fbpx Macri se hizo el gracioso con Clinton: nadie se rió
Política //// 20.09.2016
Macri se hizo el gracioso con Clinton: nadie se rió

Después de intentar una broma con Vladimir Putin, Macri falló al hacer otro chiste en el cierre de una conferencia con Bill Clinton y Matteo Renzi, el primer ministro italiano.

Por Jorge Giordano
{youtube}-_pIPXV7HRA{/youtube}
Hace meses, en las huestes del PRO se enorgullecían de la supuesta capacidad bilingüe del actual presidente. Ahora sí: por fin nuestro representante ante el mundo podía dar entrevistas y hablar de igual a igual con los mandatarios e inversores. Esta habilidad está siendo puesta a prueba en sus últimas recorridas por el mundo, con intervenciones que lo muestran muy cercano al idioma inglés que manejaba el ex ministro de Economía Domingo Cavallo.
Primero, en la cumbre del G-20 en China de hace dos semanas, chicaneó a Vladimir Putin con que Argentina ganaría el Mundial de Rusia 2018. El mandatario ruso no entendió, y preguntó serio a través del traductor si Macri "lo estaba cargando". 
Ayer Macri participó de una charla junto a Matteo Renzi, el primer ministro italiano, en la reunión anual de la Clinton Global Iniciative en Nueva York. El encuentro fue liderado por el propio Bill Clinton, quien fue esta vez el receptor de otra broma fallida. 
Sobre el cierre de la charla, Renzi le hizo un chiste a Clinton: "Mi esposa lo esperará como primer caballero en la cumbre del G-7", reunión que se realizará justamente en Italia. En medio de las risas de Clinton y el aplauso del público, Macri tomó el micrófono y alcanzó a decirle al ex presidente estadounidense, con una pésima pronunciación: "Yo lo voy a esperar, 2018, el G-20, de nuevo". La audiencia dejó de reír e hizo silencio. Macri aclaró: "seré su amigo", pero nadie rió. Matteo Renzi hizo una aclaración fuera de micrófono, salió del momento incómodo y Clinton pidió un aplauso para cerrar el encuentro. Al parecer, el inglés que enseñaban en el Cardenal Newman no alcanzó.