fbpx "Cuando se junta el Movimiento Obrero sabemos cuándo empieza pero no cuándo termina"
Política //// 28.04.2016
"Cuando se junta el Movimiento Obrero sabemos cuándo empieza pero no cuándo termina"

Entrevista a Hugo Omar Curto, quien fuera por más de 20 años intendente del Partido de Tres de Febrero. 

 

Por Daniel Kaminszczik 

APU: A casi 150 días del comienzo de esta nueva etapa, ¿cómo ve la gestión de Diego Valenzuela?

Hugo Omar Curto: La gestión del Intendente de Tres de Febrero es, tal vez, como la de muchas intendencias a lo largo y a lo ancho de la Provincia de Buenos Aires. Tengo que decir que hay una falta de conocimiento, de experiencia de cómo se maneja un municipio.

Este hombre prometió mucho en la campaña, prometió que iba a tener la puerta abierta para que la gente viniera a plantear sus problemas, que él iba a ser el comisario de la seguridad del Distrito, que iba a haber salud y todo lo demás y aparentemente, en estos cuatro meses y pico que está al frente del municipio no se lo ve nunca. Nadie lo va a ver, tiene todas las puertas cerradas. Hay gente con muchos problemas, con muchas dificultades, gente que va a hacer reclamos por cosas que pasan en el Distrito y por necesidades insatisfechas: remedios, internaciones, sillas de ruedas, prótesis.

Era una de las costumbres que nosotros teníamos. Atendíamos el municipio desde las cinco de la mañana hasta las diez de la noche y prácticamente nadie se iba sin ser atendido. Quizás en un momento no estábamos, alguna reunión, algún compromiso, pero el 80% de la gente se encontró con quien, de alguna forma, le abrió los brazos y la contuvo.

En el tema de inseguridad hoy hay muchos más problemas de los que había antes, lo que pasa es que antes, chocaban dos coches y enseguida venían todos los medios nacionales a ver si el Intendente tenía la culpa del choque. ¡Imagínense cuando había un herido o un muerto! Hoy no viene nadie y hay secuestros y hay muerte. Hay una inseguridad tremenda.

Tres de Febrero, hace unos setenta años, era un apéndice de San Martín y ese apéndice dependía de San Martín. Nosotros encontramos el mecanismo para independizarlo. Instalamos a tres cuadras de acá la DDI -pusimos la plata nosotros- la Delegación de Narcotráfico y la Delegación Departamental que era lo que nos faltaba.

Hicimos lo necesario para tenerlo todo acá y ahora se lo volvieron a llevar a San Martín. Hoy la policía es insuficiente para cubrir las demandas de la gente. Si uno es responsable del Distrito y tiene la DDI, Narcotráfico y la Departamental definitivamente acá, son tipos que se van a dedicar al distrito. Al sacarlas de acá y llevarlas allá, hay que pedirle a San Martín que va a priorizar el cuidado de San Martín y no de Tres de Febrero. Y acá nos quedamos con la patrulla bonaerense y con la policía local y en las comisarías nos quedamos con uno o dos policías que no alcanzan ni para cuidar a los presos.

Esto trae como consecuencia un empeoramiento de las cosas pero la gente ha manejado esto con una prudencia total. Valenzuela viene custodiado por tres coches de la policía, sale con patovicas a la calle y ha impuesto el miedo. La gente que viene a reclamar algo consigue que a los diez minutos salga un policía, lo agarre del brazo y lo saque afuera. La gente tiene miedo de que la procesen y esto ha generado resignación pero también nos damos cuenta que hay un descreimiento respecto de lo que esperaba que iba a pasar.

Con el nombre “Cambiemos” –no sé lo que querían cambiar- y los medios de comunicación masiva nacionales llegaron a donde llegaron y hoy a los medios locales que son los que informan, que son los que conocen las necesidades del pueblo, no se les da participación, no los atienden, les sacaron la pauta. Están haciendo un municipio completamente aislado de la sociedad.

APU: En términos nacionales, ¿cómo ve la gestión de Macri y cómo cree que va a evolucionar esto en los próximos meses?

