fbpx "Con aciertos y errores, nuestras decisiones siempre fueron para tratar de proteger a las mayorías” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Elecciones 2017 //// 27.07.2017
"Con aciertos y errores, nuestras decisiones siempre fueron para tratar de proteger a las mayorías”

El diputado nacional Máximo Kirchner participó de un acto en Tres de Febrero: “Tenemos que ejercer la crítica sobre lo que pasó en los doce años pero no dejar de ver lo que está pasando ahora”, dijo.

Por Daniel Kaminszczik

Este martes 25 de julio, en un local de Patria Caseros absolutamente colapsado por la concurrencia, el Frente Unidad Ciudadana presentó a sus candidatos para las próximas elecciones. El principal orador: el diputado nacional Máximo Kirchner.

Abrió el acto el actual concejal y primer candidato de la lista local, Máximo Rodríguez, quien se refirió al daño que hace el gobierno de Cambiemos “a todos sin distinción más que la de clase” que “empeoró los derechos conquistados y en muchos casos los quitó”. Llamó a “poner freno a este gobierno que genera angustia y perjudica a la gente común”.

Hizo uso de la palabra a continuación, la segunda candidata a integrar el Concejo Deliberante local, Ana Luz Balor, quién hizo referencia a los padecimientos que se viven en el territorio con los despidos, la disminución de ventas en los comercios, la triplicación de los costos de las industrias y resaltó el trabajo de los merenderos y comedores destacando la solidaridad que hoy surge en los barrios para ayudar a los más necesitados a la vez que convocó a llenar las legislaturas con “compañeros que no se van a dar vuelta”.

Ovacionado por los presentes, entre quienes se contaban militantes, cooperativistas y vecinos en general, tomó la palabra Máximo Kirchner.

Arrancó su alocución lanzando que “tenemos que tratar que cumplan lo que prometieron, que todos íbamos a vivir mejor y “tenemos que ayudar a que nuestro presidente le encuentre el agujero al mate” para luego agradecer al ex Intendente de Tres de Febrero, Hugo Omar Curto, “ese acompañamiento inquebrantable porque hubo momentos buenos y momentos malos y no se quebró, acompañó y, en especial, acompañó mucho a Cristina después del 27 de octubre de 2010”.

Hizo alusión a las promesas de campaña de Cambiemos “que nos puso por delante la zanahoria y terminó dando palos como a los trabajadores de PepsiCo”.

En tono autocrítico, reflexionó “¿Cómo fue que no pudimos convencer en 2015 si sabíamos que venía esto?” y exhortó a recorrer el territorio y hablar con la gente.

En referencia a quienes gobiernan, dijo “piensan que somos giles y que van a poder volver a mentirnos” y aludió a la excusas del gobierno por la situación actual asegurando que “después de los doce años, sabemos que se puede gobernar de otra manera”.

Sostuvo respecto de los despidos que “a los que no les llegó…que piensan que no los van echar si agachan la cabeza, están equivocados” y advirtió sobre las consecuencias de un triunfo oficialista en términos de despidos, aumentos de tarifas, reforma laboral y suba de edad jubilatoria.

Caracterizó al gobierno de Macri “no de empresarios para empresarios sino de grandes empresarios para grandes empresarios” y descalificó las declaraciones vertidas en los medios respecto de que las mujeres se embarazan para cobrar la AUH con un “hay que ser muy berreta para pensar esas cosas” para luego agregar “quieren llevarnos al sálvese quien pueda”.

Sostuvo que “en el acierto o en el error, ante cada punto de inflexión, las decisiones siempre fueron para tratar de proteger a las mayorías” mientras que hoy “se resuelve en favor de los más poderosos”.

En referencia a los candidatos de la próxima compulsa, dijo “tienen un candidato que cuando se lo consulta sobre la falta de trabajo dice que hacen falta pilotos de drone…o nos habla de las cervezas artesanales. Debieran ser más responsables” y reprochó que quién dirigió el ANSES (Sergio Massa) haya votado la reparación histórica.

Afirmó que “tenemos que construir una nueva mayoría” y fustigó a quienes “andan dando vueltas por acá y acompañaron cada proyecto del gobierno a sabiendas de cuáles iban a ser las consecuencias” y a los medios cómplices que generan sentido común para legitimarlos.

Expresó que “tenemos que ejercer la crítica sobre lo que pasó en los doce años pero no dejar de ver lo que está pasando ahora”. “Tienen que pararse, levantar la voz, mirarlos a los ojos y decirles: hasta acá llegaste” y se preguntó “a dónde estará yendo tanto endeudamiento si se le está sacando tantas cosas a la gente”.

Recordó que durante el gobierno de Néstor Kirchner “en dos años se canceló la deuda con el FMI de u$s 10.000 millones” y reclamó “basta con el cuento de la pesada herencia. Que maduren y se hagan cargo”.

Aseguró que “ninguno de nosotros les va a fallar en ninguna…aprieten donde aprieten, vamos a seguir votando en defensa del pueblo como lo venimos haciendo. No se puede ser fuerte con los débiles y débil con los fuertes”.

Llamó a “creer en nosotros mismos” y a que “no dejen que los convenzan de que no merecen. Aquello que se les exigió a Néstor y Cristina se le exige también a Macri: trabajo, salud, que no endeuden al país”.

Pidió a militantes y vecinos “si no van los dirigentes, vayan a caminar los barrios ustedes. No tiene que volver el pasado del endeudamiento, ese pasado que está volviendo y que se cierne sobre las familias de la Argentina” para cerrar sosteniendo que “cada uno se sabe valer por sí solo pero para defenderse, hay que defenderse entre todos…ser solidarios con los despedidos, los docentes, los clubes de barrio y eso sólo se puede lograr con el voto de la gente”.

Finalizado el acto, Máximo dedicó casi una hora a obsequiar abrazos y “selfies” a la multitud, en especial a familias enteras que habían acudido a escucharlo y cuyas esperanzas se vieron notoriamente renovadas.