fbpx ¿Por qué Promising young woman está a la altura de un Oscar? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 20.02.2021
¿Por qué Promising young woman está a la altura de un Oscar?

La película se estrenó el mes pasado, tiene varias nominaciones a los Globo de Oro y se espera que pase lo mismo con los Oscar. La ópera prima de la directora Emerald Fennell es un retrato de la masculinidad y de la cultura de la violación que lleva a la pregunta de cómo es posible seguir adelante cuando un ser querido pasa por un abuso sexual.

Por Marina Jiménez Conde

Promising young woman, traducida como Hermosa venganza para Latinoamérica, se estrenó a comienzos de este año en el Festival de Sundance y ya cuenta con cuatro nominaciones a los premios Globo de Oro, entre ellas, la de mejor película. Candidata a llevarse el galardón, se espera que repita la categoría en los Oscar, que se darán a conocer, recién el 15 de marzo. La película es la ópera prima de la directora, guionista y actriz, Emerald Fennell, quien creó una historia para retratar la cultura de la violación.

Cassie Thomas (Carey Mulligan) es una mujer que pasa sus noches en bares, pubs y discotecas, fingiendo estar alcoholizada para atraer a hombres que se acercan a ella con fines sexuales. El film expone muy bien cómo en todas esas situaciones donde los hombres intentan tener sexo con una persona en estado casi de inconsciencia muchos de estos casos normalizados hasta hace poco tiempo, no son otra cosa que abusos sexuales. 

Podría haber varias maneras de mostrarlo, pero la originalidad en el guión hace que Cassie, de un momento a otro, deje de simular y vuelva en sí misma, haciendo que los hombres queden sobresaltados e infragantis. Si en cualquier escena de una violación quisiéramos que pase algo así, acá realmente se cumple. Tenemos a una mujer haciendo y diciendo lo que todas querríamos. 

Puede ser que en varios pasajes sea demasiado idealista la respuesta que da Cassie, que, a su vez, hace todo esto porque perdió a su mejor amiga luego de un ataque sexual de estas características. En todo caso, habría que preguntarse por qué en películas como Búsqueda implacable o series como Dexter, sí resulta verosímil que un varón pueda enfrentarse a otros hombres sin ayuda y sin miedo.

Además de eso, pocas veces se retrata la masculinidad tanto con su carga de estupidez como con la de su crueldad. En momentos muy puntuales, Promising young woman es como ver American Pie, pero entendiendo el problema social que hay detrás de las ideas demasiado básicas que los hombres tienen acerca de las mujeres y del sexo. Ya no para reírse de lo tonto, lo bajo, lo absurdo, lo cosificador, sino para preocuparse por la violencia que le sigue a todo eso. Que sea el ojo de una directora —Fennell está nominada por mejor guión y mejor dirección a los Globo de Oro— y no de un director el que está detrás de cámara, se nota.

También, se refleja la idea de que siempre que le pasa algo a una mujer es su culpa por no haberse cuidado lo suficiente. Por otro lado, la postura que se adopta frente a los abusos es que no es un problema de uno o dos hombres con algún trastorno grave, sino algo mucho más grande, a nivel cultural, del que participan casi todos

Además, hay una lucha interna del personaje de Cassie por volver a ser ella misma, por tener algún deseo propio que no sea el de vengar a su amiga, que le agrega carne, sentimientos y sufrimiento a la cuestión social. La gran actuación de Carey Mulligan, también nominada como mejor actriz a los Globo de Oro, lleva a la siguiente pregunta: ¿cómo se vuelve después de perder, así, a una amiga? 

Como si todo esto fuera poco, el final pone las cosas en su lugar. De muchas maneras, pero en principio, esa supuesta idealización, y la crítica que podría llegar a hacerse sobre la respuesta que sería posible dar ante situaciones así, se vuelve muchísimo más real. Así, entonces, Promising young woman tiene demasiados buenos argumentos como para ser considerada digna de varios premios a la vez.