fbpx Paula Penacca y Leandro Santoro cuestionaron la vuelta a clases presenciales en CABA | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 04.02.2021
Paula Penacca y Leandro Santoro cuestionaron la vuelta a clases presenciales en CABA

La diputada nacional y el legislador porteño calificaron de "marketing político" el protocolo presentado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y su ministra de Educación, Soledad Acuña. "Tratan de dibujar una línea divisoria entre los padres y los docentes, encontrando como enemigo a la representación gremial de los docentes", aseguraron. 

Por Juan Cruz Guido

En conferencia de prensa, la diputada nacional Paula Penacca y el legislador porteño Leandro Santoro, ambos dirigentes del Frente de Todos, expusieron la fragilidad del plan presentado por el gobierno porteño para la vuelta a clases de manera presencial.

Paula Penacca criticó que luego de varios meses en los que ya se avizoraba la continuidad de la pandemia, y las medidas de prevención sanitarias, "el gobierno de Rodríguez Larreta no implementó ninguna reforma edilicia en las escuelas, teniendo en cuenta los problemas estructurales que obviamente no son nuevos". En ese sentido, la diputada nacional cuestionó que a menos de 15 días de la fecha propuesta por el propio gobierno porteño solo exista un "borrador de protocolo". 

Leandro Santoro, por su parte, cuestionó que la ministra Acuña utilicé "a los gremios docentes como enemigos políticos, en vez de establecer un diálogo para la vuelta segura a las aulas”. "El Gobierno de la Ciudad trata de dibujar una línea divisoria entre los padres y los docentes, encontrando como enemigo a la representación gremial de los docentes", apuntó.

Al respecto de eso, ambos dirigentes coincidieron en la intención del gobierno de la Ciudad de acumular políticamente a partir de este "conflicto" (autogenerado). Santoro profundizó en esa idea considerando que Horacio Rodríguez Larreta busca "la polarización extrema de cada uno de los debates". 

Tanto Penacca como Santoro reconocieron que "hay una presión social muy fuerte, a partir de problemas de aprendizaje reales, que generan angustia en el núcleo familiar". Por eso, aseguraron, hay que establecer un diálogo constructivo con todos los actores de la comunidad educativa. 

La diputada nacional también respondió a una de las principales inquietudes con respecto a la vuelta a clases: el transporte (de alumnos y docentes). En ese sentido, señaló que es allí donde "se ve la mayor improvisación del protocolo presentado por el gobierno porteño, que apela a la acción individual, a que los pasajeros dejen subir primero a los alumnos y docentes".