fbpx Avellaneda: aprueban proyecto para declarar "persona no grata" a los genocidas | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 24.05.2017
Avellaneda: aprueban proyecto para declarar "persona no grata" a los genocidas

Fue por iniciativa del concejal kirchnerista Emmanuel González Santalla. Un concejal de la UCR cuestionó la decisión. 

El Concejo Deliberante de Avellaneda aprobó una ordenanza que declara “persona no grata” a los genocidas condenados por delitos de lesa humanidad que se encuentren en libertad bajo el beneficio de la ley 24.390, impulsada por la Corte Suprema de Justicia. El máximo tribunal benefició con el 2x1 a los represores. 

El proyecto fue una iniciativa del concejal kirchnerista Emmanuel González Santalla. El texto instruye a que se "utilicen los mecanismos legales a su alcance para disuadir la presencia de genocidas en el distrito". Una propuesta similar fue sancionada en otros distritos de la provincia de Buenos Aires. La iniciativa contó con las firmas de miles de vecinos de la localidad. Solo fue cuestionada por el concejal de la U.C.R. Rodrigo Galetovich, quien aseguró que "no hay que politizar el tema".

Por su parte, González Santalla afirmó que el fallo de la Corte "representa una ofensa a la memoria, representa una ofensa y un insulto a las víctimas y familiares de victimas del Terrorismo de Estado en Argentina” y aseveró que "no es casual que este fallo se aplique en este contexto político, debido a los innumerables dichos por parte del Gobierno Nacional y algunos medios de comunicación que tratan de denostar la lucha por la Memoria, Verdad y Justicia que se lleva a cabo desde hace años en nuestro país".

Por último, describió: “Lo que para algunos es venganza, para nosotros es justicia. Lo que para algunos fue guerra sucia, para nosotros fue un genocidio. Lo que para algunos es reconciliación, para nosotros es el olvido y la impunidad. Lo que para algunos fue el curro de los derechos humanos, para Néstor Kirchner, que mañana se cumple un nuevo aniversario de la asunción a su presidencia, para él fue una política de estado y una obligación con la historia”.