fbpx Política y cupo: ¿A quién le corresponde la banca que dejó vacante Darío Martínez? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Debates //// 27.08.2020
Política y cupo: ¿A quién le corresponde la banca que dejó vacante Darío Martínez?

La militante de Nuevo Encuentro - Neuquén Patricia Torres le respondió a la concejala Frente de Todos - San Martín de los Andes Marcela Valenzuela sobre quién debería reemplazar en la Cámara Baja al actual secretario de Energía. 

Por Patricia Torres

* El artículo incluye lenguaje inclusivo (x) por decisión de la autora

A Compañera Concejala y referente del Frente de mujeres de Zona Sur Marcela Valenzuela

En primer lugar tu mirada es por lo menos parcial ya desde el inicio, porque al replicar el artículo de la ley electoral omitís rescatar del texto el derecho a la representación parlamentaria del TITULAR. Según establece el código electoral sobre, la vacancia del cargo; “un Diputado/a Nacional lo/a sustituirán los/as candidatos/as de su mismo sexo que figuren en la lista como candidatos/as titulares según el orden establecido. Una vez que ésta se hubiere agotado ocuparán los cargos vacantes los/as suplentes que sigan de conformidad con la prelación consignada en la lista respectiva y el criterio consignado en el párrafo anterior”.

Vos dirás que es cuestión de interpretación, si ,puede ser pero interpretás en el sentido del derecho del hombre suplente mmmmm….. suena feo para feminista. Pero como si eso ya no fuera “preocupante” desconocés la sentencia de la Corte Suprema al respecto, que en el caso del reclamo de la senadora Crexell fue a favor de la mujer titular (Como la Cámara de diputadxs tiene puesto el mismo lente hegemónico patriarcal que vos para interpretar, es que pedimos la inconstitucionalidad del artículo). 

Quizás eso de que primero la patria, después el movimiento, luego los hombres y al final, allá leeeejos, las mujeres, esté en el inconsciente colectivo y explique la evidente omisión en tu interpretación hegemónica del derecho.

Pero hablemos de cargo. Sí, hablemos de cargo… ¿qué tiene de malo en política dar la pelea por el derecho legítimamente ganado en elecciones por la representación en la Cámara, desde lo ciudadano, partidario, personal y feminista del derecho a la paridad? Nada menos que pulsear por ese derecho de igualar al varón, el que ocupa el 60% de las bancas. ¡Claro que está bien! Ha sido triste y por intereses personales o presionadas por los intereses de los partidos y macaneándonxs con eso de ¡qué mezquinas! que las mujeres renuncian, sin siquiera una estelita de explicación al resto de las mujeres atentas a esta lucha, pero no las acusamos de traidoras a la causa, comprendemos…. pero mejor si la peleamos. 

Que el compañero Carnaghi (por quien en lo particular tengo aprecio y consideración) se sienta tranquilo, desde el poder, esperando que los hombres y los intereses partidarios lo lleven en andas al parlamento y las militantes de años, de aquel cupo que era el piso y terminó siendo el techo, volvemos ahora a ver cómo en nombre de la paridad, se perpetúa la desigualdad. Porque compañera… el 85% de las listas son encabezadas por hombres. ¿Lo sabés? No se te ocurra ser segunda en las listas de Neuquén... Vas a entrar el año verde (que entre paréntesis haremos que llegue pronto). Por eso también tenemos dos proyectos de modificación de la ley 27412 para que la paridad no haya que debatirla en la Justicia. Mientras tanto no queda otro camino.

Vamos compañera yo acepto que muchas somos machistas en recuperación, que somos mandadas por mandatos partidarios de tinte machista, en el mejor de los casos prefierís a Carnaghi, a un justicialista, pero no nos digas "con nosotras, no". Eso sí es hipócrita.

* Militante de NE - Miembro del Consejo Partidario de Nueuquén