fbpx Grey's Anatomy: pandemia y racismo en Estados Unidos | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 13.11.2021
Grey's Anatomy: pandemia y racismo en Estados Unidos

La temporada 17 de la serie fue estrenada en Netflix durante el mes de octubre. El drama médico más famoso de Estados Unidos recogió debates trascendentales de la pandemia y les dio voz a través de personajes emblemáticos. El racismo, la desigualdad en el acceso a la salud de poblaciones afroamericanas y el hostigamiento policial se hicieron presentes.

Por Florencia Paolella

Anatomía según Grey (Grey's Anatomy, en inglés) es una serie estadounidense creada por Shonda Rhimes y producida por ABC Signature, Shondaland y Entertainment One Television para la American Broadcasting Company (ABC). La historia recoge las experiencias de un grupo de cirujanos y cirujanas que comienzan sus residencias en el Hospital Seattle Grace, luego llamado Grey Sloan Memorial Hospital, en la ciudad de Seattle, Washington. Protagonizada por Ellen Pompeo (Meredith Grey), su primera temporada se estrenó en 2005 y 16 años después continúa en pantalla.

Si bien en el imaginario social es un drama telenovelesco y melodramático de médicos, la serie desde sus inicios ha visibilizado diversas problemáticas que resultan de interés para las sociedades contemporáneas. La privatización de la salud, las negligencias médicas por falta de recursos, el racismo, los abusos policiales, la diversidad sexual y el orgullo de la comunidad LGBTTIQ+, el lugar de las mujeres dentro de las ciencias médicas y el debate en torno a la vida familiar o la vida profesional— qué resignar de cada una de ellas—, entre otros, han sido algunos de los tópicos trabajados dentro de la producción. Aún así, Rhimes decidió subir la apuesta en su entrega 17, estrenada durante el mes de octubre en Netflix, y por esa razón es, hasta la fecha, la más política de todas.

 

Una pandemia de clase: COVID-19 y el asesinato de George Floyd

En EE.UU, la pandemia afectó gravemente a las comunidades afroamericanas. Lo que comenzó a advertirse a principios de abril del 2020 en algunas ciudades luego se fue extendiendo cada vez más. Informes como el de la ONU, Mayo Clinic y la Universidad de Hopkins, entre otros, indican que los factores de riesgo no se corresponden sólo a las enfermedades de base que presenta la población afroamericana, sino principalmente factores sociales: acceso al sistema de salud, tipo de trabajo que se realiza, capacidad adquisitiva según remuneración. Esto es así, porque son precisamente estos sectores quienes poseen menor cobertura en salud, menores ingresos, y, a su vez, quienes ejercen trabajos de exposición en espacios públicos. A su vez, el 25 de mayo del 2020 fue asesinado George Floyd a manos del policía Derek Chauvin, en un episodio de abuso de la fuerza policial. La respuesta social fue la movilización masiva el y repudio con la consigna #BlackLivesMatter. Incidentes en las calles y episodios de violencia protagonizaron la agenda mediática durante varios días y la noticia del hecho circuló por todo el planeta. El entonces presidente Donald Trump, fiel a su estilo, realizó comentarios por redes sociales que justificaban el uso de la fuerza ante los disturbios, provocando mayores niveles de bronca social. En simultáneo, los índices de afroamericanos contagiados o muertos se incrementaban cada vez más. 

Ambos sucesos marcaron sustancialmente el 2020 norteamericano y, reflejados en la producción de la ABC, hicieron que la historia personal de los personajes quedase en segundo plano. De esta manera, se conocerá el activismo social del Dr. Richard Webber (James Pickens Jr.), quien deja el hospital para concurrir a una movilización. A su vez, el Dr. Jackson Avery (Jesse Williams), impactado por los índices de contagios en la población afroamericana, cuestiona las explicaciones que sostienen que el impacto del covid se debe a condiciones preexistentes en materia de salud, perdiendo de vista las condiciones de vulnerabilidad social en la que se encuentra dichos actores y al racismo como piedra angular. Del mismo modo, la Dra. Maggie Pierce (Kelly McCreary) protagoniza una de las escenas de mayor tensión al ser testigo telefónico de la detención de su prometido afroamericano por miembros de las fuerzas policiales por circular en contexto de cuarentena. 

Si bien la temporada está atravesada por la temática del racismo, también se cristalizan los debates inherentes al campo de la salud: el agotamiento y los contagios dentro del cuerpo médico, la falta de recursos para la compra de insumos como barbijos y respiradores, la necesidad de reestructurar la dinámica hospitalaria para la atención en tiempos de pandemia, la optimización de los escasos medios con los que se cuenta para poder dar respuesta a las demandas, los estudios experimentales de drogas que pudiesen minimizar los impactos del covid en personas de riesgo, los debates en torno a la vacunación y la disposición absoluta de los equipos de salud a favor de la misma, entre otros. A su vez, en lo que respecta al vínculo médico-paciente, lo que más destaca es el abordaje de la muerte en soledad que trajo el coronavirus, como así también la necesidad de compañía para transitar el aislamiento. En los peores momentos, cuando las cuarentenas eran rígidas y las noticias sólo transmitían nuevos contagios y nuevos muertos, la incertidumbre, el temor y la angustia afectaron de manera directa la salud mental, otro de los temas que más se ha visibilizado sobre el cual se están diseñando nuevas políticas públicas alrededor del globo.

Grey's Anatomy está disponible en su totalidad en Netflix. Aún no está confirmada la fecha de estreno para su temporada 18 en América Latina, pero en EE.UU vio la luz el pasado 30 de septiembre por lo que resta esperar para su próxima llegada.