fbpx Lawrence Ferlinghetti, despedida a un viejo poeta beatnik | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Fractura //// 27.02.2021
Lawrence Ferlinghetti, despedida a un viejo poeta beatnik

El pasado 22 de febrero murió el gran escritor de San Francisco, recordado por haber formado parte de la Beat Generation y por su librería City Lights. Miguel Martinez Naón comparte algunos recuerdos sobre este periodista y editor.

Por Miguel Martinez Naón

Recuerdo su mítica librería City Lights en Columbus Avenue, del barrio italiano, más conocido como North Beach en la ciudad de San Francisco. A una cuadra de allí se encuentra un edificio muy antiguo conocido como el Sentinel Building, donde funciona el estudio de cine American Zoetrope, y donde Francis Ford Coppola escribió sus primeros guiones.

Separados por la Kerouac Alley (un callejón muy angosto y pintoresco) se hallan el Bar Vesuvio y la librería.

Por aquel entonces (año 2006) pasaba mis tardes en las mesas de ese bar, embellecido por los retratos de Jack Kerouac y algunos de sus poemas y cartas manuscritas, colgadas en las paredes. Recuerdo que mi fascinación era tal que confiaba en escribir mis poemas más encendidos, junto a una jarra de cerveza con la mirada fija, puesta en esta librería de enfrente, soñando conocer a Lawrence, verlo entrar allí.

Un día mi sueño se cumplió. Luego de tomar un par de cervezas y guardar mis desastrosos poemas crucé el callejón y entré a City Lights, y allí estaba él, conversando plácidamente con la gente que venía a saludarlo. Cuando me acerqué solo atiné a darle la mano y a darle las gracias. Me preguntó de dónde era, le dije que era argentino, me respondió: “¡Qué bien! Yo soy amigo de Juan Gelman”. Eso fue todo. Con una gran sonrisa me dio una palmada en el hombro y me invitó a pasar, para que disfrutara de esos hermosos libros, las fotos, los murales, todo lo que nos envolvía en la marea beat. Los rostros de Allen Ginsberg, William Burroughs, Neal Cassady, Gregory Corso y tantos otros asomados entre las bibliotecas daban el clima de aquella época, de los ardientes años 50 y 60.

Un poco de historia

La librería City Lights fue fundada en 1953 y desde entonces se ha convertido en el verdadero refugio de los beatniks. Del otro lado de la Avenida se encuentra el Museo de los Beat, donde hoy se pueden contemplar los objetos más cotidianos de aquella generación de escritores y artistas que revolucionaron la cultura norteamericana. Una Camisa de Jack, la máquina de escribir de Allen…

Fue en aquella librería donde, una tarde del año 55, se presentó el joven Ginsberg y le entregó en mano a Lawrence su manuscrito de “Aullido y otros poemas”, obra que atrapó desde un primer momento a este muchacho y que fue editada en la librería y costó un allanamiento policial y un proceso judicial, por considerarlo material “lascivo y pornográfico”. Más tarde esa obra trascendería los límites de esa ciudad y ese país y se convertiría en una pieza incendiaria para cualquier poeta joven del mundo.

Los beatnik nacieron a fines de los años 40. Eran un grupo de pibes que asomaban sus pestañas al mundo sobre la post guerra, conocidos y denunciados por hacer dedo en las rutas y consumir algunas drogas (livianas hoy por hoy). Derrotados y marginados pero a la vez colmados de una convicción muy intensa, tal como diría Jack Kerouac, en busca de un “reencantamiento del mundo”.

Jack publicó En el camino; William Burroughs viajando entre México, París y el Amazonas, en busca del Ayahuasca, escribiría con los años El almuerzo desnudo y Yonqui, entre otras obras magníficas. Lawrence Ferlinghetti, poeta, periodista, editor, pintor y librero; resucitó luego de su amarga experiencia en la Segunda Guerra Mundial donde ocupó un puesto como oficial en la invasión de las tierras de Normandía. Desde las filas del pacifismo abriría las puertas de su librería para que toda esta generación tuviera voz e imprenta. Dio a conocer la obra poética de Denise Levertov, Diane Di Prima, Gary Snyder y del mismo Charles Bukowski, que si bien no formaba parte de la Beat, tuvo su lugar para leer y armar sus buenos disturbios.