HOC: Recuerdo el debate en televisión entre Scioli y Macri y si bien no se entendió mucho, algunas cosas quedaron. Scioli le decía que iba a devaluar y él respondía que no iba a devaluar, cuando dijo que les iba a pagar a los fondos buitres, él dijo que no iba a hacerlo, dijo que el Fútbol para Todos iba a seguir siendo para todos y le pidió a la gente que no se dejara engañar, que todo lo que tenía lo iba a conservar y que muchas cosas las iba a mejorar. De eso no cumplió nada. Les pagó a los fondos buitres, devaluó rápidamente, llevó el dólar de $9,50 a $15 y esa devaluación la pagaron los pobres, los que viven de un salario. Antes comprabas u$s10 con $100 y ahora con $100 comprás 6 ó 7 dólares. La inflación -que era lo primero que iban a combatir, la combaten en base al despido de la gente, en base al cierre de la pequeña y median empresa, hay más de 150.000 despedidos. Estos son los temas que la gente ha visto y esto no había ocurrido en el gobierno anterior. Teníamos problemas, claro, todos los gobiernos los tienen, no solamente en la Argentina, el mundo los tiene, mirá lo que ha pasado en Brasil, lo que ha pasado en Europa con el Euro.

Lo que hizo Macri es mentir y a veces se puede llegar mintiendo pero le va a ser muy difícil gobernar mintiendo porque la gente se va a dar cuenta. Ya, tras estos cuatro meses, si nos ponemos a valorar las encuestas, hoy Macri no tiene ni el 30% y ganó con el 51%. La gente creyó que cuando les decíamos que todo iba a ser peor le estábamos metiendo miedo para continuar con un gobierno que yo sé los problemas que tuvo, pero hay que ver cuáles fueron esos problemas para ellos: que había cadena, o que Cristina decía lo que decía. Pero un gobierno que se va con una plaza de 600.000 personas y que cuando la llaman para juzgarla, un día de lluvia, más de 100.000 personas van a acompañarla, es porque la gente se está acordando que había una Presidenta que gobernaba para el pueblo y esto es lo más importante. En la medida que vaya pasando el tiempo, va a haber más descreimiento y la gente se va a solidarizar cada vez más con lo anterior.

Lo que nosotros tenemos que hacer es unir al peronismo y por suerte, les quiero comunicar como primicia que no hay elecciones, que la apelación del partido recibió fallo favorable de la Cámara y que hoy, si Dios quiere, a las tres de la tarde vamos a proclamar la lista y el martes, tal vez en un teatro de la Capital Federal, se va a hacer la entrega definitiva para que el 8 de agosto, el partido lo empiece a gobernar como Partido Justicialista a nivel nacional.

APU: ¿Esta lista de unidad que se va a proclamar, de la manera que está conformada, alcanza para encolumnar al peronismo detrás de un proyecto común?

HOC: Yo tengo experiencia y sé que el peronismo siempre estuvo dividido, no nos vamos a extrañar porque ahora lo esté. Estuvo dividido con Perón en el 55, estuvo dividido en el 73 con Cámpora, estuvo dividido con Perón de vuelta -fue una desgracia perderlo, Isabelita y López Rega nos hicieron mucho daño-, estuvo dividido cuando no ganamos la elección del 83, cuando no pudimos ganar en el 99 tras dos períodos de Menem y después de Kirchner se volvió a dividir cuando perdimos las elecciones. Eso a mí no me preocupa. Lo que quiero decir es que hoy el peronismo de 24 gobernadores, tiene 20. Los otros son De La Sota, Santa Cruz –que no se presentó-, Jujuy que tiene un problema interno porque el peronismo se le dividió a Fellner, pero está San Luis y está La Pampa y los presidentes de los partidos donde los gobernadores no son adictos al peronismo, están todos y hay 15 intendentes. No pudo haber más porque los intendentes tuvieron su participación de acuerdo a las secciones electorales –dos por sección- y se fue conformando una lista de 73 vocales y 30 suplentes lo cual actualmente, representa al 80% de los peronistas. No lo vamos a contar a Massa porque él está en el Frente Renovador.

Los únicos que no quisieron entrar fueron los pibes de La Cámpora porque no hicieron papeles porque de ese sector están Moreno, el Chino Navarro, Depetri, Festa, el pibe de Malvinas Argentinas (Nardini) también está aunque algunos creyeron que iban a encontrar elementos para llegar a la intervención. Hemos luchado mucho –a mí me ha tocado ser el presidente de la Junta Electoral Nacional- porque hemos tenido la buena suerte de que hayan reconocido que se ha trabajado bien en la Junta. Hemos hecho lo que la justicia nos dijo, sobre la hora, cuando no habían presentado ninguna lista de oposición sino que iba directamente a la justicia de primera instancia a querer intervenir el partido o decidir que no haya elecciones definitivamente y eso ocurrió a unas seis horas del cierre de listas para las elecciones del 8 de mayo que la jueza prorrogó 20 días más.

