fbpx ¿Burbuja financiera? El Banco Central y la Comisión Nacional de Valores emitieron un duro mensaje contra las criptomonedas | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 21.05.2021
¿Burbuja financiera? El Banco Central y la Comisión Nacional de Valores emitieron un duro mensaje contra las criptomonedas

Luego de varias jornadas de caídas abrutas en la cotización del Bitcoin, que arrastró a todas las monedas digitales, las entidades argentinas advirtieron sobre los altos riesgos de ese mercado y la desregulación financiera con la que operan. 

Por Juan Cruz Guido

Luego de un 2020 donde las criptomonedas tuvieron una revalorización extrema, vinculada a la pandemia y el vuelco hacia la economía digital y a la creciente emisión de monedas en general por parte de los Estados, el 2021 parece estar pinchando la burbuja especulativa. 

Es que en lo que va del 2021, tras una serie de caídas abruptas, la cotización de la moneda virtual por excelencia, el Bitcoin, se encuentra en piso 0 y en perspectivas de retroceder aún más en su cotización. Esto quiere decir que apostar el Bitcoin este año produjo por ahora ganancia cero, con la posibilidad cada vez más certera de empezar a generar perdidas. El panorama se hace extensible a las demás criptomonedas, que también vieron caídas similares o más profundas en sus carteras. 

Esta situación se explica por varias variables, pero todas terminan en lo mismo: la alta volatibilidad de un mercado desregulado totalmente. 

Hace algunas semanas, el empresario Elon Musk, un activo propulsor de las monedas virtuales durante mucho tiempo, cuestionó el funcionamiento de las minadoras (mecanismo por el cual se obtienen los códigos que generan los Bitcoins) que, entre el año pasado y este, batieron récords de consumo energético. De hecho, el consumo anual de las criptominadoras es más alto que el de toda la Argentina (129,24 TWh anuales contra 121 TWh), según se desprende de un reciente estudio de la Universidad de Cambrigde. 

La evidente insustentabilidad del desarrollo del Bitcoin y el daño al medioambiente que genera, ya que la energía es proporcionada por combustibles fósiles, generó que el propio Elon Musk rechazará la criptominería y dejara de aceptar al Bitcoin como medio de pago para comprar los vehículos eléctricos que produce su compañía, Tesla.

El rechazo de Musk fue uno de los primeros síntomas de la empinada caída en la cotización que continúa hasta hoy. Pero no el único motivo. 

Las criptomonedas recibieron un gran golpe esta semana cuando China emitiera, a través de sus organismos de regulación de la actividad financiera y bancaria, una fuerte advertencia en torno a este mercado y se prohibiera su utilización en el país asiático.

El martes, la Asociación Nacional de Finanzas de Internet de China, la Asociación Bancaria de China y la Asociación de Pagos y Compensación de China advirtieron que la volatibilidad en la cotización de las criptomonedas “violan gravemente la seguridad de los activos de las personas" y están alterando el "orden económico y financiero normal".

En esa misma línea, el Banco Central de la Argentina y la Comisión Nacional de Valores alertaron en un comunicado conjunto sobre los criptoactivos. 

Si bien reconocieron que el criptomercado no tiene "niveles significativos de aceptación y utilización", advierten un creciente interés en esos activos. Por eso, el comunicado actúa de manera precautoria e informativa, aunque con muchas críticas a la desregulación que opera en ese mercado. 

En ese sentido, aclararon que las monedas virtuales “no son dinero de curso legal” ya que “no cumplen con las condiciones necesarias” para ser consideradas como tal. De la misma manera que lo hizo China, las entidades locales remarcaron la alta volatibilidad que "puede dar lugar a importantes pérdidas financieras para sus tenedores, incluyendo la posibilidad de perder la totalidad de los recursos invertidos". 

Otro punto clave, son las estafas y fraudes que crecieron de la mano del auge de estos activos. Al estar totalmente desregulada su comercialización, generándose una suerte de "mercado paralelo", y la particularidad de que todas las operaciones suelen realizarse de manera remota y a través de internet, el número de personas afectadas por falsas ventas creció exponencialmente. Por eso, el Banco Central y la CNV señalaron también la "ausencia de salvaguardas" y puntualizaron que "no existen en Argentina criptoactivos ni tokens cuya adquisición o tenencia puedan beneficiarse de ninguna de las garantías previstas por la normativa para los servicios bancarios o de inversión".

Por último, incluyeron en el comunicado otro de los ejes de debate mundial en torno a las criptomonedas: "Riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo y potencial incumplimiento a la normativa cambiaria". Justamente la falta de trazabilidad y la desregulación estatal genera que este mercado sea especialmente importante para el lavado de activos y la evasión fiscal. En el caso de la Argentina particularmente, se suma el hecho de que funciona también como mercado ilegal para la adquisición de monedas extranjeras, principalmente dólares, por fuera de la administración del mercado cambiario dispuesta por el gobierno nacional.