene a Jair Bolsonaro, ya que Lula da Silva eligió a su antiguo rival, Geraldo Alckmin, como precandidato a vicepresidente. Con eso, se asegura la alianza entre el PT y el PSB. Según mi contacto en Río, este movimiento de ajedrez no se podría haber conseguido sin la mano del “comandante Dirceu”. Yo le digo que el único Dirceu que conocí jugaba al fútbol y no al ajedrez. A menos que lo esté practicando desde el más allá. Pero él se refería a José Dirceu, quien supo ser superministro de Lula antes de caer en desgracia. Lugar del que parece haber salido Grecia, quien canceló en forma anticipada la deuda con el FMI luego de 12 años. Que las ruinas a la vista sean sólo las turísticas.

Di sis di end

Una vez más, llegamos a la sección más esperada, la que trae las noticias más destacadas de la semana. Y como sucede siempre que hay pocas relevantes, se llenaron los medios de las falopa. AM laburó duro esta semana y nos dejó estas 6. Así que este ranking va desdoblado. Ocupa el sexto escanio, “Papelón: le hizo un trabajo práctico a la chica que le gusta, pero no obtuvo el resultado esperado”. Se sacó un 2. Algunos aseguran que le habría preguntado luego: ¿Y de noviar ni hablemos, no? Por supuesto que terminó bloqueado por la chica. En el quinto escalón, “Fue a estudiar a Córdoba, su familia lo dio por muerto y la policía lo encontró durmiendo”. Parece que un joven de Villa María le pidió a su madre que lo despertara por teléfono para levantarse a las 8. Algo no funcionó porque, cuando se despertó, tenía delante a tres testigos, un efectivo avisando a la comisaría de que estaba vivo y 124 llamadas en el celular. Nunca más el sueño pesado. O pedirle a tu vieja que te llame. En el cuarto lugar, “Policías despistados: recibieron una denuncia, se confundieron y terminaron en medio de una obra de teatro apuntándole al director y los actores”. Los tipos agradecidísimos con el vecino que creyó ver un asalto en vez de una escena teatral. Lo más increíble de todo es que la obra lleva el título de Cuando el terror supera a la ficción. La policía de Córdoba te lo hace literal.

Mai onli frends, di end

En el puesto nro 3, “Pensó que Evita se estaba comiendo una hamburguesa”. Alguien creyó que en la mítica imagen en el edificio donde está el Ministerio de Desarrollo Social, en vez de un micrófono tenía en la mano uno de estos alimentos rápidos. Ahora se me hace imposible volver a pasar por ahí y que no me de hambre. En el segundo lugar, “Un hombre denuncia que quieren matarlo por ser demasiado fachero”. Elías de Sousa vive en San Vicente, Misiones, y está en el ojo de la tormenta debido a que denunció en los medios provinciales y en las redes sociales que tres mujeres, de buena familia, "lo quieren matar por ser demasiado lindo". Eso si no muere antes, aplastado por su propio ego. Y en lo más alto del podio, una nota sin la cual no podría haber seguido existiendo. “Símbolo esencial: Cómo hacer la arroba en la computadora”. ¿Es en serio, Clarín? Le podrían haber puesto “Las mil maneras de hacer el arroba y no morir en el intento”. Me imagino el diálogo, cuando se creó la sección Tecnología en el gran diario argentino. “Che, queremos tener un lugar donde aparezcan las últimas novedades tecnológicas, donde podamos asistir a nuestros lectores sobre las cosas importantes relacionadas con esto”. “No se hable más, dejámelo a mí”. Aunque, pensándolo bien, si es por ahí, no estaría taaaan mal. “Explicándole a los dinosaurios cómo arrobar a aquella persona que quieren defenestrar”. Ahora me cierra.