fbpx Tevez mata a todos
La mano de Dios //// 14.07.2015
Tevez mata a todos

Volvió Carlitos a su casa y su alegría es la de todos. El gran regreso, el más importante, el refuerzo de lujo para un gran plantel, el ídolo, el referente. Prometió al irse, cumplió al regresar.

Por Matías Fabrizio*
En épocas de falsas o efímeras idolatrías, de estrellas fugaces, la vuelta de Tevez al barrio de La Boca es la gran noticia del año para todos los hinchas xeneizes. Más abajo discutiremos si el Vasco lo usa detrás de dos delanteros, como 9 o a un costado de Calleri. Lo importante es que se concretó la gran vuelta, y está claro que unos cuantos están preocupados. ¿Dónde se vieron dos canchas llenas en una semana sin partidos oficiales? Entre el partido homenaje a Seba Battaglia y la presentación de Charly T, lo hizo Boca. El hincha de Boca. El que va de local cuando no le restringen el ingreso favoreciendo a turistas o empresarios, el que iría de visitante si pudiera. Un apartado: entre los jugadores del 2000/2003 y la presencia en los bancos del Ruso Ribolzi y el Toti Veglio, el partido #Gracias5eba juntó a más de 15 campeones del mundo. Más o menos, eh.
Tevez mata a todos, porque no hay vuelta tan importante. Maxi Rodríguez a Newell’s y Juan Sebastián Verón a Estudiantes eligieron volver y ganaron campeonatos con sus equipos. Leo Ponzio, Fernando Cavenaghi y el Chori Domínguez volvieron a ayudar a River en la B. Ejemplos para sacarse el sombrero, sin dudas, pero todos incomparables con Carlitos, estrella de la Juventus, que declinó el gran desafío de pelear la Liga Española con el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, el único torneo que le falta, después de ganar en Argentina, Brasil, Inglaterra e Italia.
Tevez vuelve súper campeón del Calcio, vuelve subcampeón de la Champions League, vuelve en plenitud física y futbolística. No regresa tras pasar por Malasia, Qatar o Hellas Verona. No regresa lesionado. Si los de enfrente se ilusionan con esas vueltas, cómo nos debemos poner los de Boca, ¿no? Habría que hacer una revisión histórica para comparar como corresponde esta situación con la de Palermo en 2004 y Riquelme en 2007. Maradona ya estaba marcadamente en la recta final de su carrera cuando volvió en los ‘90. Tanto el Titán como Román, por distintas razones, no tuvieron un abanico tan fuerte de posibilidades como el Apache (Aleti, PSG, seguir en la Juve). Podrían haber seguido en Europa, tanto el 9 como el 10, pero deportivamente quizás la mejor opción de ambos era volver a Boca, de hecho JRR jugó un semestre a préstamo (ganando la Libertadores 2007) cuando Pellegrini lo apartó del plantel del Villarreal.
¿Dónde entra Tevez? Pensando en los “preferidos” del Vasco, hay que suponer que juega arriba, con Calleri de 9 y Lodeiro de enganche. Así Boca mantiene un 5 tapón (Erbes), a Meli en el medio con Gago, y al ex All Boys arriba. En el re-debut ante Sarmiento, igualmente, fue muy bueno lo de Pérez en el medio y Palacios arriba, y no tanto lo del uruguayo, así que quizás lo vemos a Carlitos atrás de los dos puntas. A Arruabarrena también le gusta muchísmo Cristian Pavón, y también el Pachi Carrizo, aunque jugando con dos puntas, Carrizo es el menos delantero de todos los wines. No va a ser fácil elegir las piezas, pero por suerte será porque hay muchas muy buenas. Cualquier decisión que tome el Vasco será una elección lógica, con la que cada uno de los que miramos de afuera podremos estar más o menos de acuerdo, naturalmente. Hay variantes. Seguramente, aunque el Apache diga que no, existió o existirá una charla entre él y el cuerpo técnico para ver en qué sector de la cancha puede ser mejor aprovechado. Volvió Tevez, muchachos, no importa nada más.
*Esta columna se llama Para el hincha y es eso: una sección para el hincha de Boca. De parte de otro hincha. Uno que, simplemente, escribe en una página y habla en una radio, en lugar de manejar un taxi, conducir una fábrica o ser empleado estatal. Es un lugar para volcar sensaciones, opiniones, broncas y alegrías, y reflejar la identidad del club, con pasión y chicanas, pero con autocrítica y respeto. Y sin Angelicis.