fbpx Política | Page 213 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política
05.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en Iniciativa, por Ariel Goldstein) “El kirchnerismo representa uno de los más interesantes desafíos que haya enfrentado la sociedad, la política y la teoría política argentina en las últimas décadas” fue una de las expresiones de Eduardo Rinesi, flamante Rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento y profesor de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), entrevistado en forma exclusiva por Iniciativa. El politólogo reflexionó sobre el escenario que se abre luego de la muerte de Néstor Kirchner, la relación de los intelectuales con la política y la universidad, así como el desafío que supone el kirchnerismo para la teoría política.
¿Qué escenario político imagina que se abre a partir de la muerte de Kirchner?
 
Estamos asistiendo en estas semanas a una reconfiguración de la escena política nacional. La sensación es la de una fortaleza muy grande del gobierno, de una ratificación muy decidida del rumbo y de una desorientación fenomenal de la oposición. En las primeras horas posteriores a la muerte de Kirchner hubo más de cuatro que sugirieron que era el momento de cambiar, la “oportunidad” para cambiar: un disparate completo que partía de una comprensión muy inadecuada de la naturaleza del actual gobierno y de la presunción –o bien malintencionada o bien prejuiciosa o bien simplemente torpe– de que el personaje que organizaba la orientación política del actual gobierno era el ex presidente y no la actual presidenta. Ése, evidentemente, no era y no es el caso, y entonces me parece que la primera cosa muy clara que ha ocurrido en estas últimas semanas es la ratificación, la confirmación de un rumbo. La segunda cosa muy evidente es la fortísima adhesión popular que recogió la presidenta en los días inmediatamente posteriores a la muerte de Kirchner, donde no solamente hubo un hecho muy masivo de reconocimiento, expresiones de dolor públicamente manifestado de modo muy visible, sino además de acompañamiento muy fuerte al actual gobierno. De modo que el gobierno sale no solo ratificado en sus orientaciones fundamentales, sino también muy fuerte en cuanto a la adhesión popular de la que goza, posiblemente de manera más visible que nunca. Por otro lado, la oposición navega entre sus torpezas, sus miserias y su incapacidad de configurar liderazgos más o menos verosímiles. Ofrece todos los días algún espectáculo más o menos lamentable de inconsistencia argumental, de incapacidad para sostener una discusión en el parlamento, de apelación –incluso, como el otro día– a las trompadas. Es todo muy grotesco: la oposición da todos los días una muestra diferente de no estar a la altura de la ambición, que no la ha abandonado, de gobernar este país alguna vez.
 
Me parece que ése es el panorama. Al que hay que sumar, por supuesto, un actor fundamental, que son los grandes medios. Clarín. Que todos los días nos presenta una nueva versión de la leyenda negra de un gobierno que, de creerle, estaría compuesto por una manga de corruptos espantosos, de apretadores profesionales, de violentos consumados. De manera que estamos ante un combo complicado: el combo de una oposición inepta e irresponsable y de unos medios que están decididos a llevar a las últimas consecuencias del disparate informativo y de la pérdida de su propia verosimilitud el mezquino combate que sostienen con el gobierno nacional, que pueden inventar una denuncia de no sé qué cosa y batir después el parche durante una semana con esa denuncia inventada (lo que sea: el “escándalo en Diputados”, la “vuelta de las coimas”, cualquier cosa) hasta que se vuelve evidente para todos que no hay ahí nada de nada y entonces salir al día siguiente con una foto del año del moño de un ex funcionario del anterior gobierno para volver a acusarlo de corrupto o decir por enésima vez que Guillermo Moreno tiene mal aliento y grita demasiado o que la trompada a Kunkel está mal, cierto, pero que no fue una trompada sino una cachetada (¿notaron eso?: todo el grupo, todo, usó al día siguiente, y no dejó de usar desde entonces, la palabra “cachetada”. Sólo los traicionó Sabat, que en el resumen de la semana la dibuja a la buena de Camaño con guantes de box) y que la verdad es que Kunkel había estado muy mal y para hablar el resto del día de lo malo es que es Kunkel y olvidarse de que lo mal que estaba la cachetada, o incluso para darle páginas de diario a la voz de alguna diputada que ya a esta altura es un personaje del grotesco nacional felicitando a las carcajadas a la diputada golpeadora. Todo esto es una locura. Pero hay algo de interesante, a pesar de todo, en toda esta locura, que es lo que yo llamaría un efecto de transparentización de la situación, de develación de quién es quién, muy importante. Quiero decir: que a esta altura del campeonato, lo que hace un par de años era una consigna política de un grupo, “Clarín miente”, hoy es una evidencia para todo el mundo que no se chupa el dedo. Y esto es interesante. Miren: después de la Semana Santa del 87, un tipo que estaba muy atento a las formas de organización de los discursos políticos en esos años, que era Oscar Landi, escribió unos artículos muy interesantes mostrando cómo la ostensible mentira de Alfonsín el domingo de esa Semana Santa, cuando el presidente dijo “no hemos pactado” y fue evidente para toda la sociedad argentina que sí había pactado, produjo un efecto muy importante. Algo de la legitimidad de la palabra política, que tenía una fuerte centralidad en la constitución de la escena pública durante los años de oro del alfonsinismo más exitoso, algo de esa centralidad de la política y de la legitimidad de la palabra política, de la verosimilitud de la palabra política, se fue al tacho. Me parece que hoy estamos asistiendo a una escena parecida pero invertida. Me parece que mientras la palabra de los políticos –de los más serios sobre todo– cobra nuevamente una fuerte verosimilitud social, es tan evidente, tan escandalosa, tan transparente para todos la mentira y la intencionalidad de algunas otras voces, las de los medios, que éstos pierden en el mismo movimiento la legitimidad que podían haber conquistado en esos años pasados. Y eso no deja de ser un hecho interesante que marca y marcará la discusión política y el tono de la coyuntura en los próximos meses.
 
Quisiera preguntarle respecto del odio que existía previo a este momento que marca el fallecimiento de Kirchner, un odio que se expresaba en algunos sectores medios y en los medios de comunicación. Un discurso muy virulento del estilo “maten a la yegua”, portador de una violencia furiosa. En esta nueva situación en la cual hay una presidenta que se encuentra fortalecida por el apoyo popular, y en la cual se vuelve difícil atacarla directamente por esta situación de luto que vive, ¿Cómo puede resurgir y volver a expresarse ese odio que se manifestaba en ciertos sectores medios y a través de los medios de comunicación?
 
