fbpx Más poesía para más: el CEAL y “Los Grandes Poetas” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Fractura //// 20.04.2019
Más poesía para más: el CEAL y “Los Grandes Poetas”

Ante el latiguillo "la poesía no vende", esta nota busca poner en duda esa afirmación desmenuzando la colección de “Los Grandes Poetas”, tal vez la apuesta más aventurera de la paradigmática editorial CEAL a fines de los años 80.

Por Norman Petrich

No pocas veces he tenido que escuchar el discurso de libreros y editores de que la poesía no vende, de que es elitista. Los números parecen acompañar ese discurso. Parecen.

Porque se siguen editando libros de poesía en cantidad, las editoriales independientes suelen dedicarle una parte no pequeña de su catálogo. Entonces, esos trabajos de hormiga a algún lado deben ir a parar, aunque no sea oneroso.

El otro día, un librero me dijo: “Los editores independientes tendrían que darnos un curso a nosotros de cuál es el panorama de la poesía, porque no tenemos el tiempo para ver todo y hay lugares como éste en el que nos manejamos con bastonazos de ciego”. Y pensé que en esas inconexiones podría encontrarse una punta de los varios ovillos que rodean al libro de poesía como objeto.

Ahí nomás me acordé del paradigma editorial que resultó ser el Centro Editor de América Latina y sus colecciones, entre ellas “Los Grandes Poetas”, que comenzó a salir a fines del 87. Digo paradigma porque sin ser una editorial que se regía con los parámetros del mercado, participaba en él. Y lo hacía de una manera muy particular: planteaba sus colecciones en fascículos, con una salida semanal y de venta en los kioscos de diarios y revistas.

No es mi intención aquí revisar el concepto estructural esgrimido por Boris Spivacow, el cual hacía funcionar estas colecciones en general y “Los Grandes Poetas” en particular. Con tiradas cuyos números asombrarían a los editores jóvenes de hoy (cuando comenzó esta colección, era de alrededor de 25 mil ejemplares, para el final de la aventura era de 3 mil a 4 mil, número que sigue siendo impensado para la actualidad). Lo que me interesa es tomar a “Los Grandes Poetas” y desmenuzar un poquito quiénes se sumaron, ver qué podemos obtener de dicha operación.

Lo primero que llama la atención es la forma en cómo encararon el armado de la colección, la cual fue dirigida por Jorge Lafforgue y contó como secretaria de redacción a Graciela Cabal. La primera parte estuvo integrada por poetas latinoamericanos cuya palabra se extendía a lo largo de lo que llevaba transcurrido el siglo XX. Es así como el número 1 fue para alguien que ya estaba institucionalizado como Rubén Darío pero luego se colaban nombres que se conservaban mucho más frescos en la memoria del lector como los de Nicanor Parra, Manuel Bandeira o Ernesto Cardenal.

En el número 13 salta el charco para llevarnos a tierra europea y nos encontramos con nombres como los de Pessoa, Kavafis, Quasimodo o Maiakovski. En el 27 vuelve a cruzarse pero esta vez a Norteamérica, dedicando ese número a Ezra Pound para luego hacer convivir a poetas convertidos en clásicos como Emily Dickinson o Edgar Allan Poe con otros más disruptivos como Allen Ginsberg, Silvia Plath, Williams Carlos Williams o E. E. Cummings.  En el número 39 la colección se repatria y arranca una larga lista de poetas argentinos que comienza con Alejandra Pizarnik y concluye abruptamente con José Pedroni, quedando inconclusa cuando deben cerrarla por no poder sostenerla, cosa que no mucho tiempo después le sucederá a la editorial tras haber soportado inmensas quemas en el proceso y los estragos producidos por la presión neoliberal. Es más, el proyecto presentado en el interior de la tapa narraba sus intenciones de retroceder en el tiempo y presentarnos a los poetas trascendentes en las distintas etapas de la historia como, por ejemplo, los grecorromanos.

