fbpx Post PASO: la semana para el olvido de Juntos por el Cambio | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Opinión //// 17.08.2019
Post PASO: la semana para el olvido de Juntos por el Cambio

Un recorrido por la performance política del "mejor equipo en 50 años" tras la derrota electoral del domingo en las Elecciones Primarias.  

Por Josefina Figueroa

Desde el domingo no se habla de otro tema. A pesar de una campaña subida de tono, la fuerza gobernante a nivel nacional fue ampliamente rechazada por el pueblo argentino. Sin embargo, la noticia desde entonces, es el accionar desencajado del presidente Mauricio Macri y su equipo. 

Tomando en cuenta su discurso público, el lider de Cambiemos dejó atrás su acostumbrada estrategia de mostrarse entusiasmado por lo que “justo estaba por venir”, y se dejó llevar por el  enojo. ¿El resultado? Una seguidilla de apariciones que quedarán en el archivo de los hitos políticos menos felices. ¿Lo inimaginable? Que un presidente responsabilice al pueblo y la oposición de las consecuencias de su derrota. A ello habría que agregarle, para cerrar lo ocurrido esta semana, la reacción del aparato mediático oficialista tras conocerse los resultados de la elección.  El "sopapo electoral” de las PASO desembocó en una pérdida de hegemonía notable, que llevó a que algunos y algunas periodistas pegaran el volantazo, en algunos casos y hasta pidieran disculpas, en otros. Pero eso es tema para otra nota.

A continuación, un recorrido semanal por la performance política del "mejor equipo en 50 años" que desconcertó hasta a sus propias bases. 

Para arrancar, recordemos que el domingo a la noche, el jefe de Gabinete declaró que habían hecho “una buena elección”. Un par de horas después, Macri apareció anunciando la derrota, sin conocerse aún, los datos oficiales. “Todos somos más responsables de que este pueblo salga adelante así que a dormir y  empezar a trabajar mañana a la mañana”, dijo.

Lunes. El gobierno que se juntaría a las 11, en lugar de hacerlo antes de la apertura de bancos para intentar llevar calma, decidió postergar la reunión para las 15. Con el dólar a 60, el presidente brindó una conferencia en modo Macri: responsabilizó a las mayorías de la disparada del dólar por los resultados en las urnas y se desligó de su lugar de gobernante afirmando que “no me puedo hacer cargo del dólar” y que en última instancia “estoy acá para ayudar en lo que pueda”. No obstante volvió sobre la idea de que la culpa de los males que nos aquejan, la tiene el kirchnerismo  por no tener “credibilidad en el mundo” y afirmó que la fuerza opositora debería “hacer una autocrítica”. "Es tremendo lo que puede pasar, no podemos volver al pasado, porque el mundo ve el fin de la Argentina", amenazó al público al referirse al triunfo del Frente de Todos en las generales. 

 Martes. Macri reapareció con una postura comprensiva en un video grabado en Olivos. Maquillado, de pie y en modo presidente, leyendo el teleprompter, arrancó el discurso pidiendo disculpas por sus declaraciones del lunes: “Estaba muy afectado por los resultados del domingo, además sin dormir y triste por las consecuencias que tuvo en la economía”. “Entiendo que durante este tiempo les exigí mucho y lo que les pedí fue como trepar el Aconcagua y hoy están cansados y enojados”. A continuación anunció una serie de medidas a corto plazo, en base a lo que el presidente dijo haber escuchado que le quisieron decir en las urnas el domingo.  Aumento del salario mínimo, congelamiento del precio de las naftas por 90 días, aumento de un 20% del piso del pago de ganancias, devolución de impuestos ya pagados en el año, aumento del salario mínimo, aumento de un 40% las Becas Progresar, dos pagos extra de 1.000 pesos por hijo a los trabajadores informales y desocupados, plazos para que las pymes financien sus deudas y un bono de fin de mes para trabajadores estatales. En definitiva, el equipo de gobierno identificó los sectores más golpeados por sus políticas y decidió “tirarle unos mangos” por un tiempo, sin demasiadas especificaciones y sólo hasta ver si el populismo logra sortear los resultados que mágicamente consideran revertibles.

Miércoles. El riesgo país en alza. A horas del salvavidas que anunció Macri, se hace público que el Gobierno no había acordado con las petroleras la medida sobre el precio de las naftas, lo cual generó revuelo en el sector y suspendió la publicación de la norma. "La Secretaría de Gobierno de Energía informa que el congelamiento de precios de las naftas que anunció hoy el presidente de la Nación se realizará en acuerdo con las empresas", publicó la Secretaría de Gobierno dirigida por Gustavo Lopetegui. 

Jueves. Mientras el ministro del Interior Rogelio Frigerio aseguraba que "El congelamiento del precio de las naftas se va a cumplir ", el dólar comenzó a bajar tras los dichos públicos del candidato a presidente Alberto Fernández y Macri tomaba una medida “excepcional”. “Nunca antes se había tomado en la historia de nuestro país. Vamos a eliminar el IVA (impuesto que los empresarios pagan al Estado) de los principales alimentos que consumen las familias argentinas. Esta Ley tiene vigencia hasta fin de año y será publicada mediante un decreto oficial . Confío en que será un alivio para el bolsillo de milllones de argentinos”, aseguró en un video minuto de su cuenta oficial de Instagram. Más tarde, cerrando la jornada, hubo un encuentro del Gabinete Ampliado de Cambiemos en el Centro Cultural Néstor Kichner. Allí la diputada Carrió subió al escenario y en un intento de arenga, la diputada de Juntos por el Cambio se dirigió al mandatario al grito de “no se mueva de donde está, hay que atravesar las tormentas” y agregó: “a nosotros no nos van a sacar de Olivos sino muertos”.

Viernes. Dólar a 57 y riesgo país cerca de los dos mil puntos. El Gobierno, decretó mediante la resolución 566/2019 volver a reflotar la Ley Abastecimiento que el ministro Aranguren dejó sin efecto dos años atrás para liberar el mercado de combustibles. Esta medida peronista que fija el valor del barril de petróleo, pone en tensión las promesas del Ejecutivo a los empresarios del rubro. ¿Podrán sostenerla? ¿Qué pasará si el 27 de octubre el Gobierno no obtiene los resultados que espera?

Así termina una semana que quedará para el olvido. Por el momento, el fin de semana estamos a resguardo de los descalabros del mercado y la timba financiera. Veremos en los meses que restan, si quienes deben responder, logran orientar este tedioso proceso que no perjudica más que al subestimado pueblo. Que el domingo mostró no estar dispuesto a aguantar las exigencias que se le proponen cumplir.