Yo supongo que se van a cuidar de seguir diciéndole barbaridades de ese tipo por lo menos algunas semanas. Ahora, yo creo que esa descalificación, ese desprecio y esa falta de respeto estuvieron desde la primera hora después de la muerte de Kirchner, cuando muchos periodistas, y algunos colegas de las ciencias sociales también, empezaron a escribir sobre cómo debía gobernar la presidenta que se había quedado sin su marido y sin su guía, como leí por ahí. Cuando empezaron a levantarle el dedo índice para explicarle que ahora tiene una oportunidad inmejorable de hacer por fin bien las cosas. Esas observaciones pueden tal vez haber sido formuladas con menos virulencia o con palabras menos insultantes que algunas de las que habíamos leído u oído en meses anteriores, pero creo que las animaba una presunción de fondo igualmente agraviante, que es la de que el cuadro político más importante de la Argentina de las últimas décadas estaba allí repitiendo el libreto de su marido. Y me parece que eso no ha desaparecido: sigue muy presente. El prejuicio sexista y el odio al que vos aludías están absolutamente presentes en los mismos sectores en los que estuvo antes de que la presidenta enviudara.
 
¿Qué reflexión extrae a partir de la cantidad de jóvenes que se movilizaron durante esos días por la muerte del ex presidente? ¿Qué continuidad ves para este fenómeno o en que medida cree que esa movilización espontánea podrá traducirse en algo más estable?
 
Me parece un hecho importante y novedoso. Hay una generación de argentinos que nació a la vida política bajo los auspicios de este gobierno y del anterior y eso es muy interesante. Hay un reencuentro, un tono de militancias, de entusiasmos, la idea de que es posible cambiar el mundo, que es muy novedoso en relación con la Argentina de los años de la absoluta corrupción (en el sentido de la absoluta degradación) de la política que fueron los 90, e incluso en relación con los años del resignado posibilismo que signó también a las dirigencias políticas juveniles de los 80. Me parece que aquí hay un hecho interesante y creo que sí tiene posibilidad de perdurar. Sobre todo si uno no apuesta demasiado, no se entusiasma demasiado con esta cuestión que vos mencionabas, que es la cuestión de la real o presunta “espontaneidad” de esas movilizaciones juveniles. La verdad, a mí no me entusiasma especialmente esta idea de la espontaneidad. No me entusiasma especialmente que los jóvenes hayan ido “espontáneamente” a la plaza. Me entusiasma que los jóvenes hayan ido a la plaza. Y además creo que no fueron espontáneamente. Lo que yo vi en la Plaza, la noche del velorio y todo el día siguiente, no fueron jóvenes “espontáneos”. Fueron jóvenes organizados. Fue organización. Y eso me pone contento. Lo que encontré en la Plaza fue organización política. Fue a La Cámpora, la Evita, la no sé qué más… Es la organización y no la espontaneidad, que es una consigna del 2001, una consigna antipolítica, lo que me hace tener fuertes esperanzas sobre la participación de los jóvenes en la política que se viene.
 
¿Cree posible que esta politización juvenil tenga efectos en la política universitaria?
 
Supongo. En el último año hemos asistido a un hecho interesante que produjo muchas reacciones, exasperaciones, enojos de la prensa y de la derecha. Asistimos a una fuerte politización de los sectores más jóvenes: de los estudiantes de las escuelas secundarias, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires, aunque no solo allí, organizándose, militando, protestando, tomando escuelas, logrando algunas cosas y enfrentando a los poderes públicos. Eso con todas las cosas que se pueden decir, por supuesto, respecto de cierta mezcla de inocencia, desprolijidades y torpezas. Pero en cualquier caso creo que eso es un hecho político muy importante que en primer lugar hay que celebrar y solo después criticar, porque es un hecho muy importante la organización de los más jóvenes, que están empezando a hacer política en la escuela secundaria. En las universidades, en cambio, una politización de signo más interesante que la que habitó las universidades en los últimos años tiene que convivir con formas mucho más institucionalizadas, más establecidas de la politicidad estudiantil. Viejas mañas, viejas agrupaciones, viejos tics. Yo creo que una politización en un sentido más interesante de los estudiantes en los próximos años requerirá de muchos debates, de muchas discusiones. Hay allí un sistema político estudiantil hecho de viejas organizaciones, en algunos casos muy acostumbradas al manejo de aparatos políticos y económicos de ciertas facultades. En algunos casos, también, muy acostumbradas a cierto cómodo discurso impugnacionista obvio, cantado, torpe, moralizante, ingenuo. Pero yo veo una posibilidad de que aparezca algo interesante entre esas dos cosas, entre las agrupaciones que hace años vienen formando parte de las formas más conservadoras de gobierno de las universidades y las organizaciones que hace años que vienen diciendo lo mismo respecto de la necesidad urgente de que se acabe el capitalismo en el planeta. Pero deberá aparecer con discusión, organización y argumentación.
 
¿Cuál crees que debería ser el papel de los intelectuales en este proceso creciente de politización de la sociedad argentina que ha producido el kirchnerismo desde 2003 y en particular en este momento político?
 
Yo en general desconfío de la pregunta por el rol de los intelectuales. En general desconfío de las preguntas por los roles. No se si hay un rol del intelectual. Me parece que estamos ante un gobierno que ha convocado a muchas personas que suelen caracterizarse como intelectuales a participar muy activamente. A veces a partir de posiciones de militancia intelectual, teórica, escrituraria, aportando ideas a los debates. Otras veces en cargos de fuerte responsabilidad gubernamental. Éste es un gobierno de cuadros intelectuales potentísimos, quizás más que ninguno que los que podamos tener memoria por lo menos desde el 83 para acá. Es un gobierno de intelectuales refinados, de cuadros teóricos de primer nivel.
 
¿En quién está pensando?
 
En casi todos los ministros del gabinete nacional. En buena parte de los diputados y senadores de mayor presencia pública. Qué sé yo: por decirte algo, Carlos Tomada abre la boca y se le cae la historia del movimiento obrero de la Argentina, que enseña en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA desde hace años. Ése es un cuadro intelectual de primer nivel. Y podría decir lo mismo de muchos otros. Entonces: me parece que sí, que los intelectuales tienen un papel importante en esta coyuntura porque estamos ante un gobierno que ha sacudido de tal modo el tablero, que ha introducido posibilidades tan novedosas, que no nos imaginábamos hace algún tiempo, que ha avanzado por líneas tan insospechadas, que nos ha hecho ver que eran posibles alternativas que no imaginábamos, que está planteando un conjunto de discusiones de extrema importancia, que hace que los intelectuales naturalmente se vean convocados a intervenir en esa discusión. Hemos salido de los lugares comunes de lo que en los 90 se llamaba el “pensamiento único”. Hemos salido de las pavadas de que solamente hay un modo posible de hacer las cosas. Se demostró que no hay un solo modo posible de hacer las cosas, que era posible pensar en términos de la ampliación de ciertos derechos que durante los 90 no solamente estaban obturados, sino que nos habíamos habituado ya a no pensar siquiera como derechos, que era posible pensar que el Estado pudiera volver a tener una injerencia en el sostenimiento de derechos básicos de la población: derechos provisionales, derechos laborales mínimos, derecho a mandar a los chicos a la escuela… Cuando vuelven a aparecer algunas novedades tan perturbadoras del sentido común que dominaba hasta hace poco todas nuestras cabezas, naturalmente los intelectuales tienen motivos para sentirse impulsados a participar en estas discusiones.
 