Nosotros como Junta Electoral, cumplimos al pie de la letra lo que nos dijeron pero los apoderados del Partido Justicialista apelaron a la Cámara. Ayer salió la resolución –la hicimos pública a través de la página del partido- pero teníamos que esperar 24 hs. que cierran hoy a las tres de la tarde por si es que algo se presenta. Hemos hecho las cosas bien y la Cámara da vuelta completamente la resolución y nos da la razón a nosotros –que la elección se tiene que hacer el 8 de agosto- pero hasta ayer no hubo presentación alguna. Es muy difícil hacer una elección nacional como lo plantea el reglamento electoral porque tienen que estar todos los distritos representados y nosotros los tenemos, si no por los gobernadores, por los presidentes de los partidos y por la Provincia de Buenos Aires por los intendentes y en algunos otros lados hemos puesto organizaciones sociales como el caso del Chino Navarro. Hemos puesto representantes, se nos dio la razón así que está normalizado.

El tema es unir y con toda seguridad se va a unir. No olvidemos que esta elección que hemos perdido es una de las que perdimos con más amplitud porque no hemos ganado nada. Perdimos la Provincia de Buenos Aires, la Capital Federal, hemos perdido el Poder Judicial porque el mismo, especialmente los federales, están siempre con el gobierno de turno, hemos perdido los bancos, hoy el Banco Provincia, el Banco Nación, están jugando el partido para Macri y ponen todo para buscar elementos, sobornar a alguien –también están muy desesperados los intendentes, los gobernadores-, si no hay plata desde las provincias a los intendentes y de la nación a las provincias se hace muy difícil gobernar.

APU: O sea que el gobierno pide gobernabilidad pero no ofrece gobernabilidad salvo la extorsión.

HOC: Extorsión, si señor, esto nadie lo puede negar porque hay muchachos que se han visto obligados a votar contra lo que en algún momento se apoyó y se aplaudió: el desendeudamiento que hubo en la Argentina. El 7% de los fondos buitres fueron los que ganaron y ahora le están pagando con guita que podrían volcar al mercado argentino y podría crecer la industria y podría haber más trabajo. Todo esto que se acuerdan de buscar después de 12 años, si hubo gente que había robado, que se había llevado todo, yo no pongo las manos en el fuego por nadie pero ¿por qué no lo hicieron cuando lo tenían que hacer? Lo hacen ahora para borrar lo que hacen ellos.

Del dólar futuro no tiene la culpa Cristina ni tiene la culpa el presidente del Banco Central porque él, cuando se hizo lo del dólar futuro durante el gobierno de Cristina, se les preguntó a los candidatos a presidente si iban a devaluar y dijeron que no.

APU: Incluso se votó el dólar a $10,70 en el presupuesto nacional.

HOC: Claro y después los compraron ellos y devaluaron ellos y ahora quieren sancionar a quien, de alguna manera, cristalizó lo del dólar futuro.

APU: O sea que ellos hicieron una especie de negocio de bienvenida y ahora se lo quieren facturar al gobierno anterior.

HOC: Por eso digo que estas cosas también la gente las entiende. Creo que la clase media en la Argentina es la que no entiende con claridad estos temas. La clase media argentina quiere ser rica y la clase media nació para ser clase media, para tener un trabajo, tener su casa, para poder, si no quieren mandar a los chicos a la escuela pública, mandarlos a una escuela privada, tener su coche, su confort, que es lo que consiguió Perón del 46 en adelante. Después, todos los gobiernos que fueron en contra del peronismo, a quien más perjudicaron fue a la clase media porque el pobre siempre fue pobre y siempre se va a arreglar de alguna manera u otra aunque va a sufrir más de lo que ha sufrido pero la clase media que vivió bien durante todos este tiempo porque no tenía nada para quejarse, son los que van a empezar a sufrir, los que van a empezar a perder el trabajo y entonces van a perder los beneficios que tienen y no se dan cuenta que así ocurrió en el 2001.

APU: ¿Tiene mala memoria nuestra clase media?

HOC: Claro. Yo no quisiera que pase lo del 2001 porque si pasara, creo que va a ser peor. La vamos a pasar mal los argentinos y los argentinos quieren pasarla bien, que no haya peleas, que no haya revanchismo, que no haya muertos, que podamos vivir en paz. Ésta es la realidad. No se puede perseguir a la gente porque haya estado en un bando, lo de Zaninni es lo peor que puede pasar. Es terrible por más que sea cualquiera. Porque es la oposición, porque estuvo en otro lado, no lo quisieron dejar subir al avión cuatro o cinco tipos. El pelado que hacía los cuernitos es de la seguridad de Mar del Plata, a ése lo mandaron.

En la cancha de Boca puede ocurrir, una cancha multitudinaria que sin embargo no fue tan grande porque salió, lo llevaron a otro lado, vio el partido pero ¿en el avión? El piloto dijo “O se calman o no levanto vuelo” y se calmaron. Ése por el arte marcial pero a los otros cuatro agarralos solitos a ver si tienen lo que hay que tener, a ver que es lo que pasa. Son machos cuando tienen 20 ó 30 tipos al lado.

