fbpx Milagro, la película: cómo se inició el lawfare en Argentina | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 18.07.2020
Milagro, la película: cómo se inició el lawfare en Argentina

Cine.ar estrenó, en su canal de televisión y en su plataforma online, un documental que muestra las arbitrariedades en la detención de Milagro Sala y cómo influye la cuestión de género, clasista y racial, así como también la connivencia entre el poder político, judicial y económico.

Por Marina Jiménez Conde

El domingo pasado se estrenó en el canal Cine.ar, y simultáneamente en la plataforma digital Cine.play, el documental sobre la detención de Milagro Sala que narra cómo, a partir de su caso, se empezó a utilizar la justicia para perseguir a opositores políticos durante el gobierno de Cambiemos. 

La película fue dirigida por Cynthia García –periodista que participó en 678– y Martín Adorno. Cuenta con el testimonio de familiares y personas cercanas a Milagro, y con la voz de figuras reconocidas, como las actuales ministras de Géneros de Nación y de la provincia de Buenos Aires: Elizabeth Gómez Alcorta –abogada defensora de Milagro– y Estela Díaz. También participan Eugenio Zaffaroni, juez integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y el periodista Horacio Verbitsky.

El Incaa, tal como viene haciendo desde el inicio de la cuarentena, suele estrenar películas a través de su canal de televisión, Cine.ar TV, para luego disponer el contenido en su plataforma digital, Cine.ar play. De esta manera, una película nueva que estaba programada para proyectarse en salas de cine logra tener muchísima más difusión mediante estas vías. De hecho, en el mes de marzo, a partir del aislamiento social obligatorio, las cifras de usuarios registrados por mes se triplicaron y también aumentaron considerablemente la cantidad de reproducciones. La película sobre Milagro seguirá estando disponible de forma online.

El documental, además de retratar la persecución judicial a la lideresa de la organización Túpac Amaru, señala el peso que tiene el poder económico para lograr que se tomen este tipo de decisiones, y cómo entonces, en el caso de Jujuy, es en realidad la familia Blaquier, dueña del Ingenio Ledesma, quien somete al poder político para poder realizar despidos masivos, disciplinar gremios y acorralar a quienes se resisten.

La película, que fue filmada en pleno macrismo, rememora los principales hechos desde que Milagro Sala fue detenida en enero de 2016, por estar realizando un acampe, y cómo se fueron agregando causas para mantenerla en prisión. A eso se agrega el análisis de las distintas figuras que participan, quienes apuntan a la discriminación múltiple que recibió Sala, por su condición de mujer, su carácter plebeyo y la cuestión racial de fondo.

A su vez, el repaso de la historia permite distinguir las irregularidades en la justicia y los malos manejos de las instituciones democráticas. Por ejemplo, el hecho de que diputados provinciales voten a favor de ampliar el Tribunal Superior de Justicia provincial, e inmediatamente después renuncien a sus cargos para asumir como ministros del dicho organismo. Resoluciones que van en contra de todo republicanismo, del cual se disfrazan para legitimar esas maniobras.

Tal como señala la actual ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta –por aquel entonces, abogada defensora de Milagro Sala–, la continua vulneración de derechos por la que pasó su defendida hizo que Naciones Unidas mandara una comitiva para visitar Argentina y se pronunciara en contra de la detención arbitraria de la activista. Ni el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ni el de la Corte Suprema de Justicia Nacional, dándole aval al primero, fueron suficientes para lograr su liberación.

La película es emblemática de un estado de situación en el que el gobierno Nacional utilizó como tubo de ensayo a una provincia para comenzar con las detenciones arbitrarias que luego se replicarían. Sin embargo, el caso de Milagro incluye muchas más aristas, por tratarse de una dirigente surgida desde las bases, que había logrado conformar cooperativas de mujeres que se encargaban de construir complejos habitacionales. Toda una muestra de desobediencia a la casta blanca jujeña. Como un déjà vu hacia otros sucesos históricos, el documental muestra la situación de abandono en la que quedaron las obras realizadas por la Túpac Amaru. Mientras tanto, hoy en día, Milagro Sala continúa con prisión domiciliaria.