fbpx El desafío de institucionalizar al Frente de Todos: entrevista a Osvaldo Cáffaro | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 13.05.2022
El desafío de institucionalizar al Frente de Todos: entrevista a Osvaldo Cáffaro

En 2020, Cáffaro trabajo junto a Coqui Capitanich en una propuesta para institucionalizar al Frente de Todos. ¿Se debe avanzar ahora en un esquema así?

Por Enrique de la Calle | Foto: Daniela Morán

Osvaldo Cáffaro es intendente de Zárate, en la provincia de Buenos Aires. En 2020, trabajó junto a Coqui Capitanich, gobernador de Chaco, en una propuesta para organizar institucionalmente al Frente de Todos. "El Frente está formado por 17 partidos, hay que construir reglas claras para que todos puedan mantener su autonomía y expresarse", contó. ¿El Frente sobrevivirá la actual tormenda política?

APU: En 2020, diferentes dirigentes trabajaron en una propuesta de organizar institucionalmente al Frente de Todos. ¿En qué consistió? 

Osvaldo Cáffaro: Lo trabajamos con Coqui Capitanich (gobernador de Chaco) y otros dirigentes. Hablamos con los 17 partidos que forman parte del Frente. Estuvimos intercambiando ideas y consensuamos un documento para organizar internamente a la coalición. Tuvimos en cuenta diferentes esquemas de la región como la Concertación en Chile o el Frente Amplio uruguayo, que nos pareció como más cercano. 

APU: ¿Por qué sería el más cercano?

OC: Porque se sostuvo en el tiempo, hay mucha diversidad y que tiene una construcción política que ha permitido a los partidos mantener la autonomía. Para eso es necesario que haya democraca y reglas internas, que le permitan a todos los actores expresarse de forma ordenada. Apuntábamos a crear un Congreso nacional, un consejo federal y consejos provinciales y locales. Esa era la estructura de confederación que pensamos. 

APU: La propuesta fue presentada en 2020. ¿Fue rechazada de plano por Alberto Fernández?

OC: No hubo respuesta. A veces en política pasa eso: cuando no se quiere avanzar se lo congela y ya. Esto fue a principios del gobierno de Alberto Fernández. Se creyó que no era el momento, no lo sé con claridad.  

APU: Pasó el tiempo y muchas cosas que ustedes buscaban evitar con mayor organización, están pasando ahora. Esto es: diferencias que se canalizan públicamente, de forma desordenada. ¿Se puede pensar ahora en ese esquema más institucionalista?

OC: La política tiene que imaginar escenarios y resolver algunas posibilidades. Este esquema lo pensamos porque era necesario una organización, con reglas, que permitiera ordenar a una fuerza con las características del Frente de Todos. Nosotros pensábamos que era necesario avanzar en algo así para consolidar a nuestra fuerza que había ganado las elecciones. Lamentablemente no se pudo.  

APU: ¿Se está a tiempo ahora de hacerlo?

OC: Yo creo que sí. Es el momento de hacerlo, por la situación actual. Pero al democratizar y tener reglas de juego, alguien cede poder. Es así. La llegada a determinados lugares de poder no se pueden dar por cercanía o amistades. Las candidaturas no pueden decidirse desde arriba hacia abajo, debe haber un ida y vuelta. Si no pasan muchos de los problemas que vemos en los territorios. El contexto general es de crisis de los partidos políticos.  

APU: ¿Las PASO entre diferentes candidatos puede ayudar a resolver parte de los problemas en el Frente?

OC: No se resuelve con unas PASO, que es una herramienta electoral para elegir candidatos. Con qué reglas se va a ir a unas PASO. Eso es lo que hay que resolver. 

APU: ¿En Buenos Aires se está trabajando en esquemas organizativos así?

OC: No. Por eso creo que tenemos que hacer un replanteo serio en el Frente. 

APU: Desde afuera se ve muchos movimientos entre gobernadores, intendentes o dirigentes sindicales en torno a la crisis política que vive el Frente. Más allá de lo que pueda contar: ¿Esto es así? ¿Hay preocupación en la dirigencia sobre cómo resolver la crisis actual?

OC: Está ese tema. Hablo con muchos actores de la política y está esa preocupación. Se arregla con formas más democráticas. Es muy difícil mantener la convivencia cuando tres o cuatros personas resuelven en una habitación cómo ordenar las listas. Por supuesto que hay partidos que tienen más prevalencia sobre otros, de los 17 que forman el Frente de Todos. En todos los sentidos, en términos históricos y de poder o de representación. Pero eso hay que ordenarlo con reglas. 

APU: El peronismo se ordenó siempre en torno a liderazgos. ¿Llegó el momento de organizarlo de otro modo, de una forma más institucional?

OC: En Argentina, la presencia de los liderazgos es muy importante. Es un tema cultural. Vale para todos los niveles de la sociedad. Pero esos liderazgos deben convivir con reglas que no se puedan modificar. Hacia allí debemos confluir. 

APU: Según su experiencia. ¿Cree que el Frente de Todos llega entero a las elecciones del año que viene?

OC: Creo que sí. Vamos a superar la turbulencia de este momento. Más allá de las diferencias, en el Frente tenemos coincidencias sobre la necesidad de construir un Estado presente, contra la idea de un Estado desguazado, que fue el que implementó el macrismo. Hay compañeros y compañeras muy valiosos de todas las fuerzas que van a estar a la altura de las circunstancias.