fbpx Merendero Madres sembrando conciencia: “Hay que seguir luchando para revertir las injusticias” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 30.09.2021
Merendero Madres sembrando conciencia: “Hay que seguir luchando para revertir las injusticias”

El merendero “Madres sembrando conciencia” (ante conocido como Madres en Lucha contra la violencia institucional) cumplió tres años el 17 de septiembre pasado. En este marco, las referentes fundadoras del espacio; Roxana Cainzos (madre de Nehuen Rodríguez) y Carolina Vila (madre de Lucas Cabello) dialogaron con AGENCIA PACO URONDO sobre la construcción del espacio.

Por Juan Borges

El merendero “Madres sembrando conciencia” (ante conocido como Madres en Lucha) cumplió tres años el 17 de septiembre pasado. En este marco, las referentes fundadoras del espacio; Roxana Cainzos (madre de Nehuen Rodríguez) y Carolina Vila (madre de Lucas Cabello) dialogaron con AGENCIA PACO URONDO sobre la construcción del espacio y las dificultades de la pandemia.

APU: ¿Cómo nació el merendero?

Roxana Cainzos: Esta idea surgió con Caro por la necesidad que vimos que había en el barrio. Los vecinos y vecinas venían a golpear la puerta de nuestras casas buscando un asesoramiento sobre diferentes situaciones. Conflictos con la policía o situaciones sociales donde se habían vulnerado derechos.

Carolina Villa: Comenzamos hace tres años como un sueño que pudimos hacer realidad. Gracias a varias agrupaciones del barrio que colaboran con donaciones. El merendero no tiene ninguna bandera partidaria.

RC: El espacio lo construimos en una habitación en mi casa que tiene salida a la calle. Ahí colocamos un tablón con sillas. Los chicos comenzaron a tomar la merienda y después de eso comenzábamos a realizar actividades para ellos como trabajo con masa, títeres y lectura de cuentos.

APU: ¿Cómo fue cambiando la relación con el barrio?

RC: Se fue construyendo un vínculo con el barrio. Cuando vino la pandemia se suspendieron las actividades, pero no bajamos los brazos en memoria de mi hijo Nehuen y lo sucedido con Lucas, el hijo de Carolina. Tuvimos que hacer viandas con comida y meriendas. Aumentó mucho la demanda debido al crecimiento de la pobreza. Se duplico la preparación de viandas. Venían alrededor de cincuenta familias. Costó mucho conseguir la mercadería.

Este año gracias al avance del proceso de vacunación pudimos festejar este tercer año en la calle y todos juntos. Los jóvenes asumieron un rol muy importante en este proceso. Se pusieron al frente de una peluquería popular y la biblioteca para el barrio. Tenemos actividades presenciales lunes, miércoles y viernes con todos los protocolos. También tenemos una biblioteca andante, que las chicas están llevando a las plazas. Nuestra idea es construir sujetos de derecho en esos niños y niñas del barrio. Que sean creativos y tengan pensamiento propio. Que entiendan las diversidades. Además, compartir colectivamente para construir un mundo mejor.

APU: ¿Fue la celebración que realizaron el 17 de septiembre por el aniversario del merendero?

CV: Ese día, aparte de realizar las meriendas, también inauguramos una biblioteca popular, abierta para todo el barrio. Lo festejamos cuidando todos los protocolos sanitarios y realizando actividades con los niños y niñas en la calle. Con Roxana nos unimos a partir del dolor de nuestras perdidas familiares. Por lo que les hicieron a nuestros hijos. Ella me invito a ser parte del merendero y acepte sin dudarlo. Nuestra idea es devolverle al barrio todo el apoyo y la comprensión que nos brindó durante los juicios y en nuestra lucha por justicia. Como el nombre lo indica buscamos crear conciencia. Entender que no hay que esperar que las cosas nos pasen para salir a la calle. Hay que concientizar a los jóvenes. Seguir luchando para poder revertir las injusticias.