fbpx Escena del crimen: el caso más famoso entre las desapariciones del Hotel Cecil | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 13.02.2021
Escena del crimen: el caso más famoso entre las desapariciones del Hotel Cecil

Netflix estrenó la nueva docuserie basada en el caso de Elisa Lam, una chica canadiense que desapareció misteriosamente en el famoso hotel de Los Ángeles, conocido por los asesinatos, torturas y suicidios que ocurrieron en el edificio desde la década de los 80.

Por Jazmín Manuel

En enero de 2013, Elisa Lam, de 21 años, alquiló una habitación en el Hotel Cecil, ubicado en el centro de la ciudad de Los Ángeles. Llegó al lugar entusiasmada, sin saber que estaba en una de las zonas más peligrosas de Estados Unidos ni, mucho menos, que estaba entrando a un edificio conocido mundialmente por haber sido el lugar de residencia de asesinos seriales, distintos crímenes y muertes. Cuatro días después, Elisa desapareció de manera repentina, convirtiéndose en uno de los casos más misteriosos y con mayor atención mediática de la historia del país. 

Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil cuenta el paso a paso de este caso que llegó a ser de los más conocidos entre los usuarios de internet en los últimos siete años. Introduce los testimonios de distintas personas que estuvieron presentes en ese entonces, entre ellos los investigadores del caso, la encargada del hotel, un ex empleado de mantenimiento y una pareja que se encontraba vacacionando en el edificio al mismo tiempo que se daba el incidente. Nos da la oportunidad de ubicarnos en primera persona en el lugar y momento de los hechos. 

Lo particular de este caso es que no hubo nada que haya sido ordinario o predecible. Las últimas imágenes de Elisa con vida la ubican en uno de los ascensores del hotel, teniendo un comportamiento desconcertante, apretando varios botones a la vez como si estuviera en un estado de desesperación. A su vez se la ve muy confundida y asustada, asomándose por la puerta del ascensor y mirando para ambos lados del pasillo, como si alguien la estuviera siguiendo. Con esta cinta como única prueba, y habiendo ya buscado por todo el edificio alguna pista sobre su paradero, en un acto de desesperación, la policía de Los Angeles cometió el que sería el peor de los errores: publicaron este vídeo con la esperanza de que alguien más pudiera brindar alguna información que ayude a encontrar a la joven.

Por el contrario, lo que empezó como un pedido de ayuda terminó obstaculizando la investigación y creando algo más grande de lo que se podría haber imaginado. Desde la publicación, decenas de usuarios de internet se obsesionaron con el caso, al punto de crear grupos en distintas redes sociales y páginas, definiéndose como “investigadores de la web”. Se dedicaron a buscar nuevas pistas, pero lo único que lograron con el tiempo fue crear una colección de teorías conspirativas absurdas y señalar con el dedo a personas inocentes. Da mucha impresión ver cómo, desde videos en Youtube hasta grupos de Facebook o posteos en Reddit, se tomó el caso de una chica real, que desapareció sin dejar rastro de una forma tan frívola, como si se tratara de un juego de crímenes e investigadores.

El documental se centra en contar no sólo la historia de Elisa, sino la del lugar en sí mismo. El Hotel Cecil, reconocido desde siempre como estadía principal de drogadictos y delincuentes, también era un lugar barato en el que personas sin hogar podrían pasar unos días cuando contaban con unos pocos billetes. Allí se vio de todo: la encargada del lugar asegura, incluso, que no debe haber ni una sola habitación en la que no haya muerto una persona. Ubicado en la zona más precarizada de la ciudad, Skid Row llegó a ser el principal lugar de residencia de personas sin techo y de trabajadoras sexuales, pero además se hospedaron distintos criminales, entre ellos asesinos seriales como Richard Ramirez, conocido como “el acosador nocturno”, que también cuenta con un documental en Netflix.

Escena del crimen: desaparición en el Hotel Cecil, dirigida por Joe Berlinger, quien fue el director de Extremadamente cruel, malvado y perverso (la película sobre el asesino en serie Ted Bundy), es una miniserie de cuatro capítulos cargados de misterio. A lo largo de esta primera entrega, en la que la historia se cuenta de una forma tan detallada por los protagonistas, el espectador llega a sentir la desesperación por conocer el desenlace de este caso que dejó a todo un país en shock. La información y el orden de la misma están muy bien logrados, haciendo que uno nunca llegue a perder el interés ni un segundo.

Sumada a la larga lista de producciones basadas en crímenes reales, esta serie nos trae la historia de una tragedia conocida a nivel mundial. La mayoría de los que navegamos por internet desde hace años alguna vez nos cruzamos con el video de Elisa en el ascensor, pero no muchos conocen lo que pasó con la joven. Este documental hace que se conozca dándole un cierre, por fin, a las leyendas sobrenaturales que circulan por la red.