Gran parte de la producción poética de Lawrence se inscribe en la tradición oral, algo muy común en la ciudad de San Francisco donde los jóvenes se juntan a compartir sus poemas y leerlos en voz alta, muchas veces acompañados por músicos de jazz. También queda sellada para siempre su impostura frente al poder, su desengaño frente a los gobiernos, y la fraternidad como un valor supremo entre sus semejantes.

Murió el pasado 22 de febrero, tenía 101 años. Fue un viajero incansable, y tuvo grandes amistades, como Nicanor Parra y Ernesto Cardenal. Seguramente las puertas de la City Lights seguirán abiertas dándonos la bienvenida a su legado. Acá en Argentina la editorial cordobesa Alción tiene en su catálogo dos libros de su autoría: La poesía como un arte insurgente y Los Blues de la procreación y otros poemas.

Para honrarlo como corresponde compartimos algunos de sus poemas traducidos por Sandra Toro, y sus palabras, que ojalá nunca pierdan su vigencia: ““La poesía debe comunicar con la gente, este no es momento para una poesía minoritaria. Es un lujo que no podemos permitirnos mientras contemplemos cómo arde Roma. Son demasiados los poetas que sólo musitan por lo bajo. La poesía debe ser inteligible para el hombre de la calle”.

Esperando

 

Estoy esperando que aparezca mi valija 

estoy esperando un renacer del milagro

estoy esperando

que alguien descubra América de verdad

y llore

estoy esperando

el descubrimiento

de una nueva frontera simbólica de occidente

estoy esperando

que el águila norteamericana

abra de veras sus alas

se enderece y vuele en línea recta

estoy esperando

que la Era de la ansiedad

se acabe de repente

estoy esperando

que se libre el combate que

haga del mundo un lugar más seguro

para la anarquía

estoy esperando

la desaparición 

de todos los gobiernos

y estoy a la espera perpetua

de que renazca el milagro

 

estoy esperando la Segunda Venida

estoy esperando

un reestreno de la religión

que barra el estado de Arizona

estoy esperando

que se acumulen las Uvas de la Ira

estoy esperando

demostrarles

que en serio Dios es norteamericano

estoy esperando

verlo en televisión

entubado a los altares de las iglesias

si tan solo pudieran encontrar

el canal

y sintonizarlo

estoy esperando

que vuelvan a servir la Última Cena

con un aperitivo raro nuevo

estoy a la espera perpetua

de que renazca el milagro

 

estoy esperando que llamen mi número

estoy esperando que se haga cargo el Ejército de Salvación

estoy esperando que bendigan a los mansos

y que hereden la tierra

libre de impuestos

estoy esperando

que los bosques y los animales

reclamen que la tierra sea de ellos

estoy esperando

que se conciba la forma

de destruir todos los nacionalismos

sin matar a nadie

estoy esperando

que los pájaros y los planetas caigan como una lluvia

estoy esperando que los que aman y los que lloran

vuelvan a estar juntos

en un renacer nuevo del milagro

 

estoy esperando cruzar la Gran Divisoria

y estoy esperando ansiosamente

que un médico clínico desconocido

descubra el secreto de la vida eterna

estoy esperando

que se terminen

las tormentas vitales

estoy esperando

zarpar hacia la felicidad

estoy esperando

que un Mayflower reconstruido

llegue a América

con los derechos para cuento y televisión

vendidos a los nativos por anticipado

estoy esperando

que en el Continente Perdido

vuelva a sonar la música perdida

en un renacer nuevo del milagro

 

estoy esperando el día

que aclare todas las cosas

estoy esperando la indeminzación

por lo que Estados Unidos le hizo

a Tom Sawyer

estoy esperando

que el Muchacho Norteamericano

le saque la ropa a la Belleza

y se le suba encima

estoy esperando

que Alicia en el País de las Maravillas

me retransmita

su sueño de inocencia absoluta

estoy esperando

que Childe Roland llegue

a la última torre oscura

estoy esperando

que a Afrodita

le crezcan brazos

en una conferencia por el desarme final

en un renacer nuevo del milagro

 