APU: Cristina convoca a la conformación de un Frente Ciudadano, ¿qué reflexión le merece esta convocatoria?

HOC: Yo la entiendo a Cristina y por qué lo ha hecho. En primer lugar, ella no quiso definir el peronismo –sabrá por qué- pero esto no quita que sea una líder, reconozco a Cristina y a Kirchner como peronistas que tal vez tienen una manera de pensar diferente a la nuestra. Yo soy peronista en la dictadura militar, soy peronista en el llano, si tengo que tomar agua podrida sigo siendo peronista.

Creo que lo hizo porque el Partido Justicialista estaba en un proceso eleccionario, ella sabe que el peronismo no resigna porque siempre fue frentista –en el peronismo estuvo hasta Abelardo Ramos que tenía una definición completamente diferente a la nuestra- y hubo varios que también estuvieron, integraron el frente y también llegaron a elecciones. Siempre dijimos que el peronismo solo no alcanza, que deben sumarse independientes y de otros partidos como siempre ocurrió, siempre fue un frente, no ganó el peronismo solo salvo en el 46 y con una situación completamente diferente.

Cristina le dio a este gobierno casi cuatro meses de plazo, no opinó nada sobre lo que pasaba en la Argentina, ¡ellos la trajeron! La trajeron para juzgarla porque la intención es meterla presa. No sé si se van a atrever a meterla presa. ¡No sé si se van a atrever a procesarla! A los que van a tener que procesar es a los que compraron los dólares porque los compraron después del 25 de octubre sabiendo que habían ganado.

APU: Además fueron los mismos que después devaluaron, ¿no?

HOC: Hasta el 26 ó 27 de diciembre siguieron comprando dólares, ya gobernando ellos y tengo entendido que consultaron al juez Bonadío y él les dijo “compren y paguen”. Quieren meter presa a Cristina que no compró, que no tiene y los que se llenaron de plata con esa diferencia de casi 40% son los que están libres y con más plata.

Todo se sabe y la gente también lo va a saber. Con el tiempo se va a dar cuenta. La gente hoy todavía tiene una esperanza pero hay un problema que es fundamental: Tenemos un presidente que miente, no tenemos un presidente que dice la verdad. Él tendría que decir la verdad porque tiene plata en los paraísos fiscales y eso es peor que el dólar futuro porque es plata de los argentinos llevada afuera para disfrute de ellos mientras el país se hunde cada vez más.

APU: Las cinco centrales sindicales están marchando juntas el viernes para celebrar el Día del Trabajador: ¿Cómo ve a futuro el panorama sindical? ¿Hay posibilidades de unidad sindical real para enfrentar este proceso?

HOC: La unidad sindical es como la unidad del peronismo. Siempre estuvimos divididos, me acuerdo de "los sentados y los de pie", Juan Torres de un lado, Framini del otro. Yo mismo fui testigo presencial cuando Perón le entregó a Almirón la carta para Vandor que organice la CGT y las 62 y le dijo: “Ahora sí cuídese porque lo pueden matar” –y lo mataron- pero Vandor esa carta no la pudo leer en el Consejo Directivo. Vandor sufrió el antiperonismo, el peronismo sin Perón y yo con mis 78 años sé lo que hizo Vandor, sé lo que hizo la UOM por Perón. Si hay un gremio peronista es la UOM. No hay ninguno de la UOM que no lo sea y yo tuve la suerte, en el año 87, con el peronismo dividido, de ser designado en un plenario en la cancha de Atlanta representante de los trabajadores en la 87ª Conferencia Internacional de la OIT en Ginebra.

Los trabajadores están unidos, los problemas son iguales para todos. Hay un problema de dirigentes. Cuando los dirigentes se unen es por un objetivo y si ese objetivo no se cumple, entonces el objetivo va a ser un paro y va a ser masivo ese paro y van a conseguir lo que ellos creen que les corresponde aunque no sea en su totalidad. No piden el desfasaje de lo que fue liberar el dólar sino lo que va a ser la inflación de este año que se calcula que va a llegar al 36 ó 37% si no el 40. La mayoría de los gremios están pidiendo entre el 35 y el 40%. Aceiteros firmó por el 39% en un solo pago. Es un gremio chiquito pero dejaron un precedente sentado. Esto se viene y cuando se junta el Movimiento Obrero, sabemos cuándo empieza pero no cuándo termina porque va a haber el viernes, en la calle, muchísimas, muchísimas, muchísimas personas. Van a venir de todos lados y si no hay una medida el viernes y hay paro, Dios quiera que sea un paro pacífico.