Entre otras cosas, en referencia a tu reciente conferencia “El kirchnerismo como desafío para la teoría política”, ¿cómo relacionar la actual vibración política existente en la sociedad argentina con la producción de conocimiento en la universidad?
 
Eso siempre es un problema. Cómo pensar la relación entre las carreras académicas, entre la vida profesional de los académicos que producen dentro del circuito propio de esa corporación, y los compromisos públicos de individuos (que eventualmente pueden ser esos mismos académicos) que buscan una circulación de otro tipo de discursos. Eso no me parece que sea una novedad que haya introducido el kirchnerismo. Me parece que lo que el kirchnerismo introduce es una fuerte interpelación para actuar en el espacio público de muchos tipos que durante los 90 podían sentirse mucho más tentados a hacer una simple carrera académica sin mayor intervención en otros debates. Me parece que muchos se ven impulsados a participar del espacio público de las discusiones y es evidente que en ese espacio público de las discusiones no se habla igual que como se habla en la academia, no se cita igual que como se cita en la academia y no se progresa como se progresa en la academia. Son otras reglas de juego, son otras reglas de constitución del campo, como diría un sociólogo. Lo otro es que, dentro ahora del campo académico, del campo de la “teoría”, digamos así, de la teoría política, el kirchnerismo representa un desafío fenomenal. Quiero decir: que, más allá del compromiso público que muchos académicos han decidido asumir en relación con las actuales discusiones, me parece que como problema teórico el kirchnerismo representa un desafío interesantísimo. Posiblemente de los más interesantes que haya enfrentado la sociedad, la política y la teoría política argentinas en las últimas décadas, porque, en efecto, el kirchnerismo tiene una gran complejidad. Es un fenómeno político de una gran sofisticación y difícil de entender y de pensar. Muchas veces, cuando algo resulta difícil de pensar y de entender para la teoría, la teoría tiene un recurso fácil, que es declarar que eso que ella no entiende es una anomalía, algo que esta mal, que no debería ser así. Despreciarlo rápidamente y decir que las cosas deberían ser de otra manera y llamar a eso que no entienden con nombres despreciativos que denuncian más bien, antes que ninguna falta particular de ese objeto, una gran capacidad del pensamiento para dar cuenta de él.
 
De ahí salen teorías muy normativas, muy ingenuas y sin ninguna capacidad para explicar nada. Yo creo que hay que hacer un esfuerzo para explicar al kirchnerismo, que es un fenómeno complejo que articula de forma muy novedosa diversas tradiciones culturales y políticas, porque esa articulación que se produce en el kirchnerismo es una novedad en la historia argentina. En el kirchnerismo hay un fuerte componente que proviene de la tradición nacional-popular-democrática, que a veces se llama populista, que envuelve a los grandes movimientos de masas de la Argentina del siglo XX, y al peronismo en primer lugar. Pero hay en el kirchnerismo otras cosas, también: hay, por ejemplo, un fuerte componente liberal en el kirchnerismo, un componente liberal que en general no es suficientemente atendido por la discusión teórica sobre el asunto. La decisión (que me parece a mí una de las novedades más importantes de los últimos años de la Argentina) de permitir que todo el mundo pueda expresarse en el espacio público, decir cualquier cosa, pedir lo que se le ocurra, sin temor a ser reprimido, es una decisión que está fundada en la mejor tradición del liberalismo político, como está fundada en la mejor tradición del liberalismo político el hecho (novedoso, originalísimo y avanzado, que nadie ha destacado, me parece a mí, lo suficiente) de la eliminación de la figura de las calumnias y las injurias promovida por este gobierno, al que se le puede decir cualquier cosa, incluidas mentiras, sin que nadie tenga que temer el peligro de que se le venga un juez en encima. Y como está fundada en la mejor tradición de ese liberalismo político, también, la reivindicación que suele hacer la presidenta de la nación en muchos de sus discursos, sobre todo en varios de los que produjo en las semanas tan intensas del conflicto alrededor de la Resolución 125, sobre la superior legitimidad de los representantes del pueblo, cuya condición de tales les permite presentarse como genuinos portadores de una vocación por el bien común, frente a los líderes de las corporaciones, cuyos intereses son, por definición, particulares. Eso también pertenece a la mejor tradición liberal, que antes que el kirchnerismo había encarnado en la Argentina el alfonsinismo: políticos versus corporaciones, representantes de intereses del pueblo versus representantes de intereses facciosos.
 
Por cierto, hay también un fuerte componente republicano en el kirchnerismo. Eso también, me parece, es algo que no suele decirse, pero no suele decirse porque la idea de república que da vueltas hoy por el debate político argentino es extraordinariamente sesgada, extraordinariamente estrecha. Yo invitaría a pensar la idea de república en la gran tradición de Cicerón, de Maquiavelo y de Hegel, no en la de Augusto Roa y Eduardo Van Der Kooy. Me parece que la idea de República es una idea que está muy presente como orientación general de las políticas que impulsó el gobierno anterior y ahora éste. Así, es absolutamente republicana, por ejemplo, la decisión de retirar el cuadro de un dictador de un edificio público. Es absolutamente republicana, también, la decisión de promover juicios a los autores de delitos gravísimos durante la última dictadura militar. Es absolutamente republicana, asimismo, la decisión de sanear la Corte Suprema de Justicia. Y es absolutamente republicana, por último, y en un importantísimo lugar, la decisión de que sea el Estado el que garantice los derechos de los ciudadanos. En la tradición republicana el Estado no es lo que amenaza la libertad: es lo que la garantiza. Y eso me parece que es un concepto fuerte que tiene el actual gobierno y que proviene de lo mejor de esa gran tradición republicana.
 
Finalmente, hay en el kirchnerismo un decidido componente que yo llamaría jacobino. Entendiendo por jacobinismo, para decirlo muy rápido, la combinación entre un cierto ideario de transformación progresiva de la sociedad –izquierdista, para decirlo en los términos de la Revolución Francesa– en el sentido de una mayor igualdad, una mayor justicia, de una ampliación de los derechos, y al mismo tiempo un modo de comprender el Estado asociado a la idea de centralidad de un equipo gubernamental muy eficaz, muy conciente, muy concentrado, actuando desde el centro de ese estado, en una relación del Estado hacia la sociedad, que hace del Estado el gran promotor de los cambios. Me parece que algo interesante que trae el kirchnerismo es la idea de que la ampliación de los derechos y la ampliación de la libertad, los grandes avances democratizadores que se han producido en los últimos años no provienen de las fuerzas instituyentes de una sociedad civil movilizada y crítica, sino que provienen de la fuerza instituyente de los poderes instituidos. Es decir, es el Estado el principal promotor de los cambios democratizantes que se han producido en la sociedad en los últimos años. Y eso, que cambia nuestro modo habitual de pensar las cosas, es un desafío para la teoría importante. Yo creo, en fin, que la teoría política, por todas estas razones, tiene frente al kirchnerismo un desafío, una cosa para pensar, y debería tomar ese problema interesante para pensar en lugar de despreciarlo rápidamente y decir que son todos feos, sucios y malos. Porque de ese modo lo que hace es confesar su propia impotencia teórica para pensar los problemas que realmente importan.
 
