fbpx "El servicio eléctrico que brinda EDESUR es muy caro y muy malo" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 04.08.2020
"El servicio eléctrico que brinda EDESUR es muy caro y muy malo"

AGENCIA PACO URONDO RADIO (FM La Patriada, domingos de 10 a 12) conversó con el Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, sobre la posibilidad de que se revoque el contrato de concesión a EDESUR. 

Por Martin Massad

AGENCIA PACO URONDO: Durante el gobierno de Mauricio Macri, con Araguren como promotor, se permitieron aumentos de hasta el 3.500 % de electricidad, y sin embargo tenemos hoy en día gente que no tiene luz. ¿Por qué pasó eso?

Guido Lorenzino: Yo agrego dos cositas a lo que vos planteás. Primero, una máxima de que los aumentos tarifarios iban a traer inversiones, eso se dijo en las audiencias públicas, nosotros lo refutamos porque sabemos que no es así y la realidad nos da la razón. Hubo aumento del 3.500 por ciento y eso no tuvo correlato en inversiones que mejoren el servicio. El otro tema es que el negocio de las concesiones eléctricas y de gas es el único donde la inversión se hace con la plata de los ciudadanos y ciudadanas, ellos no ponen plata propia, no hay inversión de los dueños de las empresas, de los accionistas. Hay inversión si hay aumento de tarifas, hay aumento de tarifas pero tampoco hay inversión. Es bastante raro y particular cómo funcionan estas concesiones. Dicho sea de paso, a EDESUR le quedan 64 años por delante, por lo cual lo que hemos solicitado al ENRE desde hace dos semanas es que revean el contrato, porque esta empresa no ha cumplido nada, está multada, no tiene voluntad de invertir. Hay que reveer la concesión y encontrar un mejor mecanismo para llevar el servicio eléctrico en el sur del conurbano y en el sur de la Ciudad de Buenos Aires.

APU: En el conurbano, varios intendentes, para decirlo de alguna manera, se pusieron “en guardia” con respecto a lo que está sucediendo, y me parece que hay que tener en cuenta ese polo de fuerza que puede permitir avanzar con revocar la concesión de EDESUR. ¿Es posible que suceda eso?

G.L: Cuando tuvimos una reunión por Zoom con todos los intendentes donde está la juridicción de EDESUR, lo que estamos viendo, y enoja mucho, es que hay gente que no tiene servicio esencial como la luz. Hoy, muchas veces, el agua, la calefacción y la cocina es eléctrica. En ese marco, la gente cuando no tiene luz le reclama al municipio, y éste toma el reclamo pero no tiene la posibilidad de hacer nada, es una empresa privada la responsable de ese servicio. El intendente no tiene ningún tipo de respuesta por parte de esta empresa. 

Nosotros entendemos, en vista de los antecedentes, y de todo lo que ha sucedido, que el ENRE (el organismo que controla y regula esta concesión) tiene elementos para tomar la decisión, o la más drástica que sea revocar la concesión o una intermedia que nos permita garantizar inversiones.

APU: ¿Existe entonces la posibilidad de rescindir los contratos?

G.L: El pedido está hecho y vemos voluntad en Basualdo de ser firme. Cuando hay una concesión lo que se requiere es que el Estado esté presente, que es lo que no sucedió durante cuatro años. Ahora tenemos un ENRE presente, un gobierno tanto nacional como provincial que se hacen cargo del tema pero también le exigen al privado que es el que tiene la decisión que haga las inversiones que corresponden.

APU: ¿EDESUR tiene muchas multas, que nunca pagó?

G.L: Acá nunca hay que confundir expropiación con incumplimiento. Cuando uno celebra un contrato privado o público tiene derechos y obligaciones. Los derechos los usaron todos, las obligaciones ninguna. Estamos ante una empresa que ha incumplido su contrato reiteradamente, con mucha desidia, ha abandonado a ciudadanos y ciudadanas. Me parece que se reconfigura la posibilidad de revisar este contrato y pensar de qué manera los 67 años que le quedan a EDESUR se pueden cubrir de otra manera o dar garantías para que esto sea razonable. El servicio eléctrico es muy caro y muy malo. 

APU: ¿Es posible que la empresa quede en manos argentinas o que el estado se haga cargo?

G.L: Nunca tuvimos el contrato en nuestras manos, son contratos que vienen del año 92. El ENRE tiene la facultad de revisar, ver las instancias previas. Estos contrato tienen notificaciones, consecuencias, plazos, pero no hay que hacer nada intempestivo que nos genere un costo mayor. Hay una empresa que incumplió, hay que notificarlo y usar todos los pasos administrativos y formales que nos den la tranquilidad de que después no vamos a terminar pagando algo que se hizo mal como si lo hubieran hecho bien. Es parte de nuestra historia argentina terminar indemnizando a empresas que no han cumplido como ha pasado con YPF REPSOL. El ENRE tiene el profesionalismo y la capacidad como para ser prudentes y firmes a la vez en entender que este no es un reclamo mío ni de los intendentes. 

APU: La empresa siempre tiene la excusa de que en las barridas populares no se paga por el servicio, siempre tienen excusas ante la falta de energía. ¿Cómo ve esa situación?

G.L: Son excusas inaceptables, acá plata hubo. Vos mirás cualquier balance de EDESUR de 2016, 2017, y las ganancias son millonarias, en dólares, que se transfieren al exterior, y con el agravante de que EDESUR le está debiendo a CAMESA, que es la que proveé la energía para que le dé el servicio eléctrico a los ciudadanos y la ciudadanas. Por lo tanto, EDESUR es un incumplidor no solo en servicio que presta sino también en el pago de su energía. Es un negocio bastante particular, no hay riesgo empresario, no ponen plata los accionistas, la ponemos los usuarios de las tarifas de luz. Y las inversiones no las hacen, cuando tienen que pagar la energía, no la pagan. Todo esto está en manos del ENRE, que va a tener que ser muy firme porque este mecanismo se viene dando desde hace veinte años en todas las concesiones. 

APU: Y todo el dinero se va fuera del país.

G.L: Todas las transferencias de ellos se van al exterior, el capital accionario mayoritario es italiano, asi que los balances que han dado dividendos millonarios en dólares, en los últimos cuatro años, se han transferido a las casas matrices, con lo cual los argentinos no tenemos los recursos, no tenemos inversión y nos quedamos con una empresa que tiene 67 años por delante con un muy mal servicio y sin posibilidades de modificarlo.