fbpx Disney apela al Zodíaco: un asesino en el imaginario colectivo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 30.10.2021
Disney apela al Zodíaco: un asesino en el imaginario colectivo

Tras la llegada de Star+, uno de los estrenos más promocionados fue Mi padre, el asesino del Zodíaco. La miniserie retoma la historia de Gary L. Stewart, quien buscando a su padre biológico parece haberlo encontrado en uno de los protagonistas criminales de fines de los 60.

Por Diego Moneta

La principal razón por la que Disney lanzó la plataforma Star+ es para tener un lugar donde alojar todo el contenido “adulto” del resto de sus empresas y así mantener impoluta la marca de Disney como una empresa familiar. Esto le permite además competir con los grandes nombres de la industria. En ese sentido, uno de los estrenos más promocionados fue Mi padre, el asesino del Zodíaco— también difundida como El animal más peligroso de todos o, en inglés, The most dangerous animal of all— una miniserie de cuatro episodios del género true crime que se relaciona, más de medio siglo después, con los crímenes que obsesionaron a gran parte de Estados Unidos durante fines de la década del 60 y principios de los 70.

No es casual que la producción de Fox Extended (FX) elija a un asesino en serie latente en el imaginario colectivo como carta de presentación. El caso sigue abierto ya que nunca se pudo descifrar su identidad y, hasta el día de hoy, muchas personas siguen tratando de develar los mensajes que enviaba a través de la prensa. Fue llevado a la pantalla grande por David Fincher en 2007, con la adaptación homónima del libro Zodíaco, escrito por el caricaturista del diario en el que el criminal elegía comunicar, que fue reeditada unos años después en La chica del dragón tatuado

La miniserie, creada por Kief Davidson y Ross M. Dinerstein, también está basada en un libro, escrito por Gary L. Stewart, el protagonista, junto a la periodista Susan Mustafa. Se centra en la búsqueda del padre biológico de Gary, una cuestión que podría ser interesante por sí sola, a lo que se suma que Stewart piensa que el mediático criminal efectivamente fue el suyo, a partir de supuestas coincidencias entre huellas dactilares y escritura. Lo que vuelve mayor el interés es que la productora contrapuso su historia con evidencia que logró conseguir, demostrando que sus conclusiones eran incorrectas. A diferencia de lo común en el género, existe una motivación personal que empuja y no un ordenamiento de sucesos y detalles.

De la búsqueda de su madre biológica a la obsesión por su padre, ya fallecido, para sumergirse en perfiles criminalísticos, lo cotidiano se vuelve pesadilla. Stewart es, cuanto menos, afectado indirectamente por el asesino del zodíaco. Su teoría sobre la identidad del mismo no es la primera ni la última, pero ninguna tuvo tanto eco debido a la semejanza entre su padre y el retrato elaborado por las autoridades de San Francisco.

Mi padre, el asesino del Zodíaco es la representación del giro estratégico de Disney, cuando todas las semanas nos encontramos con un nuevo true crime en las plataformas, en especial en Netflix. En el mismo camino, pero contra otra vuelta narrativa, apareció Only murders in the building. La apuesta es seguir conviviendo con la violencia y el sensacionalismo que propone un género que siempre que parece agotado logra reinventarse.