fbpx El regreso del escritor que jamás se fue
Cultura //// 28.08.2016
El regreso del escritor que jamás se fue

Una de las cualidades más fascinantes de un historiador de culto como lo fue José María Rosa, es su capacidad de relatar la historia al estilo policial de una novela. En esta nota, un homenaje personal al historiador.

Por Gabriela Canteros
Una de las cualidades más fascinantes de un historiador de culto como lo fue José María Rosa es su capacidad de relatar la historia al estilo policial de una novela, con un guiño a los más introspectivos. Una de sus primeras obras, El Cóndor Ciego relata la historia de la muerte de Lavalle, en una especie de tiroteo en plena Ciudad de San Salvador de Jujuy, donde hoy se erige el Museo Lavalle, que tiene de pieza célebre: la puerta de cedro perforada por el proyectil que terminó con la vida de Lavalle, sobre la cual Rosa tiene sus propias teorías.
El verdugo de Dorrego encontró la muerte en el norte del país, cuando los límites territoriales no estaban políticamente definidos. El suceso histórico es revivido en cada visita guiada a la antigua casona. El relato de José María Rosa, una lectura ineludible para rememorar las escenas cual policial negro. Trama. Persecución. Testigos . Falsificadores. Pruebas. Ensayos. Diagnósticos. Identikit. Sobre todo pasión. mucha pasión para empuñar la pluma. Para teclear la vieja remington. Sería una obra célebre del joven historiador. Producto de la audacia juvenil, pero no por eso una obra de menor, valía también como producto de su compromiso, de su obsesión, la precisión exhaustiva y técnica de los sucesos y su trama.
¿Resultado de su formación de abogado? ¿Producto de su actuación como juez? O simplemente efecto de una genialidad inerte que le impedía no comprometerse obsesivamente con cada proyecto de investigación histórica.
José Maria Rosa debe ser recordado, con justa causa, en su amplia variedad de desempeños: ponderando la historia por encima de todas sus pasiones; ponderando la docencia del maestro incansable, de las inagotables anécdotas; como bohemio empedernido. Su pasión por la novela histórica - no siendo esta una invención actual- sino una vieja práctica que tiene en Argentina sus apasionados y detractores.
Cada año, un 20 de agosto, cuando nos toca recordar su natalicio, me cuesta mirarlo en el pasado y lo veo en el presente; coleccionando audios de youtube. Como youtubers, para miles de seguidores, tuiteando verdades trascendentes en el espacio de lo efímero. Bloggeando desde el exilio. Lo veo en el futuro porque como dice Pablo Hernández y su biógrafo Enrique Manson, acerca del regreso del escritor, que jamás se fue, porque: “José María Rosa es nuestro contemporáneo”.
canterosartes@hotmail.comhttp://gabrielamargaritacanteros.blogspot.com.ar/