estoy esperando

algún indicio

de inmortalidad

rememorando mi  infancia

estoy esperando

que vuelvan las mañanas verdes

que vuelvan los campos verdes y mudos de la juventud

estoy esperando

que algunos acordes de arte sin premeditación

sacudan mi máquina de escribir

estoy esperando escribir

el gran poema indeleble

estoy esperando

el último éxtasis largo y arrebatador

estoy a la espera perpetua

de que los amantes en fuga de la Urna Griega

por fin se alcancen

y se abracen

estoy esperando

a perpetuidad y para siempre

un renacimiento del milagro

 

 

No dejes que ese caballo

 

No dejes que ese caballo

se coma ese violín

 

gritó la madre de Chagall

 

pero él

siguió

pintando

 

Y se hizo famoso

 

Y siguió pintando

                     Caballo con violín en la boca

 

Y cuando por fin lo terminó

saltó encima del caballo

y se alejó al galope

agitando el violín

 

Y después con profunda reverencia se lo dió

al primero que se le cruzó en cueros

 

Y no le quedaba ni una

cuerda

 

 

El mundo es un lugar hermoso

 

El mundo es un lugar hermoso

para nacer

si no les molesta que la felicidad

no siempre sea 

tan divertida

si no les molesta un toque de infierno

de vez en cuando

cuando está todo bien

porque ni siquiera en el cielo

cantan

todo el tiempo

 

El mundo es un lugar hermoso

para nacer

si no les molesta que algunos se estén muriendo

todo el tiempo

o tal vez solo se mueran de hambre

parte del tiempo

lo que no está ni la mitad de mal

si a uno no le toca 

 

Oh el mundo es un lugar hermoso

para nacer

si no les molestan mucho

un par de sesos muertos

en los puestos más altos

una bomba o dos

de vez en vez

frente a sus caras dadas vuelta

y otras impropiedades así

por las que nuestra marca de sociedad 

ruega 

con sus hombres de distinción

y sus hombres en extinción

y sus curas

y demás agentes

 

y sus varias segregaciones

sus investigaciones del Congreso

y demás constipaciones

de las que nuestra carne tonta

es heredera

 

Sí, el mundo es el mejor lugar de todos

para un montón de cosas como

hacer chistes

hacer el amor

hacerse el triste

cantar canciones bajito y tener alguna inspiración

y andar por ahí

mirando todo

oliendo las flores

y manoseando a las estatuas

pensar incluso 

y besar a la gente

y hacer bebés y usar calzones

y saludar agitando el sombrero y

bailar

ir a nadar a los ríos

o de picnic

en pleno verano

y “vivirla”

en general

pero después, justo cuando estás en eso

llega sonriente

 

el sepulturero

 

 

Usos de la poesía

 

¿Entonces para qué se usa la poesía en estos días?

¿Cuál es la utilidad? ¿Para qué sirve?

