fbpx Coronavirus: “Creo que no estamos dimensionando cuáles van a ser las consecuencias para la economía global” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 03.02.2020
Coronavirus: “Creo que no estamos dimensionando cuáles van a ser las consecuencias para la economía global”

María José Haro Sly es analista internacional. Actualmente está cursando un programa en estudios contemporáneos de China, en ese mismo país. En diálogo con AGENCIA PACO URONDO reflexiona sobre el impacto de la propagación de la enfermedad.

Por Santiago Asorey

María José Haro Sly es analista internacional, graduada en la Universidad Federal para la Integración Latinoamericana. Tiene una maestría en Relaciones Internacionales. Actualmente está cursando un programa en estudios contemporáneos de China, en ese mismo país. En estos momentos reside en Tucumán. Haro Sly dialogó con APU y habló sobre la propagación del Coronavirus. Según el Instituto Johns Hopkins de Estados Unidos (responsable en la elaboración de un mapa minuto a minuto de la situación) el virus lleva 17.295 personas contagiadas a nivel global. Fueron confirmados 362 muertos y 487 personas fueron sanadas.

AGENCIA PACO URONDO: Usted se encuentra actualmente en Tucumán sin poder regresar a China. ¿Podría relatar cuál es su situación?

María José Haro Sly: Efectivamente. Como en la facultad hay vacaciones por el año nuevo chino tenía previsto ir a China en febrero para la fase final del curso, tenía pactadas unas entrevistas y defender la tesis. Pero nos han prohibido regresar desde la Universidad a aquellos que nos fuimos de China. Son medidas muy estrictas, a algunos extranjeros los están motivando a que se vayan del país, si no tienen ningún síntoma.

APU: ¿Qué información circula desde China, sobre la situación que se está viviendo con la aparición de este nuevo virus?

M.H: El acceso a los medios orientales es bastante restricto, pero vengo siguiendo noticias occidentales y chinas y los principales diarios todos más o menos coinciden en números de casos. Lo que sí, en los medios occidentales hay mayor sensacionalismo sobre las noticias, y se ha promovido mucho más las “fake news”. De hecho, China está teniendo un control bastante estricto sobre esas “fake news”, incluso con medidas punitivas importante. Es una situación compleja y no quieren que la gente entre en pánico.

Sobre la información, se ha promovido mucho a los gobiernos locales que están en contacto directo con los hospitales que publiquen los datos sobre los casos, para un seguimiento más concreto. Se está usando mucha big data, ahora ha salido una aplicación donde uno puede poner el número de vuelo de donde ha salido de China, y ya te están informando si ha habido algún caso de infección en los pasajeros

APU: ¿Cómo vislumbra la capacidad del Estado de China para contener esta epidemia?

M.H: Concuerdo con el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS): China viene tomando medidas sumamente fuertes. Casi todas las ciudades están sitiadas, no están volando aviones prácticamente, está limitadísimo. Lo mismo sucede con la circulación de trenes y buses. Entonces, tienen la capacidad de mantener los servicios mínimos, que son el gas, la electricidad y el agua en funcionamiento y todo el sistema de control sanitario. Funcionan algunos supermercados como abastecer a los distintos barrios pero el resto de las actividades están limitadas. Hay determinadas horas que pasan a hacer controlar que todos estén en sus departamentos.

Los científicos chinos han conseguido tomar muestras del virus para laboratorio, entonces hay avances importantes en el control del mismo. Están trabajando para lanzar una vacuna. Es preocupante si el virus se expande a otros sectores del continente asiático, porque China si cuenta con una espalda económica como para mantenerse así y un sistema de salud unificado que consigue dar respuesta. Pero en otros países estas capacidades de control y prevención pueden ser mucho más limitadas.

APU: ¿Cómo afecto la vida cotidiana, que medidas ha tomado la gente para evitar el contagio?

M.H. Afecta mucho, absolutamente nadie puede salir de sus departamentos, solo para hacer unas compras (está todo cerrado igual). Obligatoriamente tienen que salir con barbijos. Mis compañeros y yo vivimos en un complejo estudiantil y cada vez que salen hacen un chequeo de la temperatura. Están cerrados todos los complejos educativos, no hay gente trabajando, salvo para cubrir los servicios básicos y el sistema sanitario. Entonces el impacto es fuerte también en el transporte público (que mueve tanta gente por día) porque representa el 60% de la economía en China.

APU: ¿Cómo analiza la reacción de la comunidad internacional relativa a la propagación del virus?

M.H: China viene construyendo una imagen positiva a nivel internacional, de a poco. Pero con esta crisis es fundamental dar una respuesta contundente, sobre todo en el contexto de guerra comercial con Estados Unidos. Creo que gran parte de estas “fake news” y de la imagen de una China bárbara, exótica, también tiene la expectativa de desprestigiar.

APU: Para China también es un desafío mostrar a la comunidad internacional su capacidad para dar respuesta a esta crisis, en el medio de una disputa comercial con Estados Unidos. ¿Cree que esa lectura puede acelerar los esfuerzos para enfrentar la enfermedad?

M.H: En lo económico va a ser bastante duro y creo que no estamos dimensionando cuáles van a ser las consecuencias para la economía global. China creció por 40 años el 10 %, bajó recién en la crisis del 2008 y en 2018 creció el 6.5 %, y para mantener ese crecimiento en el contexto de guerra comercial, la estrategia y el equilibrio vienen siendo delicados. Con todas las medidas tomadas, va a bajar el comercio internacional y yo creo que eso va a ser difícil de sobrellevar: China es el segundo PBI en términos nominales.