fbpx "Estamos teniendo problemas de reservas porque el Banco Central no hizo bien su trabajo" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 22.10.2020
"Estamos teniendo problemas de reservas porque el Banco Central no hizo bien su trabajo"

El referente del movimiento cooperativista (forma parte de la comisión de socios del Banco Credicoop) Luis Volonino analizó la situación del mercado cambiario argentino. La puja especulativa y el rol del Banco Central. 

Por Juan Cruz Guido

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo analiza el panorama económico con un dólar en aumento en los mercados paralelos y una fuerte presión devaluatoria?

Luis Volonino: El gobierno prepara medidas fuertes para meterse con los pesos pesados de la city. Eso es lo que puede pasar si mi información es correcta. Pero, ¿por qué estamos en esta situación? Porque la política monetaria que ha llevado el gobierno hasta ahora, que aparentemente toma las riendas Martín Guzmán, fue una política monetaria muy controvertida. El país tuvo un supéravit de 11 mil millones de dólares en la balanza comercial. Sin embargo, no subieron las reservas. Y cuando vos desmenuzas por qué razón no subieron las reservas, es porque 6.700 millones de dólares salieron en importaciones anticipadas. Es decir, importadores que pagaron mercaderia que todavía no compraron, o que no llegó. Y otros 7 mil millones salieron porque hay empresas que pagaron vencimientos de obligaciones negociables antes que vencieran. Si vos tenes una restricción externa, de falta dólares, ¿vas a a permitir pagos adelantados? No tiene ningún sentido. Hoy estamos teniendo problemas de reservas porque el Banco Central no hizo bien su trabajo. Y los muchachos de la city se aprovechan.

APU: ¿Bajo que lógica se actuó?¿Cuál era el sentido de permitir el adelanto de esos pagos?

LV: Para mi es inentendible. 

APU: ¿Hubo una subestimación del fenómeno de la restricción externa?

LV: En el mejor de los casos. 

APU: Ayer, con todas las restricciones existentes, el Banco Central logró comprar dólares, ¿cómo lo ve?

LV: Con uno, dos días, no se puede dar una tendencia definitiva. Pero evidentemente hay un punto de inflexión. Es lo que tiene que hacer el Banco Central. Lo que nosotros necesitamos es acumular reservas. 

La cotización del blue no tiene la menor importancia. Es una cuestión más bien política y psicológica. Lo que importa es el dólar Bolsa y, sobretodo, el Contado con liquidación. Esos son los que pueden influenciar en la economía. Esos dólares financieros deben bajar y no hay ninguna razón para que eso no suceda en un país que tiene un superavit fiscal de 11 mil millones de dólares. No deberíamos estar pasando por esto. Obviamente hay un ataque de sectores que operan contra el gobierno con un intento de corrida. Pero el manejo del Banco Central no ayudó para nada. 

APU: Las experiencias suelen marcar que el dólar una vez que sube, no retrocede. En todo caso, se estabiliza y encuentra un piso...

LV: El dólar oficial a 83 pesos está 22% por arriba en su poder de compra que el que dejó Macri. Es decir, que no existe una justificación económica real para que el dólar esté en el valor que está. Es puramente especulativo. Yo creo que si se enfrenta al poder que hay que enfrentar, va a bajar. El tema está en tener el coraje. El valor del dólar blue son cinco cuevas, vinculadas a bancos. No digamos otra cosa porque no es. 

APU: ¿Cree que toda está situación cambiaria va a influir en los precios y en la inflación?

LV: En alguna medida, sí. Pero también es cierto que en la Argentina hay una formidable recesión. Con lo cual que alguien entienda que puede cobrar sus precios al valor del dólar paralelo, ilegal, es absolutamente remoto. ¿Qué se genera una presión alzista? Sin ninguna duda. Pero las empresas vienen de una parate muy grande y necesitan vender. 

Primero decir que no soy economista. Pero como hombre de empresas he tenido que aprender economía como usuario de la misma. Hay cosas, de todas maneras, que son más de sentido común que de formación. Históricamente los préstamos en moneda extranjera han servido solamente para fugar capitales. Eso es para que la gente comprenda que cuando un gobierno le dice que se va a endeudar, es porque va a fugar. 

