fbpx Bolsonaro: "Vamos a combatir la ideología de género" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 02.01.2019
Bolsonaro: "Vamos a combatir la ideología de género"

En su asunción como Presidente, Jair Bolsonaro afirmó que combatiría la ideología de género, la partidización de las políticas públicas y anunció que achicará el Estado. "La bandera brasilera nunca será roja, salvo que precise de nuestra sangre", dijo en el cierre de su discurso.

Por Santiago Gómez
Desde San Pablo

El comienzo del año en Brasil coincide con el inicio del nuevo gobierno. Jair Messias Bolsonaro afirmó en su discurso inaugural, que leyó durante diez minutos, que liberará a Brasil de las amarras ideológicas y que cuando los enemigos de la patria, el orden y la libertad intentaron poner fin a su vida, millones de personas fueron a las calles. Mientras su partido propone el proyecto de "escuelas sin partido", prohibiendo que los profesores hablen de política o hagan una lectura crítica de la realidad, y después que una diputada bolsonarista llamó a los alumnos a filmar las clases de quienes lo hacían, Bolsonaro anunció escuelas que formaran alumnos para el mercado de trabajo y no para la militancia política. En el día de ayer brindó dos discursos, uno dentro del parlamento y otro en la puerta del Palacio de Planalto. En el primero afirmó que combatirá la ideología de género y en el segundo que la bandera brasilera nunca será roja. "Brasil por arriba de todo, Dios por encima de todos", afirmó, usando el slogan de campaña.

"Los ciudadano de bien merecen tener medios para defenderse. Vamos a honrar y valorizar a aquellos que sacrifican sus vidas en defensa de nuestra seguridad y la de nuestra familia", afirmó en referencia a su política de seguridad, que se espera permita la libre disposición de armas para la población. Diversos medios de comunicación publicaron que el exjuez Sérgio Moro, hoy ministro de justicia, preparó un decreto que flexibiliza la portación de armas.

En lo que refiere a las cuestiones económicas, Bolsonaro anunció un futuro de ajuste, de reducción del gasto público, con el objetivo de "sanear las cuentas". Anunció que fortalecerá al sector agropecuario, "dejando las cuestiones partidarias de lado", en referencia al Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), principal exportador de arroz orgánico. Recientemente, el nuevo canciller Ernesto Araújo, afirmó que Itamaraty era la casa del MST y que ahora pasaría a ser la casa de los productores. El nuevo Estado brasilero tendrá "menos reglamentación y burocracia". El nuevo presidente finalizó su primer discurso afirmando "Brasil arriba de todo, Dios encima de todos".

En su segundo discurso, en la puerta de la casa de gobierno, y luego de que su esposa, Michelle Bolsonaro, abriera con un discurso en lengua de señas, en cuanto era traducida, Bolsonaro comenzó afirmando que sólo pudo asumir con presidente porque Dios le salvó la vida. "Juntos tenemos cómo colocar a Brasil para que ocupe el lugar que merece en el mundo. Me coloco con mucha humilidad delante de la nación en este día, como el día en que el pueblo comenzó a liberarse del socialismo, liberarse de la inversión de valores, del gigantismo estatal y de lo políticamente correcto". La segunda exposición del nuevo presidente duró ocho minutos. Ambos discursos fueron leídos.

"Fui electo con la campaña más barata de la historia", afirmó Bolsonaro y el público presente comenzó a cantar "Facebook, Facebook", "WhatsApp, WhastApp". Durante la campaña presidencial Folha de São Paulo denunció que un grupo de empresarios financió sin declarar el envió de mensajes proselitistas a través de las redes sociales. "Todo lo que prometimos lo vamos a cumplir, los brasileros pueden soñar con un futuro mejor, como fruto de su trabajo y la meritocracia", afirmó y el público presente lo ovacionó. Bolsonaro señaló que es necesario acabar urgentemente con la ideología que defiende delincuentes y pune a la policía. Se comprometió a defender a los policías y las fuerzas armadas.

El nuevo presidente afirmó que acabará con el sesgo ideológico en las relaciones internacionales, luego de que le cancelaron la invitación a la pose presidencial a Nicolás Maduro. Le agradeció a Dios por estar vivo, al público por haber rezado por él. Luego tomó una bandera brasilera que estaba a su lado y afirmó "la bandera nunca será roja, sólo lo será si necesita de nuestra sangre".