en estos días y noches de la Era del Autogedón

en los que la poesía se asfalta para hacerles

una autopista a los ejércitos de la noche

como en ese paraíso de palmeras al norte de Nicaragua

donde las promesas que se hacen en las plazas

se traicionan en las afueras

o en los campos tan verdes

de la Estación de Armas Navales de Concord 

donde trenes armados atropellan a los manifestantes ecologistas

donde la poesía gana importancia por su ausencia

la ausencia de pájaros en un paisaje de verano

la falta de amor en una cama a medianoche

o la falta de luz a mediodía en los puestos más altos

Porque hasta la mala poesía importa

por lo que no dice

por lo que deja fuera

Sí, qué pasa con el sol que baja

en las redes de la mañana

con las noches blancas y las bocas de labios

deseantes que repiten Lulú sin cesar

y todas las cosas que nacen con alas y que cantan

y los gritos lejos lejos en una playa al anochecer

y la luz que nunca estuvo en la tierra ni en el mar

y las cuevas medidas por los hombres

donde una vez corrieron ríos sagrados

cerca de las ciudades junto al mar

por las que andamos distraídos

asombrándonos constantemente 

por el espectáculo loco de la existencia

y todos estos animales parlantes sobre ruedas

héroes y heroínas de mil ojos

con corazones corruptos y superalmas ocultas

sin más mitos para llamar propios

constantemente asombrado como todavía estoy

por estos bípedos de rostro lampiño que andan vestidos,

estos dramaturgos de stand up

ídolos pálidos de las calles nocturnas

bailarines en trance en el polvo del Último Vals

en estos tiempos de estancamiento y Autogedón

en los que todavía la voz del poeta suena en la distancia

la voz de la Cuarta Persona del Singular

la voz dentro de la voz de la tortuga

la cara detrás de la cara de la raza

un libro de luz en la noche

la voz misma de la vida tal como la oyó Whitman

una risa suave y salvaje

(ah ¡pero aún por liberarse

del procesador de texto de la mente!)

Y yo soy el reportero de un diario

de otro planeta

que viene a presentar una historia terrenal

del Qué Cuándo Dónde Cómo y Por Qué

de esta vida asombrosa de acá abajo

y de los payasos que tienen el control

con las manos sobre el marco de la ventana

de los molinos demoníacos del miedo

que proyectan sus sombras negras

en la sombra más grande de la tierra

en el final de los tiempos invisible

en el hashish supremo de nuestro sueño

 

 

Superpoblación

¿No se puede vivir sin amor?

 