También querría decir, en ese sentido, que el gobierno de (Mauricio) Macri terminó el 9 de diciembre de 2019. Y si el dice que dejó de gobernar cuando el dólar estaba a 45 pesos, lo que demuestra es una irresponsabilidad que debería devenir en una cuestión penal. Porque él tuvo la obligación de gobernar hasta el 9 de diciembre a las 24 horas. Y lo peor es que es cierto lo que dice. El lunes siguiente a las PASO dio la orden al Banco Central de que dejara subir el dólar y no interviniera. Es una irresponsabilidad que bordea lo delictual. 

APU: ¿Cómo se puede encontrar un equilibrio entre un proceso ficticio, como fue el de Macri donde se financió el dólar con endeudamiento externo privado y multilateral, y el escenario que estamos viviendo ahora, con grandes restricciones en el mercado cambiario?

LV: Por lo pronto, hay que hacer un mea culpa y entender que la actuación del Banco Central en estos diez meses no fue buena. Pero la verdad es que las condiciones económicas que recibió este gobierno eran tremendas. Las reservas vacías y unos vencimientos de la deuda contraída en los primeros meses del año. Una cosa inconcebible y que realmente parecía hecha a propósito. No fue la situación que encontró, por ejemplo, Néstor (Kirchner), donde (Roberto) Lavagna ya había encaminada la cuestión. 

Este país debe tener reservas. Porque cuando tu restricción es externa es necesario resguardarlas. También el Estado debe intervenir en el comercio exterior. No hay manera de que no sea así en un país que tiene las dificultades estructurales que tiene la Argentina. Ahí hay un punto central. La gente se pregunta ¿por qué Brasil o México no tienen estos problemas? Porque ni Brasi ni México exportan lo que comen. Nosotros tenemos la característica que consumimos lo que exportamos. Y si la Argentina devalua, para poder exportar, aumenta la comida de la gente y la gente deja de comer. Entonces no es una situación análoga a la de otros paises de la región. Por eso son necesarias las retenciones a ciertos productos, porque es lo que desvincula el precio internacional, de la canasta de los argentinos. 

APU: ¿Qué siente cuando sectores y actores políticos plantean nuevamente el 1 a 1, la convertibilidad?

LV: Lo que siento te lo resumo en una palabra: indignación. Los que tenemos algunos años sabemos lo que hicieron, cómo dejaron el país. Sabemos que conflicto social dejaron y cuánta gente afuera. Es indignante que hablen (Domingo) Cavallo, (Ricardo) López Murphy, o el propio (Miguel Ángel) Broda, que cuando a principios del 2002 el dólar estaba a 3 pesos hizo una corrida anunciando que se iba a ir a 10. Cavallo estatizó las deudas privadas al final de la dictadura, en 1982, como presidente del Banco Central. Después da conferencias de cómo tener reservas internacionales. La verdad es que no tienen verguenza. Pero ahí lamentablemente tengo que hacer una autocrítica, para el espacio que aboga por una economía nacional: hemos perdido esa batalla cultural. La gente no vincula cuáles son las políticas que después nos llevan a una situación como la de ahora. Por más que ahora se juntan dos pandemias, no una. Y eso haceinclusive mas difícil discernir por qué se está cómo se está. Pero la verdad es que lo dejó Macri fue destrucción total. Dejó reservas por 18 mil millones de reservas (netas mucho menos) y vencimientos este año por 21 mil. En los primeros meses inclusive. 

APU: Resumidamente, si es posible, ¿por qué es inviable la convertibilidad en la Argentina?

LV: Fijate lo que pasa en Ecuador. Cuando vos tenes tu moneda atada a una moneda extranjera, la cual no emitis, no tenes posibilidad de hacer política monetaria. En Europa en este momento están imprimendo billetes para poder sobrellevar la pandemia y que no estallé un conflicto social. Si nosotros tuvieramos el 1 a 1, y no pudieramos emitir dinero, no podríamos estar haciendo el ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) y el IFE (Ingreso Familiar Extraordinario). La gente se moriría de hambre por las calles y nosotros no podríamos fabricar ni siquiera respiradores. Los paises tienen que tener soberanía económica. Y la única forma de lograrlo es poder mantener su política monetaria. Con su política fiscal y económica también, por supuesto. Pero la política monetaria es indelegable. No podes permitir que la maneje la Fed de Estados Unidos.