¿Cuáles cree que deberían las próximas medidas de Cristina Fernández de aquí en más? ¿A partir de que aspectos se podría pensar en un accionar para la continuidad en la profundización del proyecto kirchnerista?
 
Este gobierno tiene una vocación fuertemente democratizadora, de ampliación y universalización de derechos, que es bueno que profundice y que es evidente que se ha impuesto profundizar. Junto a esa vocación, y para garantizar, como decíamos recién, la misma posibilidad de esa expansión de los derechos, hay también una fuerte preocupación por fortalecer las capacidades del Estado. Hay que volver al Estado más adecuado a la defensa de esos derechos, y es necesario volverlo también más democrático. Más inclusivo, más participativo. Y menos colonizado: hay que terminar de sacudirse el yugo de algunas corporaciones nacionales o transnacionales que siguen presionando fuertemente sobre la capacidad del Estado de definir políticas autónomas, eso es evidente. Creo que el gobierno ha avanzado muchísimo en esa dirección, es evidente también que esa tarea no esta completada. Hay que garantizar también los recursos para hacer posible una política tan ambiciosa como la que este gobierno se ha impuesto en estos planos. En ese sentido, una cosa muy importante que se ha hecho en los últimos dos gobiernos es la promoción de una Ley Nacional de Educación que establece las propias condiciones materiales al establecer un porcentaje del Producto Bruto Interno que debe ser asignado a la educación, lo cual se esta cumpliendo y garantiza las condiciones materiales para una expansión del derecho universal en la educación. Ésta es una preocupación de este gobierno, la educación secundaria y universitaria es cada vez más posible pensarlas como un derecho efectivo y no meramente teórico o constitucional. Hoy es un derecho efectivo y real para un montón de jóvenes que hace veinte años no habrían sospechado con cruzar algún día la puerta de una universidad. La agenda del gobierno vendrá determinada por estas grandes líneas de fuerza que la presidenta explicita todo el tiempo, que forman parte de la matriz más fuerte de su discurso y tienen una orientación fuertemente democratizadora.
 
¿Qué piensa respecto de las políticas universitarias del kirchnerismo?
 
Los últimos siete años han sido de fortísimo crecimiento para el sistema universitario en general y para las distintas universidades en particular. Allí ha habido varias cosas. Por un lado, una política de recomposición muy decidida de los salarios de los profesores universitarios argentinos, que estaban absolutamente deprimidos antes del 2003. Por otro lado, ha habido un fuerte impulso a la política de Ciencia y Técnica, eso ha sido extraordinario en los últimos años en la Argentina. Eso plantea para las universidades un desafío interesante, que es el desafío de cómo se articula esa política de Ciencia y Técnica, a nivel de las propias instituciones, con una política de desarrollo de las universidades. Una política de Ciencia y Técnica muy activa sin políticas universitarias inteligentes en relación con ella puede ser incluso un problema para la universidad, puesto que puede constituir una tentación para muchos investigadores-docentes la alternativa de dedicarse más a la investigación en los organismos correspondientes del Estado que a la propia actividad docente en la universidad. De modo que esas políticas de Ciencia y Técnica deben articularse con políticas inteligentes de la universidad para retener y permitir que investigadores-docentes ahora bastante mejor pagos que hace una década se sigan dedicando a la enseñanza universitaria.
 
Se han creado condiciones materiales muy interesantes para el desarrollo de la actividad académica en la universidad por parte de los investigadores y docentes, ha habido fuertes refuerzos de los presupuestos de las universidades para permitirles incorporar una mayor cantidad de investigadores y docentes con dedicaciones exclusivas y semi-exclusivas que permiten un compromiso mayor con las tareas y condiciones de vida más adecuadas. Ha habido un esfuerzo muy significativo por reincorporar a la vida política argentina a cantidad de científicos que se habían ido del país y estaban probando suerte por ahí. Ha habido también una expansión muy importante de los sistemas de becas, de becas de estudio, para los estudiantes universitarios. Ha habido un impulso muy fuerte a la creación de muchas universidades nuevas. En efecto, la Argentina transita hoy el tercer momento en su historia reciente de muy dinámico crecimiento del sistema universitario. Hubo uno a fines de los 60 y comienzos de los 70, hubo otro en los 90, y hay uno ahora, con la creación de muchas nuevas universidades que me parece que nos permiten imaginar en el futuro más o menos inmediato un aumento real muy significativo de las posibilidades efectivas y del derecho efectivo de cientos de miles de jóvenes argentinos de asistir a la universidad, que tienen ahora más cerca de sus lugares de residencia. Tenemos por supuesto el desafío de lograr que todas esas universidades sean muy buenas universidades y que lo sean cada vez más las que ya están funcionando, de mejorar los niveles –que en todo el sistema universitario argentino son malos– de retención, promoción y graduación de nuestros estudiantes. Entran muchos aspirantes y se reciben pocos profesionales. Tenemos allí mucho que mejorar, porque esos números son muy malos. Tenemos que mejorar muchas cosas, pero me parece que en líneas generales uno puede decir que la política universitaria del gobierno argentino de los últimos siete años ha sido decididamente de avanzada y muy auspiciosa.
 
¿Qué puede contarnos sobre las actividades que viene realizando como rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento?
 
Empezamos en agosto una gestión de cuatro años al frente del rectorado de la UNGS con un equipo de colegas de primer nivel. Eso me tiene muy entusiasmado, y muy ocupado también. Hay muchas cosas para hacer. Una en la que estamos embarcados ahora, y que nos importa mucho, es una revisión de conjunto de la oferta formativa de la Universidad. De la oferta que tenemos, que creemos que podemos mejorar, y de la que no tenemos y eventualmente querríamos tener. En efecto, tenemos la impresión de que podemos mejorar mucho nuestros planes de estudio, de que podemos volverlos más cursables, más ágiles, más pertinentes y mejores. Y tenemos además la perspectiva de incorporar nuevas áreas de formación a las que hoy tiene nuestra Universidad. Nuestra Universidad tiene licenciaturas en varios campos, sobre todo en las ciencias sociales, tiene ingenierías diversas, especialmente relacionadas con el mundo de la industria, varios profesorados y cuatro tecnicaturas. Tenemos la pretensión de ampliar el espectro de ofertas que la Universidad puede realizar a los jóvenes de la zona en la que está inserta, que es una zona muy heterogénea, pero en términos generales muy castigada, del segundo cordón del Conurbano bonaerense. De modo que una de las cosas que hemos impulsado como propósito es avanzar en esa revisión de la oferta formativa de la Universidad. Nos importa mucho, también, contribuir fuertemente al desarrollo social, económico, educativo, cultural de la zona de referencia de la Universidad. Por eso nos importa mucho el trabajo con organizaciones sociales, nos importa mucho el trabajo con distintos niveles del aparato del Estado, nos importa muchísimo el trabajo con el sistema educativo. Nuestra universidad tiene una fuerte relación con el sistema de escuelas medias, con institutos terciarios, institutos de formación docente, y allí estamos trabajando con mucho entusiasmo. Tenemos una biblioteca que es una referencia importante en la región, en el noroeste del conurbano bonaerense: también ahí hay mucho para hacer. Nos importa, en general, lo que solemos llamar “trabajo y acción con la comunidad”, y evitamos nombrar como “extensión” –porque no suponemos que la universidad “extiende” sus saberes hacia afuera–, que consiste en la relación muy intensa que establecemos con distintas organizaciones de la sociedad. Éste es un campo de trabajo importante. De manera que hay mucho para hacer: es un trabajo muy entusiasmante, muy grande y una linda posibilidad de poner a prueba las posibilidades efectivas de llevar adelante una gestión en una institución compleja dentro del marco más general de un movimiento de democratización muy interesante de la vida política y social. (Agencia Paco Urondo)