Algo debo haber entendido mal

en esta historia

Debe haber un error de imprenta

en este diario

¡Me saco el sombrero! Acá dice

que terminó la guerra final

otra vez

Acá vuelven

desfilando frente a

la terraza del café

me paro en la silla para ver 

y todavía no puedo ver

la cara quemada del héroe valiente

me paro en la mesa

agitando mi único sombrero

con un agujero

tiro a la calle

el agujero

detrás de la limusina negra

el diario no lo tiro

me siento con mi diario

que tiene la explicación de todo

salvo porque tiene un agujero

y donde está el agujero

falta algo de la historia

O debo haber entendido mal algo

las naciones decidieron

dice acá

abolirse a sí mismas por fin 

se decidió en los niveles más altos

y en los niveles más bajos

retroceder a una sociedad primitiva

Porque la ciencia conquistó la naturaleza

pero a la naturaleza no hay que conquistarla

Por lo tanto la ciencia debe ser abolida

y las máquinas se tienen que ir

después de tanto girar y girar

El automóvil es una cosa pasajera

después de todo

El caballo vino para quedarse

La población llegó al límite

solamente hay espacio para estar de pie

No queda más

lugar para

acostarse

La medicina debe ser abolida

así la gente puede morirse

cuando se supone que lo haga

Todavía hay lugar

debajo de la superficie

mantengo la esperanza

de haber entendido mal algo

en esta historia

las personas todavía se pierden

y se encuentran

en la cama

y hasta los animales

son menos crueles que las personas

porque no pueden hablar

pero no fuimos diseñados

para vivir para siempre

y el diseño es todo

A la enzimita que lograron extraer

y que causa el envejecimiento

hay que volver a soltarla en el cuerpo

Tiene que empezar todo otra vez

en una nueva era pastoril

Hubo demasiados avances

La vida no puede

soportarlo más

La vida no es una droga

hecha de hongos

que comen los samoyedos en Siberia

y que mantiene todas

sus propiedades tóxicas

cuando se transmite a través de la orina

de modo que una fila interminable de hombres

se puede drogar una y otra vez

con el mismo hongo

en una reacción en cadena de estatuas ávidas

con la boca en el pene

Algo debo haber entendido mal

en esta historia

la vida es intoxicante

pero no sigue y sigue

si se agregan más y más

prendas complicadas

sombreros fajas portaligas

corpiños que levantan y levantan

hasta que salen volando

y los pechos se caen

después de todo

tenemos que quedar desnudos otra vez

dice acá

aunque la fornicación todavía es ilegal

en ciertos estados

Algo debo haber entendido mal

en esta historia

El mundo no es un móvil de Klee

y tiene que haber un límite

para toda esta rotación

alrededor del sol idiota

El sol en su  sic transit

ahora apenas aclara los tejados

salta encima de un Pegaso de Mobilgas 

y se hunde atrás de mi diario

con su agujero

donde sigo esperando

haber entendido algo mal

porque la muerte no es la respuesta

a nuestro problema

Tiene que haber algún error—

Acá está—

Los editoriales dicen

que tenemos que hacer algo

y no podemos hacer nada

porque algo falta

donde está el agujero

sentado en la terraza

de esta cafetería cara

del lado izquierdo del mundo

donde algo

debo haber entendido mal

mientras pasa una rubia violácea

y una teta que estaba demasiado arriba salta

y cae en mi plato

se la devuelvo

sin mirar muy avergonzado

Ella lo toma como una buena señal

se sienta

y me da la otra

envuelta en seda

sigo leyendo mi diario

pensando que

algo debo haber entendido mal

tratando de aparentar

que todo esto pasó antes

y pasó

es un móvil de arcilla

con algo que falta

donde está el agujero

miro abajo de la mesa y veo

nuestras piernas entrelazadas

nuestras dos sillas se funden

nuestros brazos se abrazan

Ella está frente a mí

sentada en mi regazo

rodeándome con las piernas

Mi serpiente blanca la penetra

habla de amor dentro de ella

ella se queja al oírla

Pero

algo falta

el sexo sin amor

usa impostores alegres

todavía tengo uno de sus pechos

en la mano

El mozo viene corriendo

levanta mi diario del piso

espera haber entendido algo mal

Ninguno de nosotros va a morirse nunca

mientras esto continúe

El frasco de la enzima

quedó abierto

sobre la mesa

 

 

Gente que se divorcia

 

Gente que se divorcia

dando vueltas por ahí con la ropa en el auto

preguntándose qué le pasó

          a todos y a todo

inclusive a su otro

par de zapatos

 

Y si espiaras a uno

quién sabe qué le pasaría

al otro

        ay con la lengua

y años después sin saber todavía

si el otro volvió

         a encontrar pareja

sin reventar las costuras

  o sigue intacto

desatado

 

y la suela

                ah el alma

        curiosa concepción

que de alguna manera aguanta

       para volver a caminar

                                                       al aire libre

                        una vez que se le haya

                                                                cambiado el taco

 

 

 

 

 

 

 



I am waiting

 

I am waiting for my case to come up

and I am waiting

for a rebirth of wonder

and I am waiting

for someone to really discover America

and wail

and I am waiting

for the discovery

of a new symbolic western frontier

and I am waiting

for the American Eagle

to really spread its wings

and straighten up and fly right

and I am waiting

for the Age of Anxiety

to drop dead

and I am waiting

for the war to be fought

which will make the world safe

for anarchy

and I am waiting

for the final withering away

of all governments

and I am perpetually awaiting

a rebirth of wonder

 

I am waiting for the Second Coming

and I am waiting

for a religious revival

to sweep through the state of Arizona

and I am waiting

for the Grapes of Wrath to be stored

and I am waiting

for them to prove

that God is really American

and I am waiting

to see God on television

piped’ onto church altars

if only they can find

the right channel

to tune in on

and I am waiting

for the Last Supper to be served again

with a strange new appetizer

and I am perpetually awaiting

a rebirth of wonder

 

I am waiting for my number to be called

and I am waiting

for the Salvation Army to take over

and I am waiting

for the meek to be blessed

and inherit the earth

without taxes and I am waiting

for forests and animals

to reclaim the earth as theirs

and I am waiting

for a way to be devised

to destroy all nationalisms

without killing anybody

and I am waiting

for linnets and planets to fall like rain

and I am waiting for lovers and weepers

to lie down together again

in a new rebirth of wonder

 

I am waiting for the Great Divide to ‘be crossed

and I am anxiously waiting

for the secret of eternal life to be discovered

by an obscure general practitioner

and I am waiting

for the storms of life

to be over

and I am waiting

to set sail for happiness

and I am waiting

for a reconstructed Mayflower

to reach America

with its picture story and tv rights

sold in advance to the natives

and I am waiting

for the lost music to sound again

in the Lost Continent

in a new rebirth of wonder

 

