fbpx Poema que vuelve: Liliana Ancalao | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 19.07.2020
Poema que vuelve: Liliana Ancalao

Agencia Paco Urondo presenta la tercera entrega de su columna dedicada a popularizar poemas. En esta ocasión presentamos "Renü" y "Tufachi üllchakezomo Kushamen mew (Las chicas de Cushamen)" de la poeta Liliana Ancalao.

Por Miguel Martinez Naón | Ilustración: Silvia Lucero

 

Liliana Ancalao nació en Diadema Argentina, un pequeño pueblo ubicado a pocos kilómetros de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

Tal como señaló nuestro compañero poeta Álvaro Urrutia quien conversó con ella el pasado 12 de julio, el yo poético de Liliana “se despliega desde un tono dialogal, cotidiano y certero, coronado con metáforas que nos convidan con el universo simbólico mapuche. Los poemas nos cuentan historias de experiencias femeninas”.

Esta gran poeta patagónica pertenece a la comunidad mapuche-tehuelche Ñamkulawen y parte de su familia se encuentra en una comunidad Mapuche de Cushamen. Es Profesora en Letras y ha integrado un grupo universitario de investigación del mapuzüngun. Ha coordinado diversos ciclos de Arte Popular en los barrios y ha compartido su poesía en los escenarios junto a los músicos del histórico colectivo “Canto Fundamento”

Su obra, escrita en mapudungun y en español, nace en Wall Mapu, territorio ancestral del pueblo mapuche donde la tradición oral antecede a la cultura escrita.

Ha publicado el libro de poemas Mujeres a la intemperie-pu zomo wekuntu mew, y ensayos reunidos en Küme Miawmi – Andás bien, donde en el prólogo expresa: “La función de nuestra poesía como actividad actual del pueblo originario mapuche es aportar a la tarea colectiva de devolver la transparencia al territorio”.

Para esta columna que hemos dado en llamar “Poema que vuelve” y que consiste en compartir semanalmente con nuestros lectores un poema inédito (o casi inédito) de diversos autores argentinos, nos complace presentar dos poemas de Liliana, los cuales forman parte de su próximo libro "Rokiñ, provisiones para el viaje" (Editorial "Espacio Hudson) . Llevan por título Renü y Las chicas de Cushamen.

 

Renü

 

Mülefuy kiñe renü, tüye kimeleyew engün chi llum ñi üñfituam che mew kam ñi doy kümengeam küdaw mew… iney kimi chew muley tüfeychi renü. Trürkechi kiñe che azmaeyew wüla pepilan kimniekan chew mülefuy. Feychi

pichikechengefuiñ  pieiñ mew,¡ amukilmün fey püle!

                                                                                   we nütram

 

perimontu reke akun

tüfey trafn rüpü mew

kiñe rüpü Diadema püle

ka fill mapu püle

 

meñkufun kutranpiuke

wirarüfuli wezwez zungun pun mew

mongelwey

 

femngechi lelümwün

pu nemül mew

kiñe nemül

mütrowfi pülli

 

kiñe wëlngiñ nülawi

guitarra ñi züngun

mangelkonüenew

konün

kimkülen müte

 

fentrenchengeiñ

kimniefiñ kiñekeche

welu upen ñi pu üi

kiñe pengelwe mew wüluwi

pepilfekekuzaw

ülkantufengen kiñe rockbanda mew

trokiñülkantufengen nengemuwn fitruñkalül mew

zünguln chi cumbia ñi kom purruam

 

külafan kashni

zewman püllü zonüpülata mew

llochokünun kayulelu cuerda

ülkantun treike ñi llaufen mew

wente pülli koñmalelu

 

nien mapu kachu mew

mamull ka lewfü mew

ñomümün aukakawel

wirafülu ngeno witrantükuwe

kachutulu mi pu kuw mew

umautun pu namun inal mew

 

tüfey mew chalintükuwn

montuy tüfachi apill

katrülu rangiñ ñi mollfüñ

 

küpa ngümafiñ pu nemül

ngütrawfiñ ñi epe charcharüam

ñi küme nümün choyüwun yayü reke

trawüln iñche ñi trüran nelülelu

 

llapümn tüfachi yafü allfen em

kakülkünuley

rangiñ pu nemül ñi namuntun

 

kimlan müten

 

kimllükan

atregkenge

kiñekenüpeyüm nüyfingun neyen

waglüketrewa chefküingun pu lengleng

 

…..

 

ayüwiiñ yu ñuke

wirarümu femngechi rume

kimelfingu iñche ñi epu püñeñ

kiñe rupa miawuli

ñuili

 

petuenew iñche mew

femngechi rume

rangiñ kiñe püllau

 

nülalefuiñ pu nemül

lien chüngarün mew.

