fbpx El baile de las luciérnagas: ¿qué significan la amistad y la lealtad? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 06.02.2021
El baile de las luciérnagas: ¿qué significan la amistad y la lealtad?

Se estrenó en Netflix la serie que sigue la historia de dos mejores amigas que se conocen desde adolescentes y muestra cómo se cambian la vida la una a la otra, a través de una relación de total confianza, cariño y conexión.

Por Jazmín Manuel

A mediados de los 70, Tully Hart (Katherine Heigl), una adolescente de 14 años, se muda a la casa de su madre, con la que siempre tuvo una relación tormentosa debido a los problemas de adicción que padece. Al ser alejada de su abuela por la fuerza, quien la crió desde muy chica, Tully se encuentra en el momento más incierto y angustiante de su corta vida. Sin embargo, poco tiempo después conoce a Kate Mularkey (Sarah Chalke), su vecina de enfrente, y descubre que la pesadilla de vivir de nuevo en la cabaña hippie de su madre le da la oportunidad de conocer a quien se convierte en su mejor amiga y en la persona más leal que tendrá a su lado, por lo menos, por los próximos 30 años.

Así comienza El baile de las luciérnagas, con dos polos opuestos encontrándose en el momento que más se necesitan la una a la otra. Por un lado, Tully halla en su nueva amiga la estabilidad y la tranquilidad que le falta en su hogar. Por el otro, Kate, que se caracteriza por ser una chica tímida y sin amigos, descubre en ella a una amiga que la ayuda a abrirse y a mejorar su autoestima. Esta misma dinámica acompaña a este dúo durante las décadas siguientes, que no sólo son de amistad sino que funcionan como un equipo irrompible, como una familia unida.

La serie, creada por Maggie Friedman y basada en la novela de Kristin Hannah, nos pasea por el tiempo mostrándonos la historia de estas dos mejores amigas en distintas etapas de su vida, entre la década de 1970 y el año 2003. Vemos a Tully convertirse en una famosa presentadora de Estados Unidos, muy al estilo Oprah Winfrey y Ellen Degeneres; y a Kate, que también estudió periodismo pero termina dedicándose a la crianza de su hija adolescente. La trama gira entorno a la relación de amistad profunda que comparten las dos protagonistas, con todos sus altos y bajos, y en cómo afrontan juntas distintos momentos claves de sus vidas: el difícil camino hacia el éxito profesional, los típicos problemas amorosos, los dramas familiares y los obstáculos personales.

La creación y producción de la tira estuvo conformada por un plantel íntegramente femenino, algo muy necesario ya que El baile de las luciérnagas toca temas que sólo pueden ser bien retratados desde la experiencia de ser mujer: se muestran problemáticas relacionadas a la maternidad, la presión de establecer una familia tradicional, el acoso laboral, el abuso sexual y distintos actos de violencia relacionados a la discriminación y misoginia. Es importante señalar que se nota que hay un equipo de producción conformado por mujeres detrás de la serie ya que, generalmente, en aquellas producciones guionadas por hombres se ven protagonistas femeninas que caen en estereotipos básicos y poco realistas de lo que realmente conforma la experiencia cotidiana de ser una mujer en el mundo, y no se retratan de forma correcta este tipo de vivencias. 

Sin embargo, hay un momento en el medio de la serie que el conflicto empieza a desviarse a ese lugar predecible. Al comienzo, la narración muestra cómo las amigas viven un presente en el que ambas están enfocadas en su vida laboral y proyectos personales, pero, de repente, empiezan a hacerse protagonistas los problemas amorosos y el matrimonio. En un punto, también, se cae en la típica “competencia entre mujeres” que parece gustarle tanto a los creadores estadounidenses. Esto no arruina lo dicho anteriormente, pero es una lástima ver cómo para el final de temporada la trama retrocede en lo que hacía bien al comienzo.

El final de esta primera entrega nos deja con un conflicto que parece cambiarlo todo, pero no se especifica qué es lo que ocurrió ni nos brinda alguna clave como para imaginar qué puede llegar a pasar después. Lo único que sabemos es que la historia no terminó y hay sorpresas que conoceremos en el futuro. Aún no se comunicó una fecha para la próxima temporada, ni si va a haber una, pero teniendo en cuenta el éxito que está teniendo en su primera semana de estreno, seguro Netflix no tarde en querer lanzar la segunda parte de esta conmovedora historia de amistad.