I am waiting for the day

that maketh all things clear

and I am awaiting retribution

for what America did

to Tom Sawyer

and I am waiting

for the American Boy

to take off Beauty’s clothes

and get on top of her

and I am waiting

for Alice in Wonderland

to retransmit to me

her total dream of innocence

and I am waiting

for Childe Roland to come

to the final darkest tower

and I am waiting

for Aphrodite

to grow live arms

at a final disarmament conference

in a new rebirth of wonder

 

I am waiting

to get some intimations

of immortality

by recollecting my early childhood

and I am waiting

for the green mornings to come again

youth’s dumb green fields come back again

and I am waiting

for some strains of unpremeditated art

to shake my typewriter

and I am waiting to write

the great indelible poem

and I am waiting

for the last long careless rapture

and I am perpetually waiting

for the fleeing lovers on the Grecian Urn

to catch each other up at last

and embrace

and I am waiting

perpetually and forever

a renaissance of wonder

 

 

Don't let that horse

 

 

Don't let that horse

eat that violin

 

cried Chagall's mother

 

But he

kept right on

painting

 

And became famous

 

And kept on painting

The Horse With Violin In Mouth

 

And when he finally finished it

he jumped up upon the horse

and rode away

waving the violin

 

And then with a low bow gave it

to the first naked nude he ran across

 

 And there were no strings

attached

 

 

 

The world is a beautiful place

 

The world is a beautiful place

to be born into

if you don't mind happiness

not always being

so very much fun

if you don't mind a touch of hell

now and then

just when everything is fine

because even in heaven

they don't sing

all the time

 

The world is a beautiful place

to be born into

if you don't mind some people dying

all the time

or maybe only starving

some of the time

which isn't half bad

if it isn't you

 

Oh the world is a beautiful place

to be born into

if you don't much mind

a few dead minds

in the higher places

or a bomb or two

now and then

in your upturned faces

or such other improprieties

as our Name Brand society

is prey to

with its men of distinction

and its men of extinction

and its priests

and other patrolmen

 

and its various segregations

and congressional investigations

and other constipations

that our fool flesh

is heir to

 

Yes the world is the best place of all

for a lot of such things as

making the fun scene

and making the love scene

and making the sad scene

and singing low songs and having inspirations

and walking around

looking at everything

and smelling flowers

and goosing statues

and even thinking

and kissing people and

making babies and wearing pants

and waving hats and

dancing

and going swimming in rivers

on picnics

in the middle of the summer

and just generally

'living it up'

Yes

but then right in the middle of it

comes the smiling

 

mortician

 

 

Uses of poetry

 

So what is the use of poetry these days

What use is it What good is it

these days and nights in the Age of Autogeddon

in which poetry is what has been paved over

to make a freeway for armies of the night

as in that palm paradiso just north of Nicaragua

where promises made in the plazas

will be betrayed in the back country

or in the so-green fields

of the Concord Naval Weapons Station

Where armed trains run over green protesters

where poetry is made important by its absence

the absence of birds in a summer landscape

the lack of love in a bed at midnight

or lack of light at high noon in high places

For even bad poetry has relevance

for what it does not say

for what it leaves out

Yes what of the sun streaming down

in the meshes of morning

what of white nights and mouths of desire

lips saying Lulu over and over

and all things born with wings that sing

and far far cries upon a beach at nightfall

and light that never was on land and sea

and caverns measured-out by man

where once the sacred rivers ran

near cities by the sea

through which we walk and wander absently

astounded constantly

and by the mad spectacle of existence

all these talking animals on wheels

heroes and heroines with a thousand eyes

with bents hearts and hidden oversouls

with no more myths to call their own

constantly astounded as I am still

by these bare-face bipeds in clothes

these stand-up tragedians

pale idols in the night streets

trance-dancers in the dust of Last Waltz

in this time of gridlock Autogeddon

where the voice of the poet still sounds distantly

the voice of the Fourth Person Singular

the voice within the voice of the turtle

the face behind the face of the race

a book of light at night

the very voice of life as Whitman heard it

a wild soft laughter

(ah but to free it still

from the word-processor of the mind!)

