fbpx Cinco líneas políticas surgidas del acto por Evita | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Relámpagos //// 28.07.2022
Cinco líneas políticas surgidas del acto por Evita

La académica Ana Natalucci asistió a la Marcha de Antorchas a Desarrollo Social, el pasado 26 de julio. En clave obrerista, encontró un esperanza en el clima derrotista existente dentro del oficialismo.

Por Ana Natalucci*. Foto: Noelia Guevara. 

El martes pasado 26 de julio se cumplieron 70 años del fallecimiento de Eva Perón y varios nucleamientos sindicales convocaron a una Marcha de las Antorchas en su conmemoración. Así volvieron a encontrarse en la calle el Frente Sindical para el Modelo Nacional, la Corriente Federal de los Trabajadores y la CTA de los Trabajadores, con la presencia también de Pablo Micheli. 

Con el Observatorio de Protesta Social estuvimos ahí. La marcha que se inició en la intersección de las avenidas Independencia y 9 de Julio, la soberanía y la Patria. El acto se realizó frente al Ministerio de Desarrollo Social, donde funcionara el ministerio de Obras Públicas y hoy lucen gigantografías de Eva. Luego del himno y del minuto de silencio en recuerdo de Evita, se leyó el documento. Esto suele hacerse al final pero esta vez sirvió como articulador de las organizaciones convocantes y como anticipo de lo que ratificarían los dirigentes que hicieron uso de la palabra. Entre los oradores estuvieron Walter Correa (Curtidores - CFT),Virginia Oro (SATSAID - CFT), Hugo Yasky (CTA-T) y en el cierre Pablo Moyano (Camioneros - Frente Sindical). 

Los discursos tuvieron varios acuerdos sobre los que me quiero explayar, porque permite vislumbrar lo que se viene:

1) La crisis no empezó estas semanas, sino que se retrotrae a la ofensiva que los sectores dominantes iniciaron durante el gobierno de Cambiemos. En este sentido, quedó claro que el antagonista no es el gobierno sino los grupos económicos, representados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Asociación de Bancos Argentinos (ABA), entre otros. Los especuladores tienen nombres e intereses muy específicos. 

2) Recuperar el espacio público. Luego de enumerar lock out de las patronales agropecuarias o por la Cámara de Transportistas, se subrayó que la calle es del peronismo y que esta Marcha de Antorchas no es un evento aislado, sino el inicio de un plan de lucha. La próxima actividad es la movilización del 17 de agosto de la CGT y a la que adhirieron otros nucleamientos sindicales. En un fallido repetido, Pablo Moyano confundió “agosto” con “octubre”, por lo que jocosamente sugirió que el 17 de octubre harán una marcha más grande. La importancia de la calle es la de a) conducir el conflicto, b) identificar a los antagonistas mencionados y c) evitar un estallido provocado por los sectores dominantes con que legitime un shock económico que deteriore aún más las condiciones de vida de los y las trabajadoras. 

3) Defensa del presidente y de la vicepresidenta. Este punto reunió dos aspectos. Uno, la reivindicación de un gobierno que derrotó a Cambiemos. La victoria de 2019 no empezó con la candidatura de Alberto Fernández en mayo, sino mucho antes, en las calles, cuando las organizaciones impidieron las reformas impulsadas por Mauricio Macri. Dos, la denuncia contra la persecución judicial a dirigentes sociales, sindicales y políticos, entre ellas la GESTAPO antisindical, persecución que no ha cesado desde 2016.

4) Reivindicar la unidad, no sólo del Frente de Todes, sino de las movilizaciones contra el gobierno de Cambiemos. Condición imprescindible para la victoria de 2019.

5) Por último, pero no menos importante, todos los discursos recordaron a Eva cuando llamaba a combatir la oligarquía, a los vendepatrias, a recordar que el peronismo no es un partido del poder, sino de la revolución justicialista, y que, en consecuencia, las banderas de la Patria libre, justa y soberana siguen vigentes. Los discursos tuvieron un carácter de interpelación, en principio a los dirigentes, delegades y militantes allí presentes. Evitar el derrotismo, ratificar que hay 2023.

No sé si fue una marcha multitudinaria, un espacio tan abierto desorienta el cálculo. Sí fue un encuentro de militantes auto-convocados para empezar a luchar. El cierre del acto sintetizó esto, “combatiendo al capital”.

* Investigadora Independiente del CONICET, Docente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Directora del Observatorio de Protesta Social (CITRA/UMET).