04.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Diego Akerman) La Paco Urondo participó del encuentro organizado por la Corriente de la Militancia. Y charló con diferentes figuras de la escena política nacional. Entre ellos, charló con Claudio Morgado, titular del INADI.

 
APU: ¿Cómo va a actuar la oposición en 2011?
 
Morgado: No lo sé. Porque tenían la oportunidad parlamentaria de mostrar sus planes, sus ideas, y no hubo un proyecto político del otro lado, no hubo propuestas. Es difícil desde ahí mostrar un proyecto de país. No muestran nada que contraste con un accionar de un Gobierno que sí tiene un proyecto de país. Fue difícil encontrar un solo proyecto de ley coherente que salga de la oposición. Por lo tanto no se que van a proponer.
APU: ¿Cuál es su reflexión sobre lo ocurrido en Formosa?
Morgado: Hay una situación que lleva muchos años, viene desde 1940. Es una situación en la que pueblos originarios reclaman por sus derechos, como es el control de sus tierras. Eso está en colisión con intereses de algunas familias que no respetan eso y están amparados en leyes nacionales hechas por nosotros. (Agencia Paco Urondo)
 

03.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)

Desde aquel mes de Julio de 1956 en que la revista Contorno publicase su número 7/8, los discursos de muchos universitarios argentinos (profesores y egresados que hoy podríamos englobar en el concepto “progresistas”) mantuvieron un rasgo común a todos los gorilas, de los que, desde entonces, muchos trataron inútilmente de diferenciarse: su declamada (o, a veces, confesada) incomprensión del peronismo. Al terminar su artículo de la Revista Ñ, publicada por el grupo Clarín, refleja esa misma antigua incomprensión. Refiriéndose a 6, 7, 8 dice “es sólo otro programa peronista, que no puede, entonces, ser de izquierda…”. Al comienzo de mi vida universitaria, me formé con algunos de esos universitarios. Ellos provenían de esa generación de sociólogos, filósofos, etc. que medía su ubicación en el panorama político siguiendo esa regla, propia de la política europea, en la que hay partidos políticos y que cada uno de ellos se ubica en algún punto de la gradiente izquierda y derecha. Así, dado que suponían que los sistemas políticos debían estar formados por partidos políticos y que estos debían ser de izquierda o de derecha pasando por alguno de los puntos intermedios, el peronismo era y para Alabarces sigue siendo, un engendro irracional. Como pese a la experiencia ese sigue siendo el mal de muchos, sería bueno que siguiéramos pensando sobre cómo sacarlos de esa pobre y escuálida visión de la política. Pero no es el momento. Que sirva lo dicho entonces para ubicar una de las claves para comprender el pobre artículo de Alabarces.

Pero hay otras claves. Como seguramente sabe ese publicista, todo discurso se comprende en el contexto en que es emitido. Eso vale también para las publicaciones periodísticas. La línea editorial del periódico se reconoce en cómo dispone sus contenidos y, por ende, los contenidos se leen y comprenden solo en el contexto del periódico que los publicó. Y lo que sorprende de la crítica que hace el autor que comento respecto a 6,7,8 se limita a un examen de la crítica sobre el modo en que en ese programa se ponen de manifiesto las contradicciones argumentativas de los políticos opositores“ con la invalorable colaboración de la misma oposición”. Pero no habla para nada de lo que es la principal tarea de 6,7,8 y por la que se hizo famoso: su denuncia de la escandalosa y a la larga contraproducente manipulación de la información que caracteriza cada edición de los periódicos La Nación y El Clarín y de otros medios periodísticos. La militancia antigubernamental de esos periódicos y su monopolio “informativo” habían creado un cerco comunicacional que impedía que se conociera la obra de gobierno. Durante mucho tiempo los que éramos partidarios de la gestión de Kirchner y de Cristina Fernández y que conocíamos parte de los resultados de esa gestión nos preguntábamos hasta la época de las 125, ¿cuándo el Kirchnerismo comenzará a ocupar el espacio simbólico? Esa ausencia fue corregida. 6,7 8 fue una de las programaciones que se ubicó en la delantera de esa ruptura; y a ello se debe su éxito; que luego las redes sociales (expresión de muchos) consagraron ¿Por qué, alguien que publica en una revista del grupo Clarín, “olvida” hablar de esas denuncias; ya no del monopolio “informativo” que hizo de la información un mero instrumento propagandístico, solo de esa preocupación de 6,7, 8? Hay al menos otras dos dimensiones del pensamiento progresista que yo Ciertamente por mucho tiempo la prensa y sus periodistas sobre todo, cumplieron un papel heroico, expresando bien, en sus conductas, el deber de denunciar todos los abusos del poder gubernamental; deber que, al menos desde Locke, fue consigna de la sociedad civil, aquella de los propietarios. Pero desde hace tiempo que el monopolio de los medios de prensa por las grandes corporaciones empresariales puso a su servicios la gran parte de los gobiernos de la época y es de ellos que debemos defender la libertad de información. Cuando gobiernos como el de Néstor Kirchner y el de Cristina Fernández ponen límites al poder de las principales corporaciones, esos medios de comunicación monopolizan y orquestan el discurso opositor. Es entonces que la TV pública, aunque tarde y obligada a hacerlo, debió acoger programas que difundiesen ideas diferentes a las que difundían a los cuatro vientos los monopolios informativos bien conocidos. La TV pública es mucho más que eso. Es el magnífico canal Encuentro por ejemplo, y muchos otros programas de Canal 7. Eso no lo dice Alabarces. Quién sigue creyendo que esos medio monopolizados expresan la libertad de prensa. El que es ciego no puede ver y tampoco quien usa anteojos equivocados.
Pero hay otra dimensión que entreveo en el “progresismo”: su culto de la alta cultura y sus más rancias expresiones. Así Beatriz Sarlo, a la que Alabarces cita, publica sus brillantes zoncerías en La Nación y puede aspirar, entonces, considerarse una High Intellectual y codearse con sus iguales. Quizá Alabarces quiera lo mismo. Lo cierto es que su argumentación, tan abigarrada y contradictoria que parece fruto de una improvisación sigue la línea de esa oposición que solo atina a decir “me opongo” y con eso conseguir prensa. Referirnos a trabajos como ese solo se explica por la necesidad de impedir que las jerarquías de prestigio académico, en las que Albaceres tiene posiciones de autoridad, no lleguen a servir para avalar opiniones que deben ser juzgadas con otra métrica: la de la cercanía o distanciamiento con quienes, desde las corporaciones empresariales del campo, las finanzas, el comercio y la industria se propone derrocar a un gobierno que ha tratado de ir sometiéndolas al control y dirección de quienes han sido elegidos por el voto popular para gobernar. (Agencia Paco Urondo)

