fbpx Misa frente a Tribunales pidiendo Justicia por el gatillo fácil de Cristian Toledo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 01.08.2017
Misa frente a Tribunales pidiendo Justicia por el gatillo fácil de Cristian Toledo

El joven vecino de la Villa 21.24 fue asesinado por la Policía de la Ciudad el sábado 15 de julio pasado. Vecinos y familiares pidieron Justicia frente al Juzgado. 

En el marco de la causa que investiga el asesinato a manos de la Policía de la Ciudad del joven vecino de la Villa 21.24, Cristian Toledo, se realizó una misa frente a los Tribunales para exigir Justicia por el caso de gatillo fácil. De esta forma, el cura párroco de la capilla Virgen de los Milagros de Caacupé, Lorenzo “Toto” de Vedia, celebró el encuentro religioso con la participación de cientos de vecinos del barrio.

Los vecinos denunciaron que Toledo fue fusilado por el gatillo fácil del efectivo del cuerpo de Bomberos de la Ciudad Adrián Otero, que intentó justificar su accionar con un robo que fue desmentido por los testigos. Tras el hecho de violencia institucional, Otero fue detenido. Actualmente, la causa se encuentra radicada en el juzgado de instrucción número 11, a cargo de Osvaldo Rappa, que será remplazado por el juez subrogante definitivo, Pablo Ormaechea.

En el contexto de una entrevista a Radio Gráfica realizada hace un par de semanas el Padre Toto de Vedia narró que los jovenes "salían de bailar y en un momento se quiso mandar una picardía. Y le golpeó el vidrio a este coche que estaba ahí, sin saber quién estaba adentro ni nada. Fue una picardía porque nunca tuvo ninguna intención de robar. Esta persona los empieza a seguir y les dispara. Con el primer disparo, me cuentan los chicos, Cristian se da cuenta que se está desangrando y los amigos le dicen `No te preocupés te llevamos al hospital´. Pero este tipo les sigue disparando por atrás como si fuese que estuviese cazando un animal. Según los muchachos fueron muchos los disparos”, aseguró el referente y siguió relatando: “chocan contra el cordón, porque este tipo los encerró mientras tiraba. Luego se baja, los hace tirar al piso, les dice que los va a matar y ellos le ruegan porque Cristian estaba muriéndose. `No, ese dejá que se muera porque me cagó la vida´, cuentan que les contestó. Y la gente que pasaba los trató como delincuentes porque el tipo decía que venían robando. Pero esa gente ayudó inconscientemente a que este tipo no los fusile a ellos dos. Porque si no había nadie creo yo  y es lo que dicen los chicos: `el tipo nos mataba´”.