fbpx "El mensaje más claro lo dieron los trabajadores en la calle"
Sindicales //// 30.04.2016
"El mensaje más claro lo dieron los trabajadores en la calle"

Vanesa Siley, titular de SITRAJU CABA, reflexionó sobre el acto de las centrales sindicales y sobre el paro de judiciales porteños. 

Por Josefina Figueroa y Eliana Verón
APU: ¿Cómo ve la situación del gremio en el actual contexto, con el cambio de Gobierno?
Vanesa Siley: No somos una isla, los judiciales. Nuestra situación va en sintonía con lo que pasa en el país. Nosotros avanzamos mucho en el último tiempo, en lograr derechos. Tenemos que defenderlos ahora. Llamamos a una medida de fuerza esta semana, a un paro total; nunca hicimos algo así antes. Fue una medida muy fuerte, con un acatamiento total. Siempre buscamos negociar sin llegar a una medida así. Siempre un sindicalista privilegia el diálogo. Fuimos a la huelga como última opción.
APU: ¿Por qué fueron al paro?
VS: Acordamos una situación en la negociación paritaria que no se respetó. Acordamos un acuerdo semestral, de 10% retroactivo a enero, y de 11% a partir de junio. Eso en términos estrictamente salarial. Logramos otras cosas. Cuando llegó el momento de pagar, nos dijeron que llamaron desde el Ejecutivo nacional y que no se podía hacer un acuerdo semestral. Es algo insólito, ya estaba cerrado el acuerdo. Nos juntamos los dos gremios de judiciales de la Ciudad y tomamos una medida en conjunto. Eso da cuenta del nivel de conciencia de los trabajadores judiciales.
APU: ¿Cómo sigue el conflicto?
VS: Hicimos la medida de fuerza y ahora esperamos una nueva instancia de diálogo. Nosotros no nos vamos a mover de lo que pedimos. Queremos el 11% en junio y sentarnos en agosto a discutir el segundo semestre. Si vamos a negociar una paritaria anual, discutiremos un número también. No estamos cerrados a nada. Queremos que se cierre este acuerdo para seguir adelante. Porque queremos estar preparados para lo que viene.
APU: Hablando de lo que viene: ¿Cómo vio la movilización de las centrales obreras?
VS: Fue muy contundente y habla de la conciencia de los trabajadores. Más allá de los dirigentes que convocaron. Fue una clara manifestación contra el ajuste y contra las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri.
APU: ¿Qué piensa sobre la unidad de las diferentes centrales?
VS: La celebro. No se trata de amontonar sino de una unidad que tenga que ver con defender los intereses de los trabajadores. El contenido de la unidad tiene que tener un programa específico. No quiero la unidad por sí misma. La quiero con contenido. Las bases sindicales tienen mucho para decir en este tiempo. En el sindicalismo tenemos dos problemas: hay una disociación muy fuerte entre las bases y los dirigentes. Y por otro lado, una disociación entre el mundo laboral y la estructura sindical. Hay una distancia generacional abismal entre los nuevos trabajadores, que promedian los 30 años, y los dirigentes que tienen alrededor de los 60. Esa doble disociación lleva a que haya que replantearse mucho en el mundo laboral. Para mi lo más importante que pasó con este acto tiene menos que ver con los dirigentes que con la gente en la calle. El mensaje lo dieron los trabajadores. 
APU: ¿Cómo analiza los primeros 4 meses de Macri?
VS: Se tomaron medidas que repercuten sobre toda la sociedad. Es un programa económico y social antipopular. Todos los militantes del campo popular tenemos un gran desafío en esta nueva etapa. Hay que ser muy solidarios. Uno de los impactos de las medidas del Gobierno puede pasar por romper el tejido social otra vez, como ya nos pasó en Argentina. Hay que estar muy atentos con eso. Hay que tener mucha sensibilidad con el que está al lado, con el prójimo. No debemos permitir que se rompa el tejido social.
APU: En ese contexto, ¿cómo analizó la reaparición de Cristina?
VS: Le agradezco a Claudio Bonadío porque permitió que una líder como ella volviera a la escena política. Es una causa (la de dólar a futuro) que no tiene ningún sentido. La política económica no puede ser judicializable. Claramente es inmiscuirse en otro poder de Estado. En todos los países del mundo se hacen operaciones con el dólar futuro y también acá. Además, si se pagó más por la devaluación, es responsabilidad del Gobierno que llevó adelante esa devaluación. Y ahora sabemos que funcionarios del Gobierno compraron dólar a futuro y se beneficiaron con la devaluación.