02.12.2010

Mar del Plata (Agencia Paco Urondo) Creo sinceramente, que el compañero Rafael Follonier, sería un eficaz candidato a Secretario General de la UNASUR, para completar el mandato del compañero Nestor Kirchner. Tiene excelentes relaciones con los presidentes de Latinoamérica y fue mano derecha y asesor de Nestor en sus gestiones como secretario de la UNASUR
PUBLICADO EN LA AGENCIA TELAM: Cumbre Iberoamericana: la UNASUR tendrá un encuentro extraordinario por el sucesor de KirchnerEnviados especiales: Los presidentes de los países que integran la Unión de Naciones Suramericanas se reunirán al margen de la XX Cumbre Iberoamericana que se desarrolla en Mar del Plata, en procura consensuar el sucesor del fallecido secretario general, el ex presidente Néstor Kirchner.
La agenda de trabajo difundida por la Cancillería argentina indica que la Reunión Extraodinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado de la Unasur se desarrollará mañana a las 17 en el Hotel Hermitage de Mar del Plata, aprovechando la presencia de los mandatarios en la ciudad balnearia para la Cumbre Iberoamericana.De la misma, se estima, podrían participar la anfitriona Cristina Fernández; los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Venezuela, Hugo Chávez; de Paraguay, Fernando Lugo; de Chile, Sebastián Piñeras; de Uruguay, José Mujica; de Ecuador, Rafael Correa; y de Colombia, Juan Manuel Santos.Tal como se anticipó en el encuentro de Guyana, los mandatarios buscarán acordar la designación del sucesor de Kirchner en la Secretaría General del foro, cargo para el que ya se excusaron el presidente de Brasil que finaliza su mandato el primero de enero; su asesor internacional Marco Aurelio García y la ex presidenta de Chile, Michele Bachelet.El encuentro de la Unasur tiene horario dos horas antes de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabece la ceremonia inaugural de la XX Cumbre Iberoamericana, acompañada por el Jefe de Estado de Portugal, Aníbal Cavaco Silva y el Secretario Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, en el Auditorium Astor Piazzola.También en este marco, el sábado a las 9.30, en el Hotel Provincial, habrá una sesión especial en homenaje al ex Presidente de la Nación y primer Secretario General de la Unasur; en tanto que en la Declaración final se destaca, a iniciativa de todas las delegaciones iberoamericanas, la incorporación de un párrafo en honor a la figura de Kirchner.
En Guyana los líderes de la región expresaron "su sentida condolencia" a la presidenta argentina y decidieron en forma unánime "nominar la sede de la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas UNASUR-, en Quito, Néstor Kirchner". (Agencia Paco Urondo)

02.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Este miércoles 1 de diciembre, en el local de Piedras al 600, se realizó el lanzamiento formal del espacio LGBT de La Cámpora: lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero. Se trata de La Cámpora Diversia. Casi un centenar de compañeros festejaron el nacimiento de este frente homosexual en el marco tórrido de una tarde veraniega, que no casualmente, coincidió con el día de la lucha contra el VIH-Sida.
Hicieron las veces de oradores Mariano Recalde, titular de Aerolíneas Argentinas, María Rachid titular histórica de la Federación LGBT y actual funcionaria del INADI, Juan Cabandié, jefe del Bloque kirchnerista de la Legislatura porteña, Alex Freyre y José María Di Bello (la pareja que el jefe de gobierno, Mauricio Macri, les impidió casarse) referentes naturales de este tipo de eventos. Entre los presentes, estaba Julia Mengolini, columnista de Duro de Domar (Canal 9), Alan Thomas (Putos Peronistas), compañeros de Junta Permanente (Lanús-Lomas) y naturalmente, La Paco Urondo.
 
Entre las exposiciones, se destacaron por su emotividad la de Juan Cabandié, que trazó un paralelismo entre la discriminación social que sufren los homosexuales y las víctimas del Terrorismo de Estado. También fue valioso el aporte de Di Bello, quien sinceró: “fueron ustedes mismos, los militantes, los que debieron trabajar su homofobia para que hoy estemos todos acá”.
 
Desde La Paco Urondo queremos felicitar a Pablo, Damián, Jorge, Hernán, Henry y los demás chicos de La Cámpora Diversia a quienes hemos apoyado desde otros momentos de mayor rechazo social y político.  
 

(Agencia Paco Urondo)

02.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video-entrevista) El diputado bonaerense Fernando "Chino" Navarro es uno de los dirigentes del Movimiento Evita, uno de los actores de la Corriente Nacional de la Militancia que mañana (2 de diciembre) realizará un acto frente al Congreso. En la entrevista con La Paco Urondo, Navarro recorrió su trayectoria política, el rol de la militancia y las perspectivas luego de la muerte de Néstor Kirchner.

Ver entrevista

(Agencia Paco Urondo)

01.12.2010

 
Tres de Febrero, Buenos Aires(Agencia Paco Urondo) En el marco del programa de urbanización "Soluciones ya" que llevan a cabo de manera coordinada el Gobierno Nacional, el Gobierno Bonaerense y los Municipios, el Gobernador Daniel Scioli visitó el barrio "Ejército de los Andes" en la localidad de Ciudadela, Partido de Tres de Febrero.
Con la presencia del Intendente, Hugo Omar Curto quien dió la bienvenida al Gobernador con un emotivo discurso, el Presidente del Honorable Consejo Deliberante, Agustín Ciorciari y el responsable del programa, Eduardo Aparicio entre otras autoridades, fueron presentadas las obras en marcha en el barrio.
Pintura y reparación de tanques de agua, recuperación de pasarelas y escaleras, reparación de ascensores, pintura de edificios y un sin número de beneficios que apuntan claramente al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del lugar, cuna del "apache" Carlitos Tévez.
El Gobernador anunció también la entrega de una ambulancia equipada para la salita de salud, la construcción del tinglado en el Club Santa Clara, la ampliación en $1.100.000 del subsidio para obras, subsidios y Aportes del Tesoro Nacional para ONG locales y entregó 500 libros para la Biblioteca y 11 guitarras de primera calidad a los chicos que estudian música en la misma y que, a partir de hoy, cuentan con su propio instrumento.
Asistieron al acto, que fue engalanado con la presencia de los alumnos primarios de la zona y con la actuación de artistas populares, las Cooperativas del Programa Argentina Trabaja, encabezadas por la responsable de la unidad ejecutora local, Patricia Núñez, el Movimiento Evita, La Comunidad Organizada de Pablo Podestá, la Corriente Germán Abdala, La Agrupación Lealtad, La Nueva Argentina y Perón Vuelve entre otras organizaciones del distrito.
El acto se desarrolló en un clima festivo y de unidad y se corearon consignas proclamando la candidatura de la Compañera Cristina Fernández de Kirchner para las elecciones del año entrante.
Una vez más, el Proyecto Nacional demostró que esta Argentina Trabaja hoy pensando en el futuro.
(Agencia Paco Urondo)
 

01.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner acaba de anunciar la extensión de las asignaciones familiares a los trabajadores temporarios y un aumento de 220 pesos por única vez para las pensiones no contributivas.

