fbpx Marina Santoro: “El gobierno de Cambiemos fue el que hizo que volvamos a tener una ciudad con dos dígitos de desocupación” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Elecciones 2017 //// 05.09.2017
Marina Santoro: “El gobierno de Cambiemos fue el que hizo que volvamos a tener una ciudad con dos dígitos de desocupación”

Entrevista a la concejala de Mar del Plata por el Frente para la Victoria, Marina Santoro. “La gente fue estafada, le prometieron una revolución de la alegría que no es ni va a ser”, aseguró la edil municipal.

Por Branco Troiano

APU: ¿Qué análisis hace de las PASO? 

Marina Santoro: Unidad Ciudadana ganó las PASO en la provincia de Buenos Aires y se consolidó como propuesta política opositora. Cuestión que cobra todavía más relevancia si tenemos en cuenta que quisieron robarnos la elección. Y que además es una propuesta que se lanzó hace muy poco y lo hizo sin grandes inversiones de campaña. Además, hay otro elemento contundente. La mayoría del electorado no votó al gobierno y tampoco a sus políticas de ajuste. 

Por otra parte, en Mar del Plata hicimos una muy buena elección. Somos segunda fuerza en la ciudad, la primera oposición política al gobierno local de Cambiemos. Cosechamos el 20% de los votos y ese porcentaje habla de un potencial político futuro muy grande, que nos invita a pensar y soñar con ser alternativa de gobierno.

APU: ¿Qué cree que sucederá en octubre? 

MS: Octubre es un desafío muy importante. Están en juego muchas cosas. La sociedad argentina no puede permitir ni que le roben el voto, ni que manipulen la democracia. Eso es lo primero. Lo segundo es lograr hacer todavía una mejor elección que la de agosto. Hay que ponerle un límite a Macri y a Vidal, y eso sólo lo puede hacer Unidad Ciudadana. Para que los próximos dos años no sean de más ajuste y represión y para que no sigan destrozando el país hay que ganar o ganar.

En Mar del Plata, lo mismo. Necesitamos seguir creciendo electoralmente y discutir con el vecino marplatense qué proyecto de ciudad tenemos, que es totalmente contrario al de Carlos Fernando Arroyo, que es Cambiemos. Necesitamos más concejales de la oposición en el Concejo. Tiene que haber dos proyectos bien claros en lo local: uno es el de ellos y otro es el nuestro. Hay que ponerle también un límite municipal al macrismo local, y esa es la única manera. Mar del Plata está a la deriva, sin rumbo y sin gestión. Y eso se nota mucho, muchísimo en la periferia. 

APU: ¿De qué se trata el proyecto de ciudad de Unidad Ciudadana? 

MS: Cambiemos hizo una buena elección en la ciudad con Vilma (Baragiola) como candidata, y eso creemos que tiene que ver fundamentalmente con que la mayoría de la gente no hace la relación entre Vilma y Arroyo. Hace falta discutir mucho más que en esta elección no se trata de elegir un candidato, o una persona, se trata de discutir qué proyecto de ciudad queremos. 

Vilma Baragiola es Arroyo, ella ha sido funcionaria de Desarrollo Social, un área muy sensible del gobierno, y que no sólo no ha resuelto los problemas sociales, sino que los ha empeorado. Podemos dar fe de eso en lo que respecta a la situación de calle, la asistencia a los comedores barriales y la asistencia en las inundaciones. Su gestión es pésima. El gobierno de Cambiemos fue el que hizo que volvamos a tener una ciudad con dos dígitos de desocupación. Y en cuanto a la salud, cualquier vecino te lo puede decir, hay salitas como la del Barrio Belgrano y la de Las Heras que han dejado de atender todo el día; hay falta de medicaciones, de personal. Por otra parte, en el tema deportivo, no se terminaron los polideportivos y privatizaron muchas áreas del Emder. Además, se aumentaron las tasas y todo el servicio público ha empeorado; se ajustó y recortó muchísimo el presupuesto en lo social. Este gobierno vino a cambiar para peor, hemos retrocedido en todos los índices. Y todo esto no es sólo Arroyo, es también Vilma Baragiola.

Nosotros creemos que hay que terminar los polideportivos; que necesitamos rediscutir el presupuesto marplatense, que al CEMA y todo el sistema de atención primaria de los CAPS no hay que desmantelarlos. Hay que hacer un nuevo hospital municipal, los centros de salud tienen que estar todo el día en actividad. Tiene que haber más deporte en los barrios; hay que volver a poner en discusión los pliegos de la basura y el transporte. Y lo más importante: la agenda productiva de Mar del Plata, el trabajo. Por ahí va nuestro proyecto de ciudad. 

APU: Recién mencionó el tema de las personas en situación de calle ¿Qué propone y en qué situación está el protocolo que presentó? 

