fbpx Rusia sobre Venezuela: "Aventuras que pueden tener consecuencias catastróficas" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Internacionales //// 24.01.2019
Rusia sobre Venezuela: "Aventuras que pueden tener consecuencias catastróficas"

El gobierno ruso reiteró su respaldo a Nicolás Maduro y rechazó la estrategia de Washington de generar una "dualidad de poder". Salta a la vista el propósito de aplicar el guión ya probado de derribo de gobiernos indeseados", planteó la cancillería rusa.

Rusia defendió la legitimidad del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y acusó a Washington de intentar desbancar a su gobierno. Fue su primer pronunciamiento desde que el titular del Parlamento venezolano se proclamara mandatario y fuera reconocido por Estados Unidos, la Argentina y otros países.

"El juramento del opositor 'presidente interino de Venezuela' Juan Guaidó y su inmediato reconocimiento por Estados Unidos y otros países busca acentuar la división de la sociedad venezolana, incrementar la confrontación en las calles y continuar la escalada del conflicto", señaló la Cancillería rusa en un comunicado.

Según Moscú, la creación premeditada en Venezuela de una "dualidad de poder", "lleva directamente al caos, a la destrucción de la bases del Estado venezolano". 

El comunicado subrayó que en las "acciones descaradas de Washington", Rusia observa "una nueva demostración de desprecio total de las normas y principios del derecho internacional y un intento de arrogarse el papel de juez de los destinos de otros pueblos". "Salta a la vista el propósito de aplicar el guión ya probado de derribo de gobiernos indeseados", agregó.

Moscú dijo ver "con enorme preocupación" los avisos de una serie de países "en el sentido de que no se puede excluir una intervención militar desde el exterior" y advirtió contra "semejantes aventuras que pueden tener consecuencias catastróficas".  "Una injerencia extranjera destructora (...) es inaceptable. Ello es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre", advirtió el ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

El Ministerio que dirige el canciller Serguei Lavrov destacó que solo los venezolanos pueden decidir su futuro y tachó de "inaceptable la intromisión foránea destructiva, sobre todo en momentos en que, como ahora, la situación es extremadamente tensa".

"Hacemos un llamado a los políticos venezolanos sensatos que se encuentran en la oposición al gobierno de Nicolás Maduro a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez ajena", subrayó. "La tarea de la comunidad internacional es ayudar al entendimiento entre las diversas fuerzas políticas de Venezuela", concluye el comunicado.

Algunos minutos después del comunicado, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ratificó que el gobierno ruso considera a Maduro el "el jefe de Estado legítimo" de Venezuela. "Consideramos el intento de usurpación del poder en Venezuela (...) como una violación del derecho internacional", declaró Peskov a la prensa al referirse a la autoproclamación del presidente del parlamento Juan Guaidó, como "presidente" interino. 

La UE pide una salida dialogada y se reserva el apoyo a Guaidó

La Alta Representante de Política Exterior, la socialista italiana Federica Mogherini, emitió un comunicado en el que se mantiene el rechazo a Maduro pero sin secundar con claridad la autoproclamación de Guaidó. El cuidado y medido texto refleja las evidentes diferencias en el seno de la UE, donde los partidarios de respaldar sin rodeos al presidente de la Asamblea conviven con quienes prefieren apostar por una transición pactada que evite, entre otras cosas, un posible baño de sangre.

"La UE pide con fuerza el inmediato comienzo de un proceso político que lleve a unas elecciones libres y creíbles, de acuerdo con el orden constitucional", señala el comunicado emitido por Mogherini tras varias horas de contacto con los 28 Gobiernos de la UE. El texto reclama a las autoridades venezolanas que eviten el uso excesivo de la fuerza y que se garantice "la seguridad de todos los miembros de la Asamblea Nacional, incluido su presidente, Juan Guaidó".

El comunicado europeo no pudo evitar las voces discordantes dentro del club, que se decantaron con claridad por emular la posición de la Administración de Donald Trump, que reconoció de manera inmediata al autoproclamado Guaidó. Los dirigentes conservadores de la UE también se apresuraron a respaldar a Guaidó, sin esperar a que Federica Mogherini tejiese una posición común con las 28 capitales.

"Espero que toda Europa se una en apoyo de las fuerzas democráticas en Venezuela. A diferencia de Maduro, la Asamblea Nacional, incluido Juan Guaidó, tienen un mandato democrático de los ciudadanos venezolanos", tuiteó el presidente del Consejo Europeo, el conservador polaco Donald Tusk, sin esperar al consenso europeo.