Con la aparición de los que escriben en otras lenguas, vislumbramos una verdadera perlita de esta colección: en la mayoría de los casos en que se cita los nombres de los traductores, descubrimos que también eran poetas. Lo cual le da un plus a esa traducción, ya que en ese juego de fidelidad y traición buscaron respetar la fuerza y la melopea de los originales antes que la traducción rígida y exacta. Esto ha desatado varias diferencias con respecto a la calidad de las traducciones, como por ejemplo, que se reemplazara la palabra "camaradas" por el de "compañeros" en los textos de Maiakovski. Un trago difícil de digerir en una primera lectura pero si pensamos que Boris y compañía buscaban sumar lectores (“Más libros para más” era el eslogan de la editorial) y no solamente vender, uno puede captar que ese reemplazo tenía como objetivo “acomodar” esos versos a un público que era más afín el concepto vertido, su fuerza, que a su significante más específico. Una discusión que podría seguir durante mucho tiempo, por cierto.  Lo tangible es que aparecieron nombres que hoy son referentes en el mapa de la poesía argentina como Rodolfo Alonso, Gerardo Gambolini, Gianni Sicardi, Santiago Kovadloff, Horacio Castillo, entre otros. Y en el número 36 correspondiente a Marianne Moore, una verdadera delicia: un trabajo en conjunto entre Mirta Rosenberg y el maestro Hugo Padeletti.

Otro “hallazgo” es encontrar en estos fascículos la génesis de un trabajo en conjunto entre Jorge Fonderbrider y Gerardo Gambolini que los llevará a dejarnos obras de altísimo porte como la Antología de Poesía Irlandesa Contemporánea editada por Libros de Tierra Firme en 1999 con selección, prólogo, traducción y notas a cargo del dúo, ampliando el sistema que se utilizó en la colección del CEAL.

Justamente, los trabajos introductorios son otro distintivo de “Los Grandes Poetas”, verdaderas labores críticas de la poesía a la que uno estaba por acceder, situando al lector no pocas veces en tiempo y espacio. Daniel Freidemberg, Elvio Gandolfo, Martín Prieto, Jorge Madrazo, Daniel Chirom, Jorge Isaías, sumados a los ya citados dejan ver, a más de 30 años de distancia, la seriedad de lo realizado.

Pero no terminaba en la palabra esta grandiosa colección, sino que cada número era acompañado por ilustraciones de gente cuyos nombres son toda una referencia para las artes plásticas por estos días, como Luis Scafati, Alberto Cedrón, Alicia Carletti o Carlos Gorriarena, por citar algunos. Oscar Díaz y Guillermo Taboada eran los encargados de la selección de los artistas y sus imágenes.

De esta forma se logró acercar a un público más general la palabra de muchos autores que para el lector promedio resultaba de difícil acceso.

El Centro Editor de América Latina ya no existe pero sus colecciones todavía se pueden rastrear en librerías de usados o aparecen inexplicables remanentes en las de saldos. Y en especial ésta, la de "Los Grandes Poetas", es de las más buscadas y respetadas por aquellos que disfrutan de la palabra poética. Justamente por todo lo anterior nombrado: que los traductores y seleccionadores en su mayoría eran poetas, la calidad de los poetas antologados; el hecho de que si bien se presentaban en forma de fascículos la cantidad de poemas que aparecían bien podían ocupar el tamaño de un libro; el excelente trabajo crítico introductorio y la yapa de tener a grandes ilustradores la convirtieron en una colección indispensable.

Lo cual coloca sobre manteles de agua esa afirmación de que “la poesía no vende”, tal vez porque se mueve marginalmente en los bordes de eso que llamamos mercado. La concepción capitalista de esa palabra, porque existen otros tipos de mercados, donde la poesía se encuentra más cómoda, aún en su versión objeto. Quizás porque, parafraseando a García Canclini, es la forma que encuentra para no dejar que sea sólo el mercado capitalista el que diga desde donde nos reconocemos y rechazamos. Pero eso, por supuesto, es material para otra historia.