MS: De esto se desprende otro indicador que habla de lo que es el proyecto de Cambiemos en nuestra ciudad. Desde que son gobierno han muerto trece personas en situación de calle. Y la verdad es que en estos casi veinte meses de gestión sólo han abierto un paradero que encima cerró a los pocos días de abrir por problemas en el lugar. No tenemos siquiera camas para 120 personas, cuando tenemos 300 o más en situación de calle, y que es un número que tiende a crecer, porque en estos meses ha crecido mucho. Además, no funcionan ni las líneas rotativas telefónicas, ni los equipos interdisciplinarios en situación de calle; no hay vehículos patrullando la calle; y no han cumplido con el pago a ciertos hogares, como es el caso del Nazaret. A partir de todo esto, y de que Cambiemos siempre responsabiliza a las víctimas -bajo esa visión neoliberal de que la persona no mejora no porque no hay un Estado que lo asista sino porque ella misma así lo desea-, elaboramos un proyecto de protocolo que plantea un instrumento de gestión para establecer la cadena de responsabilidades que hay con respecto a este tema; y sobre todo hay que saber que es un instrumento que ordena la intervención y la derivación en calle, para poder centralizar las denuncias y la información y la derivación de las personas. 

APU: ¿Cómo caracteriza a Marcos Gutiérrez como candidato político? 

MS: Marcos es un cuadro joven que representa la renovación y la convicción política del proyecto nacional y popular. Para nosotros es muy importante esto, porque una vez perdida la elección del 2015 muchos compañeros y compañeras que los creíamos fieles se fueron y entregaron sus convicciones a un proyecto neoliberal. Por eso, es muy importante el haber conformado una lista que no sólo encabece alguien como Marcos, sino que sea plural y representativa de todos los espacios y además con paridad de género, lo que creemos fundamental.

APU: Teniendo presente el poder que tienen los medios de comunicación masivos a nivel nacional ¿Cómo interpreta la influencia de los medios locales? 

MS: Creo que tenemos un problema como sociedad argentina, que los marplatenses no estamos exentos. El monopolio de los medios de comunicación se traslada proporcionalmente a la colonización de las mentes de las personas. A nosotros nos ha pasado salir a discutir a los barrios y que la gente sólo diga lo que escuchó en la tele o leyó en el diario. Es decir, en Mar del Plata y en Batán pasa lo mismo. Por estos motivos, nuestro proyecto político incentivó uno de los procesos de democratización de la información más importante. Ningún monopolio es bueno para la democracia. Nos debemos una gran transformación cultural en este sentido.

APU: ¿Qué significado tiene que Cristina haya lanzado su campaña en Mar del Plata? 

MS: Fue una alegría que Cristina haya elegido nuestra ciudad, tenerla acá a nosotros nos honra. Pero también una tristeza, la de saber que lo hizo por lo mal que está Mar del Plata. Somos el testimonio vivo de que este modelo no cierra. Ella bien lo dijo en el acto, cuando a Argentina le va bien, a Mar del Plata le va bien, y viceversa. Ahora estamos mal, hay crisis en el puerto, en el cordón frutihortícola, en el turismo… hay crisis en todos lados. Es muy triste lo que pasa en nuestra ciudad. 

APU: ¿En qué se diferencian con la fuerza que eran previo a la derrota nacional del 2015? 

MS: La gente fue estafada, le prometieron una revolución de la alegría que no es ni va a ser. A nosotros, perder las elecciones nos sirvió para ratificar nuestras convicciones que son las mismas de siempre, pero también para revisar lo que hicimos mal. Como dijo Cristina, quizás cuando éramos gobierno no tuvimos la suficiente humildad para destacar las cosas que estábamos haciendo mal o las nuevas demandas de la sociedad. 

Fundamental me parece que tenemos que ser más certeros y firmes con la gran batalla cultural y comunicacional. Y seguir haciendo hincapié en la construcción política del Movimiento Nacional y, por supuesto, en los problemas de nuestra matriz productiva cómo país. Muchos creímos que todos los aciertos que tuvimos en los doce años y haber sacado al país del infierno que vivió antes del 2003 ya nos daba por ganada la elección. Y, sobre todo, nos faltó la capacidad de entender que se venía un proceso regional de reflujo, que tenía que ver con un retroceso de todas las fuerzas progresistas. En toda América Latina sucedió, y no lo supimos anticipar del todo aquí. Cristina tomó nota de todas estas cosas, y estamos trabajando para volver. Y volver mejores.  

APU: Para cerrar ¿Qué opina sobre el caso de Santiago Maldonado? 

MS: Es algo muy doloroso. El gobierno nacional tiene una visión de los Derechos Humanos que tiene que ver con el negacionismo del terrorismo de Estado. Avruj es uno de los peores secretarios de los Derechos Humanos que pudo haber habido. Siempre negaron el terrorismo de Estado, la cantidad de desaparecidos, volvieron a plantear la teoría de los dos demonios y se volvió atrás con todos los juicios de Iesa humanidad.

Lo de Santiago pone en juego el Estado de Derecho, es la desaparición forzada de una persona en democracia. Hay una responsabilidad del Estado Nacional, creemos claramente que es la Gendarmería la que está implicada en la desaparición de Santiago. Toda la sociedad argentina se tiene que movilizar muy fuerte, porque éste es un caso testigo para saber hasta dónde pueden llegar las fuerzas de seguridad si no tienen un control. Y sobre todo si esa falta de control es una decisión de la política. Es gravísimo.

Queremos que Santiago aparezca ya, y con vida. No tenemos que retroceder en este tipo de cosas. Con la lucha logramos que Macri “cajoneara” el 2x1, y ahora tenemos que lograr que Santiago aparezca con vida, y que sea la última vez que nos suceda algo así en democracia.