El Ante una decena de gobernadores, autoridades de la CGT, organismos de Derechos Humanos, jóvenes y organizaciones sociales, “nuestro colectivo” según la Presidenta, Cristina anunció lo que ella llamó “dos medidas de equidad social”: extensiones de las asignaciones familiares para los 150 mil trabajadores golondrinas (durante la temporada que no estén trabajando) y el aumento por única vez de un millón de pensiones no contributivas, de las cuales el 55% están otorgadas a discapacitados. “No es una dádiva ni un beneficio” señaló la primera magistrado, “sino una conquista”.

 

De inmediato, CFK etiquetó a las asignaciones familiares como “el sistema protector más grande del continente” y analizó su impacto en la economía. “Esta medida, además, sostiene la demanda agregada. Pido entonces a los empresarios que contribuyan, en su carácter de formadores de precios, para llegar un acuerdo con los trabajadores organizados sindicalmente, pero teniendo en cuenta los intereses del conjunto social”. “Estoy orgullosa de presidir un país de gente inteligente, así que nadie se haga el distraído, sabemos que muchos aumentos de precios se dan por excesiva rentabilidad de algunas actividades económicas concentradas”.  

“Es como la perinola”, concluyó. “Pero acá sale todos ponen, sobre todo, los que más tienen”. (Agencia Paco Urondo)

30.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) "Es muy importante que hoy nosotros estemos todos juntos acá, porque es una manera de darle fuerza y contundencia al mensaje que queremos transmitirles a todos los santafesinos: en Santa Fe queremos hacer lo que Néstor y Cristina Kirchner hicieron en la Nación", dijo Rossi en conferencia de prensa en un bar céntrico de Rosario.

Rossi, que lidera el Movimiento Santafesino por la Justicia Social, agregó: "Queremos hacer una provincia más justa, más inclusiva, que no se doblegue ante los intereses de los más poderosos y que se sensibilice ante la demanda de los que menos tienen".Por su parte, el diputado provincial Gerardo Rico, que encabeza el Movimiento Evita, sostuvo que esto "no tiene que ver con un nombre y un apellido sino con las coincidencias políticas, con lo coyuntural, pero fundamentalmente en cómo construimos el futuro de nuestro país a partir de los avances alcanzados desde 2003 a esta parte"."Para nosotros es muy importante este proceso de unificación de todo el kirchnerismo, porque significa una construcción colectiva para que tengamos en Santa Fe una provincia desde la misma óptica política que el gobierno nacional", sostuvo Rico.Para Rossi, "los encuentros entre nosotros son casi naturales a partir de defender las mismas ideas y ser protagonistas de este proceso político que se inició el 25 de mayo de 2003 con Néstor Kirchner y continuado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner". (Agencia Paco Urondo)
 

30.11.2010

San Luis (Agencia Paco Urondo, publicado en el sitio del MUP) El pasado viernes 19 de noviembre en el centro cultural “Ricardo Rojas” de la capital sanluiseña se llevó a cabo una cena multitudinaria organizada por el MUP con la participación de Edgardo Depetri y dirigentes locales, provinciales y nacionales. Cerca de 400 personas colmaron las instalaciones del centro cultural “Ricardo Rojas” en la noche del pasado viernes 19. En el salón principal estuvieron presentes los dirigentes locales y provinciales Raúl “Toto” Orellano, secretario general del MUP San Luis, Miguel Ángel “Tito” Roca y Raúl Lima, de la Liga del Interior, todos ellos acompañados por Federico Martelli, secretario general del MUP y  director de Comunicación en Red del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. A la jornada se sumaron Héctor “Pampa” Álvaro, diputado nacional, el Ministro de Ambiente de la Provincia de Mendoza, Guillermo Ramón Carmona, y Humberto Vera, referente de “Peronismo Cordobés”  y consejero de “Carta Abierta Córdoba”. Además el cierre de la jornada estuvo a cargo de Rafael Follonier, Asesor de la Secretaría General de la UNASUR y actual coordinador de la Unidad Ejecutora de la Presidencia, junto con el diputado nacional Edgardo De Petri. En la charla más de 200 dirigentes estuvieron presentes junto al resto de de los militantes que integran las agrupaciones del kirchnerismo; la juventud del MUP, La Cámpora y la juventud peronista. Luego de entonar las estrofas del himno nacional argentino comenzaron los oradores.”Vamos por la Gobernación”, abrió Tito Roca, “estamos consolidando un espacio amplio con todos aquellos sectores que promueven la participación ciudadana como agente de cambio en pos de un San Luis con una democracia plena…con trabajo para todos…y de auténtica justicia social”, concluyó el histórico militante quién reafirmó que “este es un encuentro peronista para consolidar definitivamente el proyecto nacional en la provincia”. Al término de las exposiciones, que terminaron cerca de la medianoche, se agasajó a todos los presentes y al periodismo local. (Agencia Paco Urondo)

30.11.2010

La Plata (Agencia Paco Urondo)



EL CENTRO DE ESTUDIOS JUAN JOSÉ HERNÁNDEZ ARREGUI Y LA CÁTEDRA DEL PENSAMIENTO NACIONAL DE LA UNLP LOS INVITA EL DÍA 30 DE NOVIEMBRE DE 2010, A LAS 19 HS, AL HOMENAJE EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA, "AL PRIMER GRADUADO PRESIDENTE DE LA NACIÓN", DR. NÉSTOR KIRCHNER, A REALIZARSE EN 47 E/ 7 Y 8 PSO. 1 (EDIFICIO RECTORADO).SE COLOCARÁ UNA PLACA CON LA PRESENCIA DE AUTORIDADES, FAMILIARES, AMIGOS, COMPAÑEROS DE MILITANCIA, TRABAJADORES DOCENTES Y NO DOCENTES DE LA UNIVERSIDAD, ESTUDIANTES Y PÚBLICO EN GENERAL Y SE REALIZARÁ UNA CHARLA SOBRE SU MILITANCIA.

