fbpx Campaña “Ley del libro ya” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Fractura //// 01.08.2020
Campaña “Ley del libro ya”

La Unión de Escritoras y Escritores impulsa una acción en redes para visibilizar el tratamiento del proyecto de ley para la creación del Instituto Nacional del Libro. Se destaca la importancia de que la actividad sea reconocida como un trabajo y que se garantice una mirada federal.

Por Analía Ávila

La semana pasada la Unión de Escritoras y Escritores comenzó una campaña en redes con el hashtag  #LeyDelLibroYa, para visibilizar el tratamiento del proyecto de ley para promover la actividad editorial argentina, a través de la creación del Instituto Nacional del Libro. La idea es que esta iniciativa no pierda estado parlamentario tras la recomposición del Congreso y la pandemia. Este Instituto dependería del Ministerio de Cultura nacional.

Por este motivo tanto escritoras como escritores están posteando en sus redes una foto suya con la consigna “Ley del libro ya”, destacando la importancia de que su actividad sea considerada un trabajo, también que la lectura sea un derecho y el libro un bien social, que se garantice una mirada federal y que haya políticas públicas coordinadas a nivel nacional de premios, becas y subsidios a escritoras y escritores. Entre las y los que adhirieron a esta acción en las redes están: Claudia Piñeiro, Gloria Peirano, Sebastián Pandolfelli, Gustavo Di Pace, Perla Suez, Guadalupe Faraj, Gonzalo Unamuno, Guillermo Naveira, Luciana Strauss y Guillermo Martínez.

Esta propuesta legislativa conocida también como Ley del libro, viene debatiéndose desde hace dos años, se trató en la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados de la Nación desde abril de 2019 y en noviembre de ese año obtuvo dictamen favorable. Prevé la creación del Instituto Nacional del Libro como una demanda pendiente del Estado con el sector editorial, ya que existen institutos de cine, música y teatro pero no hay ninguno específico en relación al libro. Este proyecto de ley establece que el directorio del Instituto esté compuesto por ocho integrantes: cuatro representantes de las cámaras editoriales, dos por los escritores, uno por los libreros y uno por la Fundación El Libro. Además entre sus funciones está pensada la de proteger los derechos de autor de los escritores, traductores y editores mediante el cumplimiento de la legislación nacional y de las normas aplicables en los convenios internacionales, y también alentar el establecimiento de beneficios en materia impositiva para los distintos sectores de la actividad editorial argentina.

En una nota publicada por Télam a fines de junio de este año, Marcelo Guerrieri, presidente la Unión de Escritoras y Escritores, dijo: “El reconocimiento de la producción intelectual implica incorporar subsidios a la creación y becas de estudio que reconocerían que el trabajo del escritor no empieza cuando el libro se pone a la venta, como tampoco empieza el trabajo en la industria del cine cuando se exhibe una película sino que hay un trabajo creativo que se reconoce en los subsidios del Incaa para escribir un guión, por ejemplo". También la escritora Silvina Rocha, representante del colectivo Literatura Infantil y Juvenil (LIJ), comentó: "Es increíble pero real que toda esa cadena arranca con alguien que se sentó a escribir una historia o un ensayo, como ejemplo". Y agregó: "Los autores somos los primeros actores en esa cadena y sin embargo bastante poco partícipes en esta industria".

En este marco en noviembre del año pasado publicamos en este suplemento literario Fractura de AGENCIA PACO URONDO, una entrevista a Claudia Piñeiro. En esta nota la escritora contaba como fue el origen de esta acción: “La idea surgió de varios escritores amigos. (…) nos pareció que ninguno en forma individual podría arrogarse qué piensan o qué quieren los escritores, pero si nos juntábamos y tratábamos de llegar a algunos puntos de acuerdo, podíamos tener un documento que nos agrupara. Entonces hicimos este primer documento con cuatro puntos básicos como para abrir un canal de diálogo. Uno de los ejes de la carta es la creación del Instituto Nacional del Libro, porque es una manera de resumir muchos puntos que tienen que ver con la industria y con los déficits que tiene en cuanto a cuestiones federales. ¿Cómo podría hacer entonces el Estado para que la gente que vive en Jujuy, por ejemplo, tenga la misma posibilidad de recibir libros que nosotros acá?, siempre pensando en los diferentes eslabones en la cadena de valor de un libro desde que sale del autor hasta que llega al lector”.

Compartimos un resumen del proyecto de ley
https://uniondeescritorasyescritores.wordpress.com/2020/07/27/por-que-pedimos-una-leydellibroya/