And I am a reporter for a newspaper

on another planet

come to file a down-to-earth story

of the What When Where How and Why

of this astounding life down here

and of the strange clowns in control of it

with hands upon the windowssills

of dread demonic mills

casting their own dark shadows

into the earth’s great shadow

in the end of time unseen

in the supreme hashish of our dream

 

 

Overpopulation

¿No se puede vivir sin amor?

 

I must have misunderstood something

in this story

There must be a misprint

in this paper

Hats off! It says here

The final war is over

again

Here they come again

parading by

the café terrace

I stand on my chair to see

I still can’t see

the brave burned hero’s face

I stand on the table

waving my only hat

with the hole in it

I throw the hole away

into the street

after the black limousine

I don’t throw my paper

I sit down with my paper

which has the explanation of everything

except there’s a hole in it

Something missing in the story

where the hole is

Or I must have misunderstood something

The nations have decided

it says here

to abolish themselves at last

It’s been decided at the highest level

and at the lowest level

to return to a primitive society

For science has conquered nature

but nature must not be conquered

So science must be abolished

and machines must go

after all their turning and turning

The automobile is a passing thing

after all

The horse is here to stay

Population has reached its limit

There’s standingroom only

Nowhere

to lie down

anymore

Medicine must be abolished

so people can die

when they’re supposed to

There’s still room

under the surface

I keep hoping

I have misunderstood something

in this story

People still lose

and find themselves

in bed

and animals still

aren’t as cruel as people

because they can’t talk

but we weren’t designed

to live forever and ever

and design is everything

The little enzyme they’ve extracted

that causes aging

must be lost in the body again

All must be begun over

in a new pastoral era

There’ve been too many advances

Life can’t bear it

any longer

Life is not a drug

made from mushrooms

eaten by Samoyeds in Siberia

which fully retain

their intoxicating properties

when transmitted in urine

so that an endless line of men

may get drunk over and over

on the same mushroom

a chain reaction of avid statues

with mouths at penises

I must have misunderstood something

in this story

Life is intoxicating

but can’t go on and on

putting on more and more

complicated clothes

hats girdles garterbelts

uplift bras lifting higher and higher

until they fly away

and breasts fall

after all

We’ve got to get naked again

it says here

though fornication’s still illegal

in certain states

I must have misunderstood something

in this story

The world’s no Klee mobile

and there must be an end

to all this rotation

around the goofball sun

The sun in its sic transit

barely clears the rooftops now

bumps over a Mobilgas Pegasus

and sinks behind my paper

with its hole

in which I keep hoping

I’ve misunderstood something

for Death is not the answer

to our problem

There must be some mistake—

There is—

The editorials say

we must do something

and we cannot do anything

For something’s missing

where the hole is

sitting on the terrace

of this fancy coffehouse

on the left side of the world

where I must

have misunderstood something

as a purple blond sweeps by

and one too-high tit pops out

and falls in my plate

I return in to her

without looking too embarrassed

This she takes as a good sign

She sits down

and gives me the other

wrapped in silk

I go on reading my paper

thinking I must

have misunderstood something

trying to look like

it’s all happened before

It has

It’s a clay mobile

with something missing

where the hole is

I look under the table and see

our legs are intertwined

Our two chairs fuse

Our arms are round each other

She’s facing me

crouched in my lap

her legs around me

My white snake has entered her

speaks of love inside of her

She moans to hear it

But

something’s missing

Sex without love

wears gay deceivers

I still have one of her breasts

in my hand

The waiter comes running

picks up my fallen paper

hoping he’s misunderstood something

None of us will ever die

as long as this goes on

The enzyme bottle

lies open

on the table

 

 

People getting divorced

 

 People getting divorced

          riding around with their clothes in the car  

   and wondering what happened

                      to everyone and everything  

                         including their other

                                                pair of shoes

         And if you spy one

             then who knows what happened

                                             to the other

                                           with tongue alack  

   and years later not even knowing

                               if the other ever

                                        found a mate

                                  without splitting the seams  

                                     or remained intact

                                                          unlaced  

    and the sole

                     ah the soul

                                     a curious conception  

         hanging on somehow

                                     to walk again

                                                   in the free air  

                            once the heel

                                                 has been replaced