fbpx Gatillo fácil: apelaron la excarcelación del policía que disparó contra un adolescente en la cara y perdió un ojo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 04.09.2020
Gatillo fácil: apelaron la excarcelación del policía que disparó contra un adolescente en la cara y perdió un ojo

Además, la familia del joven recibió el apoyo de diversos militantes en la defensa de los derechos humanos.

La familia de Ignacio Seijas, el joven que perdió un ojo en un caso de gatillo fácil en Villa Albertina, apeló la decisión de la jueza del juzgado de Garantías N° 5, Marisa Salvo, de excarcelar al efectivo policial Daniel David Antonio. Diversos dirigentes y organismos de derechos humanos, entre los que se encuentran Nora Cortiñas, Patricia Walsh, María del Carmen Verdú, Myriam Bregman, Alejandrina Barry y Fernando Chino Navarro, entre otros, cuestionaron la medida judicial. Cabe destacar que el joven sufre actualmente graves secuelas por el ataque que lo dejó ciego de su ojo derecho, además de los trastornos psicológicos que arrastrará durante toda su vida.

De esta manera, el abogado de la víctima, Eduardo Gómez, presentó la apelación ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Lomas de Zamora el día 25 de agosto de 2020 pasado.

El caso

 El 20 de junio pasado, el agente Antonio ingresó junto con el GAD, división a la que pertenece, a la casa de la familia de Ignacio en Villa Albertina, Lomas de Zamora, con la intención de allanarla, pero la dirección del procedimiento era errónea. El joven se encontraba durmiendo y al escuchar semejante escándalo en su casa, intentó, como hacía todos los días, abrir una puerta sin picaporte con un Tramontina en desuso. El policía dijo sentirse amenazado por ese cuchillo en manos de un adolescente y sin mediar palabra, y a menos de dos metros de distancia, disparó directamente a la cabeza.

 El uniformado había sido encarcelado el 17 de julio, luego de se hiciera lugar al pedido de la querella de cambiar la carátula inicial de “Lesiones graves” a “homicidio en grado de tentativa”.

 El representante del Ministerio Público Fiscal Sebastián Bisquert recibió el pasado 19 de agosto, la notificación de un nuevo cambio de carátula a “lesiones graves” donde se argumenta que el policía disparó con postas de goma y no de plomo. Con este fundamento la  jueza Marisa Salvo concedió la excarcelación al policía el pasado 20 de agosto.

“El muchacho dice que disparó y que la bala rebotó justo en el piso y le dio en el ojo. Nacho tenía todos los perdigones en la cara, le tiraron a matar”, señaló Nelson Cabrera, padrastro del joven en una entrevista con AGENCIA PACO URONDO realizada dos meses atrás. Además, añadió: “El juez tendrá que caer con todo el peso de la ley sobre esta gente. Es lo único que esperamos obtener, justicia para nosotros, para Nacho, para que esto no le pase a ninguna familia. No debieron hacer lo que hicieron, el daño es irreversible”.