 

 

renü

 

Había unas cuevas de los brujos, allí les enseñaban el secreto para hacer daño a la gente o para ser el mejor en los oficios... Vaya a saber dónde estaban esas cuevas. Igual si alguno la encontraba después no recordaba. De chiquitos nos decían, no va a andar pasando por ahí…

                                                            

                                                                                                           Testimonio oral reciente

 

 

como aparecida llegué

hasta ese cruce:

un camino a Diadema

el otro, al mundo

 

cargaba un dolor que se aliviaba

con gritarle extravíos a la noche

así fue que me solté en palabras

y en una de esas

se sacudió la tierra

 

una puerta se abrió

una voz de guitarra

me convidó a pasar

y entré

sin atenuantes.

 

éramos tantos ahí

algunos conocidos

pero olvidé sus nombres

 

en un mostrador se ofertaban

los oficios de la fama

vocalista en la banda de rock

ser una del coro y moverse con un cuerpo de humo

tocar la cumbia que haga bailar a todos

 

clavar la taba

hacer la suerte de billetes arrugados

desafinar la sexta cuerda

cantar a la sombra de los sauces

sobre la tierra regada

 

tener un territorio con pasto

leña y río

 

amansar potros

hacerlos galopar sin riendas

que vengan a comer el pasto de tus manos

ponerte a dormir a la orilla de sus cascos

 

y ahí me entregué

dejé escapar el deseo

que andaba coagulado por mi sangre

 

quiero llorar palabras

condensarlas a punto de estallar

que sus aromas me broten como en celo

juntar los pedazos de mí

que siguen sueltos

 

curar esta dura cicatriz

que se atraviesa en el andar

de las palabras

 

no supe más

 

aprendí el miedo

los ojos congelados

unas garras aferrándose del aire

y un aullido de perros rebotando por el cráneo

 

………..

 

“te amamos

 nuestra mamá”

 que me gritaran así

les enseñé a mis hijas

por si anduviera alguna vez

perdida

 

así me hallaron

 

en el medio de un charco

 

abriendo las palabras

con cuchillos de plata.

 

 

Tufachi üllchakezomo Kushamen mew  (Las chicas de Cushamen)

iñche ñi chuchu Ana pingefuy, ñi ñuke Eugenia, ñi kaka Cecilia ka Segunda, memoria mew

 

ekuan tufachi memoria

fey kimelenew ñi küpan

iñche ñi pewma mew

ñi pu anka mew

 

mulen ñi pepikal iñche ñi piuke

ngüñküfiñ

kiñe mesa melinamun mew

küpaln kiñe matra

müchamfiñ ka takun chi wangku

-anünge anünge-

ka iñche ñi piuke niey fill az

 

pimufiñ pu trufken

ti neyen ñi trüran newen

-Choñoiwe Kushe Chonoiwe Fucha

nepemün

küpamün lelimün

tufachi üllchakezomo

fey küpayengün llallitumealu

 

pu chiñora reke

tüngkülkal mew

wirin wün

-pu chiñora- pifingün

ñi ayen allkütualu

tufachi antü mew wiñoy

tüye mew antü llituy kiñentrür

fillantü

 

füta tükuluwi mameluko pu botin

wenuluwi empresa ñi kamion mew

ka kiñe tükuluwi pu zapatilla ka pañuelo

ñi serfiam hora mew

xekay patrona ñi ñizolruka püle

 

fillantü lunes müley ñi müleael

lifguardapolvo kimüllkantun kimketabla

 

kiñe yung antüngey

llangküñmay

katrüeimew pu puchun

pu nemül

ngüman

alüñma lelifi mi pukoñi

 

ñi tripayam kuzaw püle

ñi trenayam

ñi yallümüam

 

fewla leliwingun chuchu Peti ñi ange

kiñe kawelo antüngey

ka ürkütuy kawellwe mew

 

chumül no rume pepi ngenefiñ antü

kimpen ñi eluam clase meli mari minutos mew

puchuñman mari kam

kechuwei minutos

 

fewla wirin

tranaley iñche ñi kuw mew

ningülkülelayngu yafüngelayngu

kimlan ñi iloal kiñe kulliñ

penielafiñ kuñifal pichiofisha pukem mew kafey

 

eskuela ñi vakacion mew

pepi inarüpüiñ

 

kiñe trokiñ rüpu alamowinwin püle

kiñe afpun ngenulu Kakel leufu ñi kuikui püle

amun ñi peam tufachi kalfü

wiñowüalu ponwi

chew weshamollfün llakowi

 

rupan kaiken ka tregl ñi trokiñ rüpü

akun troltro ka neneo mew

angkurüpü mew

wangkün trewa mew

 

