fbpx Cambios en los Oscar: entre la inclusión y la pandemia | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 12.09.2020
Cambios en los Oscar: entre la inclusión y la pandemia

A lo largo del 2020, la Academia viene realizando una serie de modificaciones en los estándares para las nominaciones. Algunas funcionarán hasta salir del contexto de pandemia, otras tendrán un período de transición hasta quedar como criterios fijos. 

Por Diego Moneta

A lo largo de la historia, distintos hechos modificaron el rumbo de los Premios Oscar. Entre historia más lejana o más reciente, podemos enumerar algunos: Hattie McDaniel, primera afrodescendiente galardonada como mejor actriz de reparto en 1939; Sidney Poitier, primer afroamericano en recibir la estatuilla a mejor actor principal en 1964; Bong Jon Hoo, primer coreano en ser premiado en su labor como director en 2019.

Sin embargo, hay cambios que no terminan de asentarse. Después de 1964, y durante tres décadas, sólo cuatro veces se otorgó un galardón a personas afroamericanas. Además, se sigue priorizando casi exclusivamente las temáticas sobre las esclavitud, dejando de lado el resto. En el caso de las mujeres, durante los 90 años que llevan los premios, sólo cinco fueron nominadas en la categoría a mejor dirección, la única que no separa por género. 

Más cercano en el tiempo, a partir de 2015, tres sucesos pusieron, más que nunca, el foco sobre la diversidad y la inclusión de los premios entregados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos. En primer lugar, el hashtag #SoWhite (Tan blanco) marcó un quiebre en la hegemonía del cine, en la que la audiencia comenzaba a reclamar por representaciones más plurales. Luego, en 2017 llegó el movimiento #MeToo para denunciar los abusos y la violencia de género dentro de la industria. Finalmente, las movilizaciones del #BlackLivesMatter, reimpulsadas a partir del asesinato de George Floyd, derivaron en acciones de grandes empresas.

Si a todo ese trasfondo le sumamos las dificultades generadas por la pandemia del coronavirus, la Academia de Hollywood, más temprano que tarde, iba a tener que tomar cartas en el asunto. De esa manera, en junio se dió a conocer que se eliminaba el requisito de pasar por salas de cine para que una obra pueda ser elegible, lo que le otorgaba más peso a las plataformas de streaming. La medida rige hasta que finalicen las restricciones por la crisis sanitaria.

Además, se decidió garantizar a todos los miembros la posibilidad de evaluar las obras preseleccionadas para Mejor película Internacional. Hasta el momento, era un privilegio destinado a quienes se podían acercar a la sede central de la Academia en Beverly Hills.

 

Por otro lado, para la próxima entrega se volvió a establecer como fijo el número de diez largometrajes nominados en la categoría de Mejor película, una cifra que variaba desde el 2012. Además, se extendió hasta fines de febrero del año que viene el período de elección de las nominaciones, para ser anunciadas dos semanas después. También confirmaron que la ceremonia de los Premios Oscar será el 25 de abril. 

Pero, en el mismo mes, se daban a conocer nuevas iniciativas en pos de la equidad y la inclusión a la hora de la representación y de los estándares que se manejan. El objetivo es incentivar prácticas de contratación equitativas y una posterior representación, tanto dentro como fuera de la pantalla, para reflejar mejor la diversidad de la comunidad cinematográfica.

De esa manera, las modificaciones afectan la representación en pantalla y en el equipo creativo. Por ejemplo, incluir a una minoría en los protagónicos, que casi un tercio del reparto secundaria sea de colectivos poco representados, o que el argumento se focalice en la historia de alguno de esos grupos. Criterios similares son relativos a los puestos de dirección u otras posiciones inferiores.

Las medidas serán tenidas en cuenta a partir de 2022 y se aplicarán de manera definitiva en 2024, a la hora de elegir las nominaciones. Se espera que las modificaciones tengan un gran recorrido y generen un cambio duradero en la industria.