fbpx Avanzan las importaciones sobre la producción nacional | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 12.05.2017
Avanzan las importaciones sobre la producción nacional

Así lo indica un informe que puntualiza que el 21% de las pymes perdieron mercado a manos de las importaciones. Responde a la caída del consumo y del PBI.

Un informe elaborado por la Fundación Observatorio PyME indica que la proporción de pymes industriales que perdió mercado interno a manos de las importaciones aumentó al 21%, a pesar de que los precios de los productos nacionales subieron menos que los provenientes del exterior.

Para entender por qué la producción nacional perdió terreno frente a los productos importados a pesar de vender a un precio más barato, la clave está en la caída del consumo y la industria local. En 2016 se registró una caída del 8% en la producción de las pymes industriales, pero no disminuyó la importación de mercancías competitivas en la misma proporción.
 
Para explicar porque las pymes perdieron terreno frente a los productos importados aunque vendieron más barato, hay que analizar la caída que sufrió el consumo y la industria doméstica. En ese contexto, la producción de las pymes industriales disminuyó un 8% en 2016, pero la importación de bienes competitivos de la producción local no disminuyó en la misma proporción. En definitiva, Fopyme analiza que "la producción nacional de las pyme fue muy sensible a la caída del PBI de 2016, mientras que las importaciones lo fueron mucho menos".

El informe Competitividad e inserción internacional de las PyME industriales argentinas que publicó Ámbito Financiero, indica que si bien la devaluación de fines del 2015 impulsada por Mauricio Macri detuvo la caída de la "competitividad internacional", no frenó la avanzada importadora ni la pérdida de mercado interno.

La principal queja de las cámaras pymes se da por la caída del consumo local sumada al ingreso de productos importados que compiten directamente. Al respecto, el informe alerta que "es necesario comprender que esta ventaja lograda con la devaluación del peso no podrá ser sostenible si no se acompaña con una adecuada política industrial y comercial, dado que su efecto por sí sólo es transitorio". En ese sentido, remarca que hay que darle a la producción industrial de las pymes una perspectiva de competitividad "a más largo plazo y una mejor gestión comercial de los mercados de exportación e importación".