LOS ESPERAMOS: NÉSTOR VIVE EN EL CORAZÓN DE LOS ARGENTINOS (Agencia Paco Urondo)

29.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Los diferentes espacios kirchneristas hicieron una gran elección para presidente del Centro de Estudiantes de UBA. Ganó nuevamenta una fracción de izquierda, pero muy cerca se ubicaron dos Coaliciones filokirchneristas. Ver resultados:

 

La Juntada de la Izquierda Independiente + El Viejo Topo Cauce
22,4%

Sumá +
18,3%

Sociales en el Proyecto Nacional
18,1%

La Comuna
15,4%

Proyecto Sur
6,4%

El Mate
5,7%

La Toma
4,5%

Nuevo Sociales
3,6%

Nuevo Encuentro Universitario
2,8%

PRO Sociales
1%

Convocatoria Reformista
0,7%

MST – La Corriente
0,6%

(Agencia Paco Urondo)

29.11.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La ministra de Industria, Débora Giorgi resaltó, con los datos disponibles a octubre, que por primera vez en la historia de nuestro país la participación de las manufacturas de origen industrial (MOI) supera a la participación de las manufacturas de origen agropecuario (MOA) en el total de las exportaciones y que nuevamente se batirá el record de exportaciones industriales.

“Tenemos el máximo histórico de participación de MOI en el total exportado con un 34 %, mientras que las MOA representaron el 32% del total exportado”, dijo Giorgi y agregó que la participación de las exportaciones de manufacturas de origen industrial en el PBI triplica la registrada en la década de los 90. Estos resultados se han dado alcanzado una mayor diversificación de productos, mercados y participación de Pymes en las exportaciones de nuestra historia, rompiendo la tradicional dicotomía mercado interno versus exportación.
Otro aspecto a destacar es que si se comparan los saldos de comercio de manufacturas de origen industrial (MOI) de enero-octubre de 2010 con respecto al mismo período de 2008, surge que nuestro país achicó el déficit industrial en US$ 3.721 millones, un 16% respecto del año récord de nuestra economía, anterior a la crisis internacional. Esta reducción es el resultado de mayores exportaciones MOI (US$1.108 millones) y menores importaciones de productos industriales (US$2.613 millones). Este resultado se magnifica cuando se considera que este año la producción industrial es superior en un 9,5%.
“Hoy los indicadores del sector externo sustentan el muy buen desempeño de una industria más integrada, competitiva, con inversión reproductiva y creadora de puestos de trabajo”, dijo Giorgi.
La ministra destacó que “desde el 2003 la industria está atravesando el ciclo de crecimiento industrial continuo más alto y prolongado de nuestros 200 años de historia, con crecimiento de las exportaciones con valor agregado y aumento de la participación en las importaciones de bienes de capital, que son las máquinas que necesitan las empresas para aumentar su capacidad instalada y ampliar la producción”.
Giorgi afirmó que “las importaciones de bienes de capital han crecido a un promedio del 18% anual desde 2003 hasta ahora. Pero esto se está acelerando.” En efecto, en el período enero-octubre las importaciones de bienes de capital, que amplían la capacidad instalada de nuestra industria, crecieron un 37% respecto a igual período de 2009. A su vez, el ritmo de incorporación de equipamiento extranjero se aceleró en los últimos tres meses –agosto-octubre- al registrar una suba del 43%, contra igual trimestre del año precedente.
“Tenemos una industria que gana participación en el PBI: en los 90 alcanzaba el 17% y ahora está en el 21%, que crea Pymes industriales, ya que desde 2003 hasta ahora nacieron 14.000 nuevas pequeñas y medianas industrias, contra la destrucción de 50.000 empresas en los 90; la productividad  laboral crece al 5% promedio anual, creando puestos de trabajo y no expulsando mano de obra, ya que entre 2003 y 2010 hay un 70% más de trabajadores, con niveles promedio de inversión en maquinaria y equipo durable equivalente al 8% del PBI, explicó Giorgi.
“No bajamos los brazos y vamos por más. Para eso impulsamos desde el Estado incentivos a la inversión productiva, promoviendo innovación y  mayor tecnología en todas las cadenas productivas, buscando aumentar la oferta, mejorar la productividad, generar más y mejores puestos de trabajo y sustituir importaciones. Todo ello, combinado con un marco de amplia disponibilidad de facilidades de financiamiento, tales como la Ley de Promoción de Inversiones, los créditos del Fondo del Bicentenario, los beneficios fiscales para incentivar sectores como software o bienes de capital, los subsidios de tasa, los fondos especiales para nacimiento y desarrollo de las Pymes. Y no dudamos en tomar todas las medidas necesarias para defender la industria nacional frente a la competencia desleal”, sostuvo Giorgi. (Agencia Paco Urondo)

29.11.2010

La Plata, Buenos Aires (Agencia Paco Urondo) El Secretario de Participación Ciudadana de la Provincia, Eduardo Ancona encabezó esta tarde un acto en Avellaneda en el que se entregaron máquinas textiles a Cooperativas de Trabajo de San Nicolás, La Plata, Quilmes, Florencio Varela, Mar del Plata, San Fernando, Avellaneda y la Ciudad de Buenos Aires.
“Con estas máquinas las cooperativas producirán bolsas ecológicas para supermercados y en una segunda etapa confeccionarán ropa de trabajo para las cooperativas que forman parte del programa de Inclusión Social con Trabajo, Argentina Trabaja”, explicó Ancona al término de la actividad que contó con la participación de la diputada nacional Adela Segarra, el Subsecretario de Comercialización de la Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Ernesto Paillalef, el director de ese organismo nacional, Alberto Ramírez, el Director Provincial de Inclusión Social, Pablo Vera y el concejal de Avellaneda Rubén "Tibu" Núñez.
MOVIMIENTO EVITA AVELLANEDA (Agencia Paco Urondo)

29.11.2010

Londres, Inglaterra (Agencia Paco Urondo, en aporrea.org) Los trabajadores del Metro de Londres protagonizan hoy una cuarta huelga de veinticuatro horas, la cuarta desde agosto, en protesta por la eliminación de puestos de trabajo.

Los trabajadores afiliados a distintos sindicatos del sector de transportes suspendieron el trabajo a las 18.30 GMT del domingo y no lo reanudarán hasta esta noche.
Mientras que la empresa, Transport for London, trató de minimizar el impacto del paro laboral y señaló que sólo algunas estaciones están cerradas, los sindicatos dijeron que algunos trenes circulan sin viajeros para hacer creer a la gente que funciona el servicio.
La empresa acusó por otro lado a los sindicatos de no haber aceptado su oferta de seguir discutiendo sus propuestas al personal durante las seis próximas semanas.
Los sindicatos afirman que los proyectados recortes suponen una amenaza para la seguridad de los viajeros, algo que niega la empresa.
Como en jornadas de huelga anteriores, millones de viajeros se han visto obligados a utilizar otros medios de transportes como los autobuses o acudir al trabajo a pie, en bicicleta o en sus automóviles particulares. (Agencia Paco Urondo)