Poeta Prólogo Traductor  Ilustrador
1 Rubén Darío Daniel Freidemberg   Alicia Carletti
2 Pablo Neruda Jorge Lafforgue   Jorge Demirjián
3 César Vallejo Daniel Freidemberg   Roberto Páez
4 Oliverio Girondo Delfina Muschietti   Ana Eckell
5 Drummond de Andrade Rodolfo Alonso   Alberto Cedrón
6 Delmira Agustini Elvio Gandolfo   Ana Tarsia
7 José Martí Susana Rotker   Jorge Alvaro
8 Manuel Bandeira Rodolfo Alonso Rodolfo Alonso Norberto Onofrio
9 Nicolás Guillén Celina Manzoni   Luis Pollini
10 José Asunción Silva Susana Zanetti   Alicia Carletti
11 Ernesto Cardenal Elvio Gandolfo   Hugo Drucaroff
12 Nicanor Parra Daniel Freidemberg   Luis Scafati
13 T.S. Eliot Jorge Fonderbrider Gerardo Gambolini Juan Pablo Renzi
14 Eugenio Montale Gianni Sicardi Gianni Sicardi Carlos Gorriarena
15 Guillaume Apollinaire Rodolfo Alonso Rodolfo Alonso M. Inés Tapia Vera
16 Fernando Pessoa Santiago Kovadloff Santiago Kovadloff Eduardo Stupía
17 Constantino Kavafis Martín Prieto Juan Carvajal Marcia Schvartz
18 Federico García Lorca Irma Emiliozzi   Pablo Páez
19 Nazim Hikmet Daniel Freidemberg No figura José Luis Graña
20 Dylan Thomas Jorge Fonderbrider Gerardo Gambolini Carlos Gorriarena
21 Dylan Thomas Gianni Sicardi Eugenio y Gianni Sicardi Rosa Skific
22 Vladimir Maiakovski Irina Bogdaschevski Irina Bogdaschevski Armando Sapia
23 Antonio Machado Elvio Gandolfo   Alberto Cedrón
24 Rainer María Rilke J.G. Cobo Borda No figura Carlos Langone
25 Yannis Ritsos Horacio Castillo Horacio Castillo Pablo Suárez
26 Paul Eluard Daniel Freidemberg No figura Eduardo Iglesias
27 Ezra Pound Jorge Fonderbrider Gerardo Gambolini Armando Sapia
28 Edgar Allan Poe Gerardo Gambolini No figura Roberto Broullon
29 E. E. Cummings Jorge Santiago Perednik No figura Jorge Miranda
30 Walt Whitman Daniel Chirom No figura Luis Pollini
31 Emily Dickinson D.G. Helder Mirta Rosenberg Irma Amato
32 Allen Ginsberg Jorge A. Madrazo No figura Marcia Schvartz
33 Wallace Stevens Daniel Chirom No figura Eduardo Stupía
34 Williams Carlos Williams Jorge Santiago Perednik No figura Luis Scafati
35 Sylvia Plath Ma. Julia de Ruschi Crespo Ma. Julia de Ruschi Crespo Ana Eckell
36 Marianne Moore Mirta Rosenberg Mirta Rosenberg Alberto Cedrón
    Hugo Padeletti Hugo Padeletti  
37 Edgar Lee Masters Jorge Fonderbrider Gerardo Gambolini Juan José Delfini
38 Robert Frost D.G. Helder No figura Ernesto Pablo Pesce
39 Alejandra Pizarnik Cristina Piña   Pablo Obelar
40 Joaquín Gianuzzi Jorge Fonderbrider   Charles Lantero
41 Ricardo Molinari Ricardo Herrera   Américo Castilla
42 Raúl Gustavo Aguirre Daniel Chirom   Armando Sapia
43 Alfonsina Storni Delfina Muschietti   Nora Iniesta
44 Francisco Madariaga Daniel Freidemberg   Luis Debairosmouras
45 Carlos Mastronardi Ricardo Herrera   Raúl Ponce
46 Olga Orozco Ma. Rosa Lojo   Eduardo Médici
47 César Fernández Moreno Eduardo Romano   Juan José Cambre
48 Amelia Biagioni Cristina Piña   Ladislao Magyar
49 Enrique Molina J.G. Cobo Borda   Enrique Molina
50 Mario Trejo Jorge A. Madrazo   Carlos Carmona
51 Edgar Bayley Daniel Chirom   Luis Scafati
52 José Pedroni Jorge Isaías   Luis Pollini