ñi pefiam fey engun ka iñche

 

fewla mapuchengeiñ

indígena argentino pieiñ mew

paisanas

pobladores

araucanas kafey

welu kimün mapuchengeiñ manzanerangeiñ

 

tripaiñ kiñentrür ñi lelifiam tukun

tüfa püle pu aliwen ñi truürün

zunguy mapuzungun

mülen ñi llellipual ngenko

iñ llaufutuleam

tüfa püle Juan Meli müñetuwi wiñoy tripantü mew

 

tufachi pufün Manshana Mapu ñi tuwun

trekatuy ka akuy faw

rupan trewawinka ñi fütamalon

rupan montun mawiza mew

 

rupan kechan mew

pu kulliñ reke yeeiñ

 

Chichinales mew petu trepeleyngun

feichi ankaspürakawellufingun

fentrelofongefuy

 

pichi karü ka küme nümün

amuy amutuy pu nemül

uyüleiñ alfalfa ka manshana engu

wiñotuiñ alükon

 

ko wüfko tuwun

ptokoiñ pu zomo

wallorupay mate

-küchangey mate

¿trafkintufiñ yerba?

 ¿chillafiñ mate?-

 

fewla

antü kiñe peon reke

ka ñüküfkületuy

cocina mew.

 

 

 

Las chicas de Cushamen (Tufachi üllchakezomo Kushamen mew)

  a la memoria de las Meli: mi abuela Peti, mi mamá Eugenia y mis tías Cecilia y Segunda

 

voy a honrar a esta memoria

que me avisa

que ya viene

en las ancas de mi sueño

 

debo tener preparado el corazón

y lo amaso en una mesa de   cuatro patas

traigo una matra

la doblo y cubro el banco

-asiento asiento-

y mi corazón se pone laboreado

 

soplo en las cenizas

el aliento mi newen partido

-Anciano Fuego Anciana

despierten

vengan a mirar

a las chicas

que vinieron de visita-

 

chiñoras parecen

con cabello enrulado

con pintura en los labios

-chiñoras- les digo

para escuchar su risa

en el tiempo que regresa

 

allá

el día comienza

a la misma hora siempre

 

el marido se pone el mameluco los botines

y se trepa a un camión, el de la empresa

y una se pone   las zapatillas y el pañuelo

de sirvienta por hora

y camina hasta la casa central

de la patrona

 

y cada lunes tiene que estar almidonado el guardapolvo de los hijos

y su poesía de memoria y las tablas

 

el tiempo es un filo que cae sobre una

y te corta lo que sobra:

las palabras

el llanto

el mirar largo a tus crías

para que salgas

puntual y rendidora

hacia el trabajo

 

ahora se miran en la cara de mi abuela Peti

y el tiempo es un caballo que descansa en el potrero

 

y yo que nunca pude manejar el tiempo

estudié para dar clases de cuarenta minutos

y me sobraban diez

 

o me faltaban cinco

 

ahora escribo

eso se ve en mis manos

sin paspaduras y sin callos

no aprendí a carnear un capón

ni cuidé un cordero guacho en el invierno

 

en las vacaciones de la escuela

nos estaba permitido el viaje

un trecho hasta la hilera de los álamos

un infinito hasta el puente del río cakel

hasta ver el azul que me volvía adentro

donde la malasangre

se aquietaba

 

pasar el tramo de los teros y las avutardas

llegar a los abrojos y al neneo

a la huella seca

al ladrido de los perros

 

para verlos y verme

 

ahora somos mapuche

indígena argentina nos dijeron

también paisanas

pobladores

araucanas nos dijeron

pero yo sé que somos mapuche manzanera

 

salimos juntas a mirar la quinta

acá el murmullo de los árboles

habla el mapuzungun

y hay que pedir permiso al dueño de la vertiente

para andar por esta sombra

acá Juan Meli se bañaba en el wiñoy tripantu

 

estas semillas del Manshana Mapu

llegaron caminando

después del Füta Malón del winka perro

después de escapar a la montaña

después del arreo

como animales nos llevaron

en Chichinales estaban aún despiertas

cuando las subimos

a las ancas de un caballo

bien arisco era

 

pequeñas

verdes

y fragantes

van y vienen las palabras

con mareo de alfalfas y manzanas

 

regresamos al adentro

agua del ojo de agua tomamos las mujeres

en el mate que rueda

-está lavado el mate

 

cambio la yerba?

o lo ensillo nomás-

 

ahora

el tiempo es un peón

que